Trialera hacia Villanúa

Salida de otoño

CRÓNICA Y FOTOS DE LA SALIDA:

Ayer fue un día para disfrutar de la BTT en otoño, aprovechando de una ventana de buen tiempo. Estaba el terreno mojado, las hojas de los árboles cargadísimas de agua, pero teníamos una “ventana abierta” entre las nubes que nos permitió salir con la bici.

Aunque salimos varios (lo siento, no hicimos foto de grupo), al poco rato ya vi que mi ritmo no era bueno, por lo que decidí dejar a los demás hacer su entrenamiento, mientras que yo me perdí con mi cámara de fotos, disfrutando de lo que a veces nos perdemos por ir demasiado deprisa.

Murete de laja de piedra, junto al camino
Murete de laja de piedra, junto al camino

Tras subir a Castiello por el camino de Santiago, un tramito corto de carretera y nos metimos hacia Cenarbe, donde ya me fui quedando rezagado, buscando un ritmo en el que me sintiera  más cómodo que con el del grupo.

Acueducto del tren
Viaducto del tren

El día estaba precioso, con los árboles que comenzaban a cambiar el color de sus hojas y unos jirones de nubes iban progresando por los valles.

Pista hacia Cenarbe
Pista hacia Cenarbe

Subiendo hacia Cenarbe, decidí girar a la izquierda, tal y como hicimos el sábado pasado, para conocer algo mejor esa conexión con Villanúa y acercarme hacia el dolmen megalítico, a ver si me daba algo de paz.

Pista hacia el dolmen
Pista hacia el dolmen

Esta pista tenía algo más de barro y en algunas rampas el firme agarraba algo menos, pero la pude hacer sin problemas, aun a pesar de que estaba todo el terreno muy cargado de agua. La pista va subiendo de forma suave, con algunas rampas, pero sin demasiadas dificultades.

Señalización del dolmen
Señalización del dolmen

Finalmente, llego al lugar donde está la señal que nos indica donde está el Dolmen. En la anterior fotografía traté de sacar en la misma foto la señal, con el Dolmen detrás (se ve un poco desde la propia pista) y al fondo Collarada.

Dolmen
Dolmen

Y caminando unos pocos pasos, me acerco al dolmen para recargar pilas y hacer una foto con el Collarada detrás. Mucho se ha hablado sobre estas construcciones megalíticas, sobre su forma triangular “piramidal”, o los lugares donde se colocan, pero si hay algo en lo que todo el mundo coincide es que en esos lugares se respira paz y, personalmente, aunque no me creo muchos cuentos, descanso a gusto en su entorno. Me gusta acercarme y tocar la fría piedra, esperando que me transmita algo de energía a través de las yemas de los dedos.

Justo donde está la señal, sale a izