De la Osqueta al Cielo Blues Band.

 

 

Me duelen hasta las pestañas.  ¿Por qué?  La verdad, no lo sé; supongo que estoy en baja forma, porque la ruta de ayer no fue para tanto.  En una visión general, se podría definir como un duathlón de primer nivel.  Primero una ruta de enduro potente en bici y luego un remate de órdago en Ayerbe.  Si es que no tenemos solución.  P’habernos matao.

 

Desde La Osqueta al cielo Blues Band. 

El miércoles ya estaba un poco nervioso pensando en la nieve.  Y eso que la semana pasada había salido dos veces a pisar la “mierda blanca esa”.  Pero tenía más mono que una manada de simios. Asi las cosas decidí encenegar al personal a través del whatsapp con una ruta a la altura de las mejores y bla, bla, bla.  En resumen, un día de monte al aire libre por la zona de la Sierra de Santo Domingo.  En menos que canta un gato ya estábamos del orden de seis ¿personas? listas para salir de marcha a tan maño evento.  Organización, pim-pam.  No tuve tiempo ni de suspirar porque ya era sábado por la noche.  Se pasa el tiempo que ni te enteras.  Tempus fugit.  ¡Qué cosas esto de hacerse cada día más viejo!

Al turrón. Listos para salir desde el balcón de Villalangua.  Justo en el parking, frente a la Posada de Villalangua, arreamos un nutrido grupo de vikingos con la intención de consumir algo de oxígeno puro de la Sierra.  Buen día, no hacía, ni frío, ni calor, un poco de viento y muchas ganas de darle al palique.  Las primeras rampas se encargaron de racionar la portería y cada vez con menos frecuencia se oían los comentarios y las risas a todo pulmón.  Bien es verdad que todavía hablábamos por parejas, porque algunos no callan ni debajo del agua.  Para mí que esto nos sirve de terapia para sobrellevar la semana.  Y entre ponte bien y estate quieta apareció Cuenca.  Quiero decir, la raya de Salinas Viejo.  Sobre la foz, (en castellano no se recoge el término foz, pero sí hoz, como un cañón profundo por el que discurre un río.  Sin embargo, la grafía foz se ha conservado en algunos topónimos, particularmente en la zona del prepirineo, donde hay numerosos cauces abruptos a los que se les denomina así. Y a mí me gusta mucho mantener este vocabulario que mis mayores me han legado.  De hecho podremos disfrutar de este acontecimiento geológico desde las sierras exteriores más occidentales hasta las equivalentes en la zona oriental de nuestra comunidad). Señalada esta idea quería contaros que veremos sobre las puntas de la foz una cantidad de buitres espectacular, puesto que es una de las zonas de avistamiento más destacadas del contorno.  Pero…………….estamos a mitad de subida.  Tranquilos pischas, tranquilos.  Sólo queda lo peor.  En un segundo empentón tenemos que subir por la pista hasta el límite del cambio de ladera, pequeño collado o puerta de ganado que divide la loma en dos vertientes distintas y hasta con vegetación y temperaturas diferenciadas.  Y aire, cagontxós.  Con la sudada que llevábamos encima esta brisa es capaz de helarnos en pocos minutos.  Por ello no queda sino bajar a la entrada de la senda cuyo rellano nos recibe sobre un manto de hierba que parece un jardín, el cual da entrada a un bosquecillo de pino bajo y matorral.

A todo esto me gustaría señalar que el grupo subió a ritmo más que aceptable para ser gaylos, porque entre los Martín (Jesús y Ramiro), seguidos de Miguel Cirac, Alberto (Almiroy), Joselu (Mzungu) y Óscar (Zacarías) entre medias para mantener la velocidad, y en el furgón de cola Manu (Er Gallego) y una servidora que iba ahorrando combustible para …. porsiaca, se llevaba un tren rapidillo para mi gusto.

Fase 2.  Llega la hipoxia.  Per le sende, Giancarles, per le sende.  Este tramo es magnífico, espectacular, impresionante, majestuoso, increíble, alucinante, vistoso y todo lo que se os ocurra.  Rodar bajo una tapia de varias decenas de metros en un corredor de piedra con vistas y patio suficiente para creerte sobre la muralla china te facilita la posibilidad de llegar a conectar con el entorno.  La fotografía luce esplendorosa. Esto te hace sentir arriba, en el “top”, eres como el Di Caprio, pero en feo, eso sí, te sientes bien.  Llegamos a la entrada de la “W”, la Osqueta, y aparcamos en batería las bicis para echar un bocado.  Un pequeño descanso no viene mal a las piernas.  Allí mismo nos sorprendió un grupo de chavales que subían a dar vuelta por el monte.  Nutrido, bien se vale, porque si no iban 70 no iban ninguno.  Había más gente allí que cañamones dan por un duro.  Cuando pasaban a nuestro lado algunos saludaban, otros nos miraban como las vacas al tren y los más pensaban que con la paliza que ellos llevaban los “gilis” de las bicis no tenían que haberlo pasado mejor.

Toca bajar. Fase On. Esto es como lavar la cabeza a un burro, que está bien pero no sirve de nada.  Al personal endulerdo no le afectan las subidas, es un simple trámite para hacer lo que de verdad nos gusta.  BAJAR.  Son impresionantes las tres primeras curvas sobre piedra desnuda, deslizante, jabonosa, con un carril lo suficientemente estrecho en el que poner la goma sobre la trayectoria de forma que si te vas, … te pasas al lado oscuro, pero del Servicio de Traumatología.  En una palabra te calzas una órdiga “cum laude”.  Güeno, güeno.  Hicimos ceprén hasta con el “Ojo de Mordor”.  Que por cierto tengo que cuidarlo, porque mi mujer me dijo que utilizara la escobilla…aunque últimamente creo que me voy a pasar de nuevo al papel higiénico porque lo llevo todo irritao.  Jejeje.  Unos retratos geniales del tío “Tarrino” y seguimos bajando por una ensalada de piedras digna de un parque temático sobre la tollina. (Flow Stone Park).  Agarraos al manillar con velcros y todo se nos peleaban los dientes por salir de la boca.   Achuchaos de hombros, brazos, dorsales, tríceps, etc (hasta músculos que no sabía ni que existían) seguíamos en una bajada desbocada hacia Salinas Viejo.  Especial mención hay que hacer sobre el tapiz de piedra redonda de la antigua calzada ya descarnada y con más faltas, que huecos hay de los dientes caídos en la boca de un viejo. Hacíamos trabajar las suspensiones hasta calentarse, los frenos currándose unos días de fiesta y los rodamientos en general pidiendo la hora de final de partido.  Un lujazo de descenso, tope de flow, donde debes guardar fuerzas para caso de error, colocadas las mentoneras que protegen y salvaguardan la barbilla (nunca se sabe), con la mente puesta en la factura del dentista, (300-400-500-…etc Euros), ya que de la primera hostia que nos arreamos no hay suficiente alambre para montar todos los brakets.  Morimos todos, uno de la hostia y los demás de la onda expansiva.  Un mes a base de cuajadas (y dienta blanda) no te lo quita ni Blas.  Eso en el mejor de los casos.

Hay que reconocer que hay un par de sitios comprometidos pero puedes fallar en cualquier momento o en cualquier lugar.  Aquí no se salva ni el apuntador.  Claro, cierto es que todo esto es bastante subjetivo y que el nivel individual de cada biker marca la diferencia en los tiempos que no en el disfrute del entorno y yo diría que casi, casi, casi se aproximaría a los petardos o a los pedos, sólo les gustan a los que se los tiran.  Para gustos los colores. 

Una cosa lleva a la otra y así hasta el final y como no hay dos sin tres, desde Salinas a la Fuente de la Rata disfrutamos de unos maravillosos escalones, peraltes, desbroces y así sucesivamente hasta tocar el Nirvana del btt.  Nueva sesión de fotos, en plan “posers”, para la retrantanda de lo acontecido y en breves llegamos a la salida de la senda entubaos de la emoción, casi de ingreso la UCI de lo bien que lo pasamos.  Sólo nos falta el comentario final sobre el asunto, los abrazos, las felicitaciones, la sonrisa profiden (con todos los dientes porque no hubo accidentes), la vuelta a cargar los coches y el retorno a Ayerbe a reponer fuerzas. 

Sentados a la mesa del Bar las Piscinas, celebramos un día de puro montalbán.  No hay nada que no solucione un buen plato combinado a base de chullas y huevos, amén de otros aditamentos para reconfortar cuerpo y alma.  Así en corro anaeróbico de vikingos perjudicaos de lo suyo junto a dos colegas más (con el mismo desorden intelectual que el nuestro -Mariam y Diego-) con los cuales coincidimos allí, nos dispusimos a pasar el resto de la jornada para finalizar un buen día de bici. Toca comentar la jugada.- Es tan importante como la ruta misma.  Ya os digo.  Enseguida surgieron las ideas, los recuerdos y las comparaciones, las bromas….pandilla de “pausers”. Se nos hicieron “las mil”.  Y como siempre del vuelta al hogar con las orejas gachas, y…..al final me van a mandar ”a cagar a una mata panizo”.  Este deporte me va a costar la salud, de verdad, pero tendría que ir por la Seguridad Social, prescrito. Media vida, inigualable, maravilloso.  Estoy en cortocircoito.  Otra vez.

Ahora que caigo, no pedimos agua para comer.  El agua, el agua… donde estén las cervezas. Del agua salió la vida.  Pues que se vuelva a meter. Tontadas.  Unas buenas ambars y solucionao.  Ya es martes y estoy de nuevo cociendo.  Se me van los pies con la primera tonada.  ¿Dónde iremos la próxima vez?

Saludos de Tija, Lagar Tija.  Nos vemos en las sendas.

https://www.relive.cc/view/1413789722

https://www.strava.com/activities/1413789722/shareable_images/map_based?hl=es-ES&v=1518960186

 

 

 

Pdta.  Pedro.  Ésta también se puede incorporar al elenco de rutas que nos caen cerca de Jaca, ya que es de las más asequibles por zona de influencia, desplazamiento, belleza paisajística y completa técnicamente.

Valoración:  Excelente.

Leer Más

50 Sombras de Arguis.

      

 

 

 

 

¿Sabíais que un espermatozoide es capaz de almacenar 37,5 Mb de información?  Por tanto, de una sola vez se pueden transferir cerca de 1.587,5 Terabytes (Tb) de datos.  Demasiada información para tragar.  Entonces….¿te pueden petar el disco duro de datos?  ¿Por eso se llaman los dispositivos de almacenamiento “pen”? ¿De ahí viene que “tengo poco espacio en la unidad “C”?  Pienso, a veces, en las preguntas que mueven el mundo y que son la explicación a la vida y a la humanidad. ¿Carne o pescado?  ¿Por qué a los peces de colores no les entra agua en los ojos? ¿A qué huelen las nubes? ¿Somos hombres, somos materia, somos frutos del azar?  Entonces se ilumina mi mente y me encuentro dando pedales con los compañeros del enduro que tienen tantas neuronas como yo.  Partícipes de un mismo mundo (a 16 colores según rezan las malas interpretaciones sexistas) pero que está allí para salir a cogerlo.  Me gustaría ser hoguera y no sólo rama en el fuego, para poder disfrutar por 2 vidas, pero me conformo con salir los domingos.  Por otra parte, que no la de atrás, es una suerte vivir tan cerca del Parque de Atracciones de Arguis.

De vuelta al montalbán y la comedia.

Introito.  Que no guarros, que no es eso.  Es la parte inicial del relato.  Así que a lo que voy vengo.  Hoy estamos aquí reunidos para … cognio, pues sí que estoy disperso.  Habrá que centrarse un poco.  Me siento entumecido, más chungo aquel Presidente de los EE.UU. Gerald Ford del cual decían no podía andar y mascar chicle a la vez.  Hoy tengo agujetas hasta en las pestañas.  Como una vaca volcá.  Me duelen hasta los dientes.  Será por lo que dice el tío Tanano: “Eso de andar en cetosis”.  A mí me suena a cetáceo o alguna práctica guarra de ésas que sólo él conoce.   Pero en el fondo seguro que no es bueno.

Pues a espabilar tocan.  Domingo y además muy frío.  Se me calan hasta los huesos.  Parte I. La decisión crucial. 

¿Se sale o no?  ¿Rodamos o almorzamos?  ¡Comemos o jod…? Lo que quieras, después comemos.  Y así un ratico mientras echamos el café en el Migalón (un poco flojo últimamente, en el servicio y demás menesteres propios del gremio).   Al final que… después de bajar el tío Tanano de viaje desde el Alto Pirineo y Mzungu y yo subir del Valle del Cierzo alguna cosa hay que hacer, más que nada por justificar en casa.  Total, que entre ponte bien y estate quieta poco tiempo tenemos para ciclar.  Eso sí con el día tan malo que hace tampoco invita a muchas florituras. Ya puestos a comparar como en el libro ese de los azotes y las sombras del Grey.  Una exageración, oiga.

 

Debemos prepararnos y salir, pero para ello alguno debería cambiarse de ropa.  Y sin más contemplaciones, en un pis pas, el primero de nosotros hace un “no hands” para delirio del personal aparcado en la explanada, el cual se queda con los ojos en la mano de semejante visión.  Todas las hormigas bajando por la parte oscura de la espalda para finalizar en el Canal de la Mancha.  Espero que la señora (receptora de la imagen) pueda haber conciliado el sueño esa noche con semejante visión.  Un prodigio de colores y olores para solaz y esparcimiento de la fauna local.  Yo he visto zanjas en obras con más glamour.  Ya.  Desde este momento debo afirmar que lo quiero un 15% menos.  Menudo osico.

Arrancamos por la esclusa del pantano con viento del Oeste, siguiendo la pista que atraviesa la falda de las Calmas. Jodoquefrío.  Se me mete el aire hasta por la rabadilla y sale por la nuca.  Empezamos pista arriba hasta el cruce del gas y nos metemos sin solución de continuidad en la pista de ascenso, pedregosa, empinada y con viento de frente racheado, aunque protegidos por la vegetación.  Con todo lo que sube el gobierno también podría subirnos a nosotros hasta el collado.  Pero bueno eso es otra historia.  P’arriba.  Empieza el desnivel.  Ahora toca sufrir y darle tracción, como reza el dicho: “Aun a costa de perder erotismo el hacerlo con calcetines te facilita mucho el agarre y la tracción”.  Pues eso, nosotros nos aplicamos el cuento porque necesitamos de la tracción animal para semejante ascensión.  Y el frío sigue, hasta el punto que aparecen tramos helados, zonas de barro que complican el ascenso y lastran nuestras ruedas, incluso “barderas” o tierras de blandones que son una trampa para los ciclistas.  Hay partes de mi cuerpo que si no estuvieran heladas no sabría ni que existían.  Tenemos mal día, necesitamos algo, una palabra que nos apoye.  Barandilla.  Toma, chúpate esa.  Estoy fatal de lo mío, pischa.  Tracción, quiero tracción.  En pleno esfuerzo y a ritmo de salsa para evitar colapsar las piernas subimos con el ritmo cardíaco a punto de nieve.  Qué bien se estaría abajo en el bar, frente a un par de huevos con jamón y vaso de vino.  Pero no, nosotros al turrón.  Y lo mejor es, que entre tramo y tramo el viento no llega a pegar directamente, estamos protegidos por las sombras (del verano) y el aire (del invierno).  Aún con todo no podemos quejarnos.

 

Y entre unas cosas y otras, al cabo del rato llegamos al collado.  Aquí sí que realmente hace un frío de “cojines”.  Sin más nos cambiamos y nos protegemos.  Parecemos las Tortugas Ninjas del Todo a 100 pero algo abrigan las defensas, eso sí.  Yo creo que ni siquiera nuestros cuerpos pueden generar el calor suficiente para sobrevivir allí más de 3 horas.  Debemos superarlo y para ello nada mejor que la imaginación.  Igual con una exhalación por el conducto ordinario podría calentar la parte trasera posterior, por decir algo, además a sabiendas que el oler tus propios pedos previene enfermedades.  Dicho y hecho.  En aquel momento yo creí que me hacía inmortal, pufffffffffffff.  La avena con leche que me había metido entre pecho y espalda por la mañana para desayunar genera ese tipo de efectos secundarios lo que me provoca un vertido, superior en contaminación al lindano; incluso se me puso el pelo rubio.  Pero esto ya lo comentaré en otro apartado.  En esos momentos y dada la discreción del lugar tocan pocos comentarios y más prisas para acomodarse las protecciones y preparar la cámara de la filmanda que había traído el tío Mzungu.

 

 

Por fin a bajar.  La senda se cierra por la vegetación y el bosque húmedo nos deja entrever la senda sobre raíces y lajas de piedra resbaladiza que invita a recoger un parte de urgencias debido al deslizamiento de ruedas poco controlado o sin control ninguno.  En el Hospital, ya me imagino al médico comentando la jugada después del ingreso por Urgencias:  “Estás mal de la columna, vete al bar”.  Y entre colleja y nolotil, agarradao del pescuezo por  el enfermero de turno, me susurraría al oído:  Vertebral idiota, vertebral.  Con todo tipo de lesiones.  Vamos un completo.  Así que mejor, aseguramos la línea y bajamos con confianza en lo que estamos haciendo, pero con reservas, no vaya a ser que de la tollina se nos peleen los dientes por salir de la boca (a pesar del casco integral).

La primera parte es muy “pina”.  La pendiente te hace suspirar más de una vez.  Yo creo que alguno hizo ceprén hasta con el “Ojo de Mordor” sobre el sillín de su bici dado que el ángulo se aproxima a la vertical en más de un tramo. En palabras de Tanano es un desnivel absurdo.  Todop’abajo.  Se pierden muchos metros de altura en un espacio minúsculo.  Así, quemando ferodo llegamos a la segunda parte.  Aquí es el bosque el protagonista.  También las piedras mojadas, asín que cuidadín.  La cosa cambia cuando trazas por curvas entre árboles, arbustos, raíces y plantas (parece un champú) y sobre la glera o canchal descompuesto en un pequeño tramo.  Es una gozada y en un santiamén se acabó lo que se daba para pasar a la zona de la roca desnuda del barranco.  El antiflow, de trayectoria complicada y colocar la rueda en el sitio preciso, pero te hace disfrutar, amén de haberlo hecho alguna vez con anterioridad, porque si no te clavas cientos de paradas sobre cada obstáculo que te cortan el rollo de manera radical.  Muy divertido de verdad.

Sólo nos falta el trozo del pantano.  Este es más humano.  Aquí salvo la curva que da paso a las margas no tiene mayor complicación.  El sacacorchos del final del bosque es puro flowwwwwwwwwww, qué gozada, rizos, badenes, salticos, más rizos, y por fin un salto al vacío sobre una barranquera con suelo de margas.  Precioso, plástico, espectacular.  Todo visual y mucha diversión.  Conducción EWS, pero agro-style.  Precisamente en este lugar Joselu se dedicó a probar las filmandas a ver cómo salían.  Y entre esto y una tollina que se clavó nuestro Spielberg maño, a la subida de un escalón de vuelta a Arguís, poco resta de contarles.  Nos dirigimos por el PR de Arguis hasta el merendero de La Foz y sanseacabó.

Acaso lo bueno es sentir que te salen las cosas bien cuando conduces con los settings ajustados, frenos, suspensiones, tarados, etc.  Y que disfrutas como cochino en charca.  Tocaba celebrarlo en el Migalón con una cervecica y conversación biker al uso.  Allí sentados en la terraza recibiendo los últimos rayos de sol de la mañana recibimos una llamada:

-Toc, toc.

-¿Quién es?

-El amor de tu vida.

-Mentira, la cerveza no habla.

 

Mi psiquiatra me dijo que estaba loco y pedí una segunda opinión…Me dijo que también era feo.

Despedida y cierre.  Nos vemos en las sendas.  Saludos de Tija, Lagar-Tija.

 

Datos técnicos.

Zona Arguis.  Nivel de esfuerzo….poccccccccccccccccccccccccccco.

https://www.strava.com/activities/1367792244/shareable_images/map_based?hl=es-ES&v=1516535365

https://www.relive.cc/view/1367792244

 

 

Leer Más

Una salida disléxica.

 

Chúpate esa peladilla que tiene caldo.  Start.

Sierra de Vicort.

 

Empezamos el año endulerdo a todo ritmo.  Primera salida en grupo por la Sierra de Vicort.  Memorable.  Nos gustó, hasta la ruta en bici.  Y eso ya es mucho decir porque el nivel era muy alto después de la visita, al mismo lugar, del año anterior.  En concreto esta ruta es la que me gustaría ofrecer a los colegas de Jaca para que disfruten de un entorno diferente (sin ser especialmente técnico, pero con muchos alicientes que la hacen especial).  Ésas de las que se recuerdan todo el año.

Temperatura invernal que te pone los pelos como escarpias, viento del Sur cargado de humedad para completar la sensación : “Si me hubiera quedado en la cama, tan calentito, arrimao…”.  Y para rematar la jornada un final feliz en el bar de Sediles con una merienda preparada a base de adobo y viandas a tuttiplén.  Como si no hubiera un mañana.   Colesterol y lomo, costillar, huevo… oro líquido para nuestras venas. No se puede pedir más.  O sí.

Te recuerdo Amanda, la calle mojada, visito la fábrica donde trabajabas …  Qué gonico todo.  Y yo al fútbol, en la mañana del sábado con el chico, pero……….  ¡Mira! Los astros se alinearon y tuve libre.  El Alto Mando dispuso que tuviera fiesta el sábado y yo que soy bien mandao y obediente preparé la bici a última hora del viernes, sin ruedas montadas, sin cubiertas, en definitiva sin bicicleta lista, me encontré con la puerta abierta a una SALIDA DISLÉXICA.

¿Dónde vas a estar peor que en casa?  Frase mítica.  (Algún día podría hacer una crónica sólo a base de frases escuchadas en el monte, pero lo dejo para otra feliz ocasión)  Lo dicho.  Alea jacta est.  Libre.  El sábado salgo presto con el coche cargado de ilusión dirección Sierra de Vicort.  En Marivella estábamos citados para el desayuno por el aborigen del lugar (véase Orera) para las instrucciones pertinentes y los últimos preparativos en ciernes de la ruta que tenía pergeñada prácticamente en su totalidad.

Dicho y hecho.  A tan maño evento acudimos 10 hombretones del Norte dispuestos a pasar por lo que hiciera falta.  Hasta a montar en bici si fuera preciso.  Y así fue, vive el Cielo.  Destacados a Sediles para hacer ruta de combinación de coches, dejamos en el principio y final los suficientes para la ida y vuelta.  De esta forma el inicio muy próximo a Viver de Vicort se hizo más llevadero, por no mencionar que se bajan más metros de desnivel de los que realmente se ascienden.

 Un trocito de Cielo.  Yo renuncio al mío si no puedo salir de vez en cuando de esta manera.  Un bálsamo para mente y alma, un descontrol neuronal y una cura de realidad.

 

 

En otras palabras, es bueno tener amigos con el mismo desorden intelectual que el tuyo.  Estos están mal, como si se hubieran caído de la cuna a un metro de altura ya de pequeños.  Sin solución.

 

Son las 10 a.m. Debemos salir.

Vamos a trepar a la copa de este sol de enero,  a hacer un nido en su ramaje,  allí reírnos viendo como a cada minuto se lo devora el paisaje, que cuando entre mis brazos resuene el sobrealiento yo iré perdido entre tus árboles dejándolo todo, quemando los tronos donde reinen dudas.  Sube por la ladera, a medio camino entre la vega y la sierra, a cuchillo sobre el mar de nubes, déjate mecer entre tus sensaciones y la soledad donde habita la niebla y el agua. Ven conmigo, si eres piedra da igual, yo seré camino, sube, cicla yo te canto, te arrullo, te arropo, te abrigo, te mimo.  Sufre y suda sobre tu mecánico corcel hasta la cima del mundo, nevado por el temporal, hacia tu destino fijado por el camino del hombre.

Soñarás despierto, perderás el miedo, buscarás desiertos en el suelo, del sabor añejo, de esas ganas tontas que te dan de subir al cielo probando el veneno del viento y respirar, casi me lo creo, cuando yo te veo, demasiado cerca para ser verdad. Regaré, sin querer, con silencio, estrellas, que no anhelan más que el grito del papel en el que he escrito mi quehacer, que nunca más servirá de nada si su tronido se queda en nada cuando su savia ya no te riega.  Maravillosa visión del horizonte, sobre la plana de la capital del Cierzo, roja, inmensa y fría.

De la ruta no sé qué deciros.  He preferido contar mis sensaciones de un día de monte pleno de sentimiento y desafío, de esfuerzo, de risa, de complacencia en una merienda apabullante, de paz y de buen rollo biker desde el inicio hasta el final del día.

Para aquellos no satisfechos con la descripción de la ruta les diré que la subida al Pico del Rayo es dura, por pista la mayoría del camino, de rampas casi imposibles al final del trecho hasta el refugio superior, pero que también compensa y sabe a bálsamo reparador la bajada por la trialera hacia el fondo del barranco, dirección a Mara, Belmonte de Gracián, Orera y todos los pueblecitos que hollan la bajura, sin matorral, ya campo abierto, de color y olores de invierno, a humedad y tierra vuelta.  Los caminos viejos de herradura sobre las tablas apuntalan trozos de campos ya abandonados y repoblados con pino que presentan un plus de técnica y diversión sobre un cordel de ancho para trazar una dirección con vistas a una futura salida.  Tapizado el camino con las acículas de los pinos,  con vegetación rastrera y poco arbusto que no protege la descarnada tierra.  Suficiente para rodar.  Suficiente para deslizar sobre el manto móvil de nuestro camino en dirección a casa, al refugio.  Y luego las conexiones entre pistas divertidas y cortas para recuperar el aliento y el resuello.

Mucho desnivel.  Poco trecho.  Mucha diversión.

Entre tramo y tramo la conversación y el humor.  La bajada de pulsaciones y también la uniformidad emocional de los que acabamos de bajar a buen ritmo sobre una zona complicada y que nos hace exagerar los movimientos y las cabriolas sobre la bici, la frenada y el recuerdo incrementado de algo especial.  Paz al final, satisfacción, liberación de la adrenalina que nos lleva al bienestar.

Es lo que tiene ser endulerdo.  Nos encanta ser disléxicos.  Vivan las acelgas.  Mar y montaña, como las ensaladas modernas.

 

Otra vez será, hoy he preferido describir el día.  Otro día llegará la hipoxia y podréis reíros con un relato que acaso no deje saber la ruta que se hizo.  También es montalbán, pero de otro estilo.  Al final todo suma y todo se incorpora al acervo biker de un colectivo cada vez más perjudicado de lo suyo que nos hace diferentes y especiales a ojos de los profanos, que se recoge con exactitud en esa frase tan nuestra en Oregón:  “Nos miraban como las vacas al tren”.   Me encanta este deporte y el poder compartirlo todavía es más satisfactorio porque te reconforta dos veces, una cuando lo vives y otra cuando lo compartes.  Un abrizo.

Por mérito, paciencia, disponibilidad y sacrificio en la preparación y devoción por los suyos y el bien hacer del evento cito primero al “namber guan” de los discobares de la zona:  Er Tito Fon, asin de seguido ar resto de los componentes del evento.  De izda a dcha sobre la foto del árbol-candelabro: Er Sherpa (Miguel), Er Almiroy (Alberto), Er Tanano (Fernando), Er Calas (Javier), Er Tito Cirac (Miguel), Er Lagarto (Alberto), Er Zacarías (Óscar), Er Carmelo (X), Er Gallego (Manuel).

 

Nos vemos en el monte.  Espero que compartiendo las mismas sendas o cualquier otra que sea del agrado de vuesas mercedes.

Un saludo. de Tija, Lagar-Tija.  Alberto.

 

Datos técnicos:

https://www.relive.cc/view/1354976158  

Echa un vistazo a mi entrenamiento en bicicleta en Strava:

https://www.strava.com/activities/1354976158/shareable_images/map_based?hl=es-ES&v=1515855829

Leer Más

Etapa 3, “La escapada de Robert & friends 2017”

El tercer día siempre es un día especial. Se junta el cansancio y un poco de melancolía por el hecho de que “La escapada” llega a su fin. Habíamos disfrutado de dos jornadas increíbles y nos quedaba para rematar las sendas de Oroel, una etapa que tuvo mucha aceptación en la edición de 2016.

Foto 1
¡¡¡¡Vamos al lío!!!!
Foto 2
Que nunca falte la alegría

La mañana era increíble y ese día decidimos no madrugar como los días anteriores. A pesar de las dos palizas de los días anteriores las risas y el buen humor no faltaron desde la primera pedalada. A diferencia del año pasado que subimos por Barós, este año decidimos hacerlo por Fontazones y la Calzada. Es una subida con repechos duros y constantes hasta llegar a la senda del Oro. En ese punto empezaría la “fiesta” de las bajadas.

Alicia Diez Fotografia -13
Rojos
Alicia Diez Fotografia -43
Verdes
Alicia Diez Fotografia -82
Azules
Collage 1 Etapa 3
Superando una “pequeña rampita”

Collage 2 Día 3

Collage 3 Etapa 3.jpg

20170924_110835
El grupo en el Parador de Oroel

Las senda del Oro estaba mojadita y tuvimos que extremar las precauciones. Una vez superada, llegamos a la carretera del Parador de Oroel para enlazar con la senda DH0, una senda con un par de pasitos complicados, pero muy divertida. Superado un arroyo en la parte final de la misma, iniciamos la subida por la senda Font Ferre. En el alto enlazamos con la senda de Navasa, camino por el que hay que bajar especialmente concentrados ya que tiene varios pasos de dificultad y donde una caída puede ser dolorosa, pero el grupo tiene mucho nivel y consiguieron superar con nota alta todos los obstáculos.

SAMSUNG CSC
A nuestro paso por Oroel
SAMSUNG CSC
¡¡¡¡¡¡Vamos!!!!!!
SAMSUNG CSC
Alicia: “Marta estos aquí se matan”
SAMSUNG CSC
¡¡¡¡¡Díos mío!!!!!!, decía Ismael. Que grande!!!!!
Collage 4 Etapa 3
Todos un@s máquinas

 

SAM_1485.JPG
Ali muchas gracias por tu trabajo
SAMSUNG CSC
Marta saludando a nuestro paso por Navasa. Gracias por todo Marta!!!!

Una vez en Navasa, preciosa localidad por cierto, recargamos nuestros bidones de agua fresca e iniciamos la subida por Fuente Patia llegando de nuevo hasta el cruce que hay entre la senda DH3 y la senda de Navasa. En esta segunda ocasión giramos a la izquierda por DH3, finalizando en la localidad de Ulle, donde está la granja de nuestro compañero Josan Rabal. Aunque suene mal, tiene los mejores huevos del mundo. Cuando vayáis a Jaca acercaros y Ulle y luego me lo contáis.

SAMSUNG CSC
Llegando a Ulle
SAM_1516.JPG
Llegábamos al final pero la alegría nunca faltaba

Llegamos a Jaca después de tres jornadas inolvidables. ¿Con que ánimo?, en este vídeo se refleja el ambiente y lo bien que lo pasamos, pero lo más importante era que todos estábamos bien a pesar de las numerosas caídas que padecimos. Nachete fue un auténtico crack como animador en los grupos.

SAMSUNG CSC
Iñigo llegando “a meta”
SAMSUNG CSC
Santiago de Marbella, muchas gracias por venir
IMG_2914
Muchas gracias por todo “súper equipo”. Sois muy, muy grandes

Quiero daros las gracias a todos por ser tan maravillosas personas y hacer de esta escapada un evento, donde a pesar de que un calvorota puñeto y su equipo de Jaca os pusieran en algún aprieto, habéis demostrado una cohesión y un buen rollo difícil no, imposible de igualar. Solo ha habido risas, compañerismo, esfuerzo, ayuda, complicidad y mucho respeto entre todos los que formamos este grandísimo grupo.

Salto Escapada
Ali para mi has ganado la foto del año. No tengo palabras

Amigos, ya queda menos para “La escapada de Robert & friends 2018”. Os prometo que intentaremos superar lo insuperable, pero os merecéis que pongamos todo el esfuerzo y las ganas necesarias para volver a disfrutar de unas jornadas donde podamos volver a juntarnos y dar gas como decimos en nuestro grupo de Bilbao, #aputotope.

Un fuerte abrazo a todos, nos veremos por las montañas durante el año. Cuidaros mucho y de todo corazón puedo decir que os quiero la hostia. ¡¡¡Que cojones!!!!, uno es de Bilbao, pero tiene su corazoncito.

firma-blog-rober

 

Leer Más

Etapa 2, “La escapada de Robert & Friends 2017”

Collage 1 (2)

Una imagen vale más que mil palabras, dicen. Y un verdadero sentimiento perdura eternamente, afirmo. En mi primer post de esta escapada decía “El futuro no importa, lo que importa es con quien con lo compartes”. Me reafirmo en este enunciado y por supuesto espero compartir durante muchos años experiencias con estos grandes bikers, que ante todo son unas maravillosas personas.

El momento que me hicieron vivir esperándome todos con la equipación de “La escapada de Robert & Friends”, nunca lo olvidaré. Nachete, por momentos así puedo decir que, “La vida mola”.

Volvíamos a Jaca y este año al reformado Gran Hotel, perfectamente adaptado para todo biker que quiera tener un espacio para su bicicleta, además de unas instalaciones y un trato inmejorable.

Se presentaba una etapa dura con casi 80 kilómetros y 2.300 metros de desnivel positivo, pasando por las localidades de Asieso, Guasillo, Borau, Esposa y Aisa, en el Valle de Aisa y por Canfranc, Villanua, Castiello de Jaca y Jaca en el Valle del Aragón.

Ali-27
Gran equipo
Collage 2 (2)
El grupo a su paso por la localidad de Asieso

Una vez superamos las localidades de Asieso y Guasillo empezaba el “tomate” con la subida por Grosín hasta llegar a la senda del aljibe. La lluvia que hubo los días anteriores hizo que acumuláramos mucho barro en nuestras cubiertas, y eso origino algún que otro problema en el grupo, aunque realmente donde tuvimos que extremar las precauciones fue en la senda ya que se encontraba muy resbaladiza. Afortunadamente llegamos todos al río en perfectas condiciones y con ganas de atacar la subida hasta el alto de Arnás, desde donde bajaríamos por otra senda “curiosa”, hasta la localidad de Esposa.

20170923_091108
Ramón y José subiendo por Grosín con las ruedas con un poco de barro
Collage 3 (2)
El grupo subiendo por Grosín hasta la senda del aljibe

Collage 4 (2)

20170923_091409
Vicente a pesar de tener un día delicado, se supero hasta el final

Una vez en Esposa y viendo que íbamos con un poco de retraso sobre el horario previsto, cogimos agua muy rápido para dirigirnos a Aisa y de ahí a la Borda Juán Ramón donde nos esperaba el  avituallamiento previo a la gran subida del día al Refugio de Las Blancas. Más de 20 kilómetros de ascensión, casi nada!!!!!!!!!.

20170923_113400
Borda de Juán Ramón, ¡¡¡¡espectacular!!!!

Quisiera agradecer a Daniel, alcalde de Borau, el detalle que tuvo de invitarnos a este fantástico desayuno. La verdad es que todo el grupo nos quedamos encantados del contenido del mismo y a muchos nos ayudo a llegar al refugio en óptimas condiciones.

Más o menos a mitad de subida atajamos por el Cubillar de las vacas, donde tuvimos que afrontar unos repechos muy exigentes. El resto de la subida fue con un desnivel muy moderado y regular.

Ali-59
Sonia y Marta esperando al grupo
SAMSUNG CSC
Alicia preparada
Collage 5 (2)
Caras de felicidad al llegar al alto
Collage 6 (2)
Refugio Las Blancas, 2.010 metros de altitud

Una vez en el Refugio nos esperaba la bajada estrella de esta edición con más de 1.200 metros de desnivel negativo por montaña salvaje y sendas de ensueño que nos llevarían hasta la localidad de Canfranc.

Ali-115
Inicio de la bajada. ¡¡¡¡ Vamos equipo!!!!
Ali-167
Impresionante vista de Peña Oroel al fondo
Ali-197
Todos al barranco, ¡¡¡que espectáculo!!!

Ali-200

Collage 6 (3)

Collage 8 (2) Buena

IMG-20170924-WA0205
¡¡¡Sin palabras!!!
IMG-20170924-WA0203
Ruben: ” Voy a grabar por donde nos ha metido este loco”
IMG-20170923-WA0031
Cruzando el barranco

Después de superar el barranco con tramos muy expuestos y con bajadas absolutamente vírgenes, llegamos a la senda que nos llevaría al Refugio de Gabardito, pero nos desviamos hacia la integral de los meses donde nos estaba esperando el francotirador. La bajada no tiene calificativo, con ver el video adjunto os haréis una pequeña idea del sitio por donde gozamos como decimos en el grupo, “a puto tope”. Quiero agradecer a Koldo de Deportes Goyo la idea de la bajada y a Anchel de Villanua y su equipo por la limpieza de la senda, es sencillamente increíble. ¡¡¡¡¡Gracias amigos!!!!!.

 

Una vez en Canfranc y debido a un retraso importante nos perdimos la cervecita que nos tenía preparada Fernando el alcalde de Canfranc, al que quiero agradecer su disposición en colaborar con La Escapada. En ese momento eran las tres de la tarde y ¡¡¡¡habíamos salido a las 8,30h de la mañana!!!! , por lo que nuestro hambre era voraz y como teníamos reservado al igual que en la anterior edición unas migas exquisitas en el Mesón de Castiello a las 15.30h, tuvimos que meter el turbo para llegar a tiempo y no hacer esperar más de la cuenta a Esther y su equipo, a las que quiero agradecer como siempre su excelente atención y su exquisita comida.

IMG-20170924-WA0190
Juan Carlos, ¿Qué haría sin sus migas?

Después de llenar bien nuestros estómagos nos dirigimos tranquilitos a Jaca para descansar. Por la noche tendríamos un concierto de música con el grupo Hot N´Roll y a pesar de que todos estábamos bastante cansados nos hicieron pasar un rato más que agradable y disfrutamos de un buen concierto de rock.

20170923_230745

20170923_230358

Una vez finalizado, y muertos de verdad nos fuimos a descansar. El domingo nos esperaban las sendas de Oroel, etapa muy técnica para la que tienes que estar muy concentrado y descansado, ya que tiene pasos muy exigentes y donde es conveniente no caerse. Pero eso sería al día siguiente.

firma-blog-rober

 

Leer Más

Etapa 1 “La Escapada de Robert & friends 2017”

20170922_080933

Llego el día del reencuentro y todos estábamos muy nerviosos y con ganas de empezar, de hecho tardamos un buen rato en colocarnos para la foto, pero enseguida se formaron los grupos y empezó lo que al final sería una escapada inolvidable, por lo mucho que aconteció durante tres días de mountain bike auténtico, incluidas sorpresas inolvidables.

Este año como sede de salida se asignó la localidad de Ainsa, desde donde nace Zona Zero, un paraíso para los apasionados del ciclismo de montaña, sobre todo en su versión Enduro, aunque seleccionando bien las rutas es apto para todo el mundo que quiera disfrutar de unas jornadas “excitantes”.

www.kizoa.com_collage_2017-10-22_10-45-48

Después de 4 meses de sequía el día amenazaba con lluvia a partir del mediodía, hecho que para nada hizo que nuestros ánimos decayeran, todo lo contrario, desde el primer momento las risas y el buen humor fueron la nota predominante. Solo hay que ver la cara de los bikers gozando en un primer tramo muy rápido y divertido.

La etapa constaba de tres bucles y sería difícil elegir el mas apasionante, ya que todos tienen subidas técnicas y bajadas muy exigentes. Es cierto que es una zona que incluso para comer tienes que parar ya que exige mucha concentración en todo sus trayectos.

La primera parte discurrió por senderos muy buenos y por tramos de ambiente forestal en general. Por supuesto no faltaron los repechones típicos de Zona Zero. En uno de ellos tuvimos que empujar la bici durante un buen tramo, aunque mereció la pena ya que después disfrutamos de una bajada por sendero a full.

El eje principal de la ruta fue el monte de Pumariello, por el que fuimos justo por su cerro (o cordal) durante más de 4 Km, disfrutando de vistas del embalse de Mediano y pasando por un horno de cal antiguo. Después de volver a subir, descendimos a aldeas como Las Cambras, Banastón y Usana, todas con encanto. Merecío la pena pasar por rincones que a ninguno nos dejó indiferentes.

Collage 2

Una vez finalizado el primer bucle volvimos a pasar por la localidad de Ainsa y nos dirigimos hacia una de las rutas estrella del Centro BTT Zona Zero Pirineos. Fue un tramo muy explosivo pero muy divertido donde curiosamente eran mas difíciles las subidas que las bajadas. Subiendo a más de uno le saltó la alarma de “motor recalentado” en alguna rampita. Cosas que nunca pueden faltar en la escapada.

20170922_102429
Equipo verde con el Embalse de Mediano al Fondo
20170922_102502
Embalse de Mediano

Collage 3

Seguimos por la ruta 5 y después de un descenso técnico que puso a prueba nuestras habilidades, nos dirigimos hacia otra subida técnica desde donde enlazamos con la ruta 4 y después de un descenso brutal y una subida de lajas muy exigente, llegamos a la localidad de El Grado donde Sonia, Marta y Alicia nos tenían preparado un suculento avituallamiento.

Collage 4
El Grado

Después de “repostar” continuamos por las rutas 5 y 9 que nos llevarían a la localidad de Guaso. Minutos después de iniciar la marcha empezó a llover de manera suave, pero llegando a Guaso aumentó la intensidad y los descensos por las rocas mojadas hicieron que tuviéramos que extremar las precauciones. A pesar de tener bastantes caídas, llegamos todos sanos y salvos a Ainsa, eso sí, empapados hasta las cejas. Nos libró que la temperatura no era mala por lo que nadie tuvo excesivo frío, o por lo menos no nos lo manifestó.

Collage 5
El Grado dirección Guaso

Collage 6

Después de una buena ducha y con un hambre voraz solo nos quedaba comer en el Hotel Dos Ríos, donde Luis y su equipo nos prepararon un fantástico menú pensado para recuperarnos lo antes posible ya que el sábado nos tocaba la etapa reina en Jaca. Quiero agradecerle el trato recibido durante nuestra estancia en Ainsa. Todo han sido facilidades y destacar sus instalaciones ya que disponen de todo lo necesario para que todo biker pueda sentirse como en su casa y que no le falte de nada.

¡¡¡Como no!!!, agradecer a Angel y a todos los responsables de Zona Zero por cuidar y mantener esta zona, deseo de todo biker que quiera disfrutar a tope de un entorno increíble.

SAMSUNG CSC

Ya solo nos quedaba recoger nuestras bicicletas y dirigirnos a Jaca donde nos esperarían nuevas e inolvidables emociones.

firma-blog-rober

Leer Más

“Escapada de Robert & friends 2017”, ¡¡¡¡¡Emocionante!!!!!

“El futuro no importa, lo que importa es con quien lo compartes”

La amistad es un sentimiento muy importante, mucho más que disentir en ideas o en cualquier otra cuestión. Es la base de nuestro verdadero patrimonio y con esta base nació el año pasado “La escapada de Robert & Friends”.

La idea nació con el objetivo de unir a un grupo de amigos que a pesar de estar todo el año compitiendo en las diferentes pruebas del calendario de mountain bike en España, tuvieran un espacio donde el dorsal fuera su nombre, donde el tiempo en la prueba no importara y donde el compañerismo y la complicidad entre todos fueran las notas predominantes, todo ello condimentado con buenas dosis de humor.

La elección de los bikers era complicada ya que en este mundo solo encuentras a muy buenas personas, pero si es verdad, que siempre conectas con alguien de manera más especial.

El año pasado al inicio todos estábamos expectantes. Yo era el único que conocía a todos, exceptuando a un par de referencias,  y solo esperaba que entre ellos se creara una gran amistad. Después de tres días de ensueño, la unión del grupo se fue fortaleciendo, consolidándose cada minuto y cada cuesta que superábamos. El vídeo que hicimos como recuerdo, es un fiel reflejo del ambiente que hubo el grupo.

Este año el hecho de que se conocieran entre ellos ya tuvo el primer impacto en el breafing, donde los abrazos y las risas hizo que empezáramos con un retraso importante, pero era muy bonito ver el reencuentro de grandes amigos y ante todo, grandes personas.

Ruta 1 Zona Zero, Ainsa.

Se presentaba una segunda edición donde el reto era superar a su antecesora, pero esta escapada no es un test ni un examen, solo somos un grupo de locos que queremos estar juntos, disfrutar y reírnos. No voy a negar que la logística para un grupo de estas características es complicada, y este año al establecer dos sedes, aún dificultábamos más la organización,  pero tengo la suerte de estar respaldado por grandes amigos que hacen que todo sea mucho más fácil par mí.

He titulado la edición de este año como “emocionante”, muy emocionante la verdad. Me llevo grabado un momento que no olvidaré jamás y que demuestra que este equipo es insuperable. Sábado 23 de septiembre, 8,05h, hall del Gran Hotel de Jaca y 40 bikers esperándote por sorpresa con la equipación de “La escapada de Robert & Friends”, fue algo único. Me decía Juan Carlos, “escribe lo que te salga del corazón”, pero no existen palabras para expresar determinados sentimientos, o por lo menos yo no las he aprendido. Eso es algo que se siente y punto. Hay que respirar fuerte, coger aire y dar gracias a la vida por poder vivir este momento al lado de este maravilloso equipo.

Muchas gracias amigos, sois lo más grande. Nunca olvidaré este momento

Gracias, muchas gracias a todos, os estaré eternamente agradecido. No merezco tanto cariño, pero si os digo que esta muestra de amistad la recibo y la comparto con todos vosotros, ya que realmente vosotros sois la fuerza y el motor de un equipo, ahora si podemos decirlo, sin límites.

Quiero agradecer a todo el equipo del club Bttava de Jaca su implicación y ayuda en el diseño de las etapas, así como su presencia en las mismas colaborando para que todo saliera como estaba previsto. Me consta que en algún caso habéis hecho un esfuerzo muy serio para poder acabar las etapas, estando muy pendientes de que a nadie le pasara nada. ¡¡¡¡¡¡Gracias equipo!!!!!!!.

¡¡¡¡¡¡¡Como no!!!!!!!, a nuestras chicas, Alicia, Marta y Sonia. Fotógrafas, asistentes en carrera, gestoras de todos los avituallamientos. Sin vosotras nada sería igual y vuestra colaboración ha sido fundamental para el éxito de este evento. Todos os queremos un montón, sois realmente ejemplares y no está pagado todo lo que nos habéis transmitido y ofrecido en esta escapada. Vuestra presencia no solo es necesaria, es absolutamente indispensable y no sabéis todo lo que os lo agradezco.

IMG_2469
Muchas gracias Alicia y Sonia

 

Ali-8431
Muchas gracias Marta

Este año como comentaba anteriormente como novedad incorporamos dos sedes, en Ainsa y en Jaca. Quiero agradecer a Luis, gerente del Hotel Dos Ríos en Ainsa, el trato dispensado y todas las facilidades ofrecidas para que tuviéramos una confortable estancia. El breafing pudimos realizarlo en una sala reservada para el grupo donde pudimos cenar el jueves y comer el viernes de manera exquisita. Las bicicletas con su estancia perfectamente segura hizo que todos estuviéramos tranquilos en todo momento. En definitiva un hotel perfectamente preparado para bikers exigentes.

No quiero olvidarme de Angel de Zona Zero por atender a nuestras preguntas y explicarnos como nació esta maravillosa zona para la práctica del mountain bike.

En Jaca, tenemos el lujo de disponer de un miembro del club Bttava Bikefriendly, como gerente de dos Hoteles muy importantes, El Gran Hotel y el Hotel Oroel. Todo lo que pueda decir de Pedro Marco es poco, no solo nos ha ayudado en la elaboración del breafing y los tracks, aspecto técnico muy importante para explicar a los bikers asistentes todos los detalles de las etapas, sino que también su preocupación para que todo saliera perfecto ha estado muy por encima de nuestras expectativas. Además el Gran Hotel tiene el sello Bikefriendly, por lo que dispone de todos los servicios especializados adaptados a los ciclistas.

Cuando se llega con hambre a un punto y se tiene un avituallamiento como el que tuvimos en la Borda Juan Ramón, es para quitarse el sombrero. Muchas gracias Dani, alcalde de la localidad de Borau, que nos invitó a un desayuno donde no faltaba de nada. Todos te agradecemos que subiéramos al refugio de Las Blancas con la tripita llena. No quiero olvidarme de Miguel al que quiero pedirle disculpas por el hecho de que llegáramos un poco tarde. La verdad es que estaba todo riquísimo.

Borda Juan Ramón
Borda Juán Ramón, sitio espectacular.

No puedo olvidarme de Fernando alcalde de Canfranc, que nos tenía preparada unas cañitas, que hubiéramos tomado bien a gusto, pero el tiempo se nos echaba encima, ya que habíamos quedado a comer unas migas en el Mesón de Castiello de Jaca. Muchas gracias Fernando por tu disposición, el año que viene nos tomaremos dos rondas, no lo dudes. Y muchas gracias a Esther por prepararnos unas migas espectaculares y por esperarnos y atendernos con tanta simpatía.

IMG-20170924-WA0190
El gran Juan Carlos, disfrutando de sus migas

Por último, muchas gracias a todos los que nos ayudáis limpiando las sendas para que disfrutemos a tope de las mismas, a los cazadores que esos días nos respetaron y nos dejaron pasar por todos los sitios sin ningún problema y a Sergio de Deportes Goyo por proveernos de material dañado durante las etapas, hecho que hizo que todos pudiéramos acabar las etapas programadas.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Ahhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!!!!!!!!!!!!, sonoras gracias a Hot & Roll, estuvisteis brutales el sábado por la noche y a pesar de que nos encontrábamos bastante cansados, nos hicisteis pasar un rato muy agradable. Sois unos fenómenos.

20170923_230745
Hot N´Roll

Y que decir de los bikers que habéis acudido este año y de los que estuvisteis el año pasado, pero que este año por diferentes motivos no habéis podido venir. Infinito y eterno agradecimiento por ser como sois. Somos todos muy afortunados de tenernos y de gozar de nuestra respetuosa y sincera amistad, es nuestro verdadero patrimonio y tenemos que cuidarlo con todo el cariño del mundo. Personalmente estoy muy orgulloso de vosotros y os quiero a todos la hostia, hablando claro.

Esta escapada tiene sentimiento y muchos me los demostrasteis el domingo cuando nos abrazábamos al despedirnos y eso amigos, es algo muy grande.

IMG_2918
¿Que desayunamos?. Kilómetrosssssssssssssssssssssssssssssssssss

Ya queda menos para “La escapada de Robert & friends 2018”. Haremos de nuevo una escapada con mucha inercia.

“La vida mola”

 

Leer Más

Resumen de un verano lleno de oxígeno.

Banda sonora de obligado cumplimiento. Larga vida al rock sureño.

 

Sobre lo que a continuación se relata querría fuera mostrado como un pequeño compendio de ilusiones y sensaciones. Durante los meses de verano he podido disfrutar de muchos km de sendas y montaña, hablando en modo ciclista,  de ahí el título que enmarca el pequeño escrito.  “Un verano…”.

Una gozada poder subir cada fin de semana al Pirinegro para hollar con nuestras ruedas las rutas elegidas.   Más adelante destacaremos alguna característica especial y un recorrido específico dentro del valle, que la hacen única.

Si destacamos alguna podríamos citar al Valle del Aragón con los Bacunes, en el de Hecho, Castillo de Acher, en la Gave d’Aspe, Larry, en Biescas, Bosque de Asieso, Pineta con Comodoto y Barrosa… y así de Este a Oeste completo nuestro macizo.

Maravilloso, es lo mejor que puedo resumir, con una sola palabra este verano de cicloalpinismo,  8 fines de semana ininterrumpidos de goce indescriptible,  impresionante, inconmensurable, in….lo que sea.

Siempre te dejas en el tintero rutas, salidas, proyectos.  Ansías poder acabar con todo lo que habías previsto pero casi prefiero tener incompleto mi cajón de “pendientes”.  Así las cosas no se me han pasado las ganas de continuar, aunque por un tiempo y para que mejore mi espalda (debido al porteo) volveré al enduro más purista y dejaré las cimas para otra temporada a la espera de nuevas ofertas con empresas y aventuras, unas alocadas y otras épicas, por las sierras.

No sabría elegir entre todas ellas, pero sí quisiera destacar una cualidad de cada una para que si algún día os decidís a ciclarlas sepáis lo podréis sentir.

Por ejemplo en el Valle de Hecho, destacaría en La Vuelta al Castillo de Acher, el buen acceso del porteo al collado del Achar de los Machos y la extrema dificultad en la bajada desde el hombro hasta el final de ruta debido a las raíces, saltos, escaleras de piedra, etc.  Una ruta extenuante y curiosa debido al contraste de colores y el espectacular color rojo de la tierra sobre los fondos verdes, por no mencionar el idílico valle de Aguastuertas.

De Tena, Asieso, ……….. que os llevéis cuerda y arnés para el descenso por el bosque.  Yo vi mi vida en diapositivas en dos curvas bajando alegremente.  Incluso pensé salir volando por encima de las orejas con una pista de aterrizaje varios metros por debajo del nivel de las ruedas.  Pero el Ángel de la Guarda hace horas extra y lo que se lo agradezco.  El amigo Andrés ha trazado una caja en la senda un poco delicada y no es apta para todos los públicos.  Atención.

De los Bacunes, Raca y Collarada,  ya sabéis, poco puedo aportar que no sepáis porque aquí uno se siente como un maharaja. “Para eso corres en casa”. La subida es dura hasta Bacún Norte, pero luego es pura delicia, hacia el Sur, Punta Selva y el bosque hasta 10 Campanas.  Flow, piedra y bosque a partes iguales.  Final feliz en el José en Villanúa y a recodar trazadas.

Igual os diría de todas las bajadas que se han currado los colegas de eamtb en la falda de Collarada que son la delicia de cualquier endurero y que por 2 ocasiones más hemos ciclado.

La Raca, pues, más de lo mismo, curveo intensivo con final feliz en el Camino de Santiago y mucha emoción en función de la velocidad, aunque no sea el mejor momento en el año para hacerla debido a los caminantes que se merecen todo nuestro respeto y con los que hemos compartido senda.

Nuestro eje hacia el Norte en el Valle de Aspe también tiene sus deliciosos bosques en Anich, Larry, Laruns, etc con su encanto salvaje y cuidada naturaleza que te van a poner un punto extra de sabor a la ruta “atlántique”.  Sólo un apunte.  Ya sabéis que no somos plato de gusto para todo el mundo en aquellas latitudes y es necesario tener mano izquierda para poder ciclar sobre todo en los límites del Parque.

En fin, a falta de volver a casa para empezar a rodar por las nuevas sendas de Ullé, Oroel y alrededores espero poder descansar un poco y recuperar las lesiones que se van produciendo.

Como colofón para esta ocasión he preferido confeccionar una lectura rápida y sin altibajos ni sobresaltos, más bien seria y sin ánimo de levantar “polvo”.

Espero que os inquieten y sobre todo os motiven las rutas señaladas para que con ello podamos compartirlas un futuro cercano.

 

 

Nos vemos en las sendas.  Saludos.  Lagartija.

 

 

 

 

 

 

Leer Más

CICLOALPINISMO EN BIELSA

FIN DE SEMANA DE  CICLOALPINISMO EN BIELSA

Pico Barrosa y Comodoto.

Pero qué necesidad, “Frase mítica”.

Parte 1.- Parzán-Puerto Viejo-Pico de Puerto Viejo-Pico Barrosa-Circo de Barrosa.

Https://www.youtube.com/watch?v=gc7EEjnZtUE&list=RDvJtmILV5nRA&index=4

Pero ¿esto es realmente necesario? Frase mítica que todo montañero  y/o ciclista habrá pensado alguna vez (embarcada mediante) y que aquí se ajusta como dedo al culo, que es justo pero no es correcto.

Las modas nos van a matar. Hoy estoy tranquilo en casa. Veo todo fluir despacio. La vida no tiene velocidad. La sucesión de acontecimientos me ha dejado casi exhausto. Tranquilo. Yo diría que me hacía falta llegar al equilibrio y necesitaba una soba de las que te hacen llegar casa manso y … no ha sido para menos. Suave como un guante voy por mis dominios. Os preguntaréis de qué “órdigas” estoy hablando. Pues en menos que canta un gato… en el “Valle de Bielsa “.

Desde hace ya unos años nos juntamos un grupo de amigos, solemos hacer alguna cima, alguna ruta -con la bici- un poco más especial de lo habitual, estilo al Chemin de la Mature, El GR de Bielsa a Biadós por el Puerto De La Madera o como este año El Puerto Biello y Comodoto. En fin, no apto para todos los paladares pero sí algo más que una salida al uso en bicicleta de montaña.

A pesar de prepararlo con escasa antelación nos reunimos unos cuantos aberronchos con ganas de liarla parda. El resultado es volver a ciclar juntos compañeros que habitualmente no nos vemos, pero que nos echábamos en la falta y por tanto es razón suficiente como para llevar a cabo dicha empresa.

Tras esta breve introducción debéis saber que en estas fechas está todo hasta la bandera y que las reservas en cualquier zona del Pirineo son cosa delicada así que sólo una semana de antelación bastante tuvimos con que nos alojaran en el albergue de Sin. Lugar privilegiado en el valle de Gistaín.

El municipio se forma inicialmente en la década de 1960, para conocer los años más prósperos de este rincón del Pirineo aragonés;  desde los años 20 del siglo pasado, momento en el que se inicia la construcción de la Central Hidroeléctrica y su población alcanza casi los 1.000 habitantes. A finales de siglo, entre los años 1973 y 1980 la construcción de la carretera de Barbastro – Ainsa – Francia (a través del túnel de Bielsa-Aragnouet), acompaña a la despoblación rural que aquí se inicia.

Una pequeña píldora descriptiva y nos ponemos en harina. Por fin. Viernes y con ganas de marcha. Yepaaaaaaaaaaaaaaaa. Jajajajaja. Ya estamos, semos la revolución, sí señor, sí señor. Al coche y a dormir a Sin. No puedo soportar un segundo más la rutina que me ahoga cada día. Tanto bienestar, nos va a matar. Necesito monte. Si dura un día más no llego Enterrarme en el Mediamarkt.

Llegas al Prepirineo y ya empieza a oler a monte, a pino y a oxígeno puro. Coche cargado, lleno de material, ropa, bicis en la parrilla y dentro los geipermanes del escombro y del tomillo. Ansia viva por llegar a nuestro entorno. En un santiamén habíamos desembarcado en el Hotel Arnal en Escalona. No hay nada mejor que una chuleta con patatas y un par de ambars (reglamentarias, de tercio, naturalmuerte). Estamos ya en faena. Poco nos queda  para llegar a destino. Una vez en el pueblo tomamos posesión del alojamiento y descubrimos que era suficiente para un FIN-DE de MONTE. Sin barniz de civilización, sin convenios sociales ni cultura que impregnan unas relaciones normalizadas por la sociedad post-moderna. Aquí hemos venido a disfrutar en comunión con la montaña, con su fuerza y ​​su belleza.

Poco hicimos esa misma noche, salvo tomar aire puro y soñar con el día siguiente. Poco. Jodofloro. Dos de nosotros no sabíamos que estábamos conviviendo con EL OSO . Lamadredelamorhermoso. Si alguno no sabe de qué hablo que pase por la UNIDAD DEL SUEÑO del Hospital Clínico Universitario. Cómo ronca el cacho perro. No vuelvo a dormir con el tío Óscar. Ni gaseándolo en modo ráfaga nocturna pudimos con él.

Pero a lo que voy vengo Al día siguiente en la gasolinera de Parzán nos esperaban el resto de los amigos.

A disposición del guía (aborigen de Escalona) y con la mente puesta en el día de autos, nos pusimos ruedas a la obra para subir por carretera tomando como inicio el Hospital de Parzán. 4 km y estábamos en la boca Sur del túnel de Bielsa-Aragnouet. A partir de aquí empieza la hégira hacia “la parte alta”. Tira del ramal y empuja por el sendero. Literal. Me sube un ardor por la canaleta de tanta emoción. Enseguida me enfrento y recapacito porque la primera hora es dura, aunque llevadera, pero cuando sabes que te falta otra empiezas a calcular. Por si acaso. La temperatura empieza a bajar, el paisaje se vuelve agreste y entras en la zona de alta montaña. En un ambiente duro, para gente aguerrida, pastores, aborígenes del lugar, montañeros y amantes de las sensaciones puras, como decía Iñaki Ochoa de Olza. Es un no parar. Comentarios y buen rollo alpinista, según el  gusto del ciclista de montaña y de gente curtida. Al hilo del desarrollo del camino es natural que surjan las conversaciones, en particular sobre los hechos acaecidos aquí, como el exilio del pueblo de Bielsa por las veredas que nos conducen en la misma dirección que aquellos que hollaron sus pasos hacia Francia y por los mismos que conducen hacia la libertad temeraria en nuestro caso y real en tiempos pasados.  ​​Coincidiendo con el 70 aniversario de la ocasión y como recuerdo os pongo algunos enlaces que acreditan y documentan con mayor rigor y sobre todo con perspectiva histórica los hechos de “La Bolsa de Bielsa”.

Https://www.youtube.com/watch?v=aBbHWABLBlA   (La Ronda de Boltaña)

Http://www.foroporlamemoria.info/noticia_pdf.php?id_noticia=4111

Http://www.elmundo.es/television/programacion-tv/programas/3511993_documental-la-bolsa-de-bielsa-el-puerto-de-hielo.html

Http://www.bajoaragonesa.org/elagitador/lalala/

Paréntesis salvado volvemos a la hipoxia. Mi mamá quería que fuera de tuno pero yo amaba la fórmula 1. ¿Qué digo? Yo qué sé, después de 2 horas empujando ya me falta el aire. Menos que ha llegado a Puerto Biello de Bielsa o de L’Agulleta a 2.393 m. Necesitamos recuperar un poco de energía y protegernos del aire frío. Qué mejor que el  Vallon de la Gela, el paso histórico del Puerto Viejo, la placa conmemorativa y las imágenes encontradas junto al refugio y los prados de invierno para encontrar abrigo.

Aquí está el punto de no retorno.  Javi sin dudarlo un momento carga la burra a la espalda y empieza la ascensión en modo “no way”, en aragonés “tirap’arriba kiolll”. Es el porteo propiamente dicho. Hasta ahora solo se ha hecho una aproximación. Chúpame un pie Marifé. Yo me ingreso en un policlínico miserable. De verdad que sí. Una hora de porteo hasta Pico del Puerto Viejo (2.742 m). Lo que no era habitual, era puro sufrimiento. Se nota  el esfuerzo y la sangre en el paladar. Dale gas y tira. Solo subes porque tu cabeza te dice que necesita llegar pero las piernas se niegan, tu espalda cruje, las tabas cantan por bulerías y te falta el aire. Todos suben a ritmo de esclavo enganchado a una cadena invisible que nos guía hacia la cima. Salvo Óscar y yo que nos retrasamos el ritmo era asequible.

 

 

Incluso debo decir aquí, para no faltar a la verdad, que el tío Tanano bajó en busca de la bici de Zaca, para aliviar la presión; y la mía, ya casi en la parte superior, se la diligenció el tito Fon.  No sabéis lo que se lo agradecí. Cima. Visión increíble del Pirineo, sus crestas, valles, restos glaciares, naturaleza sin fronteras humanas ni divisiones arbitrarias, libertad a cada respiración. Te sientes bien. Y ya que estamos aquí ¿por qué no subimos al Barrosa? Total técnicamente estamos (frasecica del tío Tanano).  Pero era la mejor opción y en menos de lo que canta un gato estábamos arriba comiendo y refrescándonos con la bota de vino mientras posábamos nuestra visión sobre la ladera de enfrente viendo el Circo de la Pinara, el Puerto de la Forqueta y un sinfín de crestas y altozanos . Delicioso lugar. Nuestras caras lo decían todo. Estábamos felices y cansados. Pico Barrosa 2.772 m.

La bajada nos espera. Nos vigilan los ibones de Barrudes, el Puerto de Barrosa y las ruinas de la casa de las Pardas. Descenso por la piedra descompuesta, flotando sobre la luna, sintiendo como la suspensión y las ruedas avanzan sobre algo que no es firme y se parece más al esquí que  la bici lo que nos  pone los flujos a punto de nieve. Es genial y curioso, navegar por cotas de 2500 m de altura sobre las nubes.

Cansados ​​y excitados llegamos a la senda que nos conduce hasta destino. Pero falta mucho todavía. El Circo de Barrosa no es gratuito. Te engorilas y allá vas, como un camión. Hay que pisar fuerte para conseguir llegar de una pieza por un camino con más trampas que una película de chinos. Con piedras como lavadoras y lajas que te amenazan con contarte las ruedas y aun más. Nosotros con cuidado sobre nuestras monturas como viajando en la Estrella de la Muerte hacia el Lado Oscuro descendiendo a velocidad de la luz hasta que …………… me limpié con la capa de Dark Wader. Jodééé, tollina al canto. Mantener la rueda dentro de la tría es difícil pero hacerlo con flow, velocidad y swag es para tener un máster en pedrolos. No pasa res. Salvo alguna que otra incidencia sin importancia como pérdidas de memoria y camino, nada que tenga a destacar. Risas a costa de pisar mierdas del tamaño de un sombrero de un picador o incluso un adelantamiento más de la cuenta con salida de camino. Todo con tal de que no te llamen julae como un Martin Mc Flae.

Sed. Mucha sed. Agua y aún queda un poco de pista, más guarra que el agua de fregar, pero deliciosa para los sentidos y la conducción. Nos aguardaba la sorpresa en forma de senda entre el bosque, entre árboles, plantas, ramas. Nunca fui vegetariano ni nunca lo seré y acabaré comiendo lechón en Segovia, pero hay que ir más despacio. Jodé qué duro es el suelo, y qué poco me gusta comer hierba. Cereales ni mierdas, ni wiskises ni na. Viva el rock and roll. Hay que bajar. He disfrutado, de verdad. Estoy cansado.

En la recta final estoy. Mis compañeros de ruta ya bajan más sueltos que la Lucía Pina. Estamos en los últimos coletazos y oímos los coches por la carretera, el HRP ha concluido. Llegamos por fin al coche. Necesito cambiarme la ropa, totalmente mojada y acartonada. Una cerveza que habíamos pillado en la Mercarroña y guardamos en la nevera a temperatura óptima nos abre la posibilidad de disfrutar de la fiesta final. Increíble, multinatural, no tengo palabras. Puro ska.


Abrazos y sonrisas torvas, rostros sudados y cansados ​​pero en los ojos un fondo de luz y alegría que hace brillar las pupilas. Se siente gozo y paz en el ambiente. Está hecho y logrado en un lugar emblemático, un lugar romántico y hasta triste, cargado de historia y acontecimientos que no deben caer en el olvido, de paz y de guerra, desde luego nada indiferente para los espíritus inquietos con ansias de saber de nuestros abuelos, de nuestra vida y de las vivencias acontecidas en un pasado no muy lejano. Aun diría que a veces melancólico.  Lee e imagina lo que fue, luego piensa en lo que se vivió y los ojos que vieron lo mismo que los nuestros. Desde el momento en que ha sido algo mágico, compartido con un grupo que ha estado en un nivel que se separa de lo normal; creo que es un placer comer, sudar, gritar, sufrir, empujar y sobre todo vivir en vuestra compañía. Deseo que continúe esto y no acabe el verano, sigan las rutas,  corran los kilómetros y los metros de desnivel acumulado hasta que mis piernas digan basta.

Os deseo lo mejor. A los que gusten del cicloalpinismo os la recomiendo encarecidamente. A los demás simplemente que vivan el disfrute de un soplo de aire puro. Pura vida. Gracias.

Ahora toca volver al albergue de Sin y a recuperar para el día siguiente en el Comodoto. Ah, estoy pensando que soy una fiera para el descanso

 

Parte 2.-Camping de Pineta -Espierba-Comodoto-Camping de Pineta.

EL COMODOTO. Iniciación a las cicloalpinas.

No querías taza… pues toma taza y media. Hoy pintan bastos. Me levanto dando un salto mortal, dando volteretas he llegado al baño, …. Y tira, que te faltan 1300 por subir … Basta ya de power-flowers y perroflautismo, a sudar, a ciclar desde El Camping de Pineta. Somos hombres de Norte, igual que auténticos vikingos remontaremos, gritaremos pico y bajaremos, como si no hubiera pasado nada. O eso creía yo.  Lo que realmente pasó es que nos encontramos con Paco en el camping y se propuso hablar de remonte en coche a Espierba… Menos mal que al final nos lo pasamos por el “Arco de Triunfo” y subimos a pedal. Pero costó, vive el Cielo que sí. Y además nos echó la bronca. Con razón.  Si es que ya no quedan hombres, sólo ratones.

En esta ocasión no nos acompañaron ni Edu, ni Javi, ni Miguel, pero seguro que estaban todavía con nosotros. Ahora bien, un aberroncho “cum laude” se incorporó a filas para la ocasión. El tío Sylvestre.

Preparados, listos, ya. Por carretera hasta Espierba y de allí por la pista del Valle de Pineta que recorre la falda de la Sierra de Espierba. Un clásico de iniciación al ciclomontañismo que se plantea como bocado inicial a todos los que no han probado de este manjar. Realmente la ascensión es cómoda (como su propio pico parece indicar) pero después de una soba previa la cosa cambia bastante. No hay ningún lugar donde apoyar …. entre el centro del hojaldre y el escroto, digo. Yonkis sobre ruedas. Los km se hacen más largos que una meada en moto, pero sabes que no te queda otra. La diagonal es larga, larga, larga, pero se lleva bastante bien mientras el firme es bueno y hay sombra entre el bosque. Una vez coges el GR hacia el Pico de la Estiba la cosa cambia bastante.

 

La ascensión agradable se complica cuando no hay huevos de poner el culo en pompa a Rocko Sigfredi, ni de jugar al twister con Carmen de Mairena, ni de colocar la parte delicada de nuestra anatomía  sobre el sillín. Y cuando menos te lo  esperas llegas a un valle verde, pelado, sin complicaciones y se torna una delicia rodar sobre la hierba, casi en descenso. Pero … .. es solamente un espejismo que lleva hasta la base de la mole de piedra.

Ves perfectamente el camino que indica el lugar exacto donde empiezan la cuesta. Aquí ya no hay solución o subes de tirón o te bajas a lo “Moon Walker”. Tiraaaaaaaaaaaaaaaaaaa. Todo p’a ti Trini.

A ver qué pasa en el maravilloso tiempo de porteo (que ronda la hora aprox) para subir a la cima del cerro. (Comodoto 2,370 m). Incluso aquí nos encontramos con un colega de Utebo, el tío Brutetero (Jorge) que hacía tiempo que no veía. Un placer charrar por estas latitudes.

Y luego de mucho sufrir y cambiar de hombro la bici y otra parafernalia cicloalpinista, llegó la recompensa de la cima. Sobre una ladera con inclinación más que regular, recomendamos que: “Majestad tenga cuidado con la gravedad”.  Si se te cae algo rodando no para hasta  abajo.  Para las rampas y los desniveles. Las vacas tienen que pegarlas con velcro para que no se caigan. No digo más, puede dejar caer el casco y no para hasta 750 m más abajo en desnivel.

.

Toca bajar. Ay amijo, amijo. Empieza la fiesta sobre una ladera descompuesta que te ponen los pelos como escarpias. El bogavante te coge por detrás y te coge por delante y te agachas y te echa el guante. Agárrate bien porque lo tienes crudo. Las primeras rampas son de escándalo aunque se transforman en un sendero maravilloso cuando entras en el bosque después de haberte zurrado una sardina de tirada sobre hierba, que habrían puesto los cuádriceps a punto de estallar.

Todo tiene recompensa. Esto también, por el sendero, es maravilloso y la salida hasta Espierba gloria bendita. Un sendero que nos encontramos en Espierba, justo junto a la valla de corte de la pista y en bajada fue el colofón a día de lujo que no habría podido acabar mejor. El bosque de Farngorn, los Ents y los Orcos, los gnomos y toda la parafernalia de Pineta estaban allí, hayas, helechos, setas, ortigas (las muy putas), hierba. De todo. Una gozada. Y por fin llegó el final y amanecimos en la carretera del Parador.

Un placer. Un placer. Que voy a decir Un fin de semana que terminó en el Camping de Pineta con una comida.   El resultado se convirtió en una revelación.   Habíamos estado en lo más alto y acabado en el valle  con un chaparrón con piedra (mientras comemos) que reveló a la postre que ese día estábamos tocados por los Dioses Del Pedal.

 

 

 

Sta Biela de Hollowtech II intercedió por nosotros y de hecho con su capa de poder nos protegió de las inclemencias del tiempo, de los accidentes y de todo lo malo que pudiera haber pasado. Esto también, el próximo día a Zacarías lo ponemos en otra habitación. Jodotú.

Bikers a saber.   Personal: Javi “Le Comandant”, Miguel “Cirac”, Eduardo “Amnesias”, Oscar “Zacarías” también “El Oso”, Joselu “Mzungu”, Fernando “Tanano”, Joaquín “Dunauto”, Alfonso “Fon” y para El Comodoto intervención del tío Paco “Sylvestre” y el que suscribe, una segura servidora: Alberto “Lagartija”.

Ruta1: https://www.relive.cc/view/1097938687?r=wa

Ruta2; Https://www.relive.cc/view/1096240293?r=wa

Y con esto y un bizcocho, … paso de la rima que es muy fácil. Nos vemos en las sendas. Un abrazo de vuestro colega Lagartija.

 

 

 

 

 

Leer Más

Consultorio de enduro. Parte III.

Y al final llego el final.

https://www.youtube.com/watch?v=wJHDMY4vu0M&list=RDwJHDMY4vu0M

 

CONSULTORIO BIKER

(Última entrega)

PARTE III.

De cómo superar una fase de hipoxia y de la vida de un verdadero endurero

 

El consultorio de mayo incluye varios comentarios: salidas, al gusto del que comenta, explica cómo se hacen o nacen los bikers y pone en su sitio a las famosas rajadas descerebradas que recomiendan la vida sana, la alimentación equilibrada y la práctica de la meditación Zen, el amor mundial y la paz del alma.  O yo qué sé, o lo que se me ocurra.

En este consultorio vale todo: dudas mecánicas, enigmas sobre el monte, problemas psicológicos, cuestiones metafísicas y dramas de la vida contemporánea. Sólo tenéis que enviarme un mail a la dirección siguiente:   atomarpolculo.gmail.com. Responderé a vuestras preocupaciones el primer día de cada mes, salvo festivos, puentes, enfermedad grave o fallecimiento.  Todo esto si me sale de la junta de la trócola.

 

Sujeto 9.- Er Pisha.  Todas las semanas suelo leerme y consultar en el trabajo todos los stravas y grabaciones de las rutas del finde.  Así como las fotos y las crónicas de los colegas, el Facebook y hasta el Hola.  Al día siguiente de la lectura, ya por el mediodía mi cerebro se ha convertido en una plasta de algas de esas que se acumulan en la orilla de la playa, y lo que antes era una máquina de pensar más o menos estable, ahora se parece más a una especie de líquido premenstrual acumulándose en el fondo de un cubo. ¿Cómo hago para que mi cabeza llegue fresca al viernes sin tener que pasar por una lobotomía?  ¿Es posible el entreno entre semana? ¿Son más placenteras las salidas a escondidas de los demás para ponerme fuerte?

Querido Pisha, lo que te pasa es normal.  No des importancia a los stravas de los “máquinas” que van a full en los tramos delicados porque si no acabarás con tu boca como una escombrera.  No te digo más, tus dientes se acabarán peleando por salir de la boca.  Así que paz, disfruta cuando salgas y cuanto más salgas mejor.  Luego siempre tienes la posibilidad de decir: “Pero si yo no entreno”.

 

Sujeto 10.- Caroline Chafon: He trazado muchas veces los peraltes. Y rabiaba porque mis curvas no me salen siempre igual. Por eso al ver los vídeos del Danni MacAskill flipé como un pollo. Pero el problema es que no está detallada la explicación de cómo hace para no endilgarse una tollina. ¿El tomate rallado y la cebolla rallada son los ingredientes del sofrito? ¿La sepia va cortada muy pequeña? ¿El ajo se añade también al sofrito? Parece en el vídeo que se da algunas vueltas de campana como los gatos en la sección de tomas falsas.  Gracias de ante maño.

Querida Caroline, los ingredientes del sofrito son el tomate, la cebolla, los ajos y la sepia. La sepia la trocean a dados pequeños y la sofríen con unos ajos y el tomate. Para cuando vuelvas de montar en bici, a pesar de ser un paquete y no hayas conseguido trazar ni una curva, mira en la nevera y busca unas cigalas y también unas gambas. Las marcas y les das un par de vueltas breves en el aceite caliente para que suelten un poco de jugo. Añade el refrito y pégale fuego a la bici.  Lo tuyo es el parchís.  Cada uno tiene un nivel y es feliz de poder llegar a casa sano y salvo para poder dedicarse a lo suyo sin hacer gasto de hospital.  Sigue así.  Los de los vídeos son profesionales y tu gorra del Red Bull es del rastro.

 

Sujeto 11.- El Andova: ¿Puede ser alguien en el ambiente con una bici sarnosa? ¿Se puede ser así un referente del enduro?

Querido, claro que se puede. He conocido algún cara-anchoa con la piñata bastante tocada por el tabaco, el alcohol y la cocaína, que como sabrás no son sustancias recomendadas por 10 de cada 9 dentistas. Feos como un tiro de mierda en un cristal.  Con bicis normales.  Pero vamos, que sí, con lo que tengas puedes llegar a lo más alto del ciclismo con un retrete por boca o con una bici fulera.  La flecha y el arquero son conceptos diferentes.  Normalmente un buen arquero hace milagros monte en lo que monte (ya sea bici o no).

 

Sujeto 12.- Ardián. : Me he propuesto reducir el consumo de piezas del foromtb, de segunda mano. Incluso del cambio las que ya tengo por otras más ligeras, ya que mi tensión arterial diastólica siempre está al límite, y a veces un poco alta del peso que arrastro con la bici  No sé si por el stress consumista o porque soy un poco lerdo y tengo que comprar para sentirme vivo.   He visto que existe un producto alternativo y zasca, allí estoy yo para comprarlo. Me hallo un poco receloso ante esta situación y de aquí mis dudas que quizá con ayuda de este consultorio queden solucionadas. ¿Es totalmente seguro? He leído que da un sabor amargo a la vida. ¿Es cierto? ¿Me puedo quita el catéter que me puso la tienda para traspasarle mi nómina? ¿Pasarnos de potasio no tiene también sus consecuencias? ¿Puede ser peor el remedio que la enfermedad? ¿Soy disléxico o lo guisante?  ¿Son las Calmas de Arguis tan bonitas como dicen o están sobrevaloradas?

  

Querido Ardián, como veo que te fías de este consultorio biker parece indicar la presencia de un cerebro dentro de tu cráneo, te dejo pues en manos de nuestro oráculo Cletus Spuckler. (Es el tonto del pueblo de Springfield. Posee muy poca capacidad intelectual, y habla con acento sureño, pero para esto vale)

Antes de nada has de saber que Las Calmas es una de las bajadas más emocionantes del panorama pirenaico de la actualidad.  Hay que agradecerle a Pedro, al tío Toño Toño, etc, entre otros colegas, que hayan recuperado un camino tan bonito como el viejo entre Nueno y Arguis.  Es una auténtica bendición.

https://www.youtube.com/watch?v=VYkjI4giPpc&feature=youtu.be

https://www.facebook.com/LaHoyaEnduroBike/videos/1009235212554356/

Apenas un tercio de los mortales endureros se perderán una ruta como ésta.  De hecho no es que sea famosa ya, nada más nacer, yo incluso diría que si no la haces no evolucionarás hacia la verdadera fe.  Las actuales perspectivas apuntan más hacia la importancia de las carreras entre colegas que los “macroeventos superfisnos y de alta alcurnia”.  Aquí tienes un ejemplo.

El segundo consejo es que dejes de hacer el canelo con tanta compra y dedícate a salir con los colegas siempre que puedas.  Más pedal y menos comprar. Si finalmente decides cambiar de piezas hazlo siempre asesorado por un profesional sanitario y bancario que conozca tus circunstancias particulares. Me explico.  Con respecto al sabor amargo, es un hecho bastante contrastado cuando te sales del presupuesto te aticen con el amasador del pan en la cabeza hasta alcanzar dicho sabor.  Nunca es recomendable.  De ahí lo del sanitario y las finanzas.

No obstante y volviendo al asunto de las Calmas debo decir que fue probada por segunda vez personalmente el 7 de mayo junto a los colegas (entre un batiburrillo de compañeros endulerdos de Huesca y Zaragoza que rondaban por la zona preparando la carrera o por pura diversión.  Vimos por ejemplos a colegas de Enduro x Zaragoza, al tío Gabriel Torralba, al Rober, a las colegas Azu y Elena, etc) y esta vez resultó auténtico placer.  Una delicattessen.  ¿Por qué?  Pues sencillamente porque una vez arriba tras coronar el collado y la última diagonal que posee gran desnivel el premio se te entrega en forma de descenso vertiginoso sobre un manto de hojarasca y tierra que posee un grip fuera de lo normal –en seco- y que resultará del agrado de todo aberroncho con ganas de exudar adrenalina hasta por las córneas.

Una vez dentro de la senda ya no hay solución.  Pretas el culo y dejas correr la bici tanto como seas capaz de soportar.  Es más que probable que en la zona de las terrazas, con un par de saltos naturales del 15, no te quepa por el culo un pelo  ni a martillazos, pero tranquilo, es normal, aquí está la clave de la bajada.  Una serie de curvas enlazadas rodeando los árboles en uno y otro sentido te hará perder la razón y al final comprenderás el dicho que “tienes menos elasticidad que un azulejo”.  Te lo juro por el poder de “Playschool”.  Todo, te duele, todo.  Sigues hasta el final de la senda con el precipicio final y aquí es el momento en el que te quitas el casco y luces una sonrisa profidén que te rilas.  Vuelves al coche junto con los colegas y desde ese momento sabes que vas a tener conversación de la ruta para muchos días.

Por lo demás habrás gastado ferodo como para una boda y necesitarás la máquina de strikar nalgas junto al condensador de fluzo para volver a dejar tu bici en estado original.  Aguantan mucho, sí, pero para estas rutas hay que llevarlas impecables y con los settings totalmente ajustados si quieres sobrevivir.

A ver man, lo que cuenta en definitiva es si has llegado a rozar el “flow”.  Si lo has visto.  Casi.  El unicornio blanco.  El mito endurero.

P.D.  Y como colofón, me despido de todos vosotros-ustedes, antes de que entren los Geos en mi despacho y me desbaraten el cebollo a base de tratamientos de porra. Cierro  esta sección, que tanto placer me ha dado y con la que espero hayamos  reído en alguna ocasión.  Se ha intentado hacer crítica, en clave de humor, de cuantas facetas del mtb están de moda o se han puesto gracias a los medios especializados, los bikers de postal y los escaparates “trending”.  En resumen no es más que un reflejo de multitud de situaciones habituales que nos suceden a todos en el día a día y podemos constatar a menudo en nuestras salidas. Montalbanguorld.

 

Ha sido un placer.  Un abrizo para todos.  Nos vemos en el monte.  Soy Tija.  Lagar – Tija.

 

Leer Más