8 en el 8 de Ibirque

Banda sonora para la lectura, reparadora del alma.

 Los 8 jinetes de la Poca-Lisis.

Y parece que fue ayer.  Han pasado ya tres días y no me quito de la cabeza el buen rato del que disfrutamos el sábado.  Empiezo después de un pequeño parón a darle al pedal con más voluntad que fuerzas.  Una ruta de las que crean afición:  El 8 de Ibirque.  Clásica donde las haya.  Nunca te dejará con ganas de haber hecho algo que tuvieras en mente y se quedara en la recámara.  La verdad es que posee todos los tipos de trazas y pistas que se pudiera imaginar: Subida fuerte por sendero, tramos técnicos de raíces, coladas de piedra donde surfear (Guara style), zona de bosque y un recorrido y desnivel que a la postre te va a dejar manso.  Dicho esto pasemos a recrearnos primero en el entorno y posteriormente en el día de btt.

Sábado 18 de marzo de 2017.  Hora zulú 8.00 am.- Destino Gésera.  (Chésera charrao n’aragonés)  Una pequeña localidad perteneciente al municipio de Sabiñánigo, en el Alto Gállego. En el entorno se encuentran otras villas, pardinas y monumentos megalíticos destacados, como Lasaosa; en proceso de repoblación, en la que se están reconstruyendo casas e intentando regenerar las infraestructuras. Cuenta con una iglesia en ruinas y una vieja abadía, también derruida que data del siglo XVI. Algunos edificios singulares se mantienen, como es la antigua herrería o el horno de pan.  En las cercanías se encuentra el Dolmen de Lasaosa, (o de Ibirque) también conocido como ”la caseta d’as bruxas” o “casa de las brujas”, llamado así por ser creencia que allí se refugiaban, tiene una antigüedad superior a  4.000 a.C. siendo un claro monumento neolítico altoaragonés.  Otro lugar destacado a mi juicio y base de muchas razzias endureras es Ibirque.  Se encuentra situado al extremo sur del término municipal al que pertenece, Sabiñánigo, ya en el límite con el término municipal de Nueno.  Encontrándose en plena Sierra de Belarra, en la vertiente norte de la Sierra de Guara, y en el interior del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara.  Emplazado a 1.330 m de altitud, en una ladera que vierte al río Flumen, se trata del pueblo situado a mayor altitud de toda la Guarguera.

Poseía una iglesia parroquial en estilo románico, hoy en ruinas, aunque todavía sigue en pie la bóveda del altar.  Su planta es de nave única, destacando su torre, parcialmente aún en pie.  Igualmente es de interés la arquitectura popular del pueblo, destacándose la llamada Casa Otín, con su correspondiente escudo de armas fechado en 1801.  Y poco más puedo describir de un paraje solitario y abandonado ya hace más de 3 décadas y que actualmente se mantiene a costa de recibir ganado que escasamente entra hasta alguna borda anexa.

 

Zona de clima suave, pero con veranos calurosos e inviernos fríos (con temperaturas que bajan de los -10  C), con continuas heladas y algunas nevadas. Los días soleados son también frecuentes en invierno, como el nuestro en cuestión.  En alternancia con olas de frío y lluvia, frecuentes en otoño y en primavera. El verano es seco y con escasez de agua, secando el barranco y muchas de las antiguas fuentes, y aunque caluroso suele ser fresco por la noche.  Dicho esto tómese como referencia a la hora de pensar cuándo hacer el recorrido más allá de los tiempos descritos o fuera de temporada.

El terreno cercano está cubierto por pinos y numerosos robles, también hay hayas y enebros. De forma significativa aparece el boj amén de un nutrido manto de “cojines de monja” o erizones.  El otoño dibuja un agradable paisaje de colores sobre las colinas del valle de la Guarguera.

Para vosotros lectores endureros, así como tantos conocedores de esta zona privilegiada de asueto de aberronchos del pedal, están de más estas explicaciones porque lo tenéis más que trillado, conocido y amado.  Otros lugares destacados son San Esteban de Guarga, Cuello Bail, Cambón, y la bajada a Gésera por el GR.

En cuanto a la ruta, el planteamiento está visto en torno a dos subidas y dos bajadas.  Una primera fase de sufrimiento y adaptación al medio y una segunda subida más llevadera por la carretera asfaltada que asciende desde Nocito a Cuello Bail para desembocar en la Guarguera.

Pero esto no es más que una somera descripción cuasi-técnica de una ruta que da mucho de sí, no sólo una simple descripción fría y sobre plano, es una vivencia o …yo qué sé.  Agora veremos la versión menos apta y más divertente de una ruta apta para los paladares más exigentes.

Lo dicho.  9.00 am. Gésera.  8 aberronchos dispuestos a partir el día de autos.  Con ganas de pasarlo bien.  No digo más que echamos un trago de la bota de vino para ponernos en situación.  La temperatura más que agradable nos hace dejar en los coches la ropa de abrigo.  Incluso los más lamineros pedían que se les “aplicara” crema para el sol.  A mí no me gusta hablar pero…..con llana de obras les iba a dar yo la crema, guarros.  Enfinssss.

Salimos por el barranco marcado como ruta del Alto Gállego –RUTA 23 GÉSERA- http://www.bttpirineosaltogallego.com/es/rutas.aspx  con dirección Lasaosa.  Todo paz.  No nos molesta ni el perro, ni el gato ni las macetas de los helechos.  No se oye ni mú.  Esto es vida, aquí no hay paredes, aquí se vive y se sueña.  Dale al pedal para arriba por las margas.  Cruza el arroyo.  Contempla las tapias semi-derruidas de los lindes de los campos.  Vive.  Con la cafetera a punto de nieve en algunas rampas de losa llegamos por el sendero al pueblo que va tomando forma entre ruinas y casas reconstruidas, margines y losas, lajas acopiadas para fabricar lo que antaño fueron tejados.  Y al poco de atravesarlo por fin una pequeña senda flanqueada por piedras da salida a la carretera de subida a cuello Bail.  Senderos para los amantes, caminos de los caminantes, no dejéis nunca que se pierdan.  Restos de nuestros abuelos y parte inseparable de nuestra vida.  Inoxidable mi querer no puedo pasar sin esto.

Pero a lo que voy vengo.  En menos que canta un gato, a ritmo más o menos vivo subimos por la carretera hasta el primer hito del día.  Una sudadica regular y por fin nos volvemos a meter en tierra.  Pura portería mientras se pedalea.  Gozas vida?  Tope Bwana.  Nos separan 500m del Dolmen de Ibirque.  Así queeeeeeeeee, adelante.  A comer el bocata matutino.  Y no digo más porque duró menos que un pastel en la puerta de un colegio.  Bocata profesional.  De tortilla francesa con paté de olivas, sándwiches varios, lamines a tutiplén.  Pero……………..cagónchós. 

El tío Manuel tiene una avería.  No problemo.  Mc Giver (Tarrino) con esa destreza que le caracteriza y ese arrojo y valentía que nos puso los pelos del culo a punto de nieve, se lió a cortar el cable, a desmontar un cambio XTR, que en aquel momento entre dientes yo le di la extrema unción, y con ese desparpajo y nivel lo dejó como salido de fábrica gracias a que llevábamos material y herramienta.  Eso sí, el tío Manu ya nos puede invitar a una birra por el despliegue técnico (incluso con la recuperación de un muelle perdido en el abismo).  Total que todo listo.  Recuperamos la marcha.  Dirección Ibirque por la pista.  Allí llegamos enseguida entre portería y risas.

Aquí, a la sombra de la iglesia toca decidir la bajada entre todas las posibles.  A la vista de las explicaciones Adrián propone al grupo recuperar la senda de Cambón ya que algunos no la conocían y es realmente divertida y a tramos técnica.  No se hable más.  Por allí.  Por el Serengeti de tus sendas mis ruedas son leones hambrientos.  Gozoso.  Alucinante los pasos de piedras en escalera, las curvas complicadas con desnivel y trampa.  No hubo ni siquiera un disgusto.  Perfecto.  Pura diversión hasta la carretera de Nocito.  Glorioso.  Un acierto al 100% sobre la elección del tramo.  Yo diría que tan 5 estrellas como la que mejor.

Los 8 enteros y con una sonrisa que mordemos los pendientes.  Pero falta la subida.  Es verdad que ahora no tiene tanto desnivel pero las fuerzas menguan.  Este bálsamo no cura cicatrices pero está bien mentalizarse para el remonte hasta el Dolmen por segunda vez.  Y así, china chano llegamos hasta la entrada de la senda de Gésera frente a Ibirque.  Subimos a la parte donde se inicia el descenso y nos pertrechamos dispuestos a todo.  Ahora los sentidos sienten sin miedo.  Se abren los settings, los amortiguadores pretan el culo pensando en lo que viene y los frenos resoplan.  Gensanta.  Viene lo mejor.  8 Peces de ciudad buceando a ras de suelo, surcando las losas, trialeando la raíz, el boj, el peralte del surco abarrancado.  Me encomiendo en alguna curva a todos los santos (que se siente como Google, sólo me acuerdo de ellos si necesito algo, más bien freno) y entre frenadas, saltos, derrapajes y sustos controlados llegamos al final del mar de piedra anterior al cruce del torrente inferior.  Por Dios, qué gozada.

Salvo un pequeño incidente que dio con Ramiro en un barranquillo y un pequeño desperfecto nada destacable.  Un día 10.  Llegamos al coche mansos, tranquilos, sudados.  No se puede pedir más.  Abrazos y risas al 50%, toca recuperar a base de isostar de garnacha, limpio trago de vino, que rule la bota que huele a uña.  Genial.  Y a recoger.  Gésera..  Hasta las suelas de mis zapatos te echan de menos.

Razzia compartida por la peña de As Cimas.  A saber.

Adrián (Ñandú), Jesús (Tarrino), Alberto (Almiroy), Manuel (Gallego), Ramiro (Pte), Öscar (Zacarías), Joselu (Mzungu) y Alberto (Lagartija).

https://www.strava.com/activities/904977171/shareable_images/map_based?hl=es-ES&v=1489852398

Os facilito todos los datos técnicos suficientes para la realización.

“Coge el tiempo en una mano y en la otra ……el track” 

Un placer, a gusto.  Nos vemos en las sendas.  See you little canal sparrows.

NOTA.  Disculpad pero no he encontrado el formato para los párrafos.

Leer Más

Patoexploranda por Guara “guan mor taim” (Una vez más)

La banda sonora de hoy recuerda cómo me siento, jejeje…

Me duelen los brazos.  Tengo agujetas en los tríceps, bíceps y todo lo que acabe en ceps.  Hasta en las pestañaceps.  Es lo que tiene el tirar del ramal durante más de 3 kms cuesta arriba y superar cerca de 350 m de desnivel positivo empujando la burra.  ¿Por qué?  Os preguntaréis los más avezados. Pues sencillamente porque este deporte combina a la perfección la hipoxia con el uso de los mapas, la patoexploranda o la versión moderna del ….¿por aquí a dónde iremos? y una suerte de ciclismo en montaña que poco o nada tiene que ver con los que la gente normal tiene por idea.

Así y con todo…empieza la aventura.  La patoexploranda por Lúsera.  Versión:  2.0 Versión Oregonesa: P’habernos matao.

Hace un suspiro me hallaba en mi casa, tirando en un sofá, arrellanado entre la manta y el cojín.  Vamos de aquellas formas en las que os veis cuando estáis en la fase de total pereza.  Con las uñas negras de rascaros los…..  Eso.  Pues eso.  Y de repente un “guasal” que te invita a moverte y a salir al día siguiente.  Un aberroncho que cansado de vegetar propone una salida “a muerte”.  ¡Bah!  Para qué quieres más.  Ya está hecho.  Me apunto.  Ni siquiera preguntas el destino porque en el fondo te da igual.

img-20170210-wa0019

Sólo falta la hora de salida.  En menos que canta un gato ya está puesta en el chat.  Pues sí que está el personal con ganas, sí.  Y eso que algunos están por el Norte haciendo nieve.  Pero dicho y hecho.  Ya tenemos grupo para salir.  Me voy a cortar un poquito para no ponerme zorro como un tocino y a la cama pronto.  Mañana puede ser un gran día, plantéatelo asín.

Hora zulú.  Todos listos.  Joerrrrrrrr qué feos son así vestidos de ciclistas.  Bueno, es igual, ya que he quedado no les voy a fallar.  Vamos a los coches y sobre la marcha, delante del café nos curramos una ruta.  Dirección Hotel Monrepós.  Ah!!! Qué recuerdos!!! Qué magdalenas!!!

Total que entre ponte bien y estate quieta pillo wifi y debo dejar a mis colegas un momento solicos pidiendo en la barra.  Es lo que tiene poseer un cuerpo tan cinco estrellas, adaptado a las circunstancias.  Tomo posesión, me libero del espíritu maligno y vuelvo.  Por fin, presto y dispuesto para la batalla.

Ready, que diría el puto anglo.  Abrigadicos, pertrechados y listos para darle a la senda.  Si es que nos gusta más el barro que a un tonto un lapicero.  ¿Dónde estamos?  Donde vamos a ir, maño mío, a Guara.  Más croquetamente a Lúsera.  Pueblecico abandonado de la zona de la Sierra, allende la civilización de Arguis, más allá de Belsué y sobre una loma dominando el pantano del mismo nombre.  Ahora toca decidir si subimos por el GR, o nos vamos a….img-20170212-wa0009  Ya estamos.  La ruta en el último suspiro queda definida.  Seguimos el GR de subida a Orlato y luego Dios dirá.  Senda adelante.  La que nos espera.  Una marca en el suelo, piedras poco ordenadas, desnivel inacabable, ramas, algo mojado el suelo, con un poco de barro y por fin, llegó el fin.  Después de más de 1 hora de marcha de ascenso y coincidiendo con el cartel indicador de “Ibirque  1h45’” llegamos al pueblo.  Lamadrelperro.  Joé qué bien puesto está el cartel.  Poco menos nos costó.  Ni una pedalada en subida.  Sólo algún repecho de bajada (en dos ocasiones contadas) nos hizo disfrutar de la máquina.  Pero es lo que tiene el montanbai y la patoexploranda.

“No pain, no gain”.  Como recompensa y a cambio nos llevamos una grata sorpresa porque esa bajada puede incorporarse a una ruta como guinda espectacular de bajada.  Pero eso será para otra historia.

Ibirque.  Otro de los pueblos abandonados de la Sierra, en continua destrucción por el efecto del clima.  El deterioro es evidente por el abandono y nulo mantenimiento.  Cementerio de ilusiones, de vida, a día de hoy simplemente aprovechado de manera esporádica para guardar ganado.  Eso es lo que queda de lo que en algún día fue un enclave de familias aragonesas que luchaban por sobrevivir a pesar de las condiciones duras,  de la montaña agreste y de un clima de montaña.  Gente rancia, curtida, luchadora que no tuvo más oportunidad que emigrar en la segunda parte del siglo anterior en busca de algo más que mejorara su existencia.

img-20170212-wa0008

Y en estas nos vemos nosotros disfrazados de marcianos endureros.  Con nuestras monturas (más raras que un perro verde) por esos caminos de Dios, hollando el sitio que otrora fuera paso de personas y animales, autóctonos, con un sentido distinto del uso del territorio.  Pero es bueno recordar.  Nosotros también.

Hala que con tanto divagar, se me va el santo al cielo.  A cantar, porque se supone que nos dirigimos de vuelta.  “Con los 30 metros que tiene el piso te voy a tener que ponerte de velcro, niano, niano”  Alegría que bajamos.  Piedra, más piedra, un salto. Olé, qué bonica la senda flanqueada de muretes de piedra.  Mira una rama…………..ieeeeeeeeeeeeojoooooooooo que te dejas la boca como la Mari Trini.  Uy.  Justo.  Casi me como el árbol por hacer portería.  (Acuérdense vuesas mercedes de la ruta por Santolarieta)  Bien.  Ahora un porteo, ahora un vadeo, ahora un ascenso por la piedra “aspra” de Guara.  Preciosa ruta, vive el Cielo.  Por fin pedaleamos.  Aunque sea con un esfuerzo potente y duro, pero continuo.  Esto es un sinvivir.  Y de repente…la zona de bosque nos depara una sorpresa.  Divertida, curiosa y a la par muy espectacular.  Por una pista de sacar ganado, totalmente helada, patinamos-ciclamos hasta el final del tercer tramo (de los cuatro posibles) de nuestra improvisada ruta.  A lomos de las “burras” discurrimos por el bosque tranquilo y frondoso dirección a las fuentes del Flumen, en la parte superior de Manzanera.

img-20170212-wa0007El lugar es sobrecogedor.  Increíble.  Pasamos los metros luchando contra el firme y a la vez disfrutando de la una precaria estabilidad en busca de la bajada prometida.  Y es que cualquier tiempo pasado fue anterior, en esta ruta, digo.  –Os recuerdo que llevamos una porteada de órdago-  Por tanto ahora o bajamos o morimos.  Y en éstas que estamos ¡zasca! Aparece la bajada de Manzarera.  Bendito.  Confirmado.  Por fin bajamos y casi nada la del ojo y lo llevaba en la mano.  Sonrisas, abrazos, protecciones y settings ajustados.  Uffffff qué bueno.

De la bajada ni os digo.  Tanano, Zacarías, Miguel y yo.  Sin complicación.  A nuestro aire.  Poco os puedo contar porque en esta parte sólo toca disfrutar y recrearse en la técnica, tanto de conducción como de material.  Una gozada las curvas, las contracurvas, los pedazos de piedras que hacen enrojecer las suspensiones y calientan los frenos hasta el límite de la ventilación.  Ni recrearme quiero en las barderas por las que pasábamos como los cochinos jabalines.  Debiera ser obligatorio para todo ser humano, una asignatura de cumplimiento incluida en los planes de estudio.  Saber revolcarte en el barro es un valor.  Por eso nosotros, guarretes que somos, bordamos estos conocimientos.  Y en un suspiro sin darnos cuenta nos metemos en la parte inferior de la senda, junto a la pardina de Ascaso.  Poco falta.  Es verdad.

img-20170212-wa0010 Las gradas de Sta María de Belsué, poco aptas para elegantes y finos rallymanes, pero diverttente y gozoxa para aberronchos del enduro.  Un par de vadeos por el Flumen nos devuelven por fin al coche y la conclusión se ha hecho material.  Abraxo, abrizos, abrazos.  Menuda ruta.  No puedo más. Me duelen hasta las pestañas.  Fin.  Vámonos a tomar una caña y un pincho que estoy más seco que la mojama.  Gracias compays.  Esta ruta hay que trabajarla un poco para orientarla según fue sacada del wikiloc, del tío Roberto Clemente, para maquetarla al gusto.  Pero en origen está bien parida y es una buena oferta al personal.  Ojo.  Con cuidado que no es apta para todos los gustos.  Sobre 850 m. de desnivel positivo dan para consumir al más fornido si se hace todo por senda.  Y las 4 horas de ruta no te las quita ni Blas.  Así que a disfrutar.

La ruta:  https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=16092223

Del tío Roberto Clemente.  Un valor seguro.

temporary_file-575339706

Un saludo de Tija, Lagar-Tija.  Nos vemos en las sendas.   See you, little canal sparrows.

firma-blog-btt_albertolagartija

Leer Más

Guara oriental y tal y tal.

Banda sonora de la Ruta:  De Ibirque a Lúsera en Guara.

El fin de semana pasado fue la salida del Club con As Cimas.  Como siempre un lujo de vuelta.  Buen rollo y buen rutón por los aledaños del Parque.  No faltaron los cañones y barrancos interiores de la zona del Flumen.  El resultado fue increíble.  Un placer poder disfrutar de un día casi completo de monte con los aberronchos del enduro, y también por todo lo que ello conlleva, desayuno, risas, hipoxia, etc.  Bien por el Salto de Roldán.

img-20170129-wa0008

Veníamos con los planes cambiados a última hora debido a las inclemencias del tiempo y decidimos de forma improvisada cambiar de escenario.  De la Sierra de Vicort, con sus maravillosas sendas por la alfombra pedregosa del Parque Natural de Guara.  Apostamos sobre seguro, bastante trabajo supone organizar algo para que luego cuadre y además acertar en la decisión.  Así que “a tiro hecho”.  Por supuesto, todos contentos.  Y de la ruta ni hablamos.  La ya conocida subida al Salto de Roldán y bajada por la senda que lleva dirección a Apiés.  Un placer oiga, tanto por el día, como por la bajada y de…………..órdigas repartidas a todas caras y de todos los colores.  Madremíadelamorhermoso.  Un elenco de tollinas cum laudem.  El reparto fue múltiple y a discreción.  Yo me llevé lo mío y lo de inglés.

16426168_1644036942279032_8622930986276604129_n

En concreto las de un servidor se materializaron en: Una salida de senda por hacer portería y mirar donde no debía; asunto nada baladí que me costó un golpe en el costado junto al corazón, el cual me dejó bastante maltrecho y con dolores hasta en las pestañas.  Posteriormente como consecuencia de lo anterior me pillé un “no hands” por encima del manillar que muchos saltimbanquis ya quisieran hacer.  Total, premio Muflón de Oro para Lagartija.  Balance: Costillas tocadas, reposo, no respirar en una semana -si puede ser-, no a los enfriamientos y consumir mucha agua (con el asco que me da a mí este líquido, donde hacen el amor los peces), un dedo machacado y esguince de otro.  Vamos un parte de lesiones digno de cualquier accidente de personicas mayores.  En fin Serafín.  Asín son las cosas.  Pero esto qué es para un hombre con pelo……….en pecho.  Digoooooooo.

16266060_1644034685612591_7345597620412570133_n

            No me voy a quedar en casa.  Colocada así la reflexión junto al cerebelo trasero ya no hay lugar para otros pensamientos.  Este finde me voy de nuevo al monte.  La carretera queda descartada.  Venga pues.  ¿Dónde echamos el body serrano? Pues………….. Igual a la zona más oriental del Parque.  Por Lúsera, Ibirque, etc.  Bien.  No hay problema.  En menos que canta un gato estamos organizados.  No hay color.  Pero bien es cierto que hay un problema – GORRRRRRRRRRRRDO y es que no sé si voy a poder ciclar.  Tengo dolores, no puedo hinchar el pecho, me duelen las muñecas y músculos que no sabía ni que existían.  Hasta el aliento me duele.

img-20170129-wa0024Decidido.  Vamos a la nieve.  Aquí no me molesta ni el perro, ni el gato ni las macetas de los helechos.  Esto es pura vida.  Sin pensar, como siempre ya estamos 4 patas para un banco dispuestos a disfrutar del enduro.  El tío Mzungu, el tío Cirac, el tío Fon y una servidora.  Dispuestos a llegar hasta el límite de lo ciclable pensamos seguir la ruta del tío Roberto Clemente, para marcarnos una ruta sobre seguro, pero….como siempre nos embarcamos en una gloriosa “PATOAVENTURA”.

16426129_1644034095612650_1760588813585437028_n

            No somos muy exigentes, pero sabemos apreciar lo bueno.  Esta ruta lo tiene.  La subida por el sendero de Ibirque, directo desde Orlato, tiene su aquel.  No apta para todas las bocas y la verdad es que se hace poco ciclable ascender por ella hasta el pueblo.  La visión y el paisaje son inconmensurables.  Deliciosas.  Indescriptibles.  Guara nevado. 16406689_1644034988945894_3384188930217589714_n El suelo con dos palmos de nieve.  Los rincones de las fuentes, helados y la vegetación harta de nieve con un colorido blanquecino y navideño.  De postal de felicitación.  Así pues, toca nieve.  Maravillossssso.  Inoxidable mi querer, no puedo separarme de los senderos de Guara.  Aquí se disfruta al 100%.

Pero no todo es subida.  Desde Ibirque toca ciclar con presteza dirección al Oeste.  Hacia Lúsera.  Por las rampas de nieve y piedra, lajas mojadas e innivadas, por los ventisqueros que atraviesan el camino de piedra y las sendas holladas por cientos de personas que antaño recorrían estos tramos flanqueados por muretes de piedra, vadeaban arroyos sobre piedra tallada que hacía las veces de vado y puente y entre los árboles que en verano protegían del sol abrasador.

16300424_1644035102279216_757721321635799351_oNo todo podría ser duro, aunque de hecho lo era, alguna cosa buena también habría.  Guara, ¿qué les has hecho a mi corazón que parece que siempre es domingo?

            Caminando sobre el track, cargado a los efectos, en los GPS’s de los compañeros, por el Serenguetti de tus sendas, mis ruedas son leones hambrientos devorando cada metro en busca de la trazada perfecta.  Sobre la nieu.  Y eso que a pesar de todo y al ser nieve polvo avanzas bastante bien, eso sí, te meneas más que una coja en un baile.  Pero tiene su encanto.  Y así sin más ni más, consumiendo segundo a segundo bocados de vida nos plantamos en el cruce del camino a Lúsera.  Enclave decisivo para bajar o continuar hacia Santa María de Belsué.img-20170129-wa0020

En un alarde de decisión sin límites y de hipoxia a flor de piel, a pesar que de pensábamos hacer lo correcto, nos equivocamos senda abajo.  Por un tapiz de piedras como la cabeza de un taustano nos echamos monte abajo flotando sobre sus puntas, haciendo trabajar la suspensión al límite y forzando los sentidos que a estas alturas ya sienten sin miedro.  El dolor pasa.  La adrenalina fluye.  Y el sendero acaba.  Por fin Lúsera.  Poco dura la alegría en casa del pobre.  Sólo se bajan 3oo metros de desnivel negativo.

16265585_1644035278945865_7163727103577441365_n

            Poco se nos hace.  Hemos recortado y tenemos mono de monte que parece un mandril.  ¿Qué podemos hacer?  Solución.  Subimos y bajamos de Lúsera por un par de senderos y completamos.  Dicho y hecho.  Un par de ascensos y un par de trialeras y “a fan culo”.  De vuelta a casa.  O no.  O yo qué sé.  En fin, falta la portería, la cerveza de después y el piscolabis que tomamos siempre.

16388014_1644037155612344_8044410289192047392_n

            Qué más se puede pedir.  Un día vivido como si no hubiera un siguiente.  De los que te hacen sentir vivo.  Grache primos.

https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=16092223

 

16299412_1644036688945724_8068329211457482371_nUn placer.  Nos vemos por las sendas, kiollllls.  Un saludo de Tija-Lagar-Tija.

 firma-blog-btt_albertolagartija

Leer Más

La integral del Pico del Águila sobre Arguis

Como estas últimas veces os pongo la banda sonora de la lectura de la crónica.  Elegida entre lo más granado del panorama musical de los últimos años.  Espero que os guste.

Madre mía.  Frío yo?  Nunca.

Es domingo y hay que salir al monte.  Lo digo casi con devoción.  Porque la opción que complementa a esta brillante solución es la de quedarse en el sofá.  Entonces ¿qué proponemos?  Igual hay que salir, aunque sea bien abrigado, porque ha dicho el personal del tiempo que va a hacer un frío pelón.  Y como digo siempre a la compañera del metal:

  • ¿Qué, una voltereta o me voy con la bici?
  • ELLA Abrigate que hace frío.

Bieeeeeeeeeen.  Ya será menos.  Me cojo un poco de abrigo y sobra material.  Sí, sí…..

En fin Serafín, lancémonos a la aventura.  Sobre la marcha.  Y así como si no hubiera mañana, vamos decidiendo, una tras otra, las condiciones de la jornada.  Primero el cafelito.  Parando en Huesca nos acercamos al bar de la gasolinera y solucionamos.  Perfecto.  Allí … alguno ya tuvo que “pillar wifi” porque el estómago no le aguantaba.  Es lo que tiene la cafeína.  Nada, nada, habiendo infraestructura sólo resta utilizarla.  Eso sí, ya pueden avisar al “hombre de las cañas” para que mantenga un poquito las tuberías que se quedaron perjudicadas para todo el fin de semana.  Fijo.  Pero esto es no todo.  Una vez en marcha con dirección ¿a?…algún sitio saldrá.  ¿Y Apiés?  Pues bien.  Vamos hacia allí.img-20170117-wa0011

Los coches cargados con la impedimenta y las burras al unísono.  Con el alma en vilo.  Pero ¿cómo es posible que saliendo del Valle del Cierzo nos encontremos con semejante ventolera?  Increíble.  Aquí también sopla.  Huyendo del frío y buscando el tiempo más llevadero nos encontramos en mitad de un huracán que nos hizo desistir de salir desde Apiés para cambiar el inicio de la ruta a lo alto de la Sierra.  Por lo menos desde Santolarieta la cosa será distinta.  O no.  Ya veremos.  Venga, vamos p’arriba.  Una vez en el pueblo descargamos y nos agrupamos como las ovejas.  Nos pusimos más adosados que un cuarto de baño.  Oiga qué frío.  Se nos llevaba hasta el material de las ráfagas del aire tan fuerte.  Endioro.  Eso sí que es “vivir a nuestro aire”

Tras un poco de darle al cerebelo trasero tenemos claro que nos marcaremos una media integral por el fondo del barranco para evitar el viento y en la parte superior de vuelta nos cargaremos de piedras en los bolsillos para que no nos tumben las ráfagas.  Hayquejoese.  Por ser un pez de mar abierto se sufre estos inconvenientes.  Un pez de acuario rueda siempre por los mismos sitios cerrados, lo que a la postre te agobia.  Servidora no desdeña la Plana de Zaragoza, pero no se puede comparar.  El ser libre y elegir tiene a veces otras recompensas.  Esta vez veremos lo que nos depara el día.img-20170118-wa0001

Salimos del pueblo por la senda que conduce hacia el Salto de Roldán.  Nuestra mirada se vuelve de porcelana al contemplar el paisaje del Parque.  El Salto.  Una maravilla descubierta cien veces y siempre sorprendente.  Es bueno saber que hay vida más allá del sofá y el fútbol.  Los colegas también paran y se regocijan en el mirador sobre el tajo.

Aquí tomamos el sendero de descenso hacia el fondo del barranco, buscando las fuentes y el río, represado cien veces y siempre libre.  El material poroso hace imposible de domar la corriente de agua y las fuentes que manan por todo el barranco se vadean y descubren un paisaje de carrasca, boj, pino, aliaga y toda suerte de vegetación de bosque mediterráneo.  Jalonado por gleras, piedra descompuesta y los farallones de Cienfuens el entorno idílico del Parque nos recibe con una sensación sobrecogedora.  La guinda la aporta el domen de Belsué; enterramiento pretérito, fuente de 100 historias y leyendas.

img-20170115-wa0005

Y de aquí al cierre de la presa primero en Cienfuens y posteriormente una vez recorrido el camino horadado sobre la roca y a veces perforado en varios túneles tallados en piedra viva nos conducen en una pequeña ascensión a la presa del pantano de Belsué.  Lo más agreste está resuelto.  SQLP.  (Licencia barbastrina)  Sólo queda lo peor.  (Recomiendo que visitéis a estos colegas de Barbastro porque son unos cracks y su web de igual nombre)

Comienza la subida.  No es ninguna metáfora.  Literal.  Es como un tretra brick, unas veces se abre bien y otras mal.  Hoy a sufrir.  A principio de temporada no ruedas fino.  Después de las fiestas y con lastre no surge la pedalada final.  Aun con todo y tras superar las 4 primeras curvas encementadas la cosa fluye.  Sudas como un tocino pero sales del hoyo.  Y después de todo el collado de Trabesera nos espera para ofrece su vista sobre las dos vertientes.  Es un amor efervescente, se pone mi carne a punto de nieve.  Y falta todavía la pista de petroleros, hoy día bastante más arreglada que cuando la descubrimos por primera vez prácticamente cerrada de piedra y erizones.

            Por fin.  Arriba.  Eso es sufrir.  Contra el aire en ocasiones.  A Manolo y a mí una ráfaga nos sacó de la pista sobre los erizones.  No quiero ni pensar lo que hubiera ocurrido en otras circunstancias.  Pero es mejor dejarlo así.  ¡Vaya susto!

            Total que entre ponte bien y estate quieta llegamos al cruce con la senda que viene del Pico del Águila, dirección Ordás.  Nos pertrechamos y sufrimos el aire, el frío y algo ya de cansancio.  Es lo que tiene la tirada de 600 m de desnivel positivo sin un solo respiro y por terreno abrupto.  Un todo.  Una mezcla de placer y dolor a partes iguales que no he sabido describir nunca como los aventureros de siglos pretéritos.  No sé si será así pero a veces pienso que soñar es un error porque se vive dos veces una con el corazón y otra con la mente.  Tal vez sea un acierto la reflexión, el poder vivir estas experiencias no tienen recompensa comparable.

img-20170118-wa0013

            A lo que voy vengo.  Apiñados del frío.  Me pongo de velcro por la falta de espacio.  Bien pretos.  El tío Tanano doblado de dolor o de frío. El tío Épico acurrucao,  agabillao como un pájaro   No lo había visto.  Jodofloro.  Con las manos juntas.  Creo que va siendo hora de bajar.  (Y no hacía frío, en principio)

            Pues tira millas.  Arrea hacia el cordal Joaquín, como una fuina.  A ritmo de salsa.  Yo, como no tengo dinero sueño en blanco en negro, vamos que tiro menos que un puro de peseta.  No me puedo menear del frío en las manos (me las había desprotegido arriba para sacar cosas de la mochila y la cagué con ventanas a la calle, casi se me congelan).  Por tanto no podía cambiar de piñón y no subía por las rampas de la senda.  Tuvimos que esperar un rato por la senda para recuperar sensaciones.  Tiré después de Miguel un buen rato hasta el obstáculo de la piedra donde por fin recuperé sensibilidad y por fin empecé a trazar, a disfrutar, a bajar y subir con flow. img-20170119-wa0015

Casi se ve el final de la senda.  El Tiacuto a la espalda y la salida por la cabañera sobre Santolarieta.  El barranco más guarro que hay por la zona.  Más que el agua de fregar.  Con piedras como la cabeza de un taustano, lavadoras, regueros, arrastres, etc.

            Al poco antes de llegar podemos disfrutar mínimamente de la senda que lleva al pueblo.  Pajarillo que vuela y no encuentra el nido.  Casi a punto de tocar los coches.  Y a punto de estar a punto….en la última curva de sendero Manuel nos deleita con el premio Muflón de Oro, a la tollina más divertida de la jornada.  Un desliz.  Un giro de rueda delantera y una salida “no hands” sin consecuencias.  Fin de ruta.

actual 004

Santolarieta.  Preciosa.  Los geranios de tus ventanas no se pueden comparar con las cosas más bonitas que me puedan ofrecer…Hoya de Uesca.  Lugar privilegiado.

Nos vemos en el monte. Un abrizo de Tija, Lagar – Tija.

TRACK.  22km. ride.  Jodoquebiruji.

https://www.relive.cc/view/832700416

img-20170120-wa0000

Pie de foto.  Ahora con el frío algunos animalitos buscan refugio en los motores de los coches que aún están calentitos.  Por lo que no viene mal dar unos golpecitos en el capó del coche y si hay alguno saldrá huyendo de lo contrario podríamos causarle un daño irreparable al arrancar el motor. En comentarios pongo una foto donde se puede ver uno de ellos buscando el calorcico en esta época tan fría.

Leer Más

¿Última del año?

     Menos mal que nos queda Portugal.  Decía aquél.  Porque hoy (el lunes) estoy como para echar cohetes.  Ayer pasamos más frío que un perro pequeño, pero disfrutamos como bestias pardas y ya sabéis la frase recogida del acervo cultural de un biker:  ¡Qué bien lo pasemos, cómo disfrutemos!  ¿Tú no estastes?

     Pues el que vino, sudó, se enfrió, sufrió, disfrutó de las subidas y las “pocas” bajadas y de un grupo que ha surgido poco a poco pero que a fecha de hoy se está consolidando como un germen endurero de magnitud considerable.  ¿Por qué digo esto?  Es sencillo, un grupo de 10 componentes a los que se añadieron 4 electrones (por lo del descontrol) y dos amigos más, es un lujo para cualquier organización.  A fin de cuentas ¿dónde vas a estar peor que en casa?  Y la Gabardiella nunca defrauda.

CIRCULAR A LA GABARDIELLA.

No tenemos remedio.  No nos podemos integrar en ninguna célula organizativa más o menos ordenada.  Y es que lo nuestro es el “Ejército de Pancho Villa”, y eso que nos gustan algunas determinadas costumbres prácticamente a todos pero con relajación.

14915610_1534274706588590_5304044193660700789_n

Así que aceptaron nuestra presencia los colegas de As Cimas, porque nos quieren como somos, y ahí aterrizamos para completar un día de enduro y diversión.  Desde la cola del pantano de Belsué que tomamos como lugar de inicio de la ruta empezamos calentando por carretera en dirección Nocito, mientras conversábamos y empezábamos una jornada endulerda que dio mucho de sí.  Un placer conversar con los colegas.  Estaba en mi salsa.  La portería es lo que tiene.15032113_1534273129922081_1963041597877493040_n

Total que entre ponte bien y estate quieta que llegamos al collado de Orlato.  Lugar clave de la ruta por su posibilidad de elegir entre bajar a Nocito o acortar por la senda del collado hacia el Mesón.  Pero nosotros decidimos bajar.  La mañana avanzada no había secado nada prácticamente.  Y aun con todo disfrutamos.  La rueda se movía más que la compresa de una coja, pero eso aumentaba el aliciente.  Alguno hizo ceprén hasta con el “Ojo de Mordor” y es que había que agarrarse bien al ramal. Deslizaba.  Literalmente sobre mantequilla.  Y a pesar de todo en menos que canta un gato consumimos momentos de diversión, adrenalina y sustos por un camino delicioso, sobre lajas mojadas, terreno fangoso en alguna ocasión y la piedra “guaraní”.

14947520_1534276963255031_2972163107427311861_n

Espectáculo de sensaciones y colores que abrumaban la capacidad de cualquier retina dispuesta a dejarse seducir por el Otoño en el Parque Natural.  Festival de árboles compitiendo por el mejor decorado posible, natural, atrezzo esperado y no por ello menos valorado supone que lo deseamos, con el fin de poder consumir los reflejos y los olores del monte en esta temporada.  Maravilloso.  Prodigioso.  Cerezos, arces, en sus cromos rojizos; trémulos, populus blanco y nigra, fresno y algún avellano cab**n de esos que te agarran el manillar mezclado con pino, pino y más pino.  Ainssssssssss, qué gonico.

    Prefiero explayarme en este momento para que podáis entenderme y sentir lo que la naturaleza nos ponía al alcance de los sentidos en el camino a Sescún.  Sendero duro, técnico, con pendientes capaces de sacar de punto hasta al más pintado.  Alguno intentábamos subir todo lo que se nos ponía delante hasta llegar al límite de pulsaciones, sin embargo ….la montaña siempre te deja en el sitio que corresponde y tiramos del ramal en ocasiones para superar el obstáculo, la piedra, el remonte.  Ríos, riachuelos, barrancos, losas y más losas jalonadas con algún escalón técnico a mitad de sendero y por fin la Ermita.  Desde el collado se atisba la pista de subida, pero esconde la verdadera capacidad de sufrimiento que desplegamos en cada rampa, cada subida, cada curva que da inicio a un nuevo tramo que nunca concluye y después de todo…otra rampa.  Como dijo un colega:  “¿Pero esto no tiene bajadas o qué?  Je, je, je.  Sí, si.  Tranqui.  Ahora.  Sudados hasta la goma de la braga.  Eso seguro.  Y con frío.  El aire nos dejó un cutis fisno, fisno.

15032212_1534275929921801_3551094366237717689_n

   Hasta aquí todo disfrute.  Sin incidentes ni mecánicos, ni técnicos, ni personales.  Niquelao oiga.  Una vez arriba y acabada la pista el sendero que conduce a la plana de Bail nos llena de placer.  El descubrimiento.  La joya.  Setas.  A tutiplén, rebollones, negritas, lepiotas, etc.  Pero esta pandilla de aberronchos no me dejó disfrutar.  Sólo mirar.  En fin, es lo que tiene la organización.  Aun con esto mereció la pena.  Y eso que tuve que parar por obligación a reparar un pinchazo que casi nos dejó “pajaricos” en semejante lugar.  Gracias al tío “Mzungu” y a tío “Cirac” solucionamos en el menor tiempo posible a costa de pasar un frío pelón.

14956556_1534272369922157_5329921102875243779_n-1

Ahora toca disfrutar, cruzar la pala, llegar al final de la hierba, inundarnos de la poca luz del día y sofocar nuestro corazón con unas vistas irrecuperables desde la ciudad.  Aún lo veo, la luz, sensación, la paz del momento, el aire que golpea la cara acalorada, casi rehuso estar encerrado, pero hay que comer y cumplir con las obligaciones sociales y laborales.

14963289_1534272873255440_8105883928643067753_n

El remanso de la pala es el preámbulo de la bajada.  Un principio por pista en mal estado es la introducción al sendero.  Oyes de fondo “Dust in the wind”, sabes que llega el momento, el bosque.  Menos luz.  Menos traza.  Tu rueda empieza a rugir y a frenar.  Ya se calienta el ambiente.  Y por fin el desnivel negativo en una rampa de entrada gloriosa.  Yehhhhhhhhhhhhhhha.  A muerte.  Toca sangrar.  Cambia el disco y ráyate.  Los Stones.  Portodoloquesemenea.  Sin freno.  Fly, fly, fly, velocidad y mucho ritmo, flotando sobre la senda que abriga tu trazada con unos peraltes espectaculares; fuerzas la línea y se va, pero se va.  Mucho.  Joder qué gozada.  Sin frenar, contra el pino que se cruza en tu línea, que rozas, con el manillar, con el hombro.  Las piedras saltan de las ruedas y ves que vas casi al 100%; la velocidad resulta absurda y las trazadas surgen solas porque no piensas, es instintivo.  Fluyes, por el bosque como una barrancada de agua en un día de tormenta.  Deslizas hacia el fondo del valle junto con tus colegas.  El ferodo al final se calienta porque el miedo es libre.  Algunos se lo tomarán con prudencia, pero esta vez, para un servidor no era el caso.  Estaba estrenando tarado de suspensiones y ajustes varios y quería comprobar el resultado.  Sólo diré que jamás había ido tan rápido.  Espero no me cueste un susto.  Hasta ahora es increíble.

14910545_1534273536588707_4866442378637583453_n

Pues a lo que estamos, tuerta.  Salimos del bosque para entrar en la zona de gleras.  Un pedregal con piezas de bloques de caliza como la cabeza de un ta…tano.  P’habernos matao oiga.  Y sin embargo diré que la máquina iba flotando, bien ajustada, se comía todo.  Un placer ciclar y poder pedalear en semejantes tramos.  Un sube y baja agotador a estas alturas y que a la postre provocó un accidente.  Temido por todos, no buscado, pero que esta vez se convirtió en realidad al caer rebotado hacia el vacío el tío Javier.  Al principio sorprendido y no consciente del alcance miramos al compañero pero enseguida nos percatamos por lo que iba contando que podría ser algo delicado.  En fin, después de hacernos con la situación y a costa de echarle valor y coraje salió el hombre de la presa de Belsué hasta el coche por su propio pie sufriendo el golpe y el posible esguince, que se ha confirmado a fecha de hoy, más las moraduras, restregones y ………….la que le caerá en casa (asunto tampoco despreciable).  Pues ahí quedó la cosa.  No fue más grave.  Un susto.  El resto concluimos la ruta, pendientes del asunto y cerramos la intervención en los coches con abrazos, suspiros de alivio y congratulaciones de todo tipo (salvo las de la parte trasera).  Hidicho.

 

Un auténtico placer compartir con todos vosotros la experiencia de un día de monte.  La Gabardiella.  No por repetirla todos los años pierde encanto.  A veces otros componentes la endulzan o le cambian la perspectiva.  Hoy es aportar, sumar, compartir con los colegas que empiezan a realizar rutas endureras de nivel, cada uno con su aportación, su grano y sobre todo la convivencia de esos momentos junto a compañeros que te enriquecen como persona.  Fue un placer que pensamos repetir cuantas veces sea posible.

15027945_1534276119921782_303121332162712115_n

As Cimas.  Adrián (Ñandú), Rubén, Alberto (Teclas), Miguel (Sherpa), Manuel, Pedro, Javi, Jesusín (Tarrino), José Ignacio, Ramiro, Miguel (Cirac), Jj, Tanano, Mzungu, Zacarías y Lagartija.

actual 004

Pdta.  See you, little canal sparrows.  Nos vemos en el monte.

https://www.relive.cc/view/767774640?r=wa

Aquí os dejo un enlace para visionar la vuelta.  Y un artículo de los publicados últimamente en las revistas de bicis útil para tener en cuenta.

http://www.endurospain.com/6cosas-debes-saber-principiante-enduro/

Leer Más

El final del verano…llegó.

20160828_141910Parte del final del verano… y que dure por los menos hasta San Miguel.  Jejeje.

Un final bastante movido.

En esta entrega mensual cerramos capítulo del verano con una ingente cantidad de emociones que se agolpan al recuerdo, a borbotones, surgiendo del cerebro hasta el periférico del ordenador para que llegue de esta forma hasta todos vosotros.  En un lugar bastante cercano todavía, que no consigues arrinconar, porque es la sal de la vida, tu pila de energía de estos fines de semana en los que todavía se puede salir al monte con ropa de corto.

El patio de juegos abarca mucho territorio. Está comprendido entre Ordesa,  Alto del Cebollar, por las tierras de Biescas, el Prepirineo en las inmediaciones del Pantano de La Peña, Sierra de Loarre, y la alta montaña, además del complemento de la carretera (que no puedo dejar porque hay que ser multidisciplinar si queremos estar fuertes de verdad).  Todo ello en la compañía del Biker de atributos más bajos del Reyno  y de los colegas más enlulerdos y aberronchos del Valle del Zierzo.

Han sido momentos que no los cambiaremos por ningún otro tumbado en nuestro sillón.  Aquí se encuentra la verdadera vida, el flow, el sentimiento como decía Mihaly Csikszentmihalyi, el estudioso número 1 del concepto de estado de flujo, o “flow”.  El húngaro afirmaba que el estado mental en el que estábamos inmersos, absorbidos por la actividad con toda nuestra energía nos llevaba incluso a perder la noción del tiempo.  El equilibrio, la felicidad es fluir en las actividades que hacemos, no en el postureo ni en la máquina sino en nuestra cabeza.  Cómo nos sentimos realmente.  Así me encuentro a fecha de hoy después de miles de metros de desnivel consumido durante estos días a lomos de la bici.20160828_130958

El Cebollar es una ruta que aparece en la página web de ZONA ZERO, elaborada por la gente de Ainsa y que os satisfará plenamente en todos los sentidos.  La única cuestión que debe destacarse es que aunque sus 900 mtros continuados de subida por pista en perfecto estado parece que la hagan asequible, se puede combinar con la subida por el sendero desde el mismo pueblo de Torla con lo cual disfrutamos un poco más de los senderos de la zona.  Ahora bien, acabada la subida ya podéis ataros los machos porque la diversión no tiene fin.  Partiendo desde el sendero inicial sobre canchales y piedra hacia el descenso por planos inclinados de angulación camerunesa a la entrada del bosque para tornarse sinuoso y divertido paso entre pinos y hayas, en frenadas complicadas sobre escalones y raíces.  Incluso la parte final “Guara Style” de empedrado sobre rocas como la cabeza de un taustano harán las delicias de los más aguerridos.  Un final feliz en el camping, adornado con una jarrica de cerveza, es el mejor argumento para repetir a cualquier hora.

http://www.bttpirineo.com/es

Tampoco conviene desconocer los privilegiados lugares que esconde el Prepirineo.  Sitios tan paradisíacos como la Sierra de Loarre son cita ineludible de endureros de primer orden para el disfrute a muerte de sus suspensiones y demás parafernalia betetera.  img-20160905-wa0000La subida por la Sierra, entre bosque de pinos, panoramas alucinantes como el Castillo de Loarre o la bajada por el tramo de sendero desde Os Puzos hasta Rasal son ingredientes muy apreciados para el disfrute mañanero.  Rutas de alto nivel de esfuerzo y técnica aptas para cualquier descerebrao con ganas de marcha.  camerazoom-20160904114741571Eso sí a casa bien manso para que haya paz durante un buen rato. Es lo que tiene el poder subir 1500 de desnivel para poder hacer una bajada digna de una prueba del campeonato de enduro de cualquier nivel.

Podéiimg-20160904-wa0011s buscar referencias en wikiloc sobre la zona porque he visto que existen varias personas que escriben y suben rutas de todos los niveles técnicos y de esfuerzo.

La Tierra de Biescas poco comentario necesita puesto que últimamente el pueblo de Gavín y los promotores de la zona, muy vinculados con este deporte, han puesto en valor con el fin de promocionar un entorno espectacular y privilegiado.  Sus bosques, su relieve, su amor a esta disciplina han conformado un lugar de encuentro en el que incluso celebrar pruebas competitivas de gran nivel.  Aquí nos encontramos la meca del enduro en estado puro.  No img-20160924-wa0011podemos dejar pasar la oportunidad de consumir todas las rutas del Alto Gállego en función de nuestro nivel.  Nosotros nos inclinamos por las competitivas y más desarrolladas por la gente de Biescas y Gavín, pero cada uno puede adaptar su nivel de exigencia y su estilo de conducción a la oferta promovida.  Qué voy a contar que no os imaginéis.  Había piedras para dar y vender, desnivel hasta decir basta, se rifaban las órdigas por todos los lados y los senderos de las pruebas del nacional daban para disfrutar hasta probar el polvo del suelo.  Una auténtica maravilla.

http://www.bttpirineosaltogallego.com/es/vive-la-aventura.aspx

Ahora que ha pasado un poco de tiempo y que los recuerdos se asientan mejor queda el poso del flow y las heridas de los revolcones que cada día tardan más en curar.  Pero escribir otra vez lo que se ha sentido y recordar algunas sensaciones fuertes como el sabor a hiel el la boca después de una subida a fuego de mil metros de desnivel positivo y llegar al punto clave de bajada, vestirte con las protecciones y echar la vista abajo….es increíble.  Levantarte del suelo sin sufrir graves daños, pasarte la lengua por los labios con sabor a polvo después de dar más vueltas que un pirulo, por el suelo, agarrándote a los bojes y aliagas para no caer al vacío o ver que tu colega va a por ti para rescatarte después de un tollinazo no tiene precio.  Y luego como siempre el final.  A tomar unas cervezas y comentar la jugada.  Exagerando +1000 para variar.  Pero en eso consiste.

img-20160924-wa0014

Lo dicho.  Disfrutar mucho ahora que estamos vivos.

Nos vemos en el monte, little Canal sparrows.

firma-blog-btt_albertolagartija

Un abrizo de LAGARTIJA.  Gracias a los colegas del Enduro por Zaragoza y de As Cimas, asi como al resto de cicloalpinistas recalcitrantes.

Leer Más

Magníficos días para el btt

Ciao bellos, come questo:

Ya estamos unos cuantos de vuelta a la realidad. Retomamos nuestras rutinas y nuestros hobbies.  IMG-20160814-WA0020Yo en este caso la sana costumbre de la redacción.IMG-20160814-WA0039  Espero poder alegrar aunque sea en una mínima parte el alma de los lectores con interés en estas páginas digitales y para ello voy a intentar haceros llegar un soplo de aire fresco en forma de artículo. Para aquellos que estáis trabajando, para los que no,  para los altos, para los bajos, para los que sesean y para los que les faltan un diente, para tutti simplemente trasladar un poco más de la otra visión de la bici.

14045565_1443808175635244_8880910682596365769_n

Por esto y porque también nos gusta compartir nuestras experiencias con vosotros a través de este medio expondré en un pequeño resumen las situaciones, rutas, convivencia y momentos buenos-malos de estos pasados 25 días de monte y rule aberroncho que hacen que la existencia sea diferente.

Basta de rollo.  Al turrón kiollls.

IMG-20160814-WA0038En principio todo era una salida normal.  Luego fuimos coincidiendo varios colegas de diferentes valles con un denominador en común, la montaña.  También en su vertiente btt, naturalmuerte.  Fue un germen que parece crecía y al final… llegó el final.  Un grupo cicloalpinista formado por lo mejor de cada casa.  O eso dicen.  Sin nombre, sin organización ni estructura previa.  Yo diría más bien espiritual.IMG-20160814-WA0016  Uno de Ainsa, otro de Biescas, otro lo han echado de todos los sitios, otro de la Tierra Baja, del Valle del Zierzo, algún compañero en ocasiones procedente de Vitoria y así como veis un grupo heterogéneo con una sola idea:  El Montalbán.  También le llaman btt, enduro, bici de monte o tantas cosas más.  Creo sencillamente que hacemos bicicleta.

13935035_1439981876017874_8379072166384896990_nMi último tren llegaba con retraso así que acepté cualquier lío que se me ofreciera con pinta de embarcada.  IMG-20160813-WA0002Era el principio de agosto del corriente y con más mono de bici que de otra cosa.  Tal vez Arguis fuera suficiente.  Sin pensar más allá con el tío Mzungu (el biker con los huevos más bajos del Reyno) nos hicimos una subida y bajada al más puro style aberroncho.  Sube desde Belsué, baja 800 m negativos de un tirón.  Ufff.  No era suficiente.  Sólo sirvió de estímulo a mis músculos que se tonificaron.  Pero la cabeza me pedía más.  Las endorfinas dormidas por las ambars no paraban de bullir.  Habría que estirarse más que un portero de futbolín para calmar tanta ansiedad.  Era como adelantar un talón de setencientas para cubrir una vida disoluta y de perdición.  13921208_1439983282684400_1285778031106412638_nNada.  Un par de salidas tan escuálidas como mi bici de entreno y otra vez a intentar tomar aire puro.  13900335_1443808675635194_6410508018618450893_n (1)Esta vez de verdad.  Ahora toca subir varias veces al Valle.  Aquí no hay medias tintas.  Así que como objetivo la Raca y después Dios dirá.  A la altura de año que estamos no podemos desperdiciar ningún pico.  Remontamos después de hacernos el Camino de Santiago y procedemos a bajar por la nueva senda que desciende desde la Trapa hacia Canfranc.  No apta para cardíacos.  No digo más.  Curvas y contracurvas de pivotaje, ramas, patio, trampas (más que en una película de chinos) y al final una ruta destroza piernas.14034851_1443809248968470_446990835482943623_n

Otra vez más repetimos por el Valle, porque las sendas que han trazado el amigo Toño y cía y la limpieza que se han currado en la zona de Collarada bien merecen la pena de varias visitas y así poder festejar con los colegas que se implican en la labor.  Aupa. Pendiente para este año quedan los Bacunes, Estiviellas, Caseta del Vasco y un par de subidas a lo loco.

14045675_1444688078880587_7934573160131671820_nCon las espaldas bien guardadas por un pequeño entreno llega el turno al Cancías.  Madredelamorhermoso. Puro sufrimiento oiga.  1350 m+ de desnivel a lo loco.  La parte de ascensión en bici es una delicia pero el suplicio empieza desde el refugio y a raíz del remonte de bici.  Se tira de la burra para arriba agarrada del ramal.  Si esto era poco no faltaba otra cosa que la parte final de trepada para llegar a unas campas alpinas preciosas desde las que descender hacia el punto de partida que no fue otro que Fiscal.  Más en concreto nuestra base de operaciones. La que algunos llaman Camping El Jabalí Blanco.IMG-20160814-WA0033

Esta ruta marca.  Teníamos hecha la Fuente del Gato, Ibonciecho, Cutas y Berroy, quedaba pues rematar la faena en el valle.
Listo y medido.  Un reparador baño en el río Ara con espectáculo lamentable para las visitantes del lugar hizo el resto.  Las risas también porque con el agua fría no quiero contar como se queda…..el patio, y eso que alguno movía el culete con un swing que derretía el hielo de las copas.

20160804_185806_resized (1)

Vamos in crecendo.  Era la antesala.  La plegaria previa.
Todavía no había llegado el hito final. Ya las campanas repicaban a duelo cuando me vi que no había solución.  Alea jacta est.  Tocaba una salida total.  La vuelta a los picos de Guara.  Majestuosos, duros, preciosos y poco asequibles.  IMG-20160814-WA0021Dije que sí, sin pensar,pretendiendo hacer un envite de farol, sabía lo que esperaba y aun así estaba  dispuesto a subir.  Para volver a ser alguien en el ambiente no basta con escribir, tener gramática parda y salir un par de veces a la semana, también debes subir, bajar, sufrir y comer polvo y algún erizón.IMG-20160813-WA0001  Y eso es precisamente lo que pasó.  Con 6 horas y media de pedaleo y desnivel por encima de los 1500 m (con mucha solvencia registrados) el paseo no fue como el de Miss Daisy.  Reventados como el lagarto de Jaén –al que le llegaron las tripas a Córdoba- , deshidratados, medio atufaos y con más heridas en las piernas que si nos hubiéramos  fo***do un gato llegamos a Nocito, a la sazón inicio y final de vuelta.

Ad20160821_153318_resizederezado todo esto durante estas 4 semanas con una compañía digna de cualquier frenopático o de cualquier centro de btt, reformatorio para almas con estreñimiento producto del asfalto y unas ansias desmedidas por llenar los pulmones de aire puro, libertad y montaña; sensaciones que sólo vosotros lectores que compartís esta afición podéis entender, vivimos cada latido del corazón esperando otro segundo más en esta tesitura.

13901369_1443809365635125_716652648235753946_n 13895580_1439982909351104_7661154113770197611_n 13900156_1443809822301746_5080346489191147354_n

No padecemos locura transitoria, no creo. Yo diría que lo necesitamos, estamos enganchados.  Es la necesidad inmaterial de vivir así, lo que los hippies llamaban “una forma de vida”.  No quiero ser un cadáver en el tranvía, necesito saber que voy a volver.  Hoy como siempre…pienso en verde.S

See you, little canal sparrows.  Nos vemos en el monte.  Un fuerte abrizo.

firma-blog-btt_albertolagartija

Leer Más

Mistic land.

Buenos días.

Hoy es un día de pensar.  No es que me hayan castigado en el trabajo, pero es que no puedo dejar de ver los colores del campo después de pasar sobre el azul celeste y los verdes, al ocre de la ciudad, con sus calles desnudas de árboles y vegetación, arrasadas por la mediocridad, por los vientos de la adversidad urbanita y las ideas de austeridad de nuestros pro-hombres y mujeres, a la sazón al mando de las decisiones administrativas y políticas, que a la postre han hecho de ella un paraíso de cemento.  Rotondas duras, árboles talados, calles arrasadas para aparcamientos y un largo etc.  La que en tiempos fue la Florencia de Aragón ha pasado a una urbe gris. Por eso simplemente me evado en el recuerdo del sábado.  La visita al embalse de Arguis jamás defrauda al visitante.  Ofrece el primer rincón forestado y “salvaje”, con postales como Cienfuens, pista de Petroleros, el cordal de la Sierra del Águila, 2Salto de Roldán, el profundo valle del Flumen y cientos de escondidos lugares pequeños y maravillosos.  Razones suficientes para consumir un día de nuestra vida en un paraíso natural.  Su condición de entorno protegido es motivo más que suficiente para venerar y cuidar que no cambie, mejorar en la medida de lo posible y actualizar usos y convivencia. Pero………………………..a lo que voy vengo.  No divago más.  Lo nuestro es comentar la jugada en btt.

Ruta.  La clásica integral, pero con alguna variación hecha a medida del día y de los integrantes.  Esta vez, con visita al dolmen de Belsué.

https://www.strava.com/activities/591094851

De buena mañana merece la pena salir de Apiés y rodar por la carretera de Santolarieta hacia el Salto. Jalonado de almendros y frutales, vas calentando, ascendiendo metros verticales, charrando,4 (sobre todo) y viendo el paisaje desde las estribaciones de la Sierra de Guara.  Verde.  Que te quiero así.  En un suspiro.  Llegas junto al Cerro de San Miguel y Peña Amán y sin darte cuenta entras en el Parque Natural.  Por la Puerta Grande.  De buen grado afrontas la bajada al dolmen y sigues la senda hasta llegar al pedrolo.  1Casi es mejor disfrutar.  No vas caliente pero las paticas llevan su trote.  Llegados a este punto tienes múltiples opciones con las que completar la vuelta.  Rodear por Cienfunens hasta Belsué, subir por la tremenda senda hacia Travesera, etc.  Nosotros tomamos…..la tremenda.  Ji,ji,ji.   Técnicos sobre todo.  Semos asín.  Remontamos hasta el Cuello de Trabesera y como era poco nos metimos entre pecho y espalda la senda de Petroleros para llegar al límite superior. Total, la machada de casi 650 sin pestañear y a ritmo del tran-tran. Aunque todo tiene su final, menos el chorizo que acaba en cuerda. Pues eso, empieza la …. sube y baja por el cordal.  Maravilloso espectáculo.  Y por fin el bajadón por una pista rota, barranquera y pedrolera hacia Santolarieta.  Allí un bocata y un trago de agua y a descansar bajo un árbol que provee de sombra al maltrecho biker.
3

En vez de aplatanarnos decidimos que si hay que morir se muere, por el sol, no por otra cosa.  Bueno y porque a estas alturas la almorrana ya habla inglés.  Así que por la senda de media ladera hacia el Salto de Roldán y de allí a la trialera del Salto.  5Magnífica, delicada, muy técnica, mala mujer, sibilina, con trampas, más que en una película de chinos. Pero qué más se puede pedir. Nuestras suspensiones se ganan el descanso.  Y así entre fotos y vueltas de cabeza para ver por dónde habíamos venido se consumía el día.  Un par de hombres reunidos con sus bicis, sin hablar casi, disfrutando al unísono de la naturaleza.  La verdad es que es privilegio poder disfrutar de esta senda que hasta hace 4 días no era practicable y los colegas de Huescouncil decidieron invertir horas y trabajo altruista para deleite de los paseantes y ciclistas.  Algo que debe tener su reconocimiento y agradecimiento de todos aquellos que lo utilizamos.  Un fuerte abrazo chavales.  Gracias.  Merece la pena visitarlo.

De vuelta a casa por la pista y el campo, comentando la jugada.  Qué pronto se ha pasado la mañana.  Un placer.  Hala y ahora de vuelta al hogar.  Mansos.  Sucios.  Pero tranquilos.

Con el tío Zacarías.  Mano a mano.  Hasta la próxima.

 

Leer Más

Nieve en Arguis? Mañana de Sexo y lujo

MAÑANA DE SEXO Y LUJO

IMG-20160305-WA0004

Empezaremos con una crónica corta del primer finde de marzo.  No es que no haya salido antes, pero es que entre ponte bien y estate quieta casi no he tenido tiempo ni de respirar.

Así que como antes comentábamos, unas pinceladas de nieve y como se dijo el sábado:  “Sol y moscas”.  Jodoquéfríokiolllsss.  Nieve, hasta el buje.  Frío, aire a ráfagas que te cortaban el pis. Nieve y buen ambiente.  Y también bicicletas de enduro.  Que para eso hemos salidos hasta Arguis.

¿No queríamos una salida por nieve?….pues toma taza y media.  Total que quedamos los 5 aberronchos para ventilarnos de toda la semana.  Y allí que aparecemos a tomar un cafelito en el Migalón al punto de la mañana y de paso a mirarnos las caras.  ¿De verdad salimos con la rasca que hace?  Venga.  Total, que cada cual le  pregunta a su parienta:  Un frifidiquiiii?  O me voy al monte.  (Respuesta)  Abrígate que hace frío.IMG-20160305-WA0011 Pues eso.  A la aventura.  Pero a lo que voy vengo.  Bici, con los settings de nieve, suspensión blanda, ruedas sin aire, y muuuuuuuuuucha precaución.  En el ambiente flotaba la liada parda de hace unos años en la Sierra de Biel y que casi nos cuesta un disgusto gordo.  Peo aquí todo es conocido.  En resumen.  Vamos, nos chelamos, bajamos y tomamos unas birras.  No es mal plan.

Entonces está todo dicho.  Por la carretera hasta el Mesón Nuevo y de allí al repetidor.  Sin problemas.  Crta helada pero limpia.  IMG-20160305-WA0006Luego…..pues eso.  Nieve hasta la rodilla y a tirar del ramal para llegar al mojón de piedra que culmina el punto más alto.  Si pensábamos que íbamos a bajar en polvo, lo llevamos clarinete.  Tira de ramal y empuja otro tanto hasta conseguir el desnivel.  Aquí sí.  Inciso.  El tío Épico todavía no había hollado con sus pies este terreno.  Pero no es tarde si la dicha es buena.  Por fin la aproximación termina con la pateada y el consiguiente disfraz de “Tortuga Ninja”.

Empieza la función.  Jejejeje.  Ahora toca disfrute mandrilero.  Siempre  no se anda sobre nieve.  Asínquecuálo????? Que no resbala.  Lamadrelperrro. IMG-20160305-WA0009 Bueno pues tiramos de empuje a tracción animal hasta la primera bajada con inclinación y y’astá.  Pues………no.  Va a ser que no.  Joeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee qué chungo nivelungo.

A ver, por partes, como diría Jack “el Destripador”.  El bosque.  Aquí sí que tiene que correr la cosa.  Por fin.  Empezamos a deslizar ladera abajo y fiesta.  De pm.  Sí señor, zeta por aquí, zeta por allá, un árbol, otro árbol, un salto, una piedra, un agujero. Un…………otiaquézasca.  Por las orejas.  Sí señor, puro style.  Un vuelo digno del circo.  Qué vergüenza, pero, no me ha visto nadie.  El problema es que así por varias ocasiones, menos mal que al final nos queda Portugal porque el disfrute deviene en extremo.  Es como si esquiáramos pero un poco raro. IMG-20160305-WA0014 Con todo llegamos abajo más suaves que un guante y con una sonrisa que nos mordíamos los pendientes.  A veces te sientes gilipollas esférico (dícese de aquel gilipollas que lo mires por donde los mires es gilipollas) porque la bici ni corría, ni se agarraba ni na de na.  Pero esto es enduro señores. IMG-20160305-WA0017

IMG-20160305-WA0018Aun nos metimos una nueva subida a la Magdalena aunque fuera por el tramo corto de la línea de alta tensión porque en el llano se transformaba la nevada en una “bardera” digna de cualquier campo de cultivo en Vietnam.  IMG-20160305-WA0016Así que más vale maña que ostia al canto.  Una bajadita corta e intensa por el PR habilitado hasta Arguis y al bar a celebrarlo todo como si no hubiera mañana.  ¡Una gozada oiga!  Esto por no hablar de lo que ocurrió en el aparcamiento-explanada frente a la Foz.  Aquí el tío Mzungu dio un recital de exhibición “no hands” al bajarse los pantalones frente a una buena mujer que todavía debe tener pesadillas.  Al grito de
¡Tiraaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa! Ahí va eso, y lo que añadió: ¡Ahora, duerme si puedes! Le pegó una exhibición de aleta, contraaleta y ojo de mordor que todavía resuena en mis pupilas.  A veces siento como que me muero, menuda visión.  Eso sí, de reírnos una jartá.  Qué bruto.  Asín semos nosotros.  Pure style aberroncho.  Sin solución.

Sólo toca lavar la bici, engrasar y no sé si cambiar las ruedas otra vez o volver a hacer nieve.  Total no perdamos el Norte, para 20 km a ritmo de salsa, 900 m de desnivel positivo y mucha marcha y rollo endurero, no sé si esto debería tener final.

Me alegro de volver a estar con todos vosotros.  Un saludo además del tío Épico, Mzungu, Zacarías, Tensión y una servidora.  (También tienen nombres de persona, pero eso será para otro día)

firma-blog-btt_albertolagartija

Pdta.  Saber que en un período corto de tiempo volveremos a intentar salir con vosotros para una quedada de hermandad.  Un abrizo.

Leer Más