Magníficos días para el btt

Ciao bellos, come questo:

Ya estamos unos cuantos de vuelta a la realidad. Retomamos nuestras rutinas y nuestros hobbies.  IMG-20160814-WA0020Yo en este caso la sana costumbre de la redacción.IMG-20160814-WA0039  Espero poder alegrar aunque sea en una mínima parte el alma de los lectores con interés en estas páginas digitales y para ello voy a intentar haceros llegar un soplo de aire fresco en forma de artículo. Para aquellos que estáis trabajando, para los que no,  para los altos, para los bajos, para los que sesean y para los que les faltan un diente, para tutti simplemente trasladar un poco más de la otra visión de la bici.

14045565_1443808175635244_8880910682596365769_n

Por esto y porque también nos gusta compartir nuestras experiencias con vosotros a través de este medio expondré en un pequeño resumen las situaciones, rutas, convivencia y momentos buenos-malos de estos pasados 25 días de monte y rule aberroncho que hacen que la existencia sea diferente.

Basta de rollo.  Al turrón kiollls.

IMG-20160814-WA0038En principio todo era una salida normal.  Luego fuimos coincidiendo varios colegas de diferentes valles con un denominador en común, la montaña.  También en su vertiente btt, naturalmuerte.  Fue un germen que parece crecía y al final… llegó el final.  Un grupo cicloalpinista formado por lo mejor de cada casa.  O eso dicen.  Sin nombre, sin organización ni estructura previa.  Yo diría más bien espiritual.IMG-20160814-WA0016  Uno de Ainsa, otro de Biescas, otro lo han echado de todos los sitios, otro de la Tierra Baja, del Valle del Zierzo, algún compañero en ocasiones procedente de Vitoria y así como veis un grupo heterogéneo con una sola idea:  El Montalbán.  También le llaman btt, enduro, bici de monte o tantas cosas más.  Creo sencillamente que hacemos bicicleta.

13935035_1439981876017874_8379072166384896990_nMi último tren llegaba con retraso así que acepté cualquier lío que se me ofreciera con pinta de embarcada.  IMG-20160813-WA0002Era el principio de agosto del corriente y con más mono de bici que de otra cosa.  Tal vez Arguis fuera suficiente.  Sin pensar más allá con el tío Mzungu (el biker con los huevos más bajos del Reyno) nos hicimos una subida y bajada al más puro style aberroncho.  Sube desde Belsué, baja 800 m negativos de un tirón.  Ufff.  No era suficiente.  Sólo sirvió de estímulo a mis músculos que se tonificaron.  Pero la cabeza me pedía más.  Las endorfinas dormidas por las ambars no paraban de bullir.  Habría que estirarse más que un portero de futbolín para calmar tanta ansiedad.  Era como adelantar un talón de setencientas para cubrir una vida disoluta y de perdición.  13921208_1439983282684400_1285778031106412638_nNada.  Un par de salidas tan escuálidas como mi bici de entreno y otra vez a intentar tomar aire puro.  13900335_1443808675635194_6410508018618450893_n (1)Esta vez de verdad.  Ahora toca subir varias veces al Valle.  Aquí no hay medias tintas.  Así que como objetivo la Raca y después Dios dirá.  A la altura de año que estamos no podemos desperdiciar ningún pico.  Remontamos después de hacernos el Camino de Santiago y procedemos a bajar por la nueva senda que desciende desde la Trapa hacia Canfranc.  No apta para cardíacos.  No digo más.  Curvas y contracurvas de pivotaje, ramas, patio, trampas (más que en una película de chinos) y al final una ruta destroza piernas.14034851_1443809248968470_446990835482943623_n

Otra vez más repetimos por el Valle, porque las sendas que han trazado el amigo Toño y cía y la limpieza que se han currado en la zona de Collarada bien merecen la pena de varias visitas y así poder festejar con los colegas que se implican en la labor.  Aupa. Pendiente para este año quedan los Bacunes, Estiviellas, Caseta del Vasco y un par de subidas a lo loco.

14045675_1444688078880587_7934573160131671820_nCon las espaldas bien guardadas por un pequeño entreno llega el turno al Cancías.  Madredelamorhermoso. Puro sufrimiento oiga.  1350 m+ de desnivel a lo loco.  La parte de ascensión en bici es una delicia pero el suplicio empieza desde el refugio y a raíz del remonte de bici.  Se tira de la burra para arriba agarrada del ramal.  Si esto era poco no faltaba otra cosa que la parte final de trepada para llegar a unas campas alpinas preciosas desde las que descender hacia el punto de partida que no fue otro que Fiscal.  Más en concreto nuestra base de operaciones. La que algunos llaman Camping El Jabalí Blanco.IMG-20160814-WA0033

Esta ruta marca.  Teníamos hecha la Fuente del Gato, Ibonciecho, Cutas y Berroy, quedaba pues rematar la faena en el valle.
Listo y medido.  Un reparador baño en el río Ara con espectáculo lamentable para las visitantes del lugar hizo el resto.  Las risas también porque con el agua fría no quiero contar como se queda…..el patio, y eso que alguno movía el culete con un swing que derretía el hielo de las copas.

20160804_185806_resized (1)

Vamos in crecendo.  Era la antesala.  La plegaria previa.
Todavía no había llegado el hito final. Ya las campanas repicaban a duelo cuando me vi que no había solución.  Alea jacta est.  Tocaba una salida total.  La vuelta a los picos de Guara.  Majestuosos, duros, preciosos y poco asequibles.  IMG-20160814-WA0021Dije que sí, sin pensar,pretendiendo hacer un envite de farol, sabía lo que esperaba y aun así estaba  dispuesto a subir.  Para volver a ser alguien en el ambiente no basta con escribir, tener gramática parda y salir un par de veces a la semana, también debes subir, bajar, sufrir y comer polvo y algún erizón.IMG-20160813-WA0001  Y eso es precisamente lo que pasó.  Con 6 horas y media de pedaleo y desnivel por encima de los 1500 m (con mucha solvencia registrados) el paseo no fue como el de Miss Daisy.  Reventados como el lagarto de Jaén –al que le llegaron las tripas a Córdoba- , deshidratados, medio atufaos y con más heridas en las piernas que si nos hubiéramos  fo***do un gato llegamos a Nocito, a la sazón inicio y final de vuelta.

Ad20160821_153318_resizederezado todo esto durante estas 4 semanas con una compañía digna de cualquier frenopático o de cualquier centro de btt, reformatorio para almas con estreñimiento producto del asfalto y unas ansias desmedidas por llenar los pulmones de aire puro, libertad y montaña; sensaciones que sólo vosotros lectores que compartís esta afición podéis entender, vivimos cada latido del corazón esperando otro segundo más en esta tesitura.

13901369_1443809365635125_716652648235753946_n 13895580_1439982909351104_7661154113770197611_n 13900156_1443809822301746_5080346489191147354_n

No padecemos locura transitoria, no creo. Yo diría que lo necesitamos, estamos enganchados.  Es la necesidad inmaterial de vivir así, lo que los hippies llamaban “una forma de vida”.  No quiero ser un cadáver en el tranvía, necesito saber que voy a volver.  Hoy como siempre…pienso en verde.S

See you, little canal sparrows.  Nos vemos en el monte.  Un fuerte abrizo.

firma-blog-btt_albertolagartija

Leer Más

Disfrutando de la cima, mientras nos preparamos para la bajada.

La increíble bajada de la Raca en óptimas condiciones

CRÓNICA DE LA SALIDA:

Este “finde”, con los “compis” y amigos del club, decidimos comenzar el mes de julio subiendo a Astún para probar la bajada de la Raca, ya que nos habían comentado que la subida ya estaba libre de nieve.

Como breve introducción, para los que todavía no conozcan la ruta, se trata de una bajada espectacular desde la Cima de la Raca hacia el “puente del Ruso” por una increíble trialera, muy aérea, con una espectacular vista hacia todo el valle del Aragón, donde destaca la imagen de Canfranc Estación con el enorme espacio ocupado por las vías de la antigua estación internacional.

La ruta que habitualmente recomendamos es la ruta 21, una espectacular ruta circular desde Canfranc, pero en esta ocasión nosotros decidimos subir hasta Astún en el bus de la Mancomunidad para, saliendo desde Astún, enlazar esa bajada con el camino de Santiago hasta llegar hasta Jaca. De ese modo evitamos el transfer a Canfranc.

Foto de grupo antes de salir
Foto de grupo antes de salir. De izda. a dcha. Brasi, Guillermo, Pedro, Patri, Alfonso, Pedro y Robert

Tras agruparnos en la base de la estación los que subimos en el bus amarillo y los que subían en coche, comenzamos a subir hacia la Raca por la pista, que está en perfectas condiciones.

Subiendo por la amplia pista, mientras vemos el mar de nubes
Subiendo por la amplia pista, mientras vemos el mar de nubes

Mientras subimos, disfrutamos del paisaje en un día en el que tenemos un fantástico mar de nubes, habitual de la zona. En muchas ocasiones se quedan “atascadas” todas las nubes que vienen de Francia y van pasando poco a poco por el Somport (Sumus Portus) hacia el Valle del Aragón, donde se van disipando, formando un fantástico mar de nubes que, por otro lado, apenas afectan a este recorrido.

Foto de grupo en el primero de los neveros
Foto de grupo en el primero de los neveros. De izda. a dcha. Pedro, Alberto, Brasi y Patrri, con el Midi d’Ossau al fondo

Salvo un par de neveros se llega muy bien a la cima. Aprovechamos los neveros para hacernos unas cuentas fotos y disfrutar del frescor que nos proporcionan, ante una subida constante como la que estamos haciendo. Este año tenemos menos nieve que en años anteriores y eso que venimos en fechas anteriores a las de otros años.

Foto en el segundo de los neveros
Foto en otro de los neveros, con le Midi d’Ossau siempre presente, al fondo

La cima es espectacular, ya que se abre a la derecha una fantástica vista del Valle del Aragón y a la izquierda el valle de Canal Roya, llamado así por el color rojizo de la tierra y las piedras, que destacan con el verde de los pastos de festuca y los colores de las flores de la primavera.

Disfrutando de la cima, mientras nos preparamos para la bajada.
Disfrutando de la cima, mientras nos preparamos para la bajada.

La bajada está espectacular, muy verde, buen “grip”, en general bastante limpia, salvo algún tramo cercano al Ruso, donde está la hierba algo más alta.

El primer tramo de bajada es muy aéreo y en algunos tramos lo hacemos a pie por tener muchos montículos con hierbas que pueden ocultar trampas muy peligrosas con la pendiente que tenemos, por lo que solamente donde se ve el sendero muy claro se puede hacer montado.

Patri, bajando este primer tramo, muy vertical
Patri, bajando este primer tramo, muy vertical

El sendero es recto, hacia abajo, hasta el momento que llegamos a la cresta, donde baja a la izquierda hacia una pala en la que comienzan las primeras “zetas de 180º”, que podemos ver en la siguiente foto.

Primeras "zetas" de bajada, vistas desde la cresta
Primeras “zetas” de bajada, vistas desde la cresta. Al fondo, en el valle, se ve Canfranc Estación

Conforme perdemos altura, comienzan a aparecer arbustos, pinos que poco a poco se van acumulando, hasta que penetramos en un bosque con un sendero que lo cruza con trialeras y curvas de todo tipo.

Entrando en un bosque con arbustos primero y árboles después, con la impresionante vista de la estación de Canfranc abajo, ... muy abajo
Entrando en un bosque con arbustos primero y árboles después, con la impresionante vista de la estación de Canfranc abajo, … muy abajo

A ratos se abre y nos permite ver el fondo de valle, como que se cierra y no se puede ver más que árboles y una interminable trialera que nos lleva a exprimirnos a tope para mantenemos en equilibrio sobre la bici, sin echar pie a tierra (o quizás las costillas, según los riesgos que asumas).

Algo que por cierto, pocos consiguen, lo normal es hacer algunos tramos a pie, sobre todo los que no somos especialistas, no tenemos la técnica, ni llevamos las equipaciones de descenso.

Curva de 180º, con la tierra "roya" tan característica de este valle
Curva de 180º, con la tierra “roya” tan característica de este valle

Este día al llegar al ruso nos encontramos con una niebla que nos llegó a hacer sentir incluso algo de frío, que algunos agradecimos ante la sudada que llevábamos por la mezcla de esfuerzo, nervios y adrenalina que fluía por todo nuestro cuerpo, tras alguna “tarascada” en algún moment0 de falta de equilibrio, o de exceso de confianza.

Bajada en la niebla
Bajada en la niebla

Del Ruso hacia abajo tenemos interminables trialeras muy variadas, todas ellas por bosques de pinos, que de vez en cuando nos llevan a cruzar alguna pista más amplia que va hacia el valle de Canal Roya.

Pero nosotros seguimos siempre hacia abajo, buscando otra trialera, exprimiendo a tope nuestra destreza sobre la bicicleta y teniendo cada vez mejores sensaciones, conforme vemos que nos van saliendo las cosas.

En una bajada tan larga, eso pasa. Comienzas con muchas dudas, tomando muchas precauciones y poco a poco vas cogiendo confianza y entrando con mayor decisión a las trialeras, de las que sueles salir airoso, lo que te anima a ver las trialeras cada vez más asequibles, entrando en un círculo virtuoso (o vicioso?) en el que hay que mantener la cabeza fría, para no llegar a dejarse llevar y arriesgar más de lo que es sensato.

Al llegar al final de cada tramo, cuando no puedes mantener más la tensión en todos los músculos de tu cuerpo, paras, dejas fluir la sangre por todo tu cuerpo y hasta levantas la vista del sendero para ver el paisaje. Pero la adrenaliza sale por todos los poros de la piel, te embota la cabeza y te llama a seguir más y más, más y más, …

Es una trialera brutal, sin comparación posible, en la que nos hemos llegado a encontrar a gente muy diversa (incluso algún estadounidense) que ha venido de propio a bajarla, atraído por la enorme belleza y el reto que supone.

Uno de los descansos tomados en la bajada
Uno de los descansos tomados en la bajada

Y os aseguro que, si después de esta trialera sigues por el camino de Santiago hasta Jaca, pasando por todos los municipios del camino (Canfranc Estación, Canfranc pueblo, Villanúa, Castiello), llegas a Jaca con una enorme sonrisa en la cara y totalmente satisfecho.

¡AH! y valdado como para echar una buena siesta para reponer los doloridos músculos de todo el cuerpo. Eso sí, después de una buena comida, ya que el estómago parece que tenga un enorme agujero y nunca se llena.

NOTA: Los más “agudos” habréis echado en falta fotos de la bajada, … os aseguro que no se pueden hacer fotos, solo quieres seguir bajando y bajando, … otra trialera, …. otra curva de 180 sin echar pie a tierra, … un saltito, …. ooooops, ¡¡ paraaa, que me la doy !!

Habrá que bajarla otra vez, a ver si la próxima somos capaces de hacer fotos.

TRACK:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/spatialArtifacts.do?event=view&id=7736823&measures=on&title=on&near=off&images=on&maptype=S

Powered by Wikiloc

VÍDEO:

Si no habéis hecho esta ruta, no lo penséis dos veces, tenéis que hacerla, desde ahora ya, tanto en verano, como en otoño, … en invierno es para hacerla con esquís, pero esa es otra historia.

