Resumen de un verano lleno de oxígeno.

Banda sonora de obligado cumplimiento. Larga vida al rock sureño.

 

Sobre lo que a continuación se relata querría fuera mostrado como un pequeño compendio de ilusiones y sensaciones. Durante los meses de verano he podido disfrutar de muchos km de sendas y montaña, hablando en modo ciclista,  de ahí el título que enmarca el pequeño escrito.  “Un verano…”.

Una gozada poder subir cada fin de semana al Pirinegro para hollar con nuestras ruedas las rutas elegidas.   Más adelante destacaremos alguna característica especial y un recorrido específico dentro del valle, que la hacen única.

Si destacamos alguna podríamos citar al Valle del Aragón con los Bacunes, en el de Hecho, Castillo de Acher, en la Gave d’Aspe, Larry, en Biescas, Bosque de Asieso, Pineta con Comodoto y Barrosa… y así de Este a Oeste completo nuestro macizo.

Maravilloso, es lo mejor que puedo resumir, con una sola palabra este verano de cicloalpinismo,  8 fines de semana ininterrumpidos de goce indescriptible,  impresionante, inconmensurable, in….lo que sea.

Siempre te dejas en el tintero rutas, salidas, proyectos.  Ansías poder acabar con todo lo que habías previsto pero casi prefiero tener incompleto mi cajón de “pendientes”.  Así las cosas no se me han pasado las ganas de continuar, aunque por un tiempo y para que mejore mi espalda (debido al porteo) volveré al enduro más purista y dejaré las cimas para otra temporada a la espera de nuevas ofertas con empresas y aventuras, unas alocadas y otras épicas, por las sierras.

No sabría elegir entre todas ellas, pero sí quisiera destacar una cualidad de cada una para que si algún día os decidís a ciclarlas sepáis lo podréis sentir.

Por ejemplo en el Valle de Hecho, destacaría en La Vuelta al Castillo de Acher, el buen acceso del porteo al collado del Achar de los Machos y la extrema dificultad en la bajada desde el hombro hasta el final de ruta debido a las raíces, saltos, escaleras de piedra, etc.  Una ruta extenuante y curiosa debido al contraste de colores y el espectacular color rojo de la tierra sobre los fondos verdes, por no mencionar el idílico valle de Aguastuertas.

De Tena, Asieso, ……….. que os llevéis cuerda y arnés para el descenso por el bosque.  Yo vi mi vida en diapositivas en dos curvas bajando alegremente.  Incluso pensé salir volando por encima de las orejas con una pista de aterrizaje varios metros por debajo del nivel de las ruedas.  Pero el Ángel de la Guarda hace horas extra y lo que se lo agradezco.  El amigo Andrés ha trazado una caja en la senda un poco delicada y no es apta para todos los públicos.  Atención.

De los Bacunes, Raca y Collarada,  ya sabéis, poco puedo aportar que no sepáis porque aquí uno se siente como un maharaja. “Para eso corres en casa”. La subida es dura hasta Bacún Norte, pero luego es pura delicia, hacia el Sur, Punta Selva y el bosque hasta 10 Campanas.  Flow, piedra y bosque a partes iguales.  Final feliz en el José en Villanúa y a recodar trazadas.

Igual os diría de todas las bajadas que se han currado los colegas de eamtb en la falda de Collarada que son la delicia de cualquier endurero y que por 2 ocasiones más hemos ciclado.

La Raca, pues, más de lo mismo, curveo intensivo con final feliz en el Camino de Santiago y mucha emoción en función de la velocidad, aunque no sea el mejor momento en el año para hacerla debido a los caminantes que se merecen todo nuestro respeto y con los que hemos compartido senda.

Nuestro eje hacia el Norte en el Valle de Aspe también tiene sus deliciosos bosques en Anich, Larry, Laruns, etc con su encanto salvaje y cuidada naturaleza que te van a poner un punto extra de sabor a la ruta “atlántique”.  Sólo un apunte.  Ya sabéis que no somos plato de gusto para todo el mundo en aquellas latitudes y es necesario tener mano izquierda para poder ciclar sobre todo en los límites del Parque.

En fin, a falta de volver a casa para empezar a rodar por las nuevas sendas de Ullé, Oroel y alrededores espero poder descansar un poco y recuperar las lesiones que se van produciendo.

Como colofón para esta ocasión he preferido confeccionar una lectura rápida y sin altibajos ni sobresaltos, más bien seria y sin ánimo de levantar “polvo”.

Espero que os inquieten y sobre todo os motiven las rutas señaladas para que con ello podamos compartirlas un futuro cercano.

 

 

Nos vemos en las sendas.  Saludos.  Lagartija.

 

 

 

 

 

 

Leer Más

CICLOALPINISMO EN BIELSA

FIN DE SEMANA DE  CICLOALPINISMO EN BIELSA

Pico Barrosa y Comodoto.

Pero qué necesidad, “Frase mítica”.

Parte 1.- Parzán-Puerto Viejo-Pico de Puerto Viejo-Pico Barrosa-Circo de Barrosa.

Https://www.youtube.com/watch?v=gc7EEjnZtUE&list=RDvJtmILV5nRA&index=4

Pero ¿esto es realmente necesario? Frase mítica que todo montañero  y/o ciclista habrá pensado alguna vez (embarcada mediante) y que aquí se ajusta como dedo al culo, que es justo pero no es correcto.

Las modas nos van a matar. Hoy estoy tranquilo en casa. Veo todo fluir despacio. La vida no tiene velocidad. La sucesión de acontecimientos me ha dejado casi exhausto. Tranquilo. Yo diría que me hacía falta llegar al equilibrio y necesitaba una soba de las que te hacen llegar casa manso y … no ha sido para menos. Suave como un guante voy por mis dominios. Os preguntaréis de qué “órdigas” estoy hablando. Pues en menos que canta un gato… en el “Valle de Bielsa “.

Desde hace ya unos años nos juntamos un grupo de amigos, solemos hacer alguna cima, alguna ruta -con la bici- un poco más especial de lo habitual, estilo al Chemin de la Mature, El GR de Bielsa a Biadós por el Puerto De La Madera o como este año El Puerto Biello y Comodoto. En fin, no apto para todos los paladares pero sí algo más que una salida al uso en bicicleta de montaña.

A pesar de prepararlo con escasa antelación nos reunimos unos cuantos aberronchos con ganas de liarla parda. El resultado es volver a ciclar juntos compañeros que habitualmente no nos vemos, pero que nos echábamos en la falta y por tanto es razón suficiente como para llevar a cabo dicha empresa.

Tras esta breve introducción debéis saber que en estas fechas está todo hasta la bandera y que las reservas en cualquier zona del Pirineo son cosa delicada así que sólo una semana de antelación bastante tuvimos con que nos alojaran en el albergue de Sin. Lugar privilegiado en el valle de Gistaín.

El municipio se forma inicialmente en la década de 1960, para conocer los años más prósperos de este rincón del Pirineo aragonés;  desde los años 20 del siglo pasado, momento en el que se inicia la construcción de la Central Hidroeléctrica y su población alcanza casi los 1.000 habitantes. A finales de siglo, entre los años 1973 y 1980 la construcción de la carretera de Barbastro – Ainsa – Francia (a través del túnel de Bielsa-Aragnouet), acompaña a la despoblación rural que aquí se inicia.

Una pequeña píldora descriptiva y nos ponemos en harina. Por fin. Viernes y con ganas de marcha. Yepaaaaaaaaaaaaaaaa. Jajajajaja. Ya estamos, semos la revolución, sí señor, sí señor. Al coche y a dormir a Sin. No puedo soportar un segundo más la rutina que me ahoga cada día. Tanto bienestar, nos va a matar. Necesito monte. Si dura un día más no llego Enterrarme en el Mediamarkt.

Llegas al Prepirineo y ya empieza a oler a monte, a pino y a oxígeno puro. Coche cargado, lleno de material, ropa, bicis en la parrilla y dentro los geipermanes del escombro y del tomillo. Ansia viva por llegar a nuestro entorno. En un santiamén habíamos desembarcado en el Hotel Arnal en Escalona. No hay nada mejor que una chuleta con patatas y un par de ambars (reglamentarias, de tercio, naturalmuerte). Estamos ya en faena. Poco nos queda  para llegar a destino. Una vez en el pueblo tomamos posesión del alojamiento y descubrimos que era suficiente para un FIN-DE de MONTE. Sin barniz de civilización, sin convenios sociales ni cultura que impregnan unas relaciones normalizadas por la sociedad post-moderna. Aquí hemos venido a disfrutar en comunión con la montaña, con su fuerza y ​​su belleza.

Poco hicimos esa misma noche, salvo tomar aire puro y soñar con el día siguiente. Poco. Jodofloro. Dos de nosotros no sabíamos que estábamos conviviendo con EL OSO . Lamadredelamorhermoso. Si alguno no sabe de qué hablo que pase por la UNIDAD DEL SUEÑO del Hospital Clínico Universitario. Cómo ronca el cacho perro. No vuelvo a dormir con el tío Óscar. Ni gaseándolo en modo ráfaga nocturna pudimos con él.

Pero a lo que voy vengo Al día siguiente en la gasolinera de Parzán nos esperaban el resto de los amigos.

A disposición del guía (aborigen de Escalona) y con la mente puesta en el día de autos, nos pusimos ruedas a la obra para subir por carretera tomando como inicio el Hospital de Parzán. 4 km y estábamos en la boca Sur del túnel de Bielsa-Aragnouet. A partir de aquí empieza la hégira hacia “la parte alta”. Tira del ramal y empuja por el sendero. Literal. Me sube un ardor por la canaleta de tanta emoción. Enseguida me enfrento y recapacito porque la primera hora es dura, aunque llevadera, pero cuando sabes que te falta otra empiezas a calcular. Por si acaso. La temperatura empieza a bajar, el paisaje se vuelve agreste y entras en la zona de alta montaña. En un ambiente duro, para gente aguerrida, pastores, aborígenes del lugar, montañeros y amantes de las sensaciones puras, como decía Iñaki Ochoa de Olza. Es un no parar. Comentarios y buen rollo alpinista, según el  gusto del ciclista de montaña y de gente curtida. Al hilo del desarrollo del camino es natural que surjan las conversaciones, en particular sobre los hechos acaecidos aquí, como el exilio del pueblo de Bielsa por las veredas que nos conducen en la misma dirección que aquellos que hollaron sus pasos hacia Francia y por los mismos que conducen hacia la libertad temeraria en nuestro caso y real en tiempos pasados.  ​​Coincidiendo con el 70 aniversario de la ocasión y como recuerdo os pongo algunos enlaces que acreditan y documentan con mayor rigor y sobre todo con perspectiva histórica los hechos de “La Bolsa de Bielsa”.

Https://www.youtube.com/watch?v=aBbHWABLBlA   (La Ronda de Boltaña)

Http://www.foroporlamemoria.info/noticia_pdf.php?id_noticia=4111

Http://www.elmundo.es/television/programacion-tv/programas/3511993_documental-la-bolsa-de-bielsa-el-puerto-de-hielo.html

Http://www.bajoaragonesa.org/elagitador/lalala/

Paréntesis salvado volvemos a la hipoxia. Mi mamá quería que fuera de tuno pero yo amaba la fórmula 1. ¿Qué digo? Yo qué sé, después de 2 horas empujando ya me falta el aire. Menos que ha llegado a Puerto Biello de Bielsa o de L’Agulleta a 2.393 m. Necesitamos recuperar un poco de energía y protegernos del aire frío. Qué mejor que el  Vallon de la Gela, el paso histórico del Puerto Viejo, la placa conmemorativa y las imágenes encontradas junto al refugio y los prados de invierno para encontrar abrigo.

Aquí está el punto de no retorno.  Javi sin dudarlo un momento carga la burra a la espalda y empieza la ascensión en modo “no way”, en aragonés “tirap’arriba kiolll”. Es el porteo propiamente dicho. Hasta ahora solo se ha hecho una aproximación. Chúpame un pie Marifé. Yo me ingreso en un policlínico miserable. De verdad que sí. Una hora de porteo hasta Pico del Puerto Viejo (2.742 m). Lo que no era habitual, era puro sufrimiento. Se nota  el esfuerzo y la sangre en el paladar. Dale gas y tira. Solo subes porque tu cabeza te dice que necesita llegar pero las piernas se niegan, tu espalda cruje, las tabas cantan por bulerías y te falta el aire. Todos suben a ritmo de esclavo enganchado a una cadena invisible que nos guía hacia la cima. Salvo Óscar y yo que nos retrasamos el ritmo era asequible.

 

 

Incluso debo decir aquí, para no faltar a la verdad, que el tío Tanano bajó en busca de la bici de Zaca, para aliviar la presión; y la mía, ya casi en la parte superior, se la diligenció el tito Fon.  No sabéis lo que se lo agradecí. Cima. Visión increíble del Pirineo, sus crestas, valles, restos glaciares, naturaleza sin fronteras humanas ni divisiones arbitrarias, libertad a cada respiración. Te sientes bien. Y ya que estamos aquí ¿por qué no subimos al Barrosa? Total técnicamente estamos (frasecica del tío Tanano).  Pero era la mejor opción y en menos de lo que canta un gato estábamos arriba comiendo y refrescándonos con la bota de vino mientras posábamos nuestra visión sobre la ladera de enfrente viendo el Circo de la Pinara, el Puerto de la Forqueta y un sinfín de crestas y altozanos . Delicioso lugar. Nuestras caras lo decían todo. Estábamos felices y cansados. Pico Barrosa 2.772 m.

La bajada nos espera. Nos vigilan los ibones de Barrudes, el Puerto de Barrosa y las ruinas de la casa de las Pardas. Descenso por la piedra descompuesta, flotando sobre la luna, sintiendo como la suspensión y las ruedas avanzan sobre algo que no es firme y se parece más al esquí que  la bici lo que nos  pone los flujos a punto de nieve. Es genial y curioso, navegar por cotas de 2500 m de altura sobre las nubes.

Cansados ​​y excitados llegamos a la senda que nos conduce hasta destino. Pero falta mucho todavía. El Circo de Barrosa no es gratuito. Te engorilas y allá vas, como un camión. Hay que pisar fuerte para conseguir llegar de una pieza por un camino con más trampas que una película de chinos. Con piedras como lavadoras y lajas que te amenazan con contarte las ruedas y aun más. Nosotros con cuidado sobre nuestras monturas como viajando en la Estrella de la Muerte hacia el Lado Oscuro descendiendo a velocidad de la luz hasta que …………… me limpié con la capa de Dark Wader. Jodééé, tollina al canto. Mantener la rueda dentro de la tría es difícil pero hacerlo con flow, velocidad y swag es para tener un máster en pedrolos. No pasa res. Salvo alguna que otra incidencia sin importancia como pérdidas de memoria y camino, nada que tenga a destacar. Risas a costa de pisar mierdas del tamaño de un sombrero de un picador o incluso un adelantamiento más de la cuenta con salida de camino. Todo con tal de que no te llamen julae como un Martin Mc Flae.

Sed. Mucha sed. Agua y aún queda un poco de pista, más guarra que el agua de fregar, pero deliciosa para los sentidos y la conducción. Nos aguardaba la sorpresa en forma de senda entre el bosque, entre árboles, plantas, ramas. Nunca fui vegetariano ni nunca lo seré y acabaré comiendo lechón en Segovia, pero hay que ir más despacio. Jodé qué duro es el suelo, y qué poco me gusta comer hierba. Cereales ni mierdas, ni wiskises ni na. Viva el rock and roll. Hay que bajar. He disfrutado, de verdad. Estoy cansado.

En la recta final estoy. Mis compañeros de ruta ya bajan más sueltos que la Lucía Pina. Estamos en los últimos coletazos y oímos los coches por la carretera, el HRP ha concluido. Llegamos por fin al coche. Necesito cambiarme la ropa, totalmente mojada y acartonada. Una cerveza que habíamos pillado en la Mercarroña y guardamos en la nevera a temperatura óptima nos abre la posibilidad de disfrutar de la fiesta final. Increíble, multinatural, no tengo palabras. Puro ska.


Abrazos y sonrisas torvas, rostros sudados y cansados ​​pero en los ojos un fondo de luz y alegría que hace brillar las pupilas. Se siente gozo y paz en el ambiente. Está hecho y logrado en un lugar emblemático, un lugar romántico y hasta triste, cargado de historia y acontecimientos que no deben caer en el olvido, de paz y de guerra, desde luego nada indiferente para los espíritus inquietos con ansias de saber de nuestros abuelos, de nuestra vida y de las vivencias acontecidas en un pasado no muy lejano. Aun diría que a veces melancólico.  Lee e imagina lo que fue, luego piensa en lo que se vivió y los ojos que vieron lo mismo que los nuestros. Desde el momento en que ha sido algo mágico, compartido con un grupo que ha estado en un nivel que se separa de lo normal; creo que es un placer comer, sudar, gritar, sufrir, empujar y sobre todo vivir en vuestra compañía. Deseo que continúe esto y no acabe el verano, sigan las rutas,  corran los kilómetros y los metros de desnivel acumulado hasta que mis piernas digan basta.

Os deseo lo mejor. A los que gusten del cicloalpinismo os la recomiendo encarecidamente. A los demás simplemente que vivan el disfrute de un soplo de aire puro. Pura vida. Gracias.

Ahora toca volver al albergue de Sin y a recuperar para el día siguiente en el Comodoto. Ah, estoy pensando que soy una fiera para el descanso

 

Parte 2.-Camping de Pineta -Espierba-Comodoto-Camping de Pineta.

EL COMODOTO. Iniciación a las cicloalpinas.

No querías taza… pues toma taza y media. Hoy pintan bastos. Me levanto dando un salto mortal, dando volteretas he llegado al baño, …. Y tira, que te faltan 1300 por subir … Basta ya de power-flowers y perroflautismo, a sudar, a ciclar desde El Camping de Pineta. Somos hombres de Norte, igual que auténticos vikingos remontaremos, gritaremos pico y bajaremos, como si no hubiera pasado nada. O eso creía yo.  Lo que realmente pasó es que nos encontramos con Paco en el camping y se propuso hablar de remonte en coche a Espierba… Menos mal que al final nos lo pasamos por el “Arco de Triunfo” y subimos a pedal. Pero costó, vive el Cielo que sí. Y además nos echó la bronca. Con razón.  Si es que ya no quedan hombres, sólo ratones.

En esta ocasión no nos acompañaron ni Edu, ni Javi, ni Miguel, pero seguro que estaban todavía con nosotros. Ahora bien, un aberroncho “cum laude” se incorporó a filas para la ocasión. El tío Sylvestre.

Preparados, listos, ya. Por carretera hasta Espierba y de allí por la pista del Valle de Pineta que recorre la falda de la Sierra de Espierba. Un clásico de iniciación al ciclomontañismo que se plantea como bocado inicial a todos los que no han probado de este manjar. Realmente la ascensión es cómoda (como su propio pico parece indicar) pero después de una soba previa la cosa cambia bastante. No hay ningún lugar donde apoyar …. entre el centro del hojaldre y el escroto, digo. Yonkis sobre ruedas. Los km se hacen más largos que una meada en moto, pero sabes que no te queda otra. La diagonal es larga, larga, larga, pero se lleva bastante bien mientras el firme es bueno y hay sombra entre el bosque. Una vez coges el GR hacia el Pico de la Estiba la cosa cambia bastante.

 

La ascensión agradable se complica cuando no hay huevos de poner el culo en pompa a Rocko Sigfredi, ni de jugar al twister con Carmen de Mairena, ni de colocar la parte delicada de nuestra anatomía  sobre el sillín. Y cuando menos te lo  esperas llegas a un valle verde, pelado, sin complicaciones y se torna una delicia rodar sobre la hierba, casi en descenso. Pero … .. es solamente un espejismo que lleva hasta la base de la mole de piedra.

Ves perfectamente el camino que indica el lugar exacto donde empiezan la cuesta. Aquí ya no hay solución o subes de tirón o te bajas a lo “Moon Walker”. Tiraaaaaaaaaaaaaaaaaaa. Todo p’a ti Trini.

A ver qué pasa en el maravilloso tiempo de porteo (que ronda la hora aprox) para subir a la cima del cerro. (Comodoto 2,370 m). Incluso aquí nos encontramos con un colega de Utebo, el tío Brutetero (Jorge) que hacía tiempo que no veía. Un placer charrar por estas latitudes.

Y luego de mucho sufrir y cambiar de hombro la bici y otra parafernalia cicloalpinista, llegó la recompensa de la cima. Sobre una ladera con inclinación más que regular, recomendamos que: “Majestad tenga cuidado con la gravedad”.  Si se te cae algo rodando no para hasta  abajo.  Para las rampas y los desniveles. Las vacas tienen que pegarlas con velcro para que no se caigan. No digo más, puede dejar caer el casco y no para hasta 750 m más abajo en desnivel.

.

Toca bajar. Ay amijo, amijo. Empieza la fiesta sobre una ladera descompuesta que te ponen los pelos como escarpias. El bogavante te coge por detrás y te coge por delante y te agachas y te echa el guante. Agárrate bien porque lo tienes crudo. Las primeras rampas son de escándalo aunque se transforman en un sendero maravilloso cuando entras en el bosque después de haberte zurrado una sardina de tirada sobre hierba, que habrían puesto los cuádriceps a punto de estallar.

Todo tiene recompensa. Esto también, por el sendero, es maravilloso y la salida hasta Espierba gloria bendita. Un sendero que nos encontramos en Espierba, justo junto a la valla de corte de la pista y en bajada fue el colofón a día de lujo que no habría podido acabar mejor. El bosque de Farngorn, los Ents y los Orcos, los gnomos y toda la parafernalia de Pineta estaban allí, hayas, helechos, setas, ortigas (las muy putas), hierba. De todo. Una gozada. Y por fin llegó el final y amanecimos en la carretera del Parador.

Un placer. Un placer. Que voy a decir Un fin de semana que terminó en el Camping de Pineta con una comida.   El resultado se convirtió en una revelación.   Habíamos estado en lo más alto y acabado en el valle  con un chaparrón con piedra (mientras comemos) que reveló a la postre que ese día estábamos tocados por los Dioses Del Pedal.

 

 

 

Sta Biela de Hollowtech II intercedió por nosotros y de hecho con su capa de poder nos protegió de las inclemencias del tiempo, de los accidentes y de todo lo malo que pudiera haber pasado. Esto también, el próximo día a Zacarías lo ponemos en otra habitación. Jodotú.

Bikers a saber.   Personal: Javi “Le Comandant”, Miguel “Cirac”, Eduardo “Amnesias”, Oscar “Zacarías” también “El Oso”, Joselu “Mzungu”, Fernando “Tanano”, Joaquín “Dunauto”, Alfonso “Fon” y para El Comodoto intervención del tío Paco “Sylvestre” y el que suscribe, una segura servidora: Alberto “Lagartija”.

Ruta1: https://www.relive.cc/view/1097938687?r=wa

Ruta2; Https://www.relive.cc/view/1096240293?r=wa

Y con esto y un bizcocho, … paso de la rima que es muy fácil. Nos vemos en las sendas. Un abrazo de vuestro colega Lagartija.

 

 

 

 

 

Leer Más

Patoexploranda por Guara “guan mor taim” (Una vez más)

La banda sonora de hoy recuerda cómo me siento, jejeje…

Me duelen los brazos.  Tengo agujetas en los tríceps, bíceps y todo lo que acabe en ceps.  Hasta en las pestañaceps.  Es lo que tiene el tirar del ramal durante más de 3 kms cuesta arriba y superar cerca de 350 m de desnivel positivo empujando la burra.  ¿Por qué?  Os preguntaréis los más avezados. Pues sencillamente porque este deporte combina a la perfección la hipoxia con el uso de los mapas, la patoexploranda o la versión moderna del ….¿por aquí a dónde iremos? y una suerte de ciclismo en montaña que poco o nada tiene que ver con los que la gente normal tiene por idea.

Así y con todo…empieza la aventura.  La patoexploranda por Lúsera.  Versión:  2.0 Versión Oregonesa: P’habernos matao.

Hace un suspiro me hallaba en mi casa, tirando en un sofá, arrellanado entre la manta y el cojín.  Vamos de aquellas formas en las que os veis cuando estáis en la fase de total pereza.  Con las uñas negras de rascaros los…..  Eso.  Pues eso.  Y de repente un “guasal” que te invita a moverte y a salir al día siguiente.  Un aberroncho que cansado de vegetar propone una salida “a muerte”.  ¡Bah!  Para qué quieres más.  Ya está hecho.  Me apunto.  Ni siquiera preguntas el destino porque en el fondo te da igual.

img-20170210-wa0019

Sólo falta la hora de salida.  En menos que canta un gato ya está puesta en el chat.  Pues sí que está el personal con ganas, sí.  Y eso que algunos están por el Norte haciendo nieve.  Pero dicho y hecho.  Ya tenemos grupo para salir.  Me voy a cortar un poquito para no ponerme zorro como un tocino y a la cama pronto.  Mañana puede ser un gran día, plantéatelo asín.

Hora zulú.  Todos listos.  Joerrrrrrrr qué feos son así vestidos de ciclistas.  Bueno, es igual, ya que he quedado no les voy a fallar.  Vamos a los coches y sobre la marcha, delante del café nos curramos una ruta.  Dirección Hotel Monrepós.  Ah!!! Qué recuerdos!!! Qué magdalenas!!!

Total que entre ponte bien y estate quieta pillo wifi y debo dejar a mis colegas un momento solicos pidiendo en la barra.  Es lo que tiene poseer un cuerpo tan cinco estrellas, adaptado a las circunstancias.  Tomo posesión, me libero del espíritu maligno y vuelvo.  Por fin, presto y dispuesto para la batalla.

Ready, que diría el puto anglo.  Abrigadicos, pertrechados y listos para darle a la senda.  Si es que nos gusta más el barro que a un tonto un lapicero.  ¿Dónde estamos?  Donde vamos a ir, maño mío, a Guara.  Más croquetamente a Lúsera.  Pueblecico abandonado de la zona de la Sierra, allende la civilización de Arguis, más allá de Belsué y sobre una loma dominando el pantano del mismo nombre.  Ahora toca decidir si subimos por el GR, o nos vamos a….img-20170212-wa0009  Ya estamos.  La ruta en el último suspiro queda definida.  Seguimos el GR de subida a Orlato y luego Dios dirá.  Senda adelante.  La que nos espera.  Una marca en el suelo, piedras poco ordenadas, desnivel inacabable, ramas, algo mojado el suelo, con un poco de barro y por fin, llegó el fin.  Después de más de 1 hora de marcha de ascenso y coincidiendo con el cartel indicador de “Ibirque  1h45’” llegamos al pueblo.  Lamadrelperro.  Joé qué bien puesto está el cartel.  Poco menos nos costó.  Ni una pedalada en subida.  Sólo algún repecho de bajada (en dos ocasiones contadas) nos hizo disfrutar de la máquina.  Pero es lo que tiene el montanbai y la patoexploranda.

“No pain, no gain”.  Como recompensa y a cambio nos llevamos una grata sorpresa porque esa bajada puede incorporarse a una ruta como guinda espectacular de bajada.  Pero eso será para otra historia.

Ibirque.  Otro de los pueblos abandonados de la Sierra, en continua destrucción por el efecto del clima.  El deterioro es evidente por el abandono y nulo mantenimiento.  Cementerio de ilusiones, de vida, a día de hoy simplemente aprovechado de manera esporádica para guardar ganado.  Eso es lo que queda de lo que en algún día fue un enclave de familias aragonesas que luchaban por sobrevivir a pesar de las condiciones duras,  de la montaña agreste y de un clima de montaña.  Gente rancia, curtida, luchadora que no tuvo más oportunidad que emigrar en la segunda parte del siglo anterior en busca de algo más que mejorara su existencia.

img-20170212-wa0008

Y en estas nos vemos nosotros disfrazados de marcianos endureros.  Con nuestras monturas (más raras que un perro verde) por esos caminos de Dios, hollando el sitio que otrora fuera paso de personas y animales, autóctonos, con un sentido distinto del uso del territorio.  Pero es bueno recordar.  Nosotros también.

Hala que con tanto divagar, se me va el santo al cielo.  A cantar, porque se supone que nos dirigimos de vuelta.  “Con los 30 metros que tiene el piso te voy a tener que ponerte de velcro, niano, niano”  Alegría que bajamos.  Piedra, más piedra, un salto. Olé, qué bonica la senda flanqueada de muretes de piedra.  Mira una rama…………..ieeeeeeeeeeeeojoooooooooo que te dejas la boca como la Mari Trini.  Uy.  Justo.  Casi me como el árbol por hacer portería.  (Acuérdense vuesas mercedes de la ruta por Santolarieta)  Bien.  Ahora un porteo, ahora un vadeo, ahora un ascenso por la piedra “aspra” de Guara.  Preciosa ruta, vive el Cielo.  Por fin pedaleamos.  Aunque sea con un esfuerzo potente y duro, pero continuo.  Esto es un sinvivir.  Y de repente…la zona de bosque nos depara una sorpresa.  Divertida, curiosa y a la par muy espectacular.  Por una pista de sacar ganado, totalmente helada, patinamos-ciclamos hasta el final del tercer tramo (de los cuatro posibles) de nuestra improvisada ruta.  A lomos de las “burras” discurrimos por el bosque tranquilo y frondoso dirección a las fuentes del Flumen, en la parte superior de Manzanera.

img-20170212-wa0007El lugar es sobrecogedor.  Increíble.  Pasamos los metros luchando contra el firme y a la vez disfrutando de la una precaria estabilidad en busca de la bajada prometida.  Y es que cualquier tiempo pasado fue anterior, en esta ruta, digo.  –Os recuerdo que llevamos una porteada de órdago-  Por tanto ahora o bajamos o morimos.  Y en éstas que estamos ¡zasca! Aparece la bajada de Manzarera.  Bendito.  Confirmado.  Por fin bajamos y casi nada la del ojo y lo llevaba en la mano.  Sonrisas, abrazos, protecciones y settings ajustados.  Uffffff qué bueno.

De la bajada ni os digo.  Tanano, Zacarías, Miguel y yo.  Sin complicación.  A nuestro aire.  Poco os puedo contar porque en esta parte sólo toca disfrutar y recrearse en la técnica, tanto de conducción como de material.  Una gozada las curvas, las contracurvas, los pedazos de piedras que hacen enrojecer las suspensiones y calientan los frenos hasta el límite de la ventilación.  Ni recrearme quiero en las barderas por las que pasábamos como los cochinos jabalines.  Debiera ser obligatorio para todo ser humano, una asignatura de cumplimiento incluida en los planes de estudio.  Saber revolcarte en el barro es un valor.  Por eso nosotros, guarretes que somos, bordamos estos conocimientos.  Y en un suspiro sin darnos cuenta nos metemos en la parte inferior de la senda, junto a la pardina de Ascaso.  Poco falta.  Es verdad.

img-20170212-wa0010 Las gradas de Sta María de Belsué, poco aptas para elegantes y finos rallymanes, pero diverttente y gozoxa para aberronchos del enduro.  Un par de vadeos por el Flumen nos devuelven por fin al coche y la conclusión se ha hecho material.  Abraxo, abrizos, abrazos.  Menuda ruta.  No puedo más. Me duelen hasta las pestañas.  Fin.  Vámonos a tomar una caña y un pincho que estoy más seco que la mojama.  Gracias compays.  Esta ruta hay que trabajarla un poco para orientarla según fue sacada del wikiloc, del tío Roberto Clemente, para maquetarla al gusto.  Pero en origen está bien parida y es una buena oferta al personal.  Ojo.  Con cuidado que no es apta para todos los gustos.  Sobre 850 m. de desnivel positivo dan para consumir al más fornido si se hace todo por senda.  Y las 4 horas de ruta no te las quita ni Blas.  Así que a disfrutar.

La ruta:  https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=16092223

Del tío Roberto Clemente.  Un valor seguro.

temporary_file-575339706

Un saludo de Tija, Lagar-Tija.  Nos vemos en las sendas.   See you, little canal sparrows.

firma-blog-btt_albertolagartija

Leer Más

III Invernal de Riglos. La Vieja Tronca, si ese es su verdadero nombre

III LA INVERNAL de Riglos, de la Vieja Tronca

(Si ese es su verdadero nombre)

11panoramica1              Llegó el día. El día de empezar con la celebración de la III Reunión INVERNAL de la Vieja Tronca. Festividad bicicletera en un entorno privilegiado que ha sido declarado de Interés Monumental. Ya te digo. Casi nada la del ojo y lo llevaba en la mano. A ver cuánto ha costado darse cuenta de la magnitud del paisaje, los años de considerarlo simplemente un refugio para los montañeros, para la gente escaladora y demás especímenes; es además  lugar para el btt endurero por excelencia y de todos aquellos que lo ven con ojos de asombro, de reconocimiento, al abrigo de las moles llenas de historia, aventuras, gestas y sacrificios. Un sitio diferente donde nada más llegar te estremeces, sientes un escalofrío, notas que entras en “un lugar especial”. Por eso lo hemos elegido en esta ocasión al igual que en las anteriores. Además, porque contamos con un buen grupo de amigos de la zona que colaboran en este acontecimiento y que a la postre es tan importante dentro del conjunto que hace imprescindible su participación. De esta forma el desarrollo del evento se hace fluido, natural, impredecible a ojos de los profanos. Aquí venimos en busca de aventura, enduro, adrenalina y unos ratos inolvidables con los colegas que habitualmente no coincidimos a lo largo del año; también con los habituales, pero con el añadido de este precioso escenario. 4En comunión con la Naturaleza y desde nuestra especial forma de entender la bici comprobamos que los diferentes puntos de vista sobre el asunto al final confluyen en uno solo. La versión final de la ruta. La idea en esencia del mountain bike, -que dicen los anglos-. Lo que llamamos “el pol montain” y que comentaba en este día el tío Rober. Puro stail aberroncho sin límites. El “to pol monte” o “por to lo malo” sin pensar en encasillados, ni especialidades. Lo que antes respondías sin ambages:

  • ¿Qué haces con la bici?
  • Yooooo……..pues. Monte.

Esa es la clave. Sin disciplinas que valgan. Una versión ecléctica, potente, fuerte, sin un límite definido. Hay que tener paladar para digerir una disciplina amplia como ésta.

Este fin de semana lo comentábamos y entre risas describíamos a más, a más, cómo se planteaban las rutas. En concreto el tío Jim (el más elegante, en cuestión de ropa interior, ja, ja,ja) nos mostraba un punto de vista objetivo y divertido. La ruta se concebía, no para hacer valer la especialidad de los más dotados técnicamente, bajando, subiendo… sino para poner al personal en evidencia, subiendo por donde se baja y llevando al extremo la capacidad pedaleadora en ascenso, descendiendo, andando, etc. 3Vale todo, barranquismo (en ascenso), XC, por caminos, pistas, sendas y unas bajadas más allá de la normalidad.  Prima el entorno, la capacidad de sufrimiento, los lugares desconocidos a los que no se accede habitualmente.  Escogidos por su infinita belleza a pesar del esfuerzo que conlleva, por ese plus de dificultad que también aporta su punto psicópata que nos acompaña y distingue. Y de allí se sigue que las bicicletas que llevamos sean elegidas por una serie de características técnicas que las hacen incomparables al resto de material. Tú vas al tendero y miras la bici que te gusta, la pesas y le das vueltas, te montas para tomar la medida y acto seguido te la echas al hombro.  Aquí el tendero se cuaja.  La ajustas y se te adapta a la hora de portear, la compras.  Bueno también la comparas y analizas el material.  Pero esto es definitivo.  Si te haces a ella … vale.  Si no a por otra.  Es lo que tienen las formas raras y los cuadros.

5

En fin Serafín.  A lo que voy vengo.  Que una vez juntados todos en Riglos y después de un desayuno de hermandad a base de “fruta del árbol del cerdo” y cafés y viandas varias (por supuesto que ha habido reencuentros, saludos, abrazos, risas, etc.) nos juntamos todos en el aparcamiento y nos despedimos de José Ramón y Chery para iniciar la ruta que nos durará todo el día hasta la hora de la merienda.  20 Aberronchos con sus máquinas extrañas y ataviaos como romanos nos echamos al monte en busca de sensaciones.  Senda de Carcavilla adelante disfrutamos de las primeras rampas. Los pateos serán constantes en este tramo hasta la hora de llegar a la presa del pantano de la Peña.  Aquí el personal ya ha disfrutado de las setas, de las piedras, del revolcón del tío Diesel que se puso a entrenar caídas de judo dando volteretas frente a la estación de Carcavilla y de un sin fin de ratos al pedal.  Tocan porteos pero no son agónicos, ni duros, ni largos.  Total que entre ponte bien y estate quieta llegamos a la primera trialera del día donde nos espera la primera dosis de adrenalina en forma de senda chunga, mojada, con un paso de piedra elegante y unas escaleras jabonosas de lo más apropiado para tomarlas con calma.  Sin incidentes destacados (bueno el Topo se marcó un no-hands en la piedra, -lo que los mortales llaman una voltereta de la órdiga- que casi se le pelean los dientes por salir de la boca, aunque sin mayores problemas) y poco más.  Yo destacaría a nuestro gallego endurero que se marcó un flirt de luxe al bajar por primera vez y de corrido todo el obstáculo sin pestañear.  Chapeau caballero. 2

En la pista, reunión y portería.  Llevamos más rato dándole a la lengua que al pedal.  Lo normal, en nuestra línea.  Un poco de pista -aunque al tío Tanano le salga urticaria- pero es necesario llegar al pueblo.  La Peña.  Tras tomar el solete, relacionarnos con los aborígenes y descansar como si hubiéramos hecho algo, partimos dirección a la Garoneta Vieja.  Reducto mágico, junto a la ermita de San Sebastián, puente romano y lugar de solaz y esparcimiento de la gente del lugar.  Subimos por el campo de Canela hacia Harto Malo y allí descubrimos que la pista se acaba.  Game over.  Fin.  ¿Y ahora? Jejejeje.  Ahora el tío Jesús se sube a pata rodeando la foz hasta Casablanca.  Se prepara parda.  Vamos a tener más lío que la alpargata de un romano.  Nosotros por la foz adentro.  La Foz de la Garoneta o de Casablanca es una maravillosa formación geológica, cárstica, con su torrente incorporado, sus pasarelas para ascender, sus pisadas hechas para soportar el paso de personas.  ¿Y las bicis?  Sencillo.  A la chepa.  He ahí nuestro regalo.  Una ascensión de barranquismo con bici a la espalda.  Tengo que decir que tuvimos suerte porque el agua llegaba al límite permitido.  Si no, no hubiéramos podido pasar por allí y hubiéramos tenido que ir con Jesús.  9Se inicia la ascensión.  El tío Toni, abre camino, foz arriba, conmigo de soporte y entre uno y otro vamos tentando el camino y las circunstancias.  Menudo alicate.  Acostumbrado a la bici todo el año se mojó un pie.  Y no os cuento lo que le gusta protestar.  Como una plañidera toda la subida.  Dio más mal que un tocino con el morro.  Menos mal que lo conozco como si lo hubiera parío.  Bueno que al final llegó el final y salimos del torrente para pasar a una senda y a un barranco más amplio plagado de setas, vegetación frondosa, erizones, aliagas y toda la estupenda flora de la zona que colabora al masaje aragonés en piernas y brazos.
Sensación pura donde las haya.  Se mostró como un entorno idílico, espectacular y sobrecogedor que merece la pena conocer y que os ofrecí como algo increíble dentro de la zona.  Las caras tornaron a lo largo de la subida; empezaron con estupor, después un poco de incredulidad, luego sufrimiento y por fin de placer de………………………haber salido. Esto es el maravilloso mundo del montalbán.  Hala pues, ya estamos en Casablanca.  7Coñiooooooooooooooo ¿quién viene por ahí?  El tío Jesús.  Nos ha cogido.  Es que poco a poco hace camino y cuando va solo sin protestar le cunde.  Bueno, pues todos juntos.  Comentamos la jugada.  Risas y chanzas sobre tiempos pasados, rutas pasadas, bicis pasadas y ………..tiraaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.

P’arriba.  Todavía estamos fuertes, con la moral alta, de buen rollo y con ganas de rodar, por pista si puede ser algún rato.  Más que nada para que cunda y correr más terreno.  Ahora bien, lo visto es bonito, la sorpresa ha llegado, el personal lo ha asumido, ha visto otra opción y ahora toca pedalear.  ¡Mira!  Me encuentro bien.  Tanto hacer el hámster en casa con el rodillo, que hasta mi mujer me ponía un plato de nueces como a los roedores y al final que me ha venido de maravilla tanto entreno.  Chúpame un pie Marifé.

Pues eso.  Pedal y más pedal para arriba.  Salimos de la batida de cazadores -advertida previamente por la gente de Casablanca- y nos incorporamos al tramo de Riglos.  Hacia Santo Román.  Allí se asciende bien, por la pista, pedregosa, jaspra, (áspera) del barranco que es, aunque ese día en buenas condiciones.  Sigue la portería.  Y es un sinvivir.  Qué risión.  Tantas cosas que contar en tan poco rato es como una tormenta de comentarios y situaciones vividas a lo largo del año.  Se agradece.  Por fin llegamos al collado.  Aquí a comer.  Bien comidos y algo más descansados en un par de pechugadas llegamos.  Comento.  Aunque la peña que me conoce me mira con la vista torva y el semblante de medio lao. 8
Bueeeeeeeeeeeno.  Estamos fuertes todavía y falta un rampón del 15.  No problemo.  Prisa non hay, tiempo bon fa, puya, puya.  ¿U no ?  Hala pues.  A por la última.  Ya olemos la cervecica que nos espera en el Puro.  Y la merienda cena que nos han preparado nuestros compañeros.  Un último esfuerzo y llegamos “en menos que canta un gato” a las rampas de la parte posterior del Mallo Colarao.  Y por fin el paso a la entrada, vestida de hierba seca, a la senda de descenso.  Es un preludio.  Nos aparejamos el vestuario y las protecciones y vamos a la foto de grupo y pertinente “filmanda” con el personal sobre el mirador del Firé y del Pisón, sobre el Circo de Verano.  Una delicia, oiga.  Una hemorragia de placer.  La visión definitiva.  Y además sabiendo que ahora toca bajar y que nos gusta tanto como subir, incluso algo más.  Fotos pertinentes.  Más portería.  Arreando.  Ahora toca lo suyo.  Ajustamos settings.  Suspensiones, presiones de neumáticos y ajustes diversos.  Puta tecnología.  Es lo que tiene ser un “victim fashion” del enduro.

6Por la senda que baja al Colorao y como alma que lleva el “Diaple” arrean el grupo más potente de bajadores.  Pero jooooooooooooooder, nada más empezar, justo, justo en el primer tramo el tío Seri se arrea un bofetón del 15 y medio.  Sin aminorar lo sucedido.  De verdad, una órdiga como un piano de cola.  No sabemos ni qué pasó.  Yo lo veía.  Iba detrás de Santiago y él justo delante.  Se cruzó y se calzó una hostia como un pan de kilo.  El resultado, a parte de la contusión, y del golpe en la quijada, que dentro de lo malo iba protegida con la mentonera, (si no a estas alturas estaría como la Marí Trini, con el morro torcido) se saldó con la nada inestimable lesión de dos fracturas en los metacarpianos.  En ese momento no es bueno decir nada, pero poco a poco saldrían las moraduras alrededor de las fracturas y se vería bastante claro la lesión.  En fin, el hombre bajó como pudo a ritmo de paseante y con el dolor correspondiente.  El resto de personal disfrutaba de una bajada “a muerte” por el mar de piedras como la cabeza de un taustano, a tramos, otras como lavadoras porque tenían su aquél y otros tramos limpios y rápidos.  Lo dicho, una dulzura y un amor de senda.  En un suspiro me planto por la zona media donde se ve la punta del mallo y a la vuelta de un par de curvas veo que el personal para.  Un ruido de fondo.  Un aullido seco y casi imperceptible y se palpa el dolor.  El tío Rober sentado con cara de circunstancias, los colegas alrededor mirando y sobre todo valorando la situación.  20161210_154002Allí hay un problema más que serio.  Me acerco con precaución y pregunto con discreción porque el tema parece espinoso.  Lo primero que oigo es que ya puede respirar.  Se me encoge el estómago.  Echo la vista atrás a ver si viene Sergio.  No puede ser, dos caídas en un tramo relativamente corto.  Se decide que el personal continúe y que se queden con Rober el menor número de personas posible que sirvan de apoyo y cobertura.  En los momentos posteriores a la recuperación inicial, pasado el primer gran susto, ya con movilidad parcial, la cabeza erguida y consciente en todo momento, le preguntamos sobre su situación física.  La valoración inicial es un gran golpe en la espalda, por el resto del cuerpo lo normal, pero el foco de dolor y las lesiones dentro de la caja torácica.  El susto sigue.  Naturalmente.  El personal ya ha llegado abajo.  Se inicia el protocolo de emergencia y evacuación.  Es de agradecer que la gente de la Guardia Civil y de Cruz Roja estuvieran al quite.  Se avisó al 112 para que todo fuera según tienen organizado para una mejor resolución.  Andamos, anduvimos, jodidos pero bajando, junto al lesionado y haciendo de sombra porque me temía que en cualquier momento le fallaran las piernas del dolor y cayera sentado.  Controló la situación a costa de sufrir el dolor y bajar por su propio pie; él sabía, y nosotros sabíamos que había lesiones.  José Ramón se acercó a buscarnos con el coche pero no fue necesario porque llegamos hasta la ambulancia que le recogió ya en el Puro.  Sergio también había llegado ya.  El desenlace se sabría horas más tarde, incluso algunos días más.  El resto bajó y se continuó con la ruta aunque quedaba prácticamente nada.  Una vez evacuados los dos heridos y puestos en ruta, uno dirección San Jorge y otro a Urgencias de Zaragoza, fuimos a cenar.  En la cabeza de todos estaban las circunstancias y las personas que faltaban.  Tuvimos que organizar un acompañamiento que salió de forma espontánea;  gracias a Mariam que bajó con Rober, Diego detrás de la ambulancia con el coche, Tanano con el coche de Rober y Santiago bajando a Sergio.  En fin, un planazo para el flow que se había desplegado.20161211_080355

Y llegó la cena.  Nos sentamos y empezamos la merienda a base de frutos de la tierra (coño no va a ser de Marte, jajaja).  Me refiero del país.  Crema de calabacín, paletilla de ternasco, tartas, vino (como para una boda) y sarao y celebración.  Podría haber sido mejor, en el sentido de que podríamos haber estado todos.  La pena es que a sabiendas del juego que nos llevamos entre manos y al que todos estamos entregados a veces pasan estas cosas y no son plato de gusto para nadie.  Y menos para los afectados.  Para otra ocasión será.  Se les desea lo mejor y una pronta recuperación para poder volver a juntarnos.  Del resto de la jarana y demás os hacéis cargo.  Comida, cafés y pocas copas porque estábamos cansados y un lujo de cena y sobremesa.

