Consultorio de enduro. PARTE II

https://www.youtube.com/watch?v=K0lWgY0u-jI

 

 

CONSULTORIO BIKER

(Nueva especialidad)

PARTE II.

De cómo superar una fase de hipoxia y de la vida de un verdadero endurero

 

El consultorio de mayo incluye varios comentarios: salidas, al gusto del que comenta, explica cómo se hacen o nacen los bikers y pone en su sitio a las famosas rajadas descerebradas que recomiendan la vida sana, la alimentación equilibrada y la práctica de la meditación Zen, el amor mundial y la paz del alma.  O yo qué sé, o lo que se me ocurra.

En este consultorio vale todo: dudas mecánicas, enigmas sobre el monte, problemas psicológicos, cuestiones metafísicas y dramas de la vida contemporánea. Sólo tenéis que enviarme un mail a la dirección siguiente:   atomarpolculo.gmail.com. Responderé a vuestras preocupaciones el primer día de cada mes, salvo festivos, puentes, enfermedad grave o fallecimiento.  Todo esto si me sale de la junta de la trócola.

 

Sujeto 5.-ManoloCabezaBolo: Estimados amigos me dirijo a vosotros porque tengo dudas sobre la nutrición (zumos, barritas,etc) relacionada con el ciclismo y en particular con la juerga endurera (ex post).  Lo que vulgarmente se conoce con el nombre de: “Cariño, llegaré un poco más tarde.  Hemos tenido una serie de problemas que nos han retrasado”.

Querido ManoloCB.  Ya veo que sí, que estás más retrasado que los coj***es de un tigre. Pero no pasa res.  Esto es siempre relativo y atañe simplemente a tu subconsciente de “retarder” y además sin solución de continuidad, hasta la muerte.  Por eso y por nada más debes saber esto:

Aclaremos primero que cada uno hace con su cuerpo lo que da la gana: si queréis atiborraros a zumos, batidos o cócteles de orujo con salfumán es vuestro problema, no el mío (aunque me dolerá un poco que una microscópica parte de los impuestos que pago se dedique a costear los gastos sanitarios de vuestra inconsciencia, tampoco os voy a engañar).

Lo cierto es que una buena ruta con celebración a base de ámbars a tutiplén y dobles de papas bravas + calamares a la romana es lo que viene siendo definido como JARRA Y PEDAL.  Afición compartida por muchos de nosotros, los cuales además proponemos esta modalidad del duathlón como olímpica.

En cuanto a las barritas te las puedes poner “en el conducto habitual” porque donde esté un buen bocata longaniza, de paté de olivas negras con tortilla, un trozo de pizza sobrante del día anterior o similares se pueden quedar todos los aportes y complementos vitamínicos en el estante de la gran superficie.  Por mí como si comes alpiste.  Chúpame un pie Marifé.

 

Sujeto 6.- Josezaluis de todos las Fuentes: Suelo comprar arcilla en polvo para hacerme mis buenas mascarillas faciales caseras. Recientemente, en las instrucciones de una de ellas, leí que era “apropiado para el uso interno”. Como no sabía qué significaba eso, lo busqué en internet y, para mi sorpresa, descubrí que hay arcilla que puede comerse. De hecho, hasta donde he averiguado, hay varias actrices famosas/locas del mindfulness que recomiendan su consumo. Os pido por favor que nos ilustréis sobre este nuevo manjar. ¿De verdad puede comerse la arcilla? ¿Cómo se prepara? ¿Podéis darnos alguna receta? ¿Es bueno para el Montalbán? ¿Llegaré algún día a ser como la Dama de Elche? ¿Carne o pescado?

Bien.  Querida Josezaluis, comer arcilla es sanísimo. Y comer cemento, también. ¿No has probado los ladrillos molidos? Están muy de moda, y desintoxican el organismo. Aunque lo más de lo más es romper un cristal, meterlo en la Vitamix con un poco de kale y de chía, y tomártelo todo en plan batido. Tú sigue al pie de la letra todas las mongoladas que digan las famosas del mindfulness que ya verás qué rápido estás criando malvas. Yo, por mi parte, no pienso recomendar a nadie la práctica de la bucarofagia, muy de moda en la España del siglo XVII, pero tan arcaica en el XXI como la tuna.