En el siguiente link tenéis mapas y más detalles de esta bajada, en una crónica de otoño de hace un par de años, época en la que los colores cambian totalmente y hacen de esta ruta algo todavía más espectacular:

CRÓNICA DE ESTA MISMA RUTA EN OTOÑO

Leer Más

Panorama Valle Aragon

Astún – Raca – Raqueta – Camino Santiago – Jaca

DESCRIPCIÓN DE LA SALIDA:

El pasado sábado, 6 de septiembre, se hicieron dos salidas de club. Una de ellas era otra expedición de reconocimiento de algunos tramos de la próxima QH de BTT y la otra fue la bajada de Astún a Jaca, subiendo a la Raca y volviendo por el camino de Santiago.

Pedro y Brasi en la Plaza Biscós
Punto de reunión para coger el bus

Como esta vez no es una ruta circular, utilizamos el bus de la Mancomunidad para subir a la estación de Astún. Aunque la web decía que salía a las 8h, en verdad salía a las 8:30h, por loa que estuvimos haciendo tiempo tomando el café con el chófer del bus, que amablemente nos hizo una foto al llegar arriba, ¡¡ Muchas gracias Javi !!

Descargadas las bicis
Nos deja el autobús en Astún.

El bus es un servicio muy barato y en el maletero de abajo caben por lo que nos dijeron entre 4 y 6 bicis, dependiendo del bus que lleven, ya que no siempre es el mismo. Pues nada, tras la foto de rigor, al lío.

Iniciando la subida a la Raca
Brasi iniciando la subida a la Raca, con dos navarricos que nos encontramos en el bus (subieron en Canfranc) y nos acompañaron en la subida

La subida por pista es muy cómoda, ya que el firme está en perfectas  condiciones y la pendiente es muy progresiva, sin grandes rampas. Este año ya no nos encontramos la nieve del año pasado, seguramente por las abundantes lluvias de julio y por estar ya en septiembre, claro.

Al llegar arriba fuimos a buscar la foto en la silla, reo fue imposible, ya que estaba todo recién abonado y no había forma de bajar de la bici sin ponerse perdido, por lo que nos fruimos hacia la cima y estuvimos descansando allí un rato, observando el paisaje y echando unas cuantas fotos.

Brasi, reflexivo ante semejante paisaje
Brasi, reflexivo ante semejante paisaje

El paisaje es brutal, espectacular, imposible de explicar sin experimentar lo que supone estar allí. En un pobre intento de transmitirlo he hecho una panorámicas, pero me temo que tampoco lo he conseguido. Aconsejable hacer doble click sobre la foto, para poderla ver mas grande.

Panoramica Canalroya y Valle del Aragón
Panorámica de Canalroya y del valle del Aragón, con el Anayet en medio y a la izquierda asoma a lo lejos el Midi d’Ossau
Panorama Valle Aragon
Panorámica del Valle del Aragón

Bueno, ya hemos hecho la primera subidica del día. Ahora nos espera una espectacular bajada con tramos muy técnico, curvas de 180º, tramos por bosque y algún paso complicado, como el de la siguiente foto:

Una de las "curvas" de la bajada de la raca
Brasi, tras bajar una de los tramos “técnicos” de la bajada de la Raca

En uno de estos tramos, le pegué un golpe a una piedra con la rueda delantera, cuya cubierta se retorció y comenzó perder aire en la zona de unión con la llanta, afortunadamente el liquido hizo su función y fue sellando la pérdida de aire mientras la inflaba, hasta llegar a los 2kg de presión. Es importante llevar lo necesario para eventualidades con estas (cámaras de reserva, algún pedazo de cubierta para taponar agujeros, etc.), ya que ni aun llevando tubeless te libras de estas cosas.

Prácticamente acabada esta bajada, salimos del bosque a una amplia explanada de hierba, en la denominada “Raqueta”, donde puedes seguir recto hasta el puente del Ruso. Nosotros giramos a la izquierda (marcado en mapa y perfil), para meternos a un bosque, a través de una entrada muy aérea, con una vista espectacular.

La bajada por este bosque está muy divertida, con algún tramo más comprometido pero en un entorno realmente precioso, bajando y bajando por un bosque bastante cerrado, con trialeras y tramos bastante técnicos.

Metiendo tripa
Aquí estamos tras la bajada de la Raca

Llega un momento que dejamos de tener tanta pendiente y comenzamos a tener un “sube – baja” que se hace durillo, con pronunciadas rampas de subida, intercaladas en bajadas rápidas y de este modo, vamos llegando a Canfranc Estación, teniendo que pasar las bicis por encima de algunas vallas puestas para evitar el tránsito de los animales que están pastoreando.

Nosotros decidimos ir hacia el Paseo de los melancólicos (frente a la estación internacional), que es un agradable paseo, donde es habitual encontrar gente, por lo que hay que ir con cuidado, con respeto a los demás.

Al final de este paseo comenzamos a bajar hasta llegar a unas vías que entraban a un par de túneles. Entramos por el túnel de la izquierda (vía abandonada) y fuimos pegados a la izquierda, sobre una acera de enormes losas de piedra. Cuidado que falta alguna al principio y si no llevas nada de luz te puedes llevar un buen susto y hacerte bastante daño

En este tramo el GPS se vuelve loco, por lo que el track allí nos marca una subida que no tiene ningún sentido (ver perfil). Este tramo no te puedes guiar con el GPS, ya que la señal grabada da bastantes errores y aunque en este tramo he intentado borrar puntos aberrantes (incluso a mano), el track no es perfecto.

Al final bajamos cruzando otra vía y llegamos a la central hidroeléctrica de Canfranc, donde tomamos el camino de Santiago. Inicialmente hay como una carril-bici pintado de color rojo, junto a la carretera general (cuidado) y tras un túnel se baja por unas escaleras a la izquierda para cruzar el río y seguir por allí el caminos de Santiago.

La verdad es que es una pena como dejaron el camino de Santiago tras la última remodelación, ya que nos encontramos algunos tramos imposibles de realizar montado. Pero bueno, esos pequeños tramos se hacer a pie y resuelto.

Primera zona de bosque, que luego se abre y seguimos hasta Canfranc. Allí paramos para que Brasi repusiera líquidos, ya que se estaba quedando seco. Alucinante solo había un bar abierto.

Refugio de Canfranc, único bar abierto
Refugio de Canfranc, único bar abierto

Bueno, seguimos hacia Villanúa, por una pista muy cómoda, hasta que nos obliga a pasar por debajo de la carretera (yo paso a pie, ya que montado encima de la bici me daba la sensación e que no cabía) y tras ese punto, tenemos un tramo de sendero sobre la roca muy técnico por el tipo de firme.

Se trata de una zona kárstica, que transita sobre algunos tramos de roca desnuda y roturada por el agua, o tramos de piedros gordos y sumamente incómodos, con un sube-baja que ya se va notando en las piernas. Se hace durilo, pero bueno, bajando por allí pasamos al lado de la hidroeléctrica de Villanúa, posteriormente junto a la cueva del Guixas, hasta llegar a Villanúa.

Paramos en el supermercado por más bebida isotónica y seguimos para abajo por el paso del Juncaral, pasando junto al Ecoparque y por unos puentes nuevos sobre los canales navegables recientemente inaugurados. Luego un tramo de carretera, hasta llegar a Villa Juanita, dede retomamos pista (camino de Santiago), hasta Castiello y de allí a Jaca.

La verdad es que se hizo durilo, salía una aberración de metros de subida, pero tras editar los errores del GPS, salen como unos 1.500 m de ascensión acumulada. No se trata solo de los 600m de subida a la Raca, ya que continuamente tenemos subibaja para cruzar una carretera, para hacer un paso evitando una finca, etc.

Pero la enorme belleza del paisaje, la increíble bajada de la Raca y otra gran cantidad de alicientes, la hace ser una ruta sumamente interesante, quizás una de las mejores de esta zona.

MAPAS:

Aprovechando que me he comprado el editor de tracks y unos cuantos mapas, he aprovechado para practicar y mostraos con mayor detalle por donde va la ruta, con unos cuantos mapas d detalle. Si no se ven a primera vista, se pueden ampliar con un doble click, al iguala que las fotos.

Mapa General
Mapa general de la bajada
Mapa detalle Tramo 01
Mapa de detalles del primer tamo
Mapa detalle Tramo 02
Mapa de detalle del segundo tramo
Mapa detalle Tramo 03
Mapa de detalle del tercer tramo
Mapa detalle Tramo 04
Mapa de detalle del cuarto tramo

PERFIL:

Perfil con waypoints del Roadbook
Perfil de la salida, marcados los puntos intermedios del mapa

ALGUNOS DATOS TÉCNICOS:

DISTANCIA: 41 kilómetros

ASCENSIÓN ACUMULADA: 1.390 m.

TIEMPO: Unas 5 horas, con paradas incluidas. En este tipo de rutas el tiempo es muy dificil de estimar, ya que depende de múltiples factores, desde la habilidad en la bajada, hasta la eventualidad de alguna avería (pinchazo, reventón, o cualquier otra circunstancia), además por supuesto del rato que te quedas boquiabierto con el paisaje, o loco tirando fotos.

DIFICULTAD: Muy difícil, hay abundantes tramos muy técnicos.

TRACKS:

Track Original

ID WIKILOC: 7728797

Track Revisado y modificado

ID WIKILOC: 7736823

(más…)

Leer Más

Castiello – Larrosa – Sierra Contienda – Villanovilla – Castiello

RESUMEN DE LA RUTA:

Otra ruta en base a las salidas de Robert y Jesús. El otro día hicieron la ruta 7 desde Castiello, volviendo por Villanovilla. De ese modo se hace practicante la ruta 7, pasando por las dos crestas (fantásticas vistas), pero evitando los tramos de Albarín e Ipas, que son muy duros.

El incio es el habitual para ir hacia la Garcipollera. Saliendo de Castiello por carretera hasta el cruce con Villanovilla y seguimos por pista en dirección hacia Sta. María de Iguacel.

Antes de llegar a la Virgen de Iguacel, tomamos la pista que sale hacia la derecha y marca hacia Larrosa. A partier de aquí continua la subida por el bosque de la Garcipollera, por una pista algo menos transitada, hasta llegar a una zona de crestas.

Roberto nos enseña el pulgar
Roberto nos enseña el pulgar

Giramos a la izquierda, asomándonos hacia el Valle de Acumuer, pero sin bajar mucho, ya que enseguida iremos tomando hasta tres desvíos, siempre a derechas, para ir volviendo hacia la cresta de la Sierra de la Contienda.

Jesús posando para la foto
Jesús posando para la foto

Una vez llegados a esta cresta, seguimos recto por la cresta, hasta llegar al desvío a derechas para bajar a Villanovilla y volver a Jaca por la misma ruta que hemos venido.

Esta ruta, con las dos crestas es una de las que tienen mejores vistas de la zona. Este día parece que Jesús y Robert evitaron la tormenta por poco, … al menos hicieron al ruta a la sombra !!

Nubes negraaaas
Nubes negraaaas

TRACK: 

Castiello – Larrosa – Sierra Contienda – Villanovilla – Castiello

Leer Más

Nueva Ficha: Ruta 21, bajada de la Raca

Como ya comentábamos en el anterior post, la ruta más consultada, de largo es la de la bajada de la Raca, que tenemos catalogada como ruta 21.

Y, aunque todavía no lo hemos bajado como club este año, por la información de la salida del año pasado, hay suficiente para hacer la ficha, por lo que adelantamos esta ficha, que seguro que era muy esperada.

INTURMARK_BTT_ruta_21_BajadaRaca

En breves días iremos actualizando todos los posts reverenciados y mapas clave, incorporando las rutas nuevas.

Leer Más

Subida a la Espata desde Jaca

DESCRIPCIÓN DE LA SALIDA:

Este domingo, tras un día de ver una animación tremenda de bicis por la zona, gracias a la carrera de la Quebrantahuesos, subí a probar las piernas un poco por la pista que sube de Villanua hacia el refugio de la Trapa.

Comenzando con el camino de Santiago desde Jaca, llegué bastante entero a Villanúa y comencé a subir por la pista de la grapa. La verdad es que es tal y como parece en el perfil, una subida con una pendiente muy constante, y con un firme FATÁSTICO.

Este año el ayuntamiento de Villanúa se lo ha curado bien (como suele ser habitual), ha dejado la pista estupenda. Posiblemente gracias a eso, con un firme que agarraba fenomenal y permitía levantarse a ratos para relajar la postura de la espalda y cambiar el ritmo, llegué hasta el refugio de la Espata, algo que para mí es una auténtica proeza.

Refugio de la Espata, junto a la fuente un abrevadero para los animales
Refugio de la Espata, junto a la fuente un abrevadero para los animales

El perfecto estado de la pista, junto con un día de temperatura ideal, con unas nubes que iban pasando a ratos para que no hiciera calor y un poco de esa mezcla de música que suelo llevar de heavy metal con música clásica, fueron para mí un día ideal de entrenamiento, consiguiendo llegar más entero que otras veces al refugio de la Espata.

Posando en la fuente, junto al abrevadero
Descansando en la fuente, junto al abrevadero

Los que ya me conocéis, sabéis que no soy muy trialero, pero desde aquí hay varias bajadas marcadas por el Ayuntamiento de Villanúa que están muy bien para los amantes del enduro, como ya hemos indicado en alguna entrada anterior. La bajada la inicié por pista, disfrutando del paisaje.

Pista en perfectas condiciones, con un paisaje muy alpino, ene l que la altura ya no permite el crecimiento de árboles y el verde comienza a tomar el relevo del blanco.
Pista en perfectas condiciones, con un paisaje muy alpino, ene l que la altura ya no permite el crecimiento de árboles y el verde comienza a tomar el relevo del blanco.

Pero no pude evitar la tentación y revisé el estado de alguna trialera.

Senderos de Villanúa, bajando de la Espata
Senderos de Villanúa, bajando de la Espata

Todos muy limpios, en perfecto estado.

Senderos de Villanúa, bajando de la Espata
Senderos de Villanúa, bajando de la Espata

Al llegar a la barrera, en lugar de seguir bajando, decido ir a la izquierda y alargar hacia la fuente el Paco para hacer esa última bajada y comprobar que estaba todo en perfectas condiciones.

Senderos de Villanúa, bajando de la Espata
Senderos de Villanúa, bajando de la Espata

Para bajar desde Villanúa, utilicé los senderos del Juncaral (que me enseñó el amigo Cristóbal), para no tener que hacer otra subida fuerte y finalmente un pequeño trozo de carretera hasta Villa Juanita, donde ya se puede volver a coger el camino de Santiago y completar la vuelta todo por camino.

MAPA:

Mapa de detalle del tramo más alto
Mapa de detalle del tramo más alto

PERFIL:

Perfil de la ruta del día
Perfil de la ruta del día

ALGUNOS DATOS TÉCNICOS:

DISTANCIA: 55 km

DESNIVEL + ACUMULADO: 1.331 m

DIFICULTAD: Moderado, técnicamente sencillo, pero la subida se hace eterna.

LINK DE WIKILOC:

 Subida a la Espata, desde Jaca

ID WIKILOC: 7149039

ALGUNA FOTO MÁS:

Zona de descanso donde te deja el Land Rover del Servicio Municipal "Los Senderos del Collarada"
Zona de descanso donde te deja el Land Rover del Servicio Municipal “Los Senderos del Collarada”, bajo unos bonitos pinos

Leer Más

Revisión ruta 11: circular Villanovilla – Albarún – Ipas

BREVE RESUMEN DE LA SALIDA:

Salida de domingo, ya que el sábado me fue imposible salir con los chicos del club por compromisos familiares.

Aunque por arriba se veían nubes oscuras, el día aguantó y pude disfrutar de la primavera del Pirineo, con las primeras florecillas, la pradera verde y comenzando ya a espigar.

Primavera
Así se mostraba la primavera en la cresta de la sierra de la Cotienda

Es uno de mis primeros días de BTT, por lo que decido hacer una ruta cortita, la ruta 11, para ver como están los senderos y actualizarlo en el blog.

El Camino de Santiago está muy bien hasta Castiello. El año pasado lo arreglaron tras las riadas y este año el agua tenía mucho sitio para bajar, por lo que no le ha afectado en nada. La zona próxima al camping que el año pasado estaba con “zaborros” algo sueltos, ya se ha ido asentando y la subida se hace muy cómoda y agradable.

Al llegar a Castiello, se coge la carretera hacia la Garcipollera, hasta llegar a Villanovilla. Es el único tramo por carretera, con una pendiente que sigue siendo muy cómoda, como se puede ver en el perfil.

La salida de Villanovilla está tapada por un boj y un espino albar que obligan a bajar de la bici para cruzarlos.

Arboles caídos a la salida de Villanivilla (boj y espino albar)
Arboles caídos a la salida de Villanivilla (boj y espino albar). Se ve como la tierra ha sido arrastrada por el agua rebasando el murete de piedra.

Por la pista de abajo no hay obstáculos, como se ve en la siguiente fotografía, en la que también se aprecia que este tramo tiene mucha tierra arcillosa, que seguramente ha venido  arrastrada por toda la ladera que ha traído eses árboles a obstaculizar el sendero de arriba.

El camino enlaza con la pista de abajo. Mucha tierra y alguna rodada
El camino enlaza con la pista de abajo. Mucha tierra y alguna rodada

Pero una vez pasamos este tramo, comenzamos a subir por una pista en un estado fantástico, sin rodadas ni dificultad alguna, salvo la pendiente que en este tramo se va empinando cada vez más.

Pista con abundante grava, un drenaje perfecto
Pista con abundante grava, un drenaje perfecto

La subida es exigente, pero cuando se llega a la cresta y tirando hacia el Alabrín (a la derecha), la cosa se empina muchísimo más, lo que me obliga a meter el último piñón, que me guardaba para entonces. Pero ni aún por esas, al final en algunas de estas rampas me veo obligado a echar pie a tierra por no poder con ellas. En la cresta volvemos a tener un firme muy arcillosos y con muchas rodadas.

Subida hacia el Albarin
Subida hacia el Albarin

Como vereis en el mapa, me salió la vena de explorador y me metí por un sendero que había tras una barrera a mano derecha, para ver hacia donde me llevaba.

Desvío
Desvío

Pero se fue cerrando cada vez más y al final me di la vuelta para seguir subiendo por la cresta hacia el Albarín (o Albarún, como le dicen algunos). En fin, una “embarcada” de las mías, que le vamos a hacer, al menos fui disfrutando de observar el bosquecito de pinos, con una tranquilidad absoluta, sin nadie que me perturbara esa paz.

Piñas formándose
Nuevos brotes formándose en los pinos, … por fin llega la primavera

Vuelta para arriba y a sufrir, ¡qué dura es esa subida!, vaya rampas.

Justo cuando ya llegamos a la barrera que nos lleva a rodear por la derecha el alto del Alabrín, tenemos una vista espectacular de Jaca, a las faldas del monte Oroel.

Oroel a la izquierda y a la derecha Jaca
Oroel a la izquierda y a la derecha Jaca

Ese rodeo ya es cuesta abajo y comenzamos a disfrutar de un divertido sendero en una zona muy sombría de pinos y aquel día sin apenas charcos. La salida de ese bosquecito para llegar a la cresta de bajada es espectacular y vemos otra vez el Oroel, con Jaca en su regazo y ente medio el bosque de pinos por el que vamos a bajar, con el sendero muy bien definido.

Vista pasado el el Alabrín, Oroel, con Barós debajo y a la derecha Jaca
Vista pasado el el Alabrín, Oroel, con Barós debajo y a la derecha Jaca

Pero a mi realmente me encanta la especacular vista de la cresta de bajada (en al subida no me llegaba la sangre al cerebro, la tenía toda en la s piernas). A la izquierda se ve el Oroel y Jaca, con un bosquecito en medio, mientras que a la derecha vemos todo el vallecito de la Garcipollera, con las montañas nevadas medio ocultas por unos nubarrones negros que se quedan allí pegados y nos respetan ese día en la salida.

Panoramica de la bajada del Albarun
Panoramica de la bajada del Albarín.

La anterior es un pobre intento de mostrar ese espectáculo, pero no hay nada como disfrutarlo bajando con la bici y notando como el airecito fresco nos refresca las castigadas piernas.

Finalmente llegamos a un cruce, en el que tomamos el camino hacia la izquierda para meternos en el bosque y seguimos bajando por un camino muy empinado, en medio de los pinos. Aún nos quedan un par de rampas, que ya se hacen muy duras, pero que son cortitas y enlazan enseguida con otros tramos de bajada.

Vista del Oroel, con pequeña cabañita de piedra, medio derruida y tragada por la naturaleza.
Vista del Oroel, con pequeña cabañita de piedra, medio derruida y tragada por la naturaleza.

Bajando vamos encontrando muretes de lajas, o pequeñas bordas aparentemente abandonadas. y así, disfrutando de la bajada, ya vamos acercándonos a Ipas.

Emplazamiento de Ipas, destacando en un alto
Emplazamiento de Ipas, destacando en un alto

Aquí podemos ver como enlaza este camino con otro que viene de la derecha, del monte del Rapitán, en cuyo alto hay un precioso fuerte militar y que el año pasado fue final de la vuelta ciclista a España, con una carretea que acaba en unas duras rampas finales en la que “Purito” reventó a Contador y le sacó unos cuantos segundos.

Panoramica de la llegada a Baraguas, con el Oroel a la izquierdas el Rapitán a la derecha
Panoramica de la llegada a Ipas, con el Oroel a la izquierdas el Rapitán a la derecha

Seguimos viendo el esplendor de la primavera, con muchas flores en los arbustos, hasta llegar a Ipas.

Espino albar en flor.
Espino albar en flor.

De Ipas a Jaca tenemos la posibilidad de bajar por pista, o haciendo el cabra a través de una zona de margas, que yo dejo para otro día, más avanzada la temporada y con mejor manejo de bici, que para ser primer día esta salida ya está bien.

Ipas con el Oroel al fondo
Ipas con el Oroel al fondo

MAPA DE LA SALIDA:

Mapa de la salida
Mapa de la salida

PERFIL DE LA SALIDA:

Perfil de la salida
Perfil de la salida

ALGUNOS DATOS TÉCNICOS:

DISTANCIA: 32,53 km, incluida la embarcada. haciéndolo bien, unos 30km.

DESNIVEL +: 968m

Punto más alto: 1.508 m.

TRACK DE LA SALIDA EN WIKILOC:

 Revisión ruta 11: circular Villanovilla – Albarún – Ipas

 

Leer Más

Emociones

Porque la Mountain Bike (MTB, o BTT) no es sólo un deporte.

Fantástico video que nos recomienda Josan con varias tomas de bikers locales a los que seguro que reconocéis, en toda esta zona, destacando la bajada de Astún con la vista a lo lejos de la estación de Canfranc con su túnel ferroviario, alguna toma en la zona de Aínsa, etc.

Because we love the mountain

Because WHEN WE RIDE, NOTHING ELSE MATTERS

Leer Más

Cena de club

Por la mañana hicimos salida de club tranquilita, por la Torre del Moro, que es uno de los furores de este verano, mientras nuestros compañeros más competitivos, se fueron a la Gorrión 2.013, donde los de Sabi empiezan ya a conocernos, jejeje

Los más trankis, preparados para salida alternativa a la Gorrión 2.013
Los más trankis, preparados para salida alternativa a la Gorrión 2.013: Emilio, Armand, Chuso, Pedro y Pedro

Pero bueno, ya se sabe que a comodones, siempre hay quien gane, como nos recuerda más tarde Cecilio. Y que la experiencia es un grado, … ¡eso es indiscutible!

Cecilio descansando tras la subida. ¿De donde salieron las sillas, de la mochila?
Cecilio descansando tras la subida. ¿De donde salieron las sillas, de la mochila?

Tras echar la clásica caña en el Trillo, dejamos a Rafa que no pudo venir por el curro y nos fuimos a cenar a la Trattoría del Gran hotel, donde brindamos varias veces por los campeones de la Gorrión.

Tras la cena,  alguna copa por la noche de Jaca, un rato para hablar como locos de rutas, futuros proyectos, comparar bicis, compartir conocimientos sobre componentes y demás.

Los más "golfos" del club, echando unas copas
Los más “golfos” del club, echando unas copas, disfrutando de la fresca noche de Jaca

En fin, la clásica cena de club de “globeros” en la que repasamos todo lo que habíamos hecho a lo largo de esta temporada. Para los que no nos siguen muy asiduamente en este blog, o les de pereza leer el resumen de las rutas que más gustaron este verano, hemos preparado un pequeño vídeo en el que podréis verlo todo en cinco minutos.

Pero esto no quiere decir que sea el fin de la temporada, sino que es el comienzo del otoño,  que poco a poco irá llegando con todo su esplendor, que nos permitirá seguir pedaleando por la montaña y del que merece la pena no perderse nada, como podréis comprobar por fotos de otros años anteriores.

Otoño, en el camino de Santiago de Castiello a Villanúa
Otoño, en el camino de Santiago de Castiello a Villanúa
Nubes que empiezan a traer las primeras nieves
Nubes que empiezan a traer las primeras nieves

Leer Más