Ha sido un placer contar con todos vosotros en la III Edición de la INVERNAL de Riglos de la Vieja Tronca (si ese es su verdadero nombre) y deseo fervientemente sobre todo una recuperación rápida de los lesionados y una vuelta en breve a los ruedos.  Al resto que tengáis un buen fin de año y que sea mejor que éste en el que estamos.  Un abrazo aberroncho del Tío Lagartija y disfrutar todo lo que podáis del monte.  Un beso.12panoramica2

Gracias mil a los colegas que se entregaron de forma voluntaria para solucionar el asunto.  Incluso para las dos Ratas que pasaban por allí.  Un beso fuerte Mariam y Diego.  (Bueno para ti Diego un abrazo que luego te pones mimosón)

Otra mención aparte me gustaría hacer al grupo As Cimas que ha surgido este año como germen del Club de Montaña As Cimas y del que está creciendo en todos los sentidos un colectivo endudero, de nivel maño, al cual da gusto seguir y comprobar día a día su desarrollo y capacidad tanto humaña como técnica.  Gracias.

También me gustaría que en próximas ediciones fuera nutrida la participación y contara con personas de la zona Norte, especialmente del Valle del Aragón y que aunque próximamente serán invitados a otra ruta por el “Reyno de Berta”, en un estilo más relajado, técnicamente hablando, igual de dura será la salida alrededor de los Mallos de Agüero.  Dios Menguante.

A nuestras chicas y familias que nos acompañan en estos saraos, a sabiendas que tenemos menos luces que un sótano y que nos puede pasar cualquier cosa y aun con todo nos quieren y nos apoyan.  O eso dicen.  P’habernos matao.  Un beso.

Por supuesto aunque ya se ha mencionado a José Ramón y Chery (El Puro) que no solo han estado a la altura de las ediciones anteriores en cuanto a preparación y disposición con los participantes sino que además han colaborado con nosotros para resolver una situación realmente delicada y que en el momento que se produjo estuvieron apoyando hasta su desenlace.  Un beso muy fuerte.

Lo dicho.  Un placer y nos vemos en el monte kiollls.  See you, Little Canal sparrows.

En esta foto nombramos a todos los participantes del evento.

10final

De izda a dcha.  Jesús (Tarrino), Manuel, Adrián (Ñandú), Sergio (Serivane), Alberto (Jipi), Andoni, Ramiro, Jesús (Diesel), Lagartija, Alfonso, Santiago, Óscar (Zacarías), Antonio (El Párroco), Alfonso (Jim), Sergio, Marcos (Topo), Paco (Sylvestre), Fernando (Tanano), Asier.

MUSICA.  (Para leer con fondo):

RETRATANDA.

https://drive.google.com/folderview?id=0B3UkMN_HhXAJVmMyNWl4SUcwV28

RUTA:  Pinchar para visionar el vídeo.

https://www.relive.cc/view/798782637

Leer Más

¿Última del año?

     Menos mal que nos queda Portugal.  Decía aquél.  Porque hoy (el lunes) estoy como para echar cohetes.  Ayer pasamos más frío que un perro pequeño, pero disfrutamos como bestias pardas y ya sabéis la frase recogida del acervo cultural de un biker:  ¡Qué bien lo pasemos, cómo disfrutemos!  ¿Tú no estastes?

     Pues el que vino, sudó, se enfrió, sufrió, disfrutó de las subidas y las “pocas” bajadas y de un grupo que ha surgido poco a poco pero que a fecha de hoy se está consolidando como un germen endurero de magnitud considerable.  ¿Por qué digo esto?  Es sencillo, un grupo de 10 componentes a los que se añadieron 4 electrones (por lo del descontrol) y dos amigos más, es un lujo para cualquier organización.  A fin de cuentas ¿dónde vas a estar peor que en casa?  Y la Gabardiella nunca defrauda.

CIRCULAR A LA GABARDIELLA.

No tenemos remedio.  No nos podemos integrar en ninguna célula organizativa más o menos ordenada.  Y es que lo nuestro es el “Ejército de Pancho Villa”, y eso que nos gustan algunas determinadas costumbres prácticamente a todos pero con relajación.

14915610_1534274706588590_5304044193660700789_n

Así que aceptaron nuestra presencia los colegas de As Cimas, porque nos quieren como somos, y ahí aterrizamos para completar un día de enduro y diversión.  Desde la cola del pantano de Belsué que tomamos como lugar de inicio de la ruta empezamos calentando por carretera en dirección Nocito, mientras conversábamos y empezábamos una jornada endulerda que dio mucho de sí.  Un placer conversar con los colegas.  Estaba en mi salsa.  La portería es lo que tiene.15032113_1534273129922081_1963041597877493040_n

Total que entre ponte bien y estate quieta que llegamos al collado de Orlato.  Lugar clave de la ruta por su posibilidad de elegir entre bajar a Nocito o acortar por la senda del collado hacia el Mesón.  Pero nosotros decidimos bajar.  La mañana avanzada no había secado nada prácticamente.  Y aun con todo disfrutamos.  La rueda se movía más que la compresa de una coja, pero eso aumentaba el aliciente.  Alguno hizo ceprén hasta con el “Ojo de Mordor” y es que había que agarrarse bien al ramal. Deslizaba.  Literalmente sobre mantequilla.  Y a pesar de todo en menos que canta un gato consumimos momentos de diversión, adrenalina y sustos por un camino delicioso, sobre lajas mojadas, terreno fangoso en alguna ocasión y la piedra “guaraní”.

14947520_1534276963255031_2972163107427311861_n

Espectáculo de sensaciones y colores que abrumaban la capacidad de cualquier retina dispuesta a dejarse seducir por el Otoño en el Parque Natural.  Festival de árboles compitiendo por el mejor decorado posible, natural, atrezzo esperado y no por ello menos valorado supone que lo deseamos, con el fin de poder consumir los reflejos y los olores del monte en esta temporada.  Maravilloso.  Prodigioso.  Cerezos, arces, en sus cromos rojizos; trémulos, populus blanco y nigra, fresno y algún avellano cab**n de esos que te agarran el manillar mezclado con pino, pino y más pino.  Ainssssssssss, qué gonico.

    Prefiero explayarme en este momento para que podáis entenderme y sentir lo que la naturaleza nos ponía al alcance de los sentidos en el camino a Sescún.  Sendero duro, técnico, con pendientes capaces de sacar de punto hasta al más pintado.  Alguno intentábamos subir todo lo que se nos ponía delante hasta llegar al límite de pulsaciones, sin embargo ….la montaña siempre te deja en el sitio que corresponde y tiramos del ramal en ocasiones para superar el obstáculo, la piedra, el remonte.  Ríos, riachuelos, barrancos, losas y más losas jalonadas con algún escalón técnico a mitad de sendero y por fin la Ermita.  Desde el collado se atisba la pista de subida, pero esconde la verdadera capacidad de sufrimiento que desplegamos en cada rampa, cada subida, cada curva que da inicio a un nuevo tramo que nunca concluye y después de todo…otra rampa.  Como dijo un colega:  “¿Pero esto no tiene bajadas o qué?  Je, je, je.  Sí, si.  Tranqui.  Ahora.  Sudados hasta la goma de la braga.  Eso seguro.  Y con frío.  El aire nos dejó un cutis fisno, fisno.

15032212_1534275929921801_3551094366237717689_n

   Hasta aquí todo disfrute.  Sin incidentes ni mecánicos, ni técnicos, ni personales.  Niquelao oiga.  Una vez arriba y acabada la pista el sendero que conduce a la plana de Bail nos llena de placer.  El descubrimiento.  La joya.  Setas.  A tutiplén, rebollones, negritas, lepiotas, etc.  Pero esta pandilla de aberronchos no me dejó disfrutar.  Sólo mirar.  En fin, es lo que tiene la organización.  Aun con esto mereció la pena.  Y eso que tuve que parar por obligación a reparar un pinchazo que casi nos dejó “pajaricos” en semejante lugar.  Gracias al tío “Mzungu” y a tío “Cirac” solucionamos en el menor tiempo posible a costa de pasar un frío pelón.

14956556_1534272369922157_5329921102875243779_n-1

Ahora toca disfrutar, cruzar la pala, llegar al final de la hierba, inundarnos de la poca luz del día y sofocar nuestro corazón con unas vistas irrecuperables desde la ciudad.  Aún lo veo, la luz, sensación, la paz del momento, el aire que golpea la cara acalorada, casi rehuso estar encerrado, pero hay que comer y cumplir con las obligaciones sociales y laborales.

14963289_1534272873255440_8105883928643067753_n

El remanso de la pala es el preámbulo de la bajada.  Un principio por pista en mal estado es la introducción al sendero.  Oyes de fondo “Dust in the wind”, sabes que llega el momento, el bosque.  Menos luz.  Menos traza.  Tu rueda empieza a rugir y a frenar.  Ya se calienta el ambiente.  Y por fin el desnivel negativo en una rampa de entrada gloriosa.  Yehhhhhhhhhhhhhhha.  A muerte.  Toca sangrar.  Cambia el disco y ráyate.  Los Stones.  Portodoloquesemenea.  Sin freno.  Fly, fly, fly, velocidad y mucho ritmo, flotando sobre la senda que abriga tu trazada con unos peraltes espectaculares; fuerzas la línea y se va, pero se va.  Mucho.  Joder qué gozada.  Sin frenar, contra el pino que se cruza en tu línea, que rozas, con el manillar, con el hombro.  Las piedras saltan de las ruedas y ves que vas casi al 100%; la velocidad resulta absurda y las trazadas surgen solas porque no piensas, es instintivo.  Fluyes, por el bosque como una barrancada de agua en un día de tormenta.  Deslizas hacia el fondo del valle junto con tus colegas.  El ferodo al final se calienta porque el miedo es libre.  Algunos se lo tomarán con prudencia, pero esta vez, para un servidor no era el caso.  Estaba estrenando tarado de suspensiones y ajustes varios y quería comprobar el resultado.  Sólo diré que jamás había ido tan rápido.  Espero no me cueste un susto.  Hasta ahora es increíble.

14910545_1534273536588707_4866442378637583453_n

Pues a lo que estamos, tuerta.  Salimos del bosque para entrar en la zona de gleras.  Un pedregal con piezas de bloques de caliza como la cabeza de un ta…tano.  P’habernos matao oiga.  Y sin embargo diré que la máquina iba flotando, bien ajustada, se comía todo.  Un placer ciclar y poder pedalear en semejantes tramos.  Un sube y baja agotador a estas alturas y que a la postre provocó un accidente.  Temido por todos, no buscado, pero que esta vez se convirtió en realidad al caer rebotado hacia el vacío el tío Javier.  Al principio sorprendido y no consciente del alcance miramos al compañero pero enseguida nos percatamos por lo que iba contando que podría ser algo delicado.  En fin, después de hacernos con la situación y a costa de echarle valor y coraje salió el hombre de la presa de Belsué hasta el coche por su propio pie sufriendo el golpe y el posible esguince, que se ha confirmado a fecha de hoy, más las moraduras, restregones y ………….la que le caerá en casa (asunto tampoco despreciable).  Pues ahí quedó la cosa.  No fue más grave.  Un susto.  El resto concluimos la ruta, pendientes del asunto y cerramos la intervención en los coches con abrazos, suspiros de alivio y congratulaciones de todo tipo (salvo las de la parte trasera).  Hidicho.

 

Un auténtico placer compartir con todos vosotros la experiencia de un día de monte.  La Gabardiella.  No por repetirla todos los años pierde encanto.  A veces otros componentes la endulzan o le cambian la perspectiva.  Hoy es aportar, sumar, compartir con los colegas que empiezan a realizar rutas endureras de nivel, cada uno con su aportación, su grano y sobre todo la convivencia de esos momentos junto a compañeros que te enriquecen como persona.  Fue un placer que pensamos repetir cuantas veces sea posible.

15027945_1534276119921782_303121332162712115_n

As Cimas.  Adrián (Ñandú), Rubén, Alberto (Teclas), Miguel (Sherpa), Manuel, Pedro, Javi, Jesusín (Tarrino), José Ignacio, Ramiro, Miguel (Cirac), Jj, Tanano, Mzungu, Zacarías y Lagartija.

actual 004

Pdta.  See you, little canal sparrows.  Nos vemos en el monte.

https://www.relive.cc/view/767774640?r=wa

Aquí os dejo un enlace para visionar la vuelta.  Y un artículo de los publicados últimamente en las revistas de bicis útil para tener en cuenta.

http://www.endurospain.com/6cosas-debes-saber-principiante-enduro/

Leer Más

El final del verano…llegó.

20160828_141910Parte del final del verano… y que dure por los menos hasta San Miguel.  Jejeje.

Un final bastante movido.

En esta entrega mensual cerramos capítulo del verano con una ingente cantidad de emociones que se agolpan al recuerdo, a borbotones, surgiendo del cerebro hasta el periférico del ordenador para que llegue de esta forma hasta todos vosotros.  En un lugar bastante cercano todavía, que no consigues arrinconar, porque es la sal de la vida, tu pila de energía de estos fines de semana en los que todavía se puede salir al monte con ropa de corto.

El patio de juegos abarca mucho territorio. Está comprendido entre Ordesa,  Alto del Cebollar, por las tierras de Biescas, el Prepirineo en las inmediaciones del Pantano de La Peña, Sierra de Loarre, y la alta montaña, además del complemento de la carretera (que no puedo dejar porque hay que ser multidisciplinar si queremos estar fuertes de verdad).  Todo ello en la compañía del Biker de atributos más bajos del Reyno  y de los colegas más enlulerdos y aberronchos del Valle del Zierzo.

Han sido momentos que no los cambiaremos por ningún otro tumbado en nuestro sillón.  Aquí se encuentra la verdadera vida, el flow, el sentimiento como decía Mihaly Csikszentmihalyi, el estudioso número 1 del concepto de estado de flujo, o “flow”.  El húngaro afirmaba que el estado mental en el que estábamos inmersos, absorbidos por la actividad con toda nuestra energía nos llevaba incluso a perder la noción del tiempo.  El equilibrio, la felicidad es fluir en las actividades que hacemos, no en el postureo ni en la máquina sino en nuestra cabeza.  Cómo nos sentimos realmente.  Así me encuentro a fecha de hoy después de miles de metros de desnivel consumido durante estos días a lomos de la bici.20160828_130958

El Cebollar es una ruta que aparece en la página web de ZONA ZERO, elaborada por la gente de Ainsa y que os satisfará plenamente en todos los sentidos.  La única cuestión que debe destacarse es que aunque sus 900 mtros continuados de subida por pista en perfecto estado parece que la hagan asequible, se puede combinar con la subida por el sendero desde el mismo pueblo de Torla con lo cual disfrutamos un poco más de los senderos de la zona.  Ahora bien, acabada la subida ya podéis ataros los machos porque la diversión no tiene fin.  Partiendo desde el sendero inicial sobre canchales y piedra hacia el descenso por planos inclinados de angulación camerunesa a la entrada del bosque para tornarse sinuoso y divertido paso entre pinos y hayas, en frenadas complicadas sobre escalones y raíces.  Incluso la parte final “Guara Style” de empedrado sobre rocas como la cabeza de un taustano harán las delicias de los más aguerridos.  Un final feliz en el camping, adornado con una jarrica de cerveza, es el mejor argumento para repetir a cualquier hora.

http://www.bttpirineo.com/es

Tampoco conviene desconocer los privilegiados lugares que esconde el Prepirineo.  Sitios tan paradisíacos como la Sierra de Loarre son cita ineludible de endureros de primer orden para el disfrute a muerte de sus suspensiones y demás parafernalia betetera.  img-20160905-wa0000La subida por la Sierra, entre bosque de pinos, panoramas alucinantes como el Castillo de Loarre o la bajada por el tramo de sendero desde Os Puzos hasta Rasal son ingredientes muy apreciados para el disfrute mañanero.  Rutas de alto nivel de esfuerzo y técnica aptas para cualquier descerebrao con ganas de marcha.  camerazoom-20160904114741571Eso sí a casa bien manso para que haya paz durante un buen rato. Es lo que tiene el poder subir 1500 de desnivel para poder hacer una bajada digna de una prueba del campeonato de enduro de cualquier nivel.

Podéiimg-20160904-wa0011s buscar referencias en wikiloc sobre la zona porque he visto que existen varias personas que escriben y suben rutas de todos los niveles técnicos y de esfuerzo.

La Tierra de Biescas poco comentario necesita puesto que últimamente el pueblo de Gavín y los promotores de la zona, muy vinculados con este deporte, han puesto en valor con el fin de promocionar un entorno espectacular y privilegiado.  Sus bosques, su relieve, su amor a esta disciplina han conformado un lugar de encuentro en el que incluso celebrar pruebas competitivas de gran nivel.  Aquí nos encontramos la meca del enduro en estado puro.  No img-20160924-wa0011podemos dejar pasar la oportunidad de consumir todas las rutas del Alto Gállego en función de nuestro nivel.  Nosotros nos inclinamos por las competitivas y más desarrolladas por la gente de Biescas y Gavín, pero cada uno puede adaptar su nivel de exigencia y su estilo de conducción a la oferta promovida.  Qué voy a contar que no os imaginéis.  Había piedras para dar y vender, desnivel hasta decir basta, se rifaban las órdigas por todos los lados y los senderos de las pruebas del nacional daban para disfrutar hasta probar el polvo del suelo.  Una auténtica maravilla.

http://www.bttpirineosaltogallego.com/es/vive-la-aventura.aspx

Ahora que ha pasado un poco de tiempo y que los recuerdos se asientan mejor queda el poso del flow y las heridas de los revolcones que cada día tardan más en curar.  Pero escribir otra vez lo que se ha sentido y recordar algunas sensaciones fuertes como el sabor a hiel el la boca después de una subida a fuego de mil metros de desnivel positivo y llegar al punto clave de bajada, vestirte con las protecciones y echar la vista abajo….es increíble.  Levantarte del suelo sin sufrir graves daños, pasarte la lengua por los labios con sabor a polvo después de dar más vueltas que un pirulo, por el suelo, agarrándote a los bojes y aliagas para no caer al vacío o ver que tu colega va a por ti para rescatarte después de un tollinazo no tiene precio.  Y luego como siempre el final.  A tomar unas cervezas y comentar la jugada.  Exagerando +1000 para variar.  Pero en eso consiste.

img-20160924-wa0014

Lo dicho.  Disfrutar mucho ahora que estamos vivos.

Nos vemos en el monte, little Canal sparrows.

firma-blog-btt_albertolagartija

Un abrizo de LAGARTIJA.  Gracias a los colegas del Enduro por Zaragoza y de As Cimas, asi como al resto de cicloalpinistas recalcitrantes.

Leer Más

Magníficos días para el btt

Ciao bellos, come questo:

Ya estamos unos cuantos de vuelta a la realidad. Retomamos nuestras rutinas y nuestros hobbies.  IMG-20160814-WA0020Yo en este caso la sana costumbre de la redacción.IMG-20160814-WA0039  Espero poder alegrar aunque sea en una mínima parte el alma de los lectores con interés en estas páginas digitales y para ello voy a intentar haceros llegar un soplo de aire fresco en forma de artículo. Para aquellos que estáis trabajando, para los que no,  para los altos, para los bajos, para los que sesean y para los que les faltan un diente, para tutti simplemente trasladar un poco más de la otra visión de la bici.

14045565_1443808175635244_8880910682596365769_n

Por esto y porque también nos gusta compartir nuestras experiencias con vosotros a través de este medio expondré en un pequeño resumen las situaciones, rutas, convivencia y momentos buenos-malos de estos pasados 25 días de monte y rule aberroncho que hacen que la existencia sea diferente.

Basta de rollo.  Al turrón kiollls.

IMG-20160814-WA0038En principio todo era una salida normal.  Luego fuimos coincidiendo varios colegas de diferentes valles con un denominador en común, la montaña.  También en su vertiente btt, naturalmuerte.  Fue un germen que parece crecía y al final… llegó el final.  Un grupo cicloalpinista formado por lo mejor de cada casa.  O eso dicen.  Sin nombre, sin organización ni estructura previa.  Yo diría más bien espiritual.IMG-20160814-WA0016  Uno de Ainsa, otro de Biescas, otro lo han echado de todos los sitios, otro de la Tierra Baja, del Valle del Zierzo, algún compañero en ocasiones procedente de Vitoria y así como veis un grupo heterogéneo con una sola idea:  El Montalbán.  También le llaman btt, enduro, bici de monte o tantas cosas más.  Creo sencillamente que hacemos bicicleta.

13935035_1439981876017874_8379072166384896990_nMi último tren llegaba con retraso así que acepté cualquier lío que se me ofreciera con pinta de embarcada.  IMG-20160813-WA0002Era el principio de agosto del corriente y con más mono de bici que de otra cosa.  Tal vez Arguis fuera suficiente.  Sin pensar más allá con el tío Mzungu (el biker con los huevos más bajos del Reyno) nos hicimos una subida y bajada al más puro style aberroncho.  Sube desde Belsué, baja 800 m negativos de un tirón.  Ufff.  No era suficiente.  Sólo sirvió de estímulo a mis músculos que se tonificaron.  Pero la cabeza me pedía más.  Las endorfinas dormidas por las ambars no paraban de bullir.  Habría que estirarse más que un portero de futbolín para calmar tanta ansiedad.  Era como adelantar un talón de setencientas para cubrir una vida disoluta y de perdición.  13921208_1439983282684400_1285778031106412638_nNada.  Un par de salidas tan escuálidas como mi bici de entreno y otra vez a intentar tomar aire puro.  13900335_1443808675635194_6410508018618450893_n (1)Esta vez de verdad.  Ahora toca subir varias veces al Valle.  Aquí no hay medias tintas.  Así que como objetivo la Raca y después Dios dirá.  A la altura de año que estamos no podemos desperdiciar ningún pico.  Remontamos después de hacernos el Camino de Santiago y procedemos a bajar por la nueva senda que desciende desde la Trapa hacia Canfranc.  No apta para cardíacos.  No digo más.  Curvas y contracurvas de pivotaje, ramas, patio, trampas (más que en una película de chinos) y al final una ruta destroza piernas.14034851_1443809248968470_446990835482943623_n

Otra vez más repetimos por el Valle, porque las sendas que han trazado el amigo Toño y cía y la limpieza que se han currado en la zona de Collarada bien merecen la pena de varias visitas y así poder festejar con los colegas que se implican en la labor.  Aupa. Pendiente para este año quedan los Bacunes, Estiviellas, Caseta del Vasco y un par de subidas a lo loco.

14045675_1444688078880587_7934573160131671820_nCon las espaldas bien guardadas por un pequeño entreno llega el turno al Cancías.  Madredelamorhermoso. Puro sufrimiento oiga.  1350 m+ de desnivel a lo loco.  La parte de ascensión en bici es una delicia pero el suplicio empieza desde el refugio y a raíz del remonte de bici.  Se tira de la burra para arriba agarrada del ramal.  Si esto era poco no faltaba otra cosa que la parte final de trepada para llegar a unas campas alpinas preciosas desde las que descender hacia el punto de partida que no fue otro que Fiscal.  Más en concreto nuestra base de operaciones. La que algunos llaman Camping El Jabalí Blanco.IMG-20160814-WA0033

Esta ruta marca.  Teníamos hecha la Fuente del Gato, Ibonciecho, Cutas y Berroy, quedaba pues rematar la faena en el valle.
Listo y medido.  Un reparador baño en el río Ara con espectáculo lamentable para las visitantes del lugar hizo el resto.  Las risas también porque con el agua fría no quiero contar como se queda…..el patio, y eso que alguno movía el culete con un swing que derretía el hielo de las copas.

20160804_185806_resized (1)

Vamos in crecendo.  Era la antesala.  La plegaria previa.
Todavía no había llegado el hito final. Ya las campanas repicaban a duelo cuando me vi que no había solución.  Alea jacta est.  Tocaba una salida total.  La vuelta a los picos de Guara.  Majestuosos, duros, preciosos y poco asequibles.  IMG-20160814-WA0021Dije que sí, sin pensar,pretendiendo hacer un envite de farol, sabía lo que esperaba y aun así estaba  dispuesto a subir.  Para volver a ser alguien en el ambiente no basta con escribir, tener gramática parda y salir un par de veces a la semana, también debes subir, bajar, sufrir y comer polvo y algún erizón.IMG-20160813-WA0001  Y eso es precisamente lo que pasó.  Con 6 horas y media de pedaleo y desnivel por encima de los 1500 m (con mucha solvencia registrados) el paseo no fue como el de Miss Daisy.  Reventados como el lagarto de Jaén –al que le llegaron las tripas a Córdoba- , deshidratados, medio atufaos y con más heridas en las piernas que si nos hubiéramos  fo***do un gato llegamos a Nocito, a la sazón inicio y final de vuelta.

Ad20160821_153318_resizederezado todo esto durante estas 4 semanas con una compañía digna de cualquier frenopático o de cualquier centro de btt, reformatorio para almas con estreñimiento producto del asfalto y unas ansias desmedidas por llenar los pulmones de aire puro, libertad y montaña; sensaciones que sólo vosotros lectores que compartís esta afición podéis entender, vivimos cada latido del corazón esperando otro segundo más en esta tesitura.

13901369_1443809365635125_716652648235753946_n 13895580_1439982909351104_7661154113770197611_n 13900156_1443809822301746_5080346489191147354_n

No padecemos locura transitoria, no creo. Yo diría que lo necesitamos, estamos enganchados.  Es la necesidad inmaterial de vivir así, lo que los hippies llamaban “una forma de vida”.  No quiero ser un cadáver en el tranvía, necesito saber que voy a volver.  Hoy como siempre…pienso en verde.S

See you, little canal sparrows.  Nos vemos en el monte.  Un fuerte abrizo.

firma-blog-btt_albertolagartija

Leer Más

RETORNO AL CICLOALPINISMO

 

IBONCIECHO (VALLE DE TENA).

 

El limonchello es un licor de origen italiano obtenido por la maceración en alcohol de limones. El origen exacto de la bebida es en Sorrento, una ciudad de mar a unos pocos km de Nápoles, en la región de Campania, en el Sur de Italia. Los limones de Sorrento destacan por sus grandes dimensiones, su fuerte color amarillo y su sabor muy intenso.

IMG-20160710-WA0030

 

Lo nuestro es parecido, pero sin el color ictericia.  La ruta que hicimos este domingo, preciosa.  El personal reunido para efectuar tan maño evento a la altura de las circunstancias, igual de intenso y de sabroso.  La subida al ibón de Ibonciecho.  IMG-20160710-WA0014Ibonciecho / limonchello, descontrol / mountain bike, todo la misma cosa; buen ambiente, rollo y diversión, monte e hipoxia producida por la falta de oxígeno y endorfinas a flor de piel.  Menuda combinación.  Enduro y fiesta.  Todo el mundo desea pasarlo bien en un día como éste.

Los ingredientes son:

 1 litro de alcohol. P’al personal que había allí, poco me parece.

  • 1 kg de limones. A dos jarras por ronda, un camión de Ámbar será suficiente.
  • 1,5 l de agua mineral. Una mierda como un piano de cola.  Allí hacen el amor los peces y beberse eso es una guarrería.
  • 875 g de azúcar. O sal, o lo que quieras, total, vamos deshidratados.

IMG-20160710-WA0004

Por otra parte, que no la de atrás, los ingredientes son: Mzungu, Peronero, Alex, Tanano, Dunauto, Pepe Mak y Lagartija.  También tienen nombres pero mejor que permanezcan en el “economato” para evitar ser detenidos por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.  Buen equipo que garantiza sea realizada una “razzia” de este nivel con las garantías suficientes tanto subiendo como bajando.

Instrucciones:

 1- Reúne con unos cuantos limones o (bikers) los cuáles deberás lavar muy bien.

Aquí no digo nada porque ya casi la liamos en Biescas con un hombre al cual bien le podríamos haber preguntado:

  • ¿Tú te duchas después de hacer el amor?
  • HOMBRE: Yo, por supuesto.
  • Pues macho, hay que follar más.
  • Olorina a tutiplén y risas. Jodofloro, dejaba rastro como las mofetas.
Nota.  Esto es ficción.  Nunca habría pasado porque todavía tenemos la cabeza sobre los hombros.

IMG-20160710-WA0012

2- Luego hace falta pelar de manera fina las cáscaras de limón cortando únicamente la parte amarilla del limón que es la más dulce de todo el cítrico.

 Vamos igualico, igualico.  Yo sé de otros que les rascas un poco el barniz de civilización que tienen encima y les sale la bestia parda que todos llevamos dentro.

3- En un recipiente grande coloca las cáscaras de limón y el alcohol. Tapa de manera hermética y guarda en un lugar fresco en el que reciba poca luz.

Veis.  Todo en el universo está relacionado.  Nos juntamos por fin, en Biescas city y recogimos al tío Pepe y a Alex, que habían subido con Tanano y Javi, para acabar de formar el equipo aberroncho dispuesto para la ocasión.  En lo referente a guardar, guardar, …más nos hubiera valido guardar un poco de fuerzas, porque casi abortamos la ruta ya en Biescas con el ambiente de fiesta y cafés mañaneros que nos pispamos antes de saber incluso dónde íbamos a echar el cuerpo.  Esto se llama “organización” y lo demás historias.

4- Tras haber mezclado todo el conjunto es importante dejar macerar las cáscaras en el alcohol de 10 a 14 días. El resultado de este proceso de maceración tiene que ser un líquido alcohólico pintado de amarillo y las cáscaras deben haber perdido su color.

A mí no me gusta hablar.  Mezclados estamos, conjuntados también porque hace años que nos conocemos casi todos, eso sí, más que días llevamos años y kms realizados como la cafetera del Virginiano, así que lo de macerar está ya superado.  Como un matrimonio, digo.

IMG-20160710-WA00105- El siguiente paso será de colocar al fuego un recipiente con un litro y medio de agua y unos 875 gramos de azúcar para luego dejar hervir por 15 minutos, revolviendo frecuentemente con una cuchara de madera.

Está hecho.  Una vez en el bar decidimos subir a Ibonciecho. El motivo es que se sube por una pista excelente, bien trazada y con alguna sombra.  Lo digo por lo de hervir.  En otra ruta al solo hubiera sido un suplicio ese día.  Punto tampoco desdeñable en un día de calor como el que tuvimos.

6- Una vez que el almíbar esté a temperatura ambiente hay que ir mezclando con la maceración de alcohol y limón, utilizando el filtro para eliminar las cáscaras una vez que ya hayan dado sabor al líquido.

Pues eso, subiendo a pleno pulmón hasta que la pista gira y nos muestra el cierre del ibón.  A partir de aquí no queda otra que calzarse la bici a las costillas y subir empujando del ramal hasta el mismo ibón, cosa que requerirá un poco de paciencia, una dosis de fuerza y unos ¾  de hora aproximadamente con paradas y vistazos alrededor.

IMG-20160710-WA00277- El último paso de la preparación consiste en colocar el licor obtenido en unas cuantas botellas de vidrio con tapa para que luego se quede almacenado por un mínimo de 5 días más para acentuar su sabor antes de consumirlo.

Nada, como digáis.  Una vez arriba ya está todo el pescado vendido.  Un baño.  O no.  Yo personalmente ya me había metido el día anterior en las pozas con los críos y tenía más que suficiente.  Los demás haciendo gala de un valor incalculable, poco talento (a la par del valor) y con los güevos pegados atrás como los tigres se zambulleron al menos unos segundos en el líquido elemento.  Esta agua sí que corta la respiración.

8- Antes de consumir la bebida es importante que se mantenga fría, es decir que se quede unas cuantas horas en un congelador. Una vez frío, ya podremos degustar nuestro limoncello casero.

Estos fríos, fríos, no estaban; estaban helados y con una sonrisa que se mordían los pendientes.  Eso sí, es un lujo poder hacerlo.

9- Servir y beber frío

Ahora toca diversión y bajada por la trialera que cruza la pista en varias ocasiones.  No voy a decir que es sencilla, ni apta, ni siquiera para todos los públicos.  IMG-20160710-WA0023Ahora bien, la sensación, el placer infinito, las vistas cautivadoras, el paisaje de ensueño sobre un mar de verde, árboles frondosos y agua vaporizada que envuelve el espíritu, te transporta a otra dimensión.  La senda, las rocas, el enduro, las sensaciones a flor de piel y la adrenalina que fluye por las venas hasta el cerebro (en el caso de que se posea) te hace sentir extremadamente bien, en comunión con tu entorno.  No puedo ser más creativo porque no encuentro las palabras apropiadas en este momento pero esto es exactamente lo que había venido a buscar aquí.IMG-20160710-WA0024

Más tarde y ya en la Sarra, la celebración, las risas, las jarras a tutiplén y el descontrol fruto de la falta de conocimiento y de riego desencadenaron una post ruta al más alto nivel de descontrol y celebración.  Comida en Biescas, en la Borda del Bosnerau, (pedir la especialidad de la casa:  el salmorrejo), y los cafés, con tertulia y final del Tour. Una buena charrada con los colegas.  También esto prima en una reunión de amigos.

IMG-20160710-WA0020

Por tanto no se desprecia una buena conversación que antecede al relax y la vuelta a los valores iniciales de las constantes vitales.  Previo al retorno a nuestros hogares.  Pero…..ahí queda eso.  Un día de gloria.  Un día para repetir en cuanto se pueda.

IMG-20160710-WA0022

¡Ah!  Se me olvidaba.  La ruta es de puro enduro sin concesiones.  Una subida por pista y una bajada que acumula en positivo unos 850 mtros y unas características propias de las rutas potentes.  No apta para cualquier público y creo que bien podría ser calificada en su última parte de cicloalpinista.

Gracias a los colegas que hicieron unos deliciosos momentos de puro Montalbán:  Con Jose Luis Bella, Tanano Bubal, Javi Fuentes Naval, Joaquin Navarro Becerril, Pepe Mak, José Alejandro Perales Figueroa y el narrador que les acompaña, Alberto Puyuelo Samitier.

firma-blog-btt_albertolagartija

Nos vemos en el monte.  Un abrizo.

Leer Más

Una vuelta por el Parque de Flow-Stone

IMG-20160525-WA0012IMG-20160522-WA0003

Preciosas panorámicas de la subida a la pista de las Cutas.

IMG-20160522-WA0004IMG-20160525-WA0009

En un entorno privilegiado

13220943_1378082122207850_8569802097392343470_nhttps://www.youtube.com/watch?v=byFqFLs9LV0&index=27&list=RDPMxdM38QxUY   (Banda sonora para taraos)

 Una vuelta por el flow-stone.

Bon giorno, bambinos.

Hace días que no aparecía por aquí.  Las múltiples actividades del ser humaño con inquietudes diversas, ski, montaña, lecturas, etc, como una servidora, casi no le dejan a uno ni escribir.  Pero como en todos los lados en que se está bien, pues buen rato.  Sólo los 40 primeros años de la infancia de un hombre son duros.  Luego no.13244728_1378082065541189_3890907660058756361_n

Ya desde hace un par de meses que vengo intentando ponerme en forma, porque a mi modo de ver la forma redonda también es una forma, pero no la adecuada para sentirse bien sobre la bici.  Así que me lié a seguir un régimen alimentario controlado (pasando más jambre que el perro de un ciego) y sobre todo un entreno con el rodillo, han surtido efecto en menos que canta un gato.  En 4 semanas 3 kilos y eso es una mochila considerable.  Jódete cuerpo.  Menos ámbars y más verdura (como en los yintonics).  Por eso me he tirado al monte como antaño con alguna garantía de éxito.  Y de ahí la ruta del sábado pasado:  “La Fuente’ l Gato”.

En un suspiro organizamos una subida al paraíso del enduro.  ¿Ruta?  Pues a ver….casi podríamos subir enfrente del Pelopín, o… por la Zona Zero, o…..¡y’astá!  Vámonos a Broto.  Justo encima se encuentra:  LA FUENTE DEL GATO. 13256242_1378080062208056_2998182534123156970_n

Todos a los coches y allí vemos cómo está el percal.  Mira qué bien, de viaje, en un pis-pas llegamos.  Nada más llegar un coche conocido.  El tío Adrían (Ñandú) con el tío Alberto (Teclas) que también habían pensado lo mismo.  Pues nada, genial, “eniboli p’arriba”.  Un cafelito y a las máquinas.  Foto en la puerta, limpios como una espada.  Un primer tramo de carretera hasta Buesa en precalentamiento bastante potente y a continuación pista.  La subida tiene su aquel y las rampas por la de tierra en algún momento se te hacen bola aunque sin ser insalvables. IMG-20160525-WA0011 Estamos en pleno Parque del Flowstone, cubierto de vegetación y bosque, humedad y rocas decorativas.  En cualquier momento te puedes encontrar al Oso Yonkie.  Al fin y al cabo subes 1000 mtrs. de desnivel.  13254023_1378090672206995_5993535584401323196_nUnos cuantos seteros nos cruzamos.  Poco más.  No nos hemos dado ni cuenta y ya estamos en la parte superior.  Estamos en nuestro destino final de la subida, aunque si siguiéramos podríamos llegar a la pista de las Cutas justo enfrente, pero la trocha para bajar a la Fuente del Gato es lo previsto.  13240511_1378080772207985_3421363208494558695_nCasi mejor bajamos.  Un bocata y ajustamos los settings.  Ya habíamos comentado con Angel (de Broto) unas posibles variantes pero al final vamos sobre seguro.

Último tramo.  Eso pensaba yo,  pero va a ser que no.  No hemos hecho más que bajar un tramo de sendero rápido para dar paso a una rampa infernal y al final un rellano.  ¡Uf! menos mal.  Ahora sí que sí.  Ajusta el casco, suspensión blanda, frenos aproximados y suelta brazos, porque…….13227125_1378086362207426_2072118740014820891_n

En tres tramos diría yo que se divide la bajada.  El bosque, difícil y técnico, con sustos y 13246159_1378086705540725_2434288908873116556_ocurvas de pretar el culo hasta que no te entre un pelo a martillazos.  Buenos patios y zonas de uy-uy-uy. 13244721_1378089858873743_752918823605062114_n

Véase ejemplo.  https://www.youtube.com/watch?v=cl51AdN1PzY

13256168_1378090985540297_4697547008900476406_nLuego la zona pedrolera –Guara style- complicada y realmente dura por el físico y las tollinas que te puedes arrear si no vas “on flow”  sobre las piedras a buen ritmo.  Por último el tramo final duro de verdad donde los haya porque ya no puede ser más machacante para los músculos.

El final apoteósico, ya en la misma entrada del pueblo, sobre la escurridera de los campos jalonada de mierda de vaca da un toque bucólico a nuestra jornada de enduro.

En resumen un buen día de monte y no excesivamente físico en las subidas.  Un buen remate en el Hotel Pradas de Broto con una comida a la altura de las circunstancias y buena charrada al cuerpo (que también es necesaria).  Final feliz para una salida sin incidentes destacables.  O casi.  Jijiji.  Aún le dolerá algún músculo al tío Adrián. (El argentino volador)

13254724_1378086108874118_1519011505953995928_oPack Aberroncho.  Joaquín (Dunauto), Joselu (Mzungu), Alberto (Lagartija), Alberto (Teclas),   Adrián (Ñandú), y Javi (Peronero),

13263856_1378078715541524_7248967255301237708_n

Y hasta aquí el final del lapsus, porque se supone que a partir de ahora volveremos a compartir andanzas y ….. enseguida una sorpresa.  Hasta aquí puedo leer.  Un abrizo compays.

          firma-blog-btt_albertolagartija

Leer Más

Nieve en Arguis? Mañana de Sexo y lujo

MAÑANA DE SEXO Y LUJO

IMG-20160305-WA0004

Empezaremos con una crónica corta del primer finde de marzo.  No es que no haya salido antes, pero es que entre ponte bien y estate quieta casi no he tenido tiempo ni de respirar.

Así que como antes comentábamos, unas pinceladas de nieve y como se dijo el sábado:  “Sol y moscas”.  Jodoquéfríokiolllsss.  Nieve, hasta el buje.  Frío, aire a ráfagas que te cortaban el pis. Nieve y buen ambiente.  Y también bicicletas de enduro.  Que para eso hemos salidos hasta Arguis.

¿No queríamos una salida por nieve?….pues toma taza y media.  Total que quedamos los 5 aberronchos para ventilarnos de toda la semana.  Y allí que aparecemos a tomar un cafelito en el Migalón al punto de la mañana y de paso a mirarnos las caras.  ¿De verdad salimos con la rasca que hace?  Venga.  Total, que cada cual le  pregunta a su parienta:  Un frifidiquiiii?  O me voy al monte.  (Respuesta)  Abrígate que hace frío.IMG-20160305-WA0011 Pues eso.  A la aventura.  Pero a lo que voy vengo.  Bici, con los settings de nieve, suspensión blanda, ruedas sin aire, y muuuuuuuuuucha precaución.  En el ambiente flotaba la liada parda de hace unos años en la Sierra de Biel y que casi nos cuesta un disgusto gordo.  Peo aquí todo es conocido.  En resumen.  Vamos, nos chelamos, bajamos y tomamos unas birras.  No es mal plan.

Entonces está todo dicho.  Por la carretera hasta el Mesón Nuevo y de allí al repetidor.  Sin problemas.  Crta helada pero limpia.  IMG-20160305-WA0006Luego…..pues eso.  Nieve hasta la rodilla y a tirar del ramal para llegar al mojón de piedra que culmina el punto más alto.  Si pensábamos que íbamos a bajar en polvo, lo llevamos clarinete.  Tira de ramal y empuja otro tanto hasta conseguir el desnivel.  Aquí sí.  Inciso.  El tío Épico todavía no había hollado con sus pies este terreno.  Pero no es tarde si la dicha es buena.  Por fin la aproximación termina con la pateada y el consiguiente disfraz de “Tortuga Ninja”.

Empieza la función.  Jejejeje.  Ahora toca disfrute mandrilero.  Siempre  no se anda sobre nieve.  Asínquecuálo????? Que no resbala.  Lamadrelperrro. IMG-20160305-WA0009 Bueno pues tiramos de empuje a tracción animal hasta la primera bajada con inclinación y y’astá.  Pues………no.  Va a ser que no.  Joeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee qué chungo nivelungo.

A ver, por partes, como diría Jack “el Destripador”.  El bosque.  Aquí sí que tiene que correr la cosa.  Por fin.  Empezamos a deslizar ladera abajo y fiesta.  De pm.  Sí señor, zeta por aquí, zeta por allá, un árbol, otro árbol, un salto, una piedra, un agujero. Un…………otiaquézasca.  Por las orejas.  Sí señor, puro style.  Un vuelo digno del circo.  Qué vergüenza, pero, no me ha visto nadie.  El problema es que así por varias ocasiones, menos mal que al final nos queda Portugal porque el disfrute deviene en extremo.  Es como si esquiáramos pero un poco raro. IMG-20160305-WA0014 Con todo llegamos abajo más suaves que un guante y con una sonrisa que nos mordíamos los pendientes.  A veces te sientes gilipollas esférico (dícese de aquel gilipollas que lo mires por donde los mires es gilipollas) porque la bici ni corría, ni se agarraba ni na de na.  Pero esto es enduro señores. IMG-20160305-WA0017

IMG-20160305-WA0018Aun nos metimos una nueva subida a la Magdalena aunque fuera por el tramo corto de la línea de alta tensión porque en el llano se transformaba la nevada en una “bardera” digna de cualquier campo de cultivo en Vietnam.  IMG-20160305-WA0016Así que más vale maña que ostia al canto.  Una bajadita corta e intensa por el PR habilitado hasta Arguis y al bar a celebrarlo todo como si no hubiera mañana.  ¡Una gozada oiga!  Esto por no hablar de lo que ocurrió en el aparcamiento-explanada frente a la Foz.  Aquí el tío Mzungu dio un recital de exhibición “no hands” al bajarse los pantalones frente a una buena mujer que todavía debe tener pesadillas.  Al grito de
¡Tiraaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa! Ahí va eso, y lo que añadió: ¡Ahora, duerme si puedes! Le pegó una exhibición de aleta, contraaleta y ojo de mordor que todavía resuena en mis pupilas.  A veces siento como que me muero, menuda visión.  Eso sí, de reírnos una jartá.  Qué bruto.  Asín semos nosotros.  Pure style aberroncho.  Sin solución.

Sólo toca lavar la bici, engrasar y no sé si cambiar las ruedas otra vez o volver a hacer nieve.  Total no perdamos el Norte, para 20 km a ritmo de salsa, 900 m de desnivel positivo y mucha marcha y rollo endurero, no sé si esto debería tener final.

Me alegro de volver a estar con todos vosotros.  Un saludo además del tío Épico, Mzungu, Zacarías, Tensión y una servidora.  (También tienen nombres de persona, pero eso será para otro día)

firma-blog-btt_albertolagartija

Pdta.  Saber que en un período corto de tiempo volveremos a intentar salir con vosotros para una quedada de hermandad.  Un abrizo.

Leer Más