Estimada amiga, a este consultorio han escrito toda clase de pervertidos, pero nunca nadie como tú. Gracias por completar ese hueco. Nos hemos puesto en contacto con los Servicios Sociales, pero se han negado a darnos cita, salvo en el frenopático. Así que una de dos: o te vas a comprarla allí, o te sigues esnifando todo el jardín.

Sujeto 7.  Marcos de Andrés Antonio: Estoy con ganas de que mis pequeños sigan la estela de su padre.  No me refiero a la privación de libertad y el régimen abierto, sino más bien que salgan al monte con la bici de enduro a rodar y entre ponte bien y estate quieta llegar a conseguir el estado de Zen en casa.  Vamos, en definitiva, que no me encorra la parienta con la escoba en ristre.  (Alguna vez la he visto al llegar a casa en la puerta de la entrada con los rulos y las pantuflas y allí mismo con un par le he plantao : “¿no te arranca la escoba o es que has visto las pelis del Jarri Poter?”  Con lo cual se ha liado una de cristo y no te menees).  Ayúdame Master, plis.


    

Querido M.A.A. (para abreviar), quiero pensar que tu correo forma parte de un complot para acabar con mi persona. Alguna oscura organización quiere destruirme, y te ha pedido que me envíes un mail que me desmoralice, me haga pensar que mi trabajo como periodista endulerdo es inútil y me lleve a perder las pocas esperanzas que tengo en el futuro de la humanidad. Digo que prefiero pensar eso porque la otra opción es deducir que eres un “monguer integral” y que tu falta de sentido común no te ha llevado a pensar una solución simplísima para tu problema: Llevarte al niñ@ al monte es obligatorio borrego.  Dónde va a estar peor que en casa.  Y si no pregúntale a los míos, a los del vecino o a cualquiera que tenga ya las manos en forma de espátula de aguantar la play, la consola, o cualquier artilugio electrónico.  Sería poco darte 30 latigazos en los ojos y echarte un poco de sal.  Los críos son como nosotros en pequeño (aunque no lo sepan) y es más si salen contigo además tendrás excusa si llegas tarde.

Esto no es una prédica en el desierto.  Sin ir más lejos el otro día, en el puente de mayo, salimos con los zagales al monte por los alrededores de la Ciudad del Zierzo hacia la Plana de María.  Y en menos que canta un gato bajamos el barranco de Las Almunias con un remonte por la pista y retomar de bajada el barranco de las Cabras.  Y qué sorpresa, -no para mi colega, ni para mí- los dos chavales que acompañaban a los dos padres nos dieron la satisfacción infinita de que esto del enduro se lleva dentro.  Bajaban como si fuera cualquier cosa, relajados, fluía de dentro la trazada y sorteaban los obstáculos como si estuvieran hechos para ello.  En definitiva que es la salida natural al monte para que se vayan iniciando en nuestra religión.  Por no mentar el ágape post ruta que se metieron entre pecho y espalda como unos campeones del mundo.

Espero haber sido claro, ¿cuándo demonios se acabará la horrible moda de las máquinas electrónicas?  Ahora bien, como no lo hayas entendido espero no llegar a conocerte en persona porque te arreo una órdiga que vamos a morir los dos, tú de la hostia y yo de la onda expansiva.  Niños al monte YA.

 

Sujeto 8.- Fray Gel del Súper.  Últimamente veo que se está casi demonizando mi vida.  Creo que hasta sueño con las sendas que hice el sábado pasado.  ¿Hasta que punto debo flagelarme por mi comportamiento?

Uf.  Llegamos a un punto culminante.  Creo que has alcanzado el nirvana del enduro.  A partir de este momento consideraría seriamente la opción de vivir de esto o también convertirte en el gurú del barrio en el enduro.  Yo cambiaría de ropa y probaría a hacerme llamar con un nick. Me llenaría de tatuajes todos los miembros de mi cuerpo y andaría como los negros del Bronx. Naturalmente me compraría un cassetto de 2×2 con bafles de 200w.  Si además te publican tus peripecias en una revista, llegado ese caso, te animaría a tirarte por el balcón para convertirte en un mártir auténtico.

Pdta. Crítica ácida a los miles de gurús y modas absurdas surgidos a lo largo y ancho del mundo del btt.

 

 Saludos. Enseguida nos vemos en la próxima entrega.  Que el Señor os pille confesaos.  See you gurriones.

 

FINAL DE LA PARTE II.

Deja un comentario

Compartir en: