Ruta ZZ026 Integral de Berroy.

 

Salida mensual del Grupo de Montaña de As Cimas, Sección BTT Enduro.

ABERRONCHO TEAM.

5 de Mayo.  Ruta ZZ026 Integral de Berroy.

 

 

“Bien, comencé bajando por una sucia carretera, empecé completamente solo, y el sol se puso mientras cruzaba la colina, y la ciudad se iluminó, el mundo se quedó inmóvil”.

 

De mañana, con buen tiempo, juntos y organizados después del viaje de llegada hasta el Camping “El Jabalí Blanco” -en Fiscal- empezamos nuestra andadura en btt por la carretera recién asfaltada que asciende dirección Bergua.  Es un discurrir suave y placentero, y nosotros una recua (2ª coloq. acepción de la R.A.E. por favor) de ciclistas con ansias de aire puro, buen rollo, necesidad de paisaje, montaña, y en definitiva esencia de libertad.  Todavía frescos, alegres, dicharacheros y hasta bromistas, aun a sabiendas de lo que nos espera, mas con buena disposición a sufrir, a pedalear y hasta a generar adrenalina a cascoporro.  Estos aberronchos no escarmientan.  Les pides mucho y dan más.  Creo que ahora los modernos les llaman “sados”.  Estos parecen de esa categoría, versión biker.  Como muestra de esa creencia colectiva allí acudieron del orden de 13 elementos, conjurados en el intento.  Un éxito a mi modo de entender este tipo de salida en la que el que muere…  pierde.  Es lo que hay.

 

“Estoy aprendiendo a volar, pero no tengo alas, descender es la parte más difícil” 

Sobre la marcha, una vez en el desvío del pueblo, junto a la ermita de Ntra. Sra. de la Asunción, ascendimos en sentido contrario por la pista de tierra que se dirige hacia las antenas que el monte posee en la parte superior.  Agridulce sensación de sombra e inclinación perversa que te pone las pilas en menos que canta un gato.  La subida es larga, constante y con un buen piso.  Se hace dura porque no tiene descanso y a tramos se atraganta el porcentaje que presenta entre revueltas de curvas y en ocasiones rectas a las que te da miedo mirar al fondo y descubrir los metros de ascensión que salva cada tramo.  Es la parte más difícil, pero todo tiene un final.

 

“Bien, los viejos buenos tiempos quizás no vuelvan, y las rocas podrían derretirse y el mar podría arder”.

 Aun con todo se consigue, a base de constancia, y no sin esfuerzo, se deja hacer al tran-tran.  Tras un tiempo de algún sufrimiento y de consumir glucosa a tutiplén se nos presenta el desvío por una pequeña trocha, o tal vez un camino antiguo bajo las hayas y los pinos negros, tapizado de hojarasca y matorral bajo que alfombra nuestro rodar en dirección a la pradera superior, junto a la pardina espaldada que dará inicio a la senda de descenso.  Un breve parón y reagrupamiento es suficiente para disfrutar en grupo del paisaje, de la ascensión prolongada durante muchos minutos de esfuerzo.  Una postal que gratifica los sentidos apreciando el valle del Ara, a vista sobre Cancias, el fondo del barranco de San Salvador, el collado Fenés, Lardiés y los pueblos que muestran sus tejados y construcciones.  El bosque se puebla, el verdor sobrecoge, el aire límpido te envuelve y tú reposas sobre la hierba corta, húmeda y confortable.  ¿Algo puede transmitir mejor la sensación de paz?

“Estoy aprendiendo a volar, pero no tengo alas descender es la parte más difícil”.

 

Nos disponemos a montar en las máquinas de última generación, de carbono, aluminio, sofisticación técnica por doquier y complicaciones que otrora serían incomprensibles.  A veces nos dan muestras de ello la gente con la que conversamos y que nos miran con desconfianza y sorpresa cuando les pedimos indicaciones de la ruta; a lo cual consecuentemente nos contestan:  “Por allí no se puede ir en bici”.  Respuesta natural para aquellos no familiarizados con este deporte.  Y en esto llegó el momento de descender por la senda.  Al ritmo de cada cual.  Algunos lo hacen rápido, otros simplemente disfrutan del rodar complicado sobre las lajas, sobre las raíces, sobre piedra movida o canales de tierra que en su día fueron camino de herradura o conexión entre pardinas, majadas, casetas de pastores y apriscos de ganado.  Jalonado de vegetación de montaña, de pinos negros, de algún abeto en la parte superior te indica que la altitud como el clima erosionan y degradan un territorio hostil, difícil de poblar y más de aprovechar en los tiempos que corren.  Pero que te llega adentro.  Te conmueve comprobar que en algún momento estuvo poblado, que allí se fabricaron muros para contener pequeñas tablas de cultivo y que las carboneras y aprovechamientos forestales eran fuente de recursos para la población que allí subsistía. Poco queda de la huella humana, la etnografía describirá sus costumbres y la tradición oral recogerá las imágenes que nosotros contemplamos desde nuestra visión modernizada de la sociedad actual.

“Bien, algunos dicen que la vida te pegará fuerte, romperá tu corazón, robará tu corona. Así que he salido a Dios sabe dónde, supongo que lo sabré cuando llegue allí”.

 

Por el sendero, atravesado en muchas ocasiones por árboles caídos, el descenso es vertiginoso a tramos, pero en particular la primera parte se hace con mayor esfuerzo al presentar un desnivel negativo destacable.  Posteriormente hay un tramo medio que gira rodeando la montaña por el que es necesario pedalear y a veces ascender con fuerza para superar los repechos.  En cualquier caso, llegados a la cruz de piedra, construida con restos de otras casas, emprenderemos el último sector de descenso entre bosque a base de trazar los zig-zag que a menudo te sacan los colores debido a la inclinación.  Es un lujo acabar en la carretera manso, con los cuadríceps ardiendo, las muñecas doloridas y los discos echando humo.  Es lo que tiene apurar el material.

“Estoy aprendiendo a volar, pero no tengo alas descender es la parte más difícil”.

Como dijo Tom: “Descender es la parte más difícil”.  No se trata tan solo de llegar sino de llegar de una pieza y sin haber roto el material, que también es importante.  Y en esto llegó el final.  Ojalá durara más pero entre ponte bien y estate quieta, descansos, comida, paisaje, averías técnicas y alguna cosa más, llegamos a la parte final donde se atraviesa la carretera inicial y nos acercamos al río Ara para andar por su ribera en dirección a Fiscal.  Y a descansar.  A conversar hasta que los recuerdos se han mezclado con los deseos, hasta que la risa floja surge porque estás en modo “flow”.

 

“Estoy aprendiendo a volar, alrededor de las nubes, pero lo que sube debe bajar”

A pesar de todo lo acontecido algunos valientes desafiando la lluvia y el cansancio se metieron en la versión 2.0.  Esto es el Camino del Chinebral, desde Asín de Broto hasta Fiscal, pero una servidora no debe entrar allí porque no estuvo.  Así que dejaré que sean ellos los que lo cuenten.

Y como esta ruta es parte del trabajo de la gente de Zona Zero y su extenso aporte documental a la Comarca y al deporte del btt, dejo que seáis vosotros los que descubráis el territorio a cuenta de visitas y horas de diversión.

 

Como habéis comprobado entre las líneas se haya el homenaje a Tom Petty que falleció el 2 de octubre del año pasado, desde el comentario a sus versos de la canción “Learning to fly”. Estoy aprendiendo a volar. Tom Petty –

 

 

 

 

 

 

 

 

Nos vemos en la sendas.  Saludos de Tija, Lagartija. 

See you Little canal sparrows.

 

 

 

 

 

 

Datos técnicos: 

FASE 1.-    https://www.strava.com/activities/1551734795

FASE 2.-    https://www.strava.com/activities/1551733997

 

https://www.relive.cc/view/1551733997

https://www.relive.cc/view/1551734795

 

 

Leer Más

Una salida disléxica.

 

Chúpate esa peladilla que tiene caldo.  Start.

Sierra de Vicort.

 

Empezamos el año endulerdo a todo ritmo.  Primera salida en grupo por la Sierra de Vicort.  Memorable.  Nos gustó, hasta la ruta en bici.  Y eso ya es mucho decir porque el nivel era muy alto después de la visita, al mismo lugar, del año anterior.  En concreto esta ruta es la que me gustaría ofrecer a los colegas de Jaca para que disfruten de un entorno diferente (sin ser especialmente técnico, pero con muchos alicientes que la hacen especial).  Ésas de las que se recuerdan todo el año.

Temperatura invernal que te pone los pelos como escarpias, viento del Sur cargado de humedad para completar la sensación : “Si me hubiera quedado en la cama, tan calentito, arrimao…”.  Y para rematar la jornada un final feliz en el bar de Sediles con una merienda preparada a base de adobo y viandas a tuttiplén.  Como si no hubiera un mañana.   Colesterol y lomo, costillar, huevo… oro líquido para nuestras venas. No se puede pedir más.  O sí.

Te recuerdo Amanda, la calle mojada, visito la fábrica donde trabajabas …  Qué gonico todo.  Y yo al fútbol, en la mañana del sábado con el chico, pero……….  ¡Mira! Los astros se alinearon y tuve libre.  El Alto Mando dispuso que tuviera fiesta el sábado y yo que soy bien mandao y obediente preparé la bici a última hora del viernes, sin ruedas montadas, sin cubiertas, en definitiva sin bicicleta lista, me encontré con la puerta abierta a una SALIDA DISLÉXICA.

¿Dónde vas a estar peor que en casa?  Frase mítica.  (Algún día podría hacer una crónica sólo a base de frases escuchadas en el monte, pero lo dejo para otra feliz ocasión)  Lo dicho.  Alea jacta est.  Libre.  El sábado salgo presto con el coche cargado de ilusión dirección Sierra de Vicort.  En Marivella estábamos citados para el desayuno por el aborigen del lugar (véase Orera) para las instrucciones pertinentes y los últimos preparativos en ciernes de la ruta que tenía pergeñada prácticamente en su totalidad.

Dicho y hecho.  A tan maño evento acudimos 10 hombretones del Norte dispuestos a pasar por lo que hiciera falta.  Hasta a montar en bici si fuera preciso.  Y así fue, vive el Cielo.  Destacados a Sediles para hacer ruta de combinación de coches, dejamos en el principio y final los suficientes para la ida y vuelta.  De esta forma el inicio muy próximo a Viver de Vicort se hizo más llevadero, por no mencionar que se bajan más metros de desnivel de los que realmente se ascienden.

 Un trocito de Cielo.  Yo renuncio al mío si no puedo salir de vez en cuando de esta manera.  Un bálsamo para mente y alma, un descontrol neuronal y una cura de realidad.

 

 

En otras palabras, es bueno tener amigos con el mismo desorden intelectual que el tuyo.  Estos están mal, como si se hubieran caído de la cuna a un metro de altura ya de pequeños.  Sin solución.

 

Son las 10 a.m. Debemos salir.

Vamos a trepar a la copa de este sol de enero,  a hacer un nido en su ramaje,  allí reírnos viendo como a cada minuto se lo devora el paisaje, que cuando entre mis brazos resuene el sobrealiento yo iré perdido entre tus árboles dejándolo todo, quemando los tronos donde reinen dudas.  Sube por la ladera, a medio camino entre la vega y la sierra, a cuchillo sobre el mar de nubes, déjate mecer entre tus sensaciones y la soledad donde habita la niebla y el agua. Ven conmigo, si eres piedra da igual, yo seré camino, sube, cicla yo te canto, te arrullo, te arropo, te abrigo, te mimo.  Sufre y suda sobre tu mecánico corcel hasta la cima del mundo, nevado por el temporal, hacia tu destino fijado por el camino del hombre.

Soñarás despierto, perderás el miedo, buscarás desiertos en el suelo, del sabor añejo, de esas ganas tontas que te dan de subir al cielo probando el veneno del viento y respirar, casi me lo creo, cuando yo te veo, demasiado cerca para ser verdad. Regaré, sin querer, con silencio, estrellas, que no anhelan más que el grito del papel en el que he escrito mi quehacer, que nunca más servirá de nada si su tronido se queda en nada cuando su savia ya no te riega.  Maravillosa visión del horizonte, sobre la plana de la capital del Cierzo, roja, inmensa y fría.

De la ruta no sé qué deciros.  He preferido contar mis sensaciones de un día de monte pleno de sentimiento y desafío, de esfuerzo, de risa, de complacencia en una merienda apabullante, de paz y de buen rollo biker desde el inicio hasta el final del día.

Para aquellos no satisfechos con la descripción de la ruta les diré que la subida al Pico del Rayo es dura, por pista la mayoría del camino, de rampas casi imposibles al final del trecho hasta el refugio superior, pero que también compensa y sabe a bálsamo reparador la bajada por la trialera hacia el fondo del barranco, dirección a Mara, Belmonte de Gracián, Orera y todos los pueblecitos que hollan la bajura, sin matorral, ya campo abierto, de color y olores de invierno, a humedad y tierra vuelta.  Los caminos viejos de herradura sobre las tablas apuntalan trozos de campos ya abandonados y repoblados con pino que presentan un plus de técnica y diversión sobre un cordel de ancho para trazar una dirección con vistas a una futura salida.  Tapizado el camino con las acículas de los pinos,  con vegetación rastrera y poco arbusto que no protege la descarnada tierra.  Suficiente para rodar.  Suficiente para deslizar sobre el manto móvil de nuestro camino en dirección a casa, al refugio.  Y luego las conexiones entre pistas divertidas y cortas para recuperar el aliento y el resuello.

Mucho desnivel.  Poco trecho.  Mucha diversión.

Entre tramo y tramo la conversación y el humor.  La bajada de pulsaciones y también la uniformidad emocional de los que acabamos de bajar a buen ritmo sobre una zona complicada y que nos hace exagerar los movimientos y las cabriolas sobre la bici, la frenada y el recuerdo incrementado de algo especial.  Paz al final, satisfacción, liberación de la adrenalina que nos lleva al bienestar.

Es lo que tiene ser endulerdo.  Nos encanta ser disléxicos.  Vivan las acelgas.  Mar y montaña, como las ensaladas modernas.

 

Otra vez será, hoy he preferido describir el día.  Otro día llegará la hipoxia y podréis reíros con un relato que acaso no deje saber la ruta que se hizo.  También es montalbán, pero de otro estilo.  Al final todo suma y todo se incorpora al acervo biker de un colectivo cada vez más perjudicado de lo suyo que nos hace diferentes y especiales a ojos de los profanos, que se recoge con exactitud en esa frase tan nuestra en Oregón:  “Nos miraban como las vacas al tren”.   Me encanta este deporte y el poder compartirlo todavía es más satisfactorio porque te reconforta dos veces, una cuando lo vives y otra cuando lo compartes.  Un abrizo.

Por mérito, paciencia, disponibilidad y sacrificio en la preparación y devoción por los suyos y el bien hacer del evento cito primero al “namber guan” de los discobares de la zona:  Er Tito Fon, asin de seguido ar resto de los componentes del evento.  De izda a dcha sobre la foto del árbol-candelabro: Er Sherpa (Miguel), Er Almiroy (Alberto), Er Tanano (Fernando), Er Calas (Javier), Er Tito Cirac (Miguel), Er Lagarto (Alberto), Er Zacarías (Óscar), Er Carmelo (X), Er Gallego (Manuel).

 

Nos vemos en el monte.  Espero que compartiendo las mismas sendas o cualquier otra que sea del agrado de vuesas mercedes.

Un saludo. de Tija, Lagar-Tija.  Alberto.

 

Datos técnicos:

https://www.relive.cc/view/1354976158  

Echa un vistazo a mi entrenamiento en bicicleta en Strava:

https://www.strava.com/activities/1354976158/shareable_images/map_based?hl=es-ES&v=1515855829

Leer Más

Ordesa, ruta sierra de las Cutas, o de los miradores

INTRODUCCIÓN:

Salida de club a conocer la zona de Ordesa. La idea era hacer la sierra de las Cutas, los miradores y volver por la senda del gato, aunque al final hicimos varias alternativas.

CRÓNICA DE LA SALIDA:

Madrugamos para salir de Broto a las 9h y que no se nos echara encima el calor. Hicimos un primer tramo por carretera, hasta Buesa. Casi nada más salir de Buesa, tomamos una pista que nos iba a llevar hasta la Sierra de las Cutas , donde están todos los miradores hacia el circo de Ordesa.

Es una pista en perfecto estado, aunque con algunas rampas muy potentes. Al final hicimos 3 grupos:

  • los más fuertes hicieron todo el camino por la sierra de Cutas, se asomaron a todos los miradores, bajando por la senda del gato (mucha piedra suelta, por lo que nos dijeron la bajada fue infernal)
  • nosotros hicimos solamente el primer mirador, volvimos por pista a Torla y por senda a Broto. Más abajo os dejamos mapas, perfil y track. Al llegar a Torla, subimos al pueblo por una sendita preciosa, pero demasiado dura para hacerla montados. Por la carretera seguro que se va más cómodo, pero te pierdes el caminito, … elegid lo que prefiráis.
  • Un tercer grupo no llegó a los miradores y bajó por la senda del gato (también les pareció infernal)

Un día fantástico, con buena temperatura. Arriba refrescaba pero se podía estar en manga corta y a la bajada bochorno hasta llegar junto al río, donde se estaba algo más fresco.

Un día con el cielo muy claro, fantásticas vistas del Parque Nacional de Ordesa e inmejorable compañía.

¡ Espero que os guste !

Firma Blog BTT_Pedro2015

(más…)

Leer Más

III Invernal de Riglos. La Vieja Tronca, si ese es su verdadero nombre

III LA INVERNAL de Riglos, de la Vieja Tronca

(Si ese es su verdadero nombre)

11panoramica1              Llegó el día. El día de empezar con la celebración de la III Reunión INVERNAL de la Vieja Tronca. Festividad bicicletera en un entorno privilegiado que ha sido declarado de Interés Monumental. Ya te digo. Casi nada la del ojo y lo llevaba en la mano. A ver cuánto ha costado darse cuenta de la magnitud del paisaje, los años de considerarlo simplemente un refugio para los montañeros, para la gente escaladora y demás especímenes; es además  lugar para el btt endurero por excelencia y de todos aquellos que lo ven con ojos de asombro, de reconocimiento, al abrigo de las moles llenas de historia, aventuras, gestas y sacrificios. Un sitio diferente donde nada más llegar te estremeces, sientes un escalofrío, notas que entras en “un lugar especial”. Por eso lo hemos elegido en esta ocasión al igual que en las anteriores. Además, porque contamos con un buen grupo de amigos de la zona que colaboran en este acontecimiento y que a la postre es tan importante dentro del conjunto que hace imprescindible su participación. De esta forma el desarrollo del evento se hace fluido, natural, impredecible a ojos de los profanos. Aquí venimos en busca de aventura, enduro, adrenalina y unos ratos inolvidables con los colegas que habitualmente no coincidimos a lo largo del año; también con los habituales, pero con el añadido de este precioso escenario. 4En comunión con la Naturaleza y desde nuestra especial forma de entender la bici comprobamos que los diferentes puntos de vista sobre el asunto al final confluyen en uno solo. La versión final de la ruta. La idea en esencia del mountain bike, -que dicen los anglos-. Lo que llamamos “el pol montain” y que comentaba en este día el tío Rober. Puro stail aberroncho sin límites. El “to pol monte” o “por to lo malo” sin pensar en encasillados, ni especialidades. Lo que antes respondías sin ambages:

  • ¿Qué haces con la bici?
  • Yooooo……..pues. Monte.

Esa es la clave. Sin disciplinas que valgan. Una versión ecléctica, potente, fuerte, sin un límite definido. Hay que tener paladar para digerir una disciplina amplia como ésta.

Este fin de semana lo comentábamos y entre risas describíamos a más, a más, cómo se planteaban las rutas. En concreto el tío Jim (el más elegante, en cuestión de ropa interior, ja, ja,ja) nos mostraba un punto de vista objetivo y divertido. La ruta se concebía, no para hacer valer la especialidad de los más dotados técnicamente, bajando, subiendo… sino para poner al personal en evidencia, subiendo por donde se baja y llevando al extremo la capacidad pedaleadora en ascenso, descendiendo, andando, etc. 3Vale todo, barranquismo (en ascenso), XC, por caminos, pistas, sendas y unas bajadas más allá de la normalidad.  Prima el entorno, la capacidad de sufrimiento, los lugares desconocidos a los que no se accede habitualmente.  Escogidos por su infinita belleza a pesar del esfuerzo que conlleva, por ese plus de dificultad que también aporta su punto psicópata que nos acompaña y distingue. Y de allí se sigue que las bicicletas que llevamos sean elegidas por una serie de características técnicas que las hacen incomparables al resto de material. Tú vas al tendero y miras la bici que te gusta, la pesas y le das vueltas, te montas para tomar la medida y acto seguido te la echas al hombro.  Aquí el tendero se cuaja.  La ajustas y se te adapta a la hora de portear, la compras.  Bueno también la comparas y analizas el material.  Pero esto es definitivo.  Si te haces a ella … vale.  Si no a por otra.  Es lo que tienen las formas raras y los cuadros.

5

En fin Serafín.  A lo que voy vengo.  Que una vez juntados todos en Riglos y después de un desayuno de hermandad a base de “fruta del árbol del cerdo” y cafés y viandas varias (por supuesto que ha habido reencuentros, saludos, abrazos, risas, etc.) nos juntamos todos en el aparcamiento y nos despedimos de José Ramón y Chery para iniciar la ruta que nos durará todo el día hasta la hora de la merienda.  20 Aberronchos con sus máquinas extrañas y ataviaos como romanos nos echamos al monte en busca de sensaciones.  Senda de Carcavilla adelante disfrutamos de las primeras rampas. Los pateos serán constantes en este tramo hasta la hora de llegar a la presa del pantano de la Peña.  Aquí el personal ya ha disfrutado de las setas, de las piedras, del revolcón del tío Diesel que se puso a entrenar caídas de judo dando volteretas frente a la estación de Carcavilla y de un sin fin de ratos al pedal.  Tocan porteos pero no son agónicos, ni duros, ni largos.  Total que entre ponte bien y estate quieta llegamos a la primera trialera del día donde nos espera la primera dosis de adrenalina en forma de senda chunga, mojada, con un paso de piedra elegante y unas escaleras jabonosas de lo más apropiado para tomarlas con calma.  Sin incidentes destacados (bueno el Topo se marcó un no-hands en la piedra, -lo que los mortales llaman una voltereta de la órdiga- que casi se le pelean los dientes por salir de la boca, aunque sin mayores problemas) y poco más.  Yo destacaría a nuestro gallego endurero que se marcó un flirt de luxe al bajar por primera vez y de corrido todo el obstáculo sin pestañear.  Chapeau caballero. 2

En la pista, reunión y portería.  Llevamos más rato dándole a la lengua que al pedal.  Lo normal, en nuestra línea.  Un poco de pista -aunque al tío Tanano le salga urticaria- pero es necesario llegar al pueblo.  La Peña.  Tras tomar el solete, relacionarnos con los aborígenes y descansar como si hubiéramos hecho algo, partimos dirección a la Garoneta Vieja.  Reducto mágico, junto a la ermita de San Sebastián, puente romano y lugar de solaz y esparcimiento de la gente del lugar.  Subimos por el campo de Canela hacia Harto Malo y allí descubrimos que la pista se acaba.  Game over.  Fin.  ¿Y ahora? Jejejeje.  Ahora el tío Jesús se sube a pata rodeando la foz hasta Casablanca.  Se prepara parda.  Vamos a tener más lío que la alpargata de un romano.  Nosotros por la foz adentro.  La Foz de la Garoneta o de Casablanca es una maravillosa formación geológica, cárstica, con su torrente incorporado, sus pasarelas para ascender, sus pisadas hechas para soportar el paso de personas.  ¿Y las bicis?  Sencillo.  A la chepa.  He ahí nuestro regalo.  Una ascensión de barranquismo con bici a la espalda.  Tengo que decir que tuvimos suerte porque el agua llegaba al límite permitido.  Si no, no hubiéramos podido pasar por allí y hubiéramos tenido que ir con Jesús.  9Se inicia la ascensión.  El tío Toni, abre camino, foz arriba, conmigo de soporte y entre uno y otro vamos tentando el camino y las circunstancias.  Menudo alicate.  Acostumbrado a la bici todo el año se mojó un pie.  Y no os cuento lo que le gusta protestar.  Como una plañidera toda la subida.  Dio más mal que un tocino con el morro.  Menos mal que lo conozco como si lo hubiera parío.  Bueno que al final llegó el final y salimos del torrente para pasar a una senda y a un barranco más amplio plagado de setas, vegetación frondosa, erizones, aliagas y toda la estupenda flora de la zona que colabora al masaje aragonés en piernas y brazos.
Sensación pura donde las haya.  Se mostró como un entorno idílico, espectacular y sobrecogedor que merece la pena conocer y que os ofrecí como algo increíble dentro de la zona.  Las caras tornaron a lo largo de la subida; empezaron con estupor, después un poco de incredulidad, luego sufrimiento y por fin de placer de………………………haber salido. Esto es el maravilloso mundo del montalbán.  Hala pues, ya estamos en Casablanca.  7Coñiooooooooooooooo ¿quién viene por ahí?  El tío Jesús.  Nos ha cogido.  Es que poco a poco hace camino y cuando va solo sin protestar le cunde.  Bueno, pues todos juntos.  Comentamos la jugada.  Risas y chanzas sobre tiempos pasados, rutas pasadas, bicis pasadas y ………..tiraaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.

P’arriba.  Todavía estamos fuertes, con la moral alta, de buen rollo y con ganas de rodar, por pista si puede ser algún rato.  Más que nada para que cunda y correr más terreno.  Ahora bien, lo visto es bonito, la sorpresa ha llegado, el personal lo ha asumido, ha visto otra opción y ahora toca pedalear.  ¡Mira!  Me encuentro bien.  Tanto hacer el hámster en casa con el rodillo, que hasta mi mujer me ponía un plato de nueces como a los roedores y al final que me ha venido de maravilla tanto entreno.  Chúpame un pie Marifé.

Pues eso.  Pedal y más pedal para arriba.  Salimos de la batida de cazadores -advertida previamente por la gente de Casablanca- y nos incorporamos al tramo de Riglos.  Hacia Santo Román.  Allí se asciende bien, por la pista, pedregosa, jaspra, (áspera) del barranco que es, aunque ese día en buenas condiciones.  Sigue la portería.  Y es un sinvivir.  Qué risión.  Tantas cosas que contar en tan poco rato es como una tormenta de comentarios y situaciones vividas a lo largo del año.  Se agradece.  Por fin llegamos al collado.  Aquí a comer.  Bien comidos y algo más descansados en un par de pechugadas llegamos.  Comento.  Aunque la peña que me conoce me mira con la vista torva y el semblante de medio lao. 8
Bueeeeeeeeeeeno.  Estamos fuertes todavía y falta un rampón del 15.  No problemo.  Prisa non hay, tiempo bon fa, puya, puya.  ¿U no ?  Hala pues.  A por la última.  Ya olemos la cervecica que nos espera en el Puro.  Y la merienda cena que nos han preparado nuestros compañeros.  Un último esfuerzo y llegamos “en menos que canta un gato” a las rampas de la parte posterior del Mallo Colarao.  Y por fin el paso a la entrada, vestida de hierba seca, a la senda de descenso.  Es un preludio.  Nos aparejamos el vestuario y las protecciones y vamos a la foto de grupo y pertinente “filmanda” con el personal sobre el mirador del Firé y del Pisón, sobre el Circo de Verano.  Una delicia, oiga.  Una hemorragia de placer.  La visión definitiva.  Y además sabiendo que ahora toca bajar y que nos gusta tanto como subir, incluso algo más.  Fotos pertinentes.  Más portería.  Arreando.  Ahora toca lo suyo.  Ajustamos settings.  Suspensiones, presiones de neumáticos y ajustes diversos.  Puta tecnología.  Es lo que tiene ser un “victim fashion” del enduro.

6Por la senda que baja al Colorao y como alma que lleva el “Diaple” arrean el grupo más potente de bajadores.  Pero jooooooooooooooder, nada más empezar, justo, justo en el primer tramo el tío Seri se arrea un bofetón del 15 y medio.  Sin aminorar lo sucedido.  De verdad, una órdiga como un piano de cola.  No sabemos ni qué pasó.  Yo lo veía.  Iba detrás de Santiago y él justo delante.  Se cruzó y se calzó una hostia como un pan de kilo.  El resultado, a parte de la contusión, y del golpe en la quijada, que dentro de lo malo iba protegida con la mentonera, (si no a estas alturas estaría como la Marí Trini, con el morro torcido) se saldó con la nada inestimable lesión de dos fracturas en los metacarpianos.  En ese momento no es bueno decir nada, pero poco a poco saldrían las moraduras alrededor de las fracturas y se vería bastante claro la lesión.  En fin, el hombre bajó como pudo a ritmo de paseante y con el dolor correspondiente.  El resto de personal disfrutaba de una bajada “a muerte” por el mar de piedras como la cabeza de un taustano, a tramos, otras como lavadoras porque tenían su aquél y otros tramos limpios y rápidos.  Lo dicho, una dulzura y un amor de senda.  En un suspiro me planto por la zona media donde se ve la punta del mallo y a la vuelta de un par de curvas veo que el personal para.  Un ruido de fondo.  Un aullido seco y casi imperceptible y se palpa el dolor.  El tío Rober sentado con cara de circunstancias, los colegas alrededor mirando y sobre todo valorando la situación.  20161210_154002Allí hay un problema más que serio.  Me acerco con precaución y pregunto con discreción porque el tema parece espinoso.  Lo primero que oigo es que ya puede respirar.  Se me encoge el estómago.  Echo la vista atrás a ver si viene Sergio.  No puede ser, dos caídas en un tramo relativamente corto.  Se decide que el personal continúe y que se queden con Rober el menor número de personas posible que sirvan de apoyo y cobertura.  En los momentos posteriores a la recuperación inicial, pasado el primer gran susto, ya con movilidad parcial, la cabeza erguida y consciente en todo momento, le preguntamos sobre su situación física.  La valoración inicial es un gran golpe en la espalda, por el resto del cuerpo lo normal, pero el foco de dolor y las lesiones dentro de la caja torácica.  El susto sigue.  Naturalmente.  El personal ya ha llegado abajo.  Se inicia el protocolo de emergencia y evacuación.  Es de agradecer que la gente de la Guardia Civil y de Cruz Roja estuvieran al quite.  Se avisó al 112 para que todo fuera según tienen organizado para una mejor resolución.  Andamos, anduvimos, jodidos pero bajando, junto al lesionado y haciendo de sombra porque me temía que en cualquier momento le fallaran las piernas del dolor y cayera sentado.  Controló la situación a costa de sufrir el dolor y bajar por su propio pie; él sabía, y nosotros sabíamos que había lesiones.  José Ramón se acercó a buscarnos con el coche pero no fue necesario porque llegamos hasta la ambulancia que le recogió ya en el Puro.  Sergio también había llegado ya.  El desenlace se sabría horas más tarde, incluso algunos días más.  El resto bajó y se continuó con la ruta aunque quedaba prácticamente nada.  Una vez evacuados los dos heridos y puestos en ruta, uno dirección San Jorge y otro a Urgencias de Zaragoza, fuimos a cenar.  En la cabeza de todos estaban las circunstancias y las personas que faltaban.  Tuvimos que organizar un acompañamiento que salió de forma espontánea;  gracias a Mariam que bajó con Rober, Diego detrás de la ambulancia con el coche, Tanano con el coche de Rober y Santiago bajando a Sergio.  En fin, un planazo para el flow que se había desplegado.20161211_080355

Y llegó la cena.  Nos sentamos y empezamos la merienda a base de frutos de la tierra (coño no va a ser de Marte, jajaja).  Me refiero del país.  Crema de calabacín, paletilla de ternasco, tartas, vino (como para una boda) y sarao y celebración.  Podría haber sido mejor, en el sentido de que podríamos haber estado todos.  La pena es que a sabiendas del juego que nos llevamos entre manos y al que todos estamos entregados a veces pasan estas cosas y no son plato de gusto para nadie.  Y menos para los afectados.  Para otra ocasión será.  Se les desea lo mejor y una pronta recuperación para poder volver a juntarnos.  Del resto de la jarana y demás os hacéis cargo.  Comida, cafés y pocas copas porque estábamos cansados y un lujo de cena y sobremesa.

Ha sido un placer contar con todos vosotros en la III Edición de la INVERNAL de Riglos de la Vieja Tronca (si ese es su verdadero nombre) y deseo fervientemente sobre todo una recuperación rápida de los lesionados y una vuelta en breve a los ruedos.  Al resto que tengáis un buen fin de año y que sea mejor que éste en el que estamos.  Un abrazo aberroncho del Tío Lagartija y disfrutar todo lo que podáis del monte.  Un beso.12panoramica2

Gracias mil a los colegas que se entregaron de forma voluntaria para solucionar el asunto.  Incluso para las dos Ratas que pasaban por allí.  Un beso fuerte Mariam y Diego.  (Bueno para ti Diego un abrazo que luego te pones mimosón)

Otra mención aparte me gustaría hacer al grupo As Cimas que ha surgido este año como germen del Club de Montaña As Cimas y del que está creciendo en todos los sentidos un colectivo endudero, de nivel maño, al cual da gusto seguir y comprobar día a día su desarrollo y capacidad tanto humaña como técnica.  Gracias.

También me gustaría que en próximas ediciones fuera nutrida la participación y contara con personas de la zona Norte, especialmente del Valle del Aragón y que aunque próximamente serán invitados a otra ruta por el “Reyno de Berta”, en un estilo más relajado, técnicamente hablando, igual de dura será la salida alrededor de los Mallos de Agüero.  Dios Menguante.

A nuestras chicas y familias que nos acompañan en estos saraos, a sabiendas que tenemos menos luces que un sótano y que nos puede pasar cualquier cosa y aun con todo nos quieren y nos apoyan.  O eso dicen.  P’habernos matao.  Un beso.

Por supuesto aunque ya se ha mencionado a José Ramón y Chery (El Puro) que no solo han estado a la altura de las ediciones anteriores en cuanto a preparación y disposición con los participantes sino que además han colaborado con nosotros para resolver una situación realmente delicada y que en el momento que se produjo estuvieron apoyando hasta su desenlace.  Un beso muy fuerte.

Lo dicho.  Un placer y nos vemos en el monte kiollls.  See you, Little Canal sparrows.

En esta foto nombramos a todos los participantes del evento.

10final

De izda a dcha.  Jesús (Tarrino), Manuel, Adrián (Ñandú), Sergio (Serivane), Alberto (Jipi), Andoni, Ramiro, Jesús (Diesel), Lagartija, Alfonso, Santiago, Óscar (Zacarías), Antonio (El Párroco), Alfonso (Jim), Sergio, Marcos (Topo), Paco (Sylvestre), Fernando (Tanano), Asier.

MUSICA.  (Para leer con fondo):

RETRATANDA.

https://drive.google.com/folderview?id=0B3UkMN_HhXAJVmMyNWl4SUcwV28

RUTA:  Pinchar para visionar el vídeo.

https://www.relive.cc/view/798782637

Leer Más

Una vuelta por el Parque de Flow-Stone

IMG-20160525-WA0012IMG-20160522-WA0003

Preciosas panorámicas de la subida a la pista de las Cutas.

IMG-20160522-WA0004IMG-20160525-WA0009

En un entorno privilegiado

13220943_1378082122207850_8569802097392343470_nhttps://www.youtube.com/watch?v=byFqFLs9LV0&index=27&list=RDPMxdM38QxUY   (Banda sonora para taraos)

 Una vuelta por el flow-stone.

Bon giorno, bambinos.

Hace días que no aparecía por aquí.  Las múltiples actividades del ser humaño con inquietudes diversas, ski, montaña, lecturas, etc, como una servidora, casi no le dejan a uno ni escribir.  Pero como en todos los lados en que se está bien, pues buen rato.  Sólo los 40 primeros años de la infancia de un hombre son duros.  Luego no.13244728_1378082065541189_3890907660058756361_n

Ya desde hace un par de meses que vengo intentando ponerme en forma, porque a mi modo de ver la forma redonda también es una forma, pero no la adecuada para sentirse bien sobre la bici.  Así que me lié a seguir un régimen alimentario controlado (pasando más jambre que el perro de un ciego) y sobre todo un entreno con el rodillo, han surtido efecto en menos que canta un gato.  En 4 semanas 3 kilos y eso es una mochila considerable.  Jódete cuerpo.  Menos ámbars y más verdura (como en los yintonics).  Por eso me he tirado al monte como antaño con alguna garantía de éxito.  Y de ahí la ruta del sábado pasado:  “La Fuente’ l Gato”.

En un suspiro organizamos una subida al paraíso del enduro.  ¿Ruta?  Pues a ver….casi podríamos subir enfrente del Pelopín, o… por la Zona Zero, o…..¡y’astá!  Vámonos a Broto.  Justo encima se encuentra:  LA FUENTE DEL GATO. 13256242_1378080062208056_2998182534123156970_n

Todos a los coches y allí vemos cómo está el percal.  Mira qué bien, de viaje, en un pis-pas llegamos.  Nada más llegar un coche conocido.  El tío Adrían (Ñandú) con el tío Alberto (Teclas) que también habían pensado lo mismo.  Pues nada, genial, “eniboli p’arriba”.  Un cafelito y a las máquinas.  Foto en la puerta, limpios como una espada.  Un primer tramo de carretera hasta Buesa en precalentamiento bastante potente y a continuación pista.  La subida tiene su aquel y las rampas por la de tierra en algún momento se te hacen bola aunque sin ser insalvables. IMG-20160525-WA0011 Estamos en pleno Parque del Flowstone, cubierto de vegetación y bosque, humedad y rocas decorativas.  En cualquier momento te puedes encontrar al Oso Yonkie.  Al fin y al cabo subes 1000 mtrs. de desnivel.  13254023_1378090672206995_5993535584401323196_nUnos cuantos seteros nos cruzamos.  Poco más.  No nos hemos dado ni cuenta y ya estamos en la parte superior.  Estamos en nuestro destino final de la subida, aunque si siguiéramos podríamos llegar a la pista de las Cutas justo enfrente, pero la trocha para bajar a la Fuente del Gato es lo previsto.  13240511_1378080772207985_3421363208494558695_nCasi mejor bajamos.  Un bocata y ajustamos los settings.  Ya habíamos comentado con Angel (de Broto) unas posibles variantes pero al final vamos sobre seguro.

Último tramo.  Eso pensaba yo,  pero va a ser que no.  No hemos hecho más que bajar un tramo de sendero rápido para dar paso a una rampa infernal y al final un rellano.  ¡Uf! menos mal.  Ahora sí que sí.  Ajusta el casco, suspensión blanda, frenos aproximados y suelta brazos, porque…….13227125_1378086362207426_2072118740014820891_n

En tres tramos diría yo que se divide la bajada.  El bosque, difícil y técnico, con sustos y 13246159_1378086705540725_2434288908873116556_ocurvas de pretar el culo hasta que no te entre un pelo a martillazos.  Buenos patios y zonas de uy-uy-uy. 13244721_1378089858873743_752918823605062114_n

Véase ejemplo.  https://www.youtube.com/watch?v=cl51AdN1PzY

13256168_1378090985540297_4697547008900476406_nLuego la zona pedrolera –Guara style- complicada y realmente dura por el físico y las tollinas que te puedes arrear si no vas “on flow”  sobre las piedras a buen ritmo.  Por último el tramo final duro de verdad donde los haya porque ya no puede ser más machacante para los músculos.

El final apoteósico, ya en la misma entrada del pueblo, sobre la escurridera de los campos jalonada de mierda de vaca da un toque bucólico a nuestra jornada de enduro.

En resumen un buen día de monte y no excesivamente físico en las subidas.  Un buen remate en el Hotel Pradas de Broto con una comida a la altura de las circunstancias y buena charrada al cuerpo (que también es necesaria).  Final feliz para una salida sin incidentes destacables.  O casi.  Jijiji.  Aún le dolerá algún músculo al tío Adrián. (El argentino volador)

13254724_1378086108874118_1519011505953995928_oPack Aberroncho.  Joaquín (Dunauto), Joselu (Mzungu), Alberto (Lagartija), Alberto (Teclas),   Adrián (Ñandú), y Javi (Peronero),

13263856_1378078715541524_7248967255301237708_n

Y hasta aquí el final del lapsus, porque se supone que a partir de ahora volveremos a compartir andanzas y ….. enseguida una sorpresa.  Hasta aquí puedo leer.  Un abrizo compays.

          firma-blog-btt_albertolagartija

Leer Más

Sierra de Urbasa, ruta mágica.

Foto de salida en el Camping de Urbasa
Foto de salida en el Camping de Urbasa

Llevábamos un par de años en deuda con la Sierra de Urbasa. La verdad es que el año pasado las condiciones climatológicas hicieron imposible la ruta, pero este año tenía que ser el año, y ¡por fin!, lo ha sido. Rara vez nos había recibido, sin lluvia, sin calor, sin viento, pero en esta ocasión ha sido amable y hemos tenido una temperatura inmejorable para la práctica del mountain bike y además hemos disfrutado de una alfombra de hojas, increíble.

Subiendo al Dulantz
Subiendo al Dulantz

El Parque Natural lo forman las sierras de Urbasa y Andía, son montañas medias que forman una barrera geográfica entre dos grandes zonas bioclimáticas: la atlántica y la mediterránea.

En las sierras de Urbasa y Andía la distribución de los tipos de vegetación está condicionada fundamentalmente por las peculiares características climáticas, así como por el relieve y las características del suelo. Así podemos distinguir, a grandes rasgos, tres tipos de vegetación claramente diferenciados: los bosques, los rasos y la vegetación de los roquedos.

El parque está localizado entre los 42° 58′ y 42° 52′ latitud norte y la altura de las sierras, entre los 835m. de la zona más baja del raso de Urbasa y los 1492 m. de máxima altitud en San Donato, constituye una zona de transición entre la Montaña y la Zona Media de Navarra.

Salimos del bosque y enseguida volveríamos al mismo. Un repechito
Salimos del bosque y enseguida volveríamos al mismo. Un repechito
Buena grupeta
Buena grupeta
20151024_101503
David guardando bien al grupo.

La respuesta a la kdada ha sido magnífica y al final nos juntamos 10 bikers de Bilbao, 8 de Laredo, 3 de Jaca y uno de Andoain. El grupo de bikers de Bilbao lo formaban integrantes del Club Bikezona, Etxebarri Xtrem, Ciclos Getxo y el crack David Santurtzi. Los 8 bikers de Laredo pertenecen al Club Mtb Los Tojos y los 3 bikers de Jaca al Club Bttava Bikefriendly. Por último Iñigo Espín un fenómeno de Andoain.

Un total de 22 bikers que el 24 de Octubre de 2015 a las 9.00h estábamos en el Camping de Urbasa, preparados para una jornada inolvidable.

Javier, Alvaro y Pablo de Etxebarri Xtrem
Javier, Alvaro y Pablo de Etxebarri Xtrem
Grupo en el Balcón de Pilatos
Grupo en el Balcón de Pilatos

13

Muchos nos preguntaban por el track y siempre les decíamos que no teníamos nada, que estaba en nuestro cerebro. ¡105 kms por Urbasa sin track!, nos decían. ¡Nos perderemos!. Mi buen amigo Nicolás y yo nos hemos perdido muchas veces pero conocemos a todos los arboles de Urbasa. Al finalizar la ruta alguno me decía atónito: “no se como puedes acordarte de todo el camino sin perderte!. Hay mil desvíos y zonas de pura intuición ya que el suelo lleno de hojas borra todos los caminos o sendas y te tienes que guiar por instinto. Al final todo salió bien y salimos bien de todas las zonas de bosque. Si no me cuelgan, jejejeje.

Nicolás me sherpa
Nicolás mi sherpa

En esta foto podéis ver las zonas por las que transitábamos. Como os decía, “pura intuición”.

Por allí........
Por allí……..
Y aquí, ¿por donde?
Y aquí, ¿por donde?

IMG-20151024-WA0040

Cuando se organiza una kdada de estas características es importante que el grupo sea homogéneo y que todo el mundo venga con el material en perfectas condiciones. Objetivo: dar el menor margen a la mala suerte en lo que refiere a averías mecánicas. ¿Qué paso en el km 10?. Hacemos una parada para librar una zona de agua intransitable e Iñigo al bajarse de la bici, apoya mal un pie, pierde el equilibrio y parte la maneta de freno trasero de Patricia. ¡Vaya por Dios!. Problema sin solución, bueno si, hacer la ruta con un solo freno. Como es una ruta sin grandes subidas, ni grandes bajadas le digo a Patri, que puede aguantar. ¡Vaya que si lo hizo la cabrona!. Acabó la ruta como una campeona, ejemplar su comportamiento.

Momento de rotura de freno de Patricia
Momento de rotura de freno de Patricia
Patricia. Sin palabras
Patricia. Sin palabras
Iñigo, Patricia, Pedro y Alfonso.
Iñigo, Patricia, Pedro y Alfonso.

IMG-20151024-WA0026

Una vez superada la primera parte de bosque, nos dirigimos hacia el Balcón de Pilatos, un tramo de 13 km por carretera, pero sin tráfico y con los arcenes cubiertos de hojas. Dejamos a la derecha la carretera que baja a la localidad de Bakedano, desde donde puedes acceder al nacimiento del río Urederra. Una vez hechas las fotos de rigor en el Balcón de Pilatos, acometemos la subida al Dulantz.

Zona de carretera
Zona de carretera
Camino Dulantz
Camino Dulantz

5

10

IMG-20151024-WA0053

Antes de llegar al punto más alto…..¡pinchazo!. Iván pincha y tenemos que parar a reparar. No perdemos mucho tiempo, pero parte del grupo aprovecha para descansar y reponer fuerzas.

Javi ayudando a Iván
Javi ayudando a Iván

Una vez en el Dulantz, iniciamos el descenso a Zunbeltz, y enseguida tercer problema. Gorka pierde el pasador de uno de los frenos, pero no hay nada que con un buen alambre no se pueda arreglar. Una vez subsanado, bajamos por una zona pedregosa, muy rota pero enseguida nos desviamos a la izquierda para iniciar un descenso sobre un mar de hojas alucinante. Llegamos al puerto de Lizárraga y tras 4 kms de ascensión tenemos el desvío que nos lleva al monte San Donato con una altitud de 1.492 metros.

Rampas de asfalto al inicio del monte San Donato....muy duras
Rampas de asfalto al inicio del monte San Donato….muy duras
Camino de Regreso al Camping
Camino de Regreso al Camping

Debido a los problemas mecánicos y que hemos llevado un ritmo un poco más lento del planificado, andamos muy justos de tiempo, ya que hemos quedado a comer a las 17.00h en el camping. Por ello y no muy lejos de la cumbre del San Donato decidimos dar la vuelta y regresar. Las fuerzas empiezan a estar justas y hay que pensar en el grupo. Al final considero que fue una decisión correcta. Hay que tener en cuenta que desde el punto de desvío al San Donato, hay 25 kilómetros al Camping con un sube baja que al final hace daño.

Ya queda menos!!!!
Ya queda menos!!!!

Al final un último pinchazo que se repara rápido y tras 95 km y casi 1.600 metros de desnivel acumulado llegamos todos bien al punto de salida. ¡Objetivo cumplido!.

Después de 6h y 40 m, una buena ducha y a comer. Quiero agradecer al Camping Urbasa que nos esperará a las 17.00h para darnos un fantástico menú. Son una gozada los momentos de tertulia después de una buena ruta.

Muchas gracias por venir Nicolás, Gorka, Iván, Pablo, Javier Fernández, Alvaro, Iñigo, David Santurtzi, Unai, Arkaitz, Rubén, Andoni, Alfonso, José Jiménez, Javier Jiménez, Tomás, David Mella, Kike, Cristóbal, Pedro y Patricia. Un auténtico placer vuestra compañía.

Os espero en la próxima…………….seguimos enchufados a full gas.

Un fuerte abrazo amigos.

Si quieres ver el tracks de la ruta pincha aquí

Vídeo realizado por el amigo Rubén, un artista … ¡¡ Muchas gracias !!

 

Leer Más

Regreso al futuro.

Cuando acaben las fiestas del Pilar…actual 038Hacia la media tarde caerá la noche como una losa.  Tendremos cambio de hora a la vista.  Acordaros, cada año indefectiblemente a final de mes se realiza este ritual horario impuesto por el Estado con el fin de garantizar yo qué sé qué cosas abstractas e inconmensurables.  Los días se vuelven muy cortos y la oscuridad larga.  Eso quiere decir que necesitaremos darle al rodillo -si es el caso- cuando no podamos salir al monte entre semana. Pero mientras tanto disfrutar.

actual 015

Con todo, este finde ha sido intenso, mucha fiesta, mucho concierto, muchas ámbars, hamburguesas a tutiplén y tiempo para disfrutar con los colegas.  Ha sido un inmenso placer poder compatibilizar tanta actividad, además de haber podido salir al monte en busca de algo casi olvidado por mí.  ¿Qué es?  La práctica del rally, en su estado puro; algo que me han estado poniendo al alcance de la mano durante las últimas semanas los colegas de mi pueblo y que a la postre se ha manifestado como el germen que estaba guardado, archivado en un rincón de mi mochila. actual 014 Ha salido el “alien” y se ha mostrado.  En esta disciplina de la bicicleta empecé y después de muchos años, a esto he vuelto temporalmente.  Me sigue gustando, lo reconozco.  Yo que he sido (y soy) un talibán del enduro no he podido por menos que reconocer, me gusta salir con la bici sin hacer distinciones.  Ahora está de moda el ser especialista “en”, en clasificar tu actividad “en”, despuntar “en”, pero qué es lo que se busca.  Sinceramente a estas alturas de la corrida ya es bastante simple lo que personalmente deseo.  A mi modo de ver consiste simple y llanamente en poder disfrutar de un día de monte, bien con bici de rally, bien con la enduro, DH, e incluso si se tercia con la de carretera. Cada uno con lo que tenga a mano.  Eso sí en busca de la satisfacción, en busca del placer infinito.  Puro hedonismo, oiga.

actual 016actual 021

Después de leer en el blog la travesía por Ordesa me puse en canción y al poco ya lo puedo decir: vuelvo a probar el rallye, rally, cross country, crocanti, pistas.  Definiciones sobran para una misma actividad.  El btt.  ¿Y qué hicimos?  Lo habitual en estos casos, salir a pasar un día al campo, en concreto por los montes de Zuera, subiendo y bajando, pista arriba, sendero abajo, cruzando campos inmensos, campos de soledad, llanos inacabables y montes de pino, incluso una zona que se había quemado hace unos meses que aprovechamos para alparcear.  actual 020Sin prisa, parando a  reconocer los brotes verdes, la fuerza de la naturaleza abriéndose paso sobre las cenizas.  Una mañana en la que seguir un trazado indefinido previamente, hecho a medida del pedaleo en un marco incomparable como los pinares.

Desde mi pueblo, atravesando los campos de labor para llegar hasta el pinar, pedaleando en pistas anchas bien cuidadas te sumerges en el mundo del rally, del esfuerzo por conquistar la pequeña loma que da paso a otro cruce, a otra paridera, a un abrevadero, un otero, una colina, una pardina más y así hasta el final del tiempo previsto en la salida.  actual 029Aquí no es cuestión de ascender una montaña para luego bajar, aquí se trata de conseguir el rendimiento deseado, el equilibrio entre el esfuerzo y la mayor distancia recorrida para llegar a casa con la satisfacción de haber realizado una ruta bonita, de sentirte vaciado a tu nivel de entrega -hay que llegar manso a casa– y por encima de todo de compartir un buen rato con tus amigos.  Mis compañeros del pedal, de los que puedo decir sin temor a equivocarme son garantía de una estupenda mañana de btt, un placer que devolveré en forma de invitación en otros entornos de los que puedan disfrutar igualmente siendo yo el guía.  Julio y José Mari, rodadores de rallye villanovense, conocedores de la zona en cuestión, los cuales me fueron desvelando los paisajes y alrededores de nuestra casa con igual placer que si fuera la primera vez que rodara por allí, porque debo confesar que a pesar de haber trabajado la zona siempre descubres un pequeño detalle, un camino nuevo, una lugar con encanto y eso es un “valer” que decía la “agüela”. actual 030 Ayuda bastante también una buena conversación para pasar esos ratos en las pistas rectas, eternas, inacabables.  Te sientes a gusto, te descarga y relaja de toda una semana en un ambiente radicalmente diferente.  Es bueno variar de actividad y no creo que sea la última vez que me deje llevar por una invitación de este tipo.  actual 033Fue un placer el reencuentro con mi antigua bici –preparada al efecto con ruedas finas, suspensión dura, reloj cuenta-km, posición hacia adelante-.  Mi bici de all-mountain, que guardo con cuidado, que mimo porque me ha dado muchas satisfacciones, me vuelve a alegrar y reafirma mi idea de lo que fue el mountain bike.

 

actual 040 actual 039

Un abrazo primos.  Saludos de Tija-Lagar…Tija

actual 004

Leer Más

EL REYNO DE LOS MALLOS

Por el Reyno de los Mallos.

1

Este fin de semana tocaba mucha paz y sobre todo disfrutar de la compañía de los colegas para poder comprobar lo bonito que está el monte.  En vista de que no teníamos excesiva capacidad de maniobra por lo apretado de la agenda montera, véase la carrera Guara Trail, aparte del inicio de la temporada de caza, no quedaban muchas opciones.  En estas cavilaciones estábamos sumidos mientras tomábamos un café.  Como consecuencia decidimos cambiar la vuelta a la Gabardiella por un paseo en el Reyno de Berta.  No es mala opción ni mucho menos, con el día que hacía, un auténtico regalo del Otoño.  Rumbo pues a destino, hacia Riglos, paraíso del escalador y de los senderistas avezados en busca de retratos inolvidables y espectaculares a la vista de la luz del día.

Riglos.  Bar el Puro.  Allí nos recibe bajo un aura de misterio, dentro del bar con ventanas sobre el Pisón, con vistas de los primeros escaladores, los más madrugadores, en trepada recia sobre un conglomerado marrón anaranjado de la tierra madre, con el fondo sin sol pero bañado en una calidez reconfortante hasta el punto que el deportista iba en camiseta de tirantes. El café consiguiente no iba a ser perdonado.  Allí me tocaba hacer de cicerón a mis dos colegas que no conocían la zona en bici.  Aquí se puede decir que estoy como pez en el agua porque el entorno es más que conocido.  Amén de que mi Santa Esposa (nótense las mayúsculas) pertenece a un pueblo de la zona y ya conocéis el dicho.

Pues nada empezaremos con la ruta base y sobre la marcha veremos qué se puede hacer.  Entiendo por ruta base la vuelta circular a los mallos, empezando por el barranco de los Clérigos, cita obligada en enduro y su espectacular subida por la senda poblada de cajigos, buchos, pinos, aliagas y laureles por doquier.  Un poco fuerte el inicio, es verdad, pero así entramos en calor.  La senda se abre paso entre la vegetación para salir sobre una zona más despoblada conocida como Santo Román, en un collado que nos dirigirá a la espalda de los gigantes de piedra. La pista está más o menos conservada pero por supuesto ciclable.  En la parte más pendiente junto al desvío de la Solana, se hace un poco pestosa, pero salvo este repecho es más que agradable.   Siguiendo el cordal nos acercaremos a la parte trasera del Mallo Colorao, que dejaremos a izquierda para continuar por el balcón sobre la Foz de Escalete y las vistas a Monte Cúculo, San Salvador y Peña Oroel.  A nuestra espalda Puchilibro nos observa y adelante la bajada hacia el PR92 que conduciría a La Peña, muy roto y poco ciclable a estas alturas del año.  Nosotros optamos por tomar la senda que nos lleva hacia las Articas y hacer un pequeño 8 para conocer la zona y poder bajar un par de senderos antes de la bajada de piedra.  Pero……………..¡ay!  Madrequemelohanroto. 3 No puede ser.  Todo, todo, todo está lleno de setas.  Modo descerebrao ON.  Bici al suelo y al ataquerrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr.

2

 

En menos que canta un gato estaba detrás de los buxos buscando, oliendo, rastreando, viviendo la seta.  Allí están agazapadas esperando.  Brujas.  Ladinas.  Son féminas, que confabulan, maquinan, urden, se muestran poco, pero ahí está el podenco siguiendo el rastro de su olor, de su senda, en su misma cama.  Vamos que me cegué, para qué quiero adornar si resulta que es uno de los placeres de la vida.  En 10 minutos cogimos rebollón, vimos lepiotas, suilus, coprinus, morro de corzo y alguna variedad más que no conocemos y por tanto ni tocamos.  Un verdadero placer disfrutar del monte.  Pero claro subíamos a hacer bici y tenía remordimientos de conciencia por mis colegas que esperaban conocer la zona en bici y poder hacer alguna bajada, así que con gran dolor de corazón abandonamos la zona para bajar desde Articas, hacia la Peña, por el sendero, disfrutando del maravilloso “masaje aragonés” en medio de las aliagas y acebos que nos dejaron las piernas como para hacer un desfile en el Madrid Weekend Fashion.  El más pincho de todos estaba con si se hubiera follao un gato.  Estas plantas……….

5

La verdad es que nos costó poco y nada más salir sobre la pista  el remonte se hizo agradable dentro de lo que cabe porque ascender a buscar el inicio del sendero de nuevo por aquí  es bastante más que duro.  En fin, se sobrellevó a base de pretar el culo y de echar la vista bajo los caxicos y yerbas en busca de alguna “furtiva”.  Enseguida llegamos a la senda y aquí no quedaba otra que decidir.  O coger más setas o bajar.  Mi alma se encoge pero a lo que voy vengo.  Nos ponemos las protes y le damos hasta el Circo de Verano.

4

Lo que antes nos costó 1 hora, iban a ser 10 minutos escasos dándole cera por la senda.  En un pis-pas sobre las articas.  Inicio.  Un último consejo de prudencia para bajar por la senda, poblada de senderistas, piedras como la cabeza de un crío, lavadoras, cortados, regachas del tamaño el sombrero de un picador, y saltos a tutiplén.  Protegidos y listos.  Culo preto.  Es mejor que no entre ni un pelo a martillazos.  Ya sabéis “senda limpia y rápida”.  Esta frase define perfectamente parte de una cultura del mundo biker:  La de hijoputismo redomao.  Lo que nos espera es tetica de monja pero hay que ser precavido.  6No es ni la más bonita, ni la más peligrosa, ni siquiera la mejor que habéis hecho, pero es preciso resaltar que la zona mítica que atraviesa no es comparable con ninguna.  En un marco embaucador, mágico, sublime, cuna de más de 100 años de escalada, de gente de monte, dura, atrevida y pionera, origen del alpinismo aragonés, en fin, poblada de mucha historia.

Por eso es preciso bajar con el respeto que merece.  A topeeeeeeeeeeeeeeeeeee.  Piedra, más piedra, jodoestaquégorda, otra piedra, zas, zas, zas, escalón GORDO.  Bueno esto parece delicado.  En nada una pareja conocida.  A charrar.  Bueno, continuamos.  A trazar por donde puedas.  Otro agujero, jodopetacaquégordo.  A desmontar.  Hacia la fuente y el portillón.  Esto sólo es el calentamiento.  Ahora empezamos.  La senda se hace más técnica pero ciclable.  Con un gran desnivel sobre piedra suelta comienza a pillar velocidad y tú ves los frenos como amigos.  Los bojes también, pero menos.  En última instancia será tus salvadores, pero…….es mejor fiar a tus reflejos.

8En un sin fin de zetas sobre piedrecillas resbaladizas llegas a la base del Pisón.  No está de menos echar una mirada al lugar donde te hallas.  En medio del Pison, Firé y su aguja del Puro.  Espectaluznante.  Sobrecogedor.  Sobre una glera infinita que te lleva hasta el pueblo.  Precioso.  Es necesario hacerla por lo menos una vez.  Ahora bien, no es plato de gusto para todo el mundo.  Y mucho menos para los que sufran de emociones fuertes, así que con cuidado. 7

Llegamos al pueblo y nos deleitamos viendo escalar, rato, rato y rato.  Una cerveza y un plato de longaniza frita con pan y tomate, reconfortaban nuestros estómagos, y es que Ramón nos trata a cuerpo de rey.  Un placer volver al Puro.  Aquí pues y en este estado toca decidir, otra vuelta o para casa.  En fin, está la cosa por volver al hogar prontico, así que no lo pensamos mucho y de bajada.  Un día corto, intenso y de nivel óptimo de charrada.

Un placer saber compartir todos los placeres a un tiempo, desde la convivencia hasta las setas.  En el fondo qué más se puede pedir.  Un día de monte.

firma-blog-btt_albertolagartija

 

Leer Más

Equipo

Ultrabike Ordesa “Una aventura por Pirineos”

El pasado 26 y 27 de Septiembre tuvo lugar la primera edición de la Ultrabike Ordesa, prueba diseñada y organizada por el equipo de Bikefriendly de Jaca. Casi 200 kilómetros y más de 5.000 metros de desnivel positivo, una ruta brutal por Ordesa en tan solo 48h.Parte del equipo

Tracks de Ordesa es un recorrido en BTT, por el Pirineo Aragonés que atraviesa tres comarcas y permite descubrir el entorno del mítico Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. De ahí nació el reto de la Ultrabike Ordesa, con el idea de hacer el recorrido en dos días.

Equipo
Equipazo

Bikers del club de Jaca BTTVA Bikefriendly, del club Bikezona de Bilbao, del club Los Tojos de Laredo y otros buenos amigos como Alfredo y Lili de Laguarta Bikes, Jaime de Shimano y como no, el señor de las montañas, Milton Ramos, formamos una grupeta increíble.

Increíbles vistas desde .............
Increíbles vistas desde la Ermita de la Erata

La primera etapa era con salida en la localidad de Biescas y llegada a Buesa. Un recorrido de 67 kms con un desnivel positivo acumulado de 2.900 metros. Al ser un grupo numeroso y el terreno muy exigente se formaron pequeñas grupetas que se iban juntando en momentos puntuales de la ruta. El inicio de todo fue con un Briefing en el Hotel Tierra de Biescas y entrega de welcome pack de Power Bar. Una vez dejamos Biescas pasamos por los pueblos de Orós Alto, Orós Bajo y posteriormente ascendimos hasta los pueblos de Barbenuta y Espierre. Subimos la “Cuesta de la Muerte” que termina en la ermita de Erata, con panorámicas increíbles de Sierra Tendeñera, Sobrepuerto (zona de pueblos deshabitados), Ordesa, Midi D´Ossau y Sierra Telera. Esta subida ya puso al personal en fila, pero en ningún momento se marcaron grandes diferencias debido al espíritu de salida, que no era otro que compartir una experiencia juntos y disfrutar de dos días a tope de la mountain bike.

Sergio, Carlos, Iván, Milton Ramos y Cristobal
Sergio, Carlos, Iván, Milton Ramos y Cristóbal
Llegada al primer alto exigente. Esperando al resto del grupo.
Llegada al primer alto exigente. Esperando al resto del grupo.
alto de
Llegada al primer collado después una subida durísima. Al fondo la Ermita de Erata
Ivan y Jorge
Ivan y Jorge en la Ermita de Erata
Concentrados en la Ermita de la Erata
Concentrados en la Ermita de Erata
Sergio, Jaime, Ruben, Roberto, Alfonso y Andoni.
Sergio, Jaime, Ruben, Roberto, Alfonso y Andoni.

Dejamos la Ermita y cresteamos hasta Pelopín, donde nos esperaban Fidel y Angel para filmarnos con el drom. De ahí descendimos hasta Broto donde nos esperaba un suculento avituallamiento. La verdad es que no faltaba de nada, y teniendo en cuenta el desnivel que nos quedaba desde Broto hasta los miradores de Ordesa, procedía alimentarse adecuadamente.

Paradita a comer en Broto
Paradita a comer en Broto

Pasamos por Torla para ascender a los miradores de punta Acuta. La subida es dura, larga y muy exigente, pero una vez arriba nos encontramos con una de las vistas más espectaculares que jamás hayamos visto. Después de una subida como esta es cuando dices: ” Las he pasado putas en estas rampas, pero ¡qué leches!, mereció la pena”.

Lili, Alfredo,Jaime, Patricia, Roberto e Iván, a los que seguro algo les estaba haciendo mucha gracia.
Lili, Alfredo,Jaime, Patricia, Roberto e Iván, a los que seguro algo les estaba haciendo mucha gracia.
Miradores de Ordesa
Miradores de Ordesa
Miradores de Ordesa
Jorge, Roberto, Rubén, Iván, Nicolás y Milton Ramos
Espectaculares vistas de Ordesa desde los miradores
Espectaculares vistas de Ordesa desde los miradores

Nos hubiera gustado estar más tranquilos en ese punto, pero una inesperada tormenta hizo que iniciáramos el descenso a Buesa lo más rápido posible. Bajada increíble hasta los Apartamentos del Balcón del Pirineo, donde dimos por terminada nuestra primera etapa. Cansados, pero lo más importante todos en perfecto estado y con una gran sonrisa, síntoma que denotaba que habíamos gozado la leche.

En este punto quisiera pararme un instante ya que Buesa es un pueblecito precioso y el Balcón del Pirineo un sitio increíble, pero nada es comparable con el espíritu de su dueño, Jorge y de su familia. Nos trataron con una  amabilidad y una educación como pocas veces hemos recibido. Cuando Jorge nos contaba su lucha por superar su enfermedad y sus retos deportivos algún compañero de ruta me confesó que casi se la caen las lagrimas. Es absolutamente admirable lo que hacen personas como Jorge y te hacen valorar la vida desde un punto de vista mucho más humano. ¡Muchas gracias por todo!. Estoy seguro que para los que era la primera vez que íbamos a Buesa, ha sido un auténtico honor conocerte.

Cogiendo fuerzas para el día siguiente en El Balcón del Pirineo
Cogiendo fuerzas para el día siguiente en El Balcón del Pirineo

12

Después de una suculenta y abundante cena fuimos a descansar con el ánimo de que al días siguiente recuperáramos nuestras piernas duramente castigadas en la primera jornada.

Salida de parte del grupo en la segunda etapa.
Salida de parte del grupo en la segunda etapa.

14

Preparado para trabajar.
Preparado para trabajar.

Salimos de Buesa con dirección a  Fanlo. Atravesamos la zona de La Solana (zona de pueblos deshabitados), por medio de Ceresuela y a pocos metros de Yeba. En este inicio nuestro querido amigo Cecilio nos brindó un par de pinchazos para que nadie se pusiera nervioso y corriera más de la cuenta. Como siempre Alfredo de Laguarta Bikes y Milton Ramos los primeros en ayudar, ¡que grandes!.

Primeras rampitas del día....para calentar bien.
Primeras rampitas del día….para calentar bien.

De ahí hasta llegar a la senda que baja a la casa rural de San Martín de la Solana. En ese punto parte del grupo decide seguir por la pista y otra parte deciden bajar la senda. Es una senda larga y muy técnica, pero sencillamente increíble. Tiene varios puntos muy complicados, pero merece la pena hacerla, eso sí, con mucho cuidado y mucho respeto. Un accidente en esa zona tiene una difícil solución por lo problemático de su acceso.

Fran, .....Sergio Otin, Cristóbal, Sergio, Lili y Patricia.
Fran, Pepón, Sergio Otin, Cristóbal, Sergio, Lili y Patricia antes del inicio de la senda.

Una vez superada la senda, atravesamos el puente colgante de Lacort sobre el río Ara y de ahí a Fiscal, donde estaba el avituallamiento.

Nos quedaba lo peor, a la peor hora del día, la ascensión a Santa Orosia por la pardina de Fenés. La primera parte de la subida el sol nos castigó duramente y encima es el tramo con las rampas más exigentes, pero la segunda parte de la subida es un auténtico espectáculo con muchos tramos sobre hierba y otras zonas ya con la hoja caída. Después de más de dos horas subiendo y dejando a nuestra izquierda la Ermita de Santa Orosia iniciamos el descenso desde Oturia. Bajada por senda alucinante, cruzando la pista principal de manera constante. En ese punto se habían hecho dos grupos bajando el primero desde Oturia  hasta Oliván por el bonito pueblo de Susín (el grupo de Milton) y el segundo bajó por otra senda hasta Lárrede, llegando a  Biescas por el soto de Olivan.

Alto de Oturia. A la derecha el inicio de la senda...el resto, os lo imagináis. Brutal.
Alto de Oturia. A la derecha el inicio de la senda…el resto, os lo imagináis. Brutal.

Cualquiera de las dos opciones son altamente recomendables, es lo que tiene Pirineos, hagas lo que hagas, siempre gozarás.

Una vez en Biescas todo el grupo mostraba su satisfacción por el reto conseguido y lo más importante sin incidentes personales dignos de mención. Ya solo nos quedaba desplazarnos a Jaca donde en el Hotel Reina Felicia nos esperaba un baño burbujeante que relajaría nuestras cansadas piernas y un cocktail para reponer fuerzas.

Llegados a este punto me gustaría agradecer al equipo de Tracks de Ordesa y Bikefriendly por la magnífica organización del evento, ¡como no!, a Jorge Rabal Perez propietario de El Balcón del Pirineo en Buesa por su hospitalidad y amabilidad durante nuestra estancia, a Alfredo Laguarta Escartin y Lilian Soriano de Laguartabikes por la asistencia mecánica durante las dos jornadas, al señor de las montañas, Milton Ramos, por su sencillez y generosidad, todo un ejemplo a seguir, y para finalizar a todos los que habéis disfrutado de estas dos jornadas, el buen rollo vivido no tiene precio y como siempre lo mejor del deporte muchas veces no es el resultado que se obtiene, sino las amistades que deja.

Gracias amigos, nos vemos seguro en la II Edición de la Ultrabike Ordesa 2016.

También nuestro más sincero agradecimiento a los Patrocinadores del evento:

  • Power Bar
  • Comarca de la Jacetania
  • Comarca del Alto Gállego
  • Ayuntamiento de Jaca
  • Ayuntamiento de Biescas

Para ver la primera etapa en wikiloc pincha aquí

Para ver la segunda etapa en wikiloc  pincha aquí

Firma Blog BTT_Robert

Leer Más

AINSA. EWS, Enduro World Series. 27 de septiembre de 2015

UN DÍA EN LAS CARRERAS.

AINSA.  EWS, Enduro World Series.  27 de septiembre de 2015

Tenía muchas ganas de subir a verlo en directo por primera vez.  No digo nada de lo que debe sentirse al correr infiltrado entre tantos pilotos buenos.  Por eso y en vista de que no iba a estar más que un día, era mi único tiempo disponible, debía compaginar todo lo que querría hacer durante el fin de semana con la visita a la EWS ENDURO WORLD SERIES.  Era condición indispensable montar en bici, ver a los colegas de la Vieja Tronca (si eses es su verdadero nombre) y además disfrutar de un día de carreras de lo más espectacular.  Todo concentrado en unas horas de la mañana del domingo.

La noche del sábado estaba realmente nervioso.  Según mi mujer pegaba botes en la cama y dí más vueltas que una pelota de goma en un frontón.  La noche se hizo larga pero por fin sonó el despertador.  No me había preparado nada y creí que por la mañana estaría más dispuesto a organizar todos los aperos.  En menos de un cuarto de hora ya había desayunado, hecho las faenas básicas necesarias y estaba montado en el coche dispuesto a afrontar los 150 km de distancia hasta Ainsa.  Esa misma noche había comunicado con mi colega Adán que me había citado a desayunar en el albergue Mora de Nui.  En un suspiro había llegado por fin a mi destino, salvando el sueño inicial y con la esperanza de que no me perdiera ningún acontecimiento importante.

Un cafelito.  Hay que desengrasar y acto seguido vestirme de romano para subir al monte.  Pero antes al albergue.  Todavía estaban en pleno desayuno cuando llegué.  Abrazos y apretones de mano por doquier a los colegas.  A algunos no los veía desde hacía mucho tiempo y eso se agradece, a otros los conocí allí mismo.  Despedida a los que se iban más lejos de vuelta a casa también y a los que se quedaban a iniciar el proceso de portería.

Enseguida nos fuimos a la plaza.  Era la salida de las chicas porque las especiales había dado comienzo de madrugada, ya estaban en el monte y como era claro no iba a llegar, pero sí al paso de los “pros”.  Mucho sarao había por allí.  En menos que canta un gato me junté con la afición para vitorear a la salida de las féminas mientras los más retrasados (mentalmente no, sólo perezosos) se atusaban para salir al monte con la bici.

Por fin partimos de la plaza.  La salida habitual por el sendero de bajada desde la Iglesia de Ainsa hasta la carretera es una compleja partida de marcianos.  Con más trampas que una película de chinos llegas debajo de una pieza a menudo de casualidad; pero hoy íntegro.

Reunión con el personal.  Parte de la VT, más recalcitrante estaba presente, es un gusto rodar con los viejunos otra vez.  Somos como el ejército de Pancho Villa, un completo cúmulo de ideas independientes, pero a la par en lo básico (jarra y pedal).

– “Nos vamos a la especial”

– Venga.

– A pedal hasta la entrada del barranco y luego dejamos la bici y continuamos hasta el tramo más espectacular que veamos.

– Pues tira kiolll.

– Chino chano.

Era la Cresta del Cuervo.  Sitio privilegiado para ver vuelos y piruetas con las bicis por parte de los más rápidos.  El tío Cedric García o eldelayeti, Richie Rude nos entregaron sus mejores poses sobre las margas con el regocijo de la afición entregada desde el primer momento.  Sólo pudimos llegar a ver a los más avanzados en la clasificación por motivos de tiempo.  El resto seguía corriendo.

12047172_892597044159799_2801236243229471576_n

Una vez conseguido enlazamos por el barranco siguiendo a los corredores en ascensión hasta el siguiente tramo.  Estaba bastante cerca y en suspiro y un par de sudadas llegamos hasta la curva en la que Angel (Intersport Ainsa) nos contó que habían acondicionado para hacer la bajada más espectacular.  Primero pasaron los últimos clasificados, luego las chicas, fue un placer ver la diferencia de conducción entre las primeras y las 10 últimas –un auténtico recital de trazadas y frenadas-, y luego los pros, con el nivel de adrenalina por los ojos.  Se nos pusieron los pelos como escarpias de ver cómo trazaban en plena curva para corregir en cuestión de milisegundos y cambiar el peso para reconducir la bici evitando las rocas y no matarse.  Un placer verlos.  Como dice mi amigo Bati:  “Una cosa es bajar con mayor o menor gracia y otra llegar al nivel de pilotaje de estos extraterrestres”.  Es otra liga.  Naturalmente.

Ya pegaba el sol en la chepa, calentando de lo lindo.  Así que fuimos como el perro que busca sombra en pos de la siguiente especial.  Algunos de nosotros también subimos a Cruz Corona para probar el tramo que les había ofrecido a los corredores y disfrutamos de lo lindo haciendo la bajada.  Aún combinamos con alguna ruta más (conocedores de la zona que somos) y llegar hasta el Pueyo y de allí a las margas para gozar de los saltos y los peraltes.  Enseguida hasta Ainsa, pero sin dejar de meterme en el barranco para poder gozar como cochino en charca y ponerme de agua y barro como los corredores.  Yo pasé de ir a Fornocal, próxima especial, tenía en mente prodigarme por ahí para saludar a los colegas que no había visto, dar una vuelta por los stands y también disfrutar del ambiente con una cerveza en la mano.  Vamos lo que viene siendo de toda la vida, “hacer portería a tutiplén”.

12063312_10153342905459830_3672158892596175227_n

Y está claro que lo hice.  Un gozadón de lado a lado.  Tocaba comer y si se terciara ver la última especial.  Primero lo primero.  Otra cervecita, que estábamos resequíos, y a por la paella.  Dimos cuenta del plato en un suspiro y entre conversación tranquila y vistazos y saludos sobre la plaza se consumió el tiempo inmediatamente.  Casi era la hora del café.  En esto estábamos cuando recibí el mensaje “desde el Alto Mando” reclamando mi presencia en el hogar, así que estaba claro, replegaba velas y entre despedidas a los compañeros y poco más declinaba la invitación de Coda Sartén, a la sazón última de las especiales del día y la más aérea.  Una pena.  Pero,  es lo que toca, recoger y para abajo.  Hoy he visto que no sólo había llovido sino que parecían los barrancos de Vietnam, con agua por todos los sitios y la carrera se complicó en extremo.  En fin, son circunstancias de la climatología.  Espero que no sirviera para ningún problema.

Por lo demás, qué decir, un ambiente espectacular, coches infinitos, (aún leo el mensaje de Jorf pidiendo voluntarios para la última especial para organizar el tráfico), gente a tutiplén, montones de conocidos del mundo de la bici, de todas las partes de la geografía habían acudido a presenciar tan maño evento.  Un placer.  Recurro a una frase del tío Roberto –Jabalí Enduro Crew- que me parece muy acertada y que define perfectamente lo que sentíamos en ese momento:  “Todo el que tiene algo que decir en el mundo del enduro está aquí”.  Cierto.  Turismo, ambiente, carreras, sensaciones a flor de piel y diversión a partes iguales, buen rollo y mucha portería.  Sólo siento no haber podido estar en más sitios y haber visto a todos los participantes, en especial a los más cercanos que iban en otro horario no compatible con mi organización, pero que luego reviso en la clasificación.  Un placer haber podido estar con mis antiguos colegas de bici, que ya cumpliendo muchos años, desde el inicio del enduro, en múltiples batallas y con anécdotas que todavía nos hacen reír.

12036904_10153559104401291_5250787407466583792_n

Sólo me resta felicitar a la organización, en concreto a los que se han volcado altruistamente, ya que conozco a varios de ellos –incluso saludé y abracé- que lo dan todo por este mundo de la bici, a los “cabeza de cartel” que han estado a un nivel estelar, gracias, y a esos otros que también están aunque no quieran salir en primera línea y que me alegro de haber coincidido con ellos  en la carrera.

Un día de carreras.  Ojalá hubiera más para poder acudir y yo de tiempo que disponga.  Un acontecimiento único y especial.

En el Facebook tenéis cientos de vídeos, cortos, etc, de cien autores diferentes con resúmenes de la carrera y de momentos estelares, desde Pinbikes a MtbPro.  Recomiendo también entrar en la página de Zona Zero donde tendréis información de todo tipo sobre la EWS y las rutas.  De los vídeos de promoción me quedo con éstos:

https://www.youtube.com/watch?v=jgd7V85V88A

https://www.youtube.com/watch?t=338&v=j6xM6pBtacQ

Os pongo un enlace con imágenes espectaculares.

http://esmtb.com/2015/09/28/enduro-world-series-zona-zero-ainsa/

 

Un saludo a todos.  Esto traerá mucha cola e información así que disfrutarla.  El reportero del Reyno desde Ainsa.

Saludos.  Lagartija.firma-blog-btt_albertolagartija

 

Leer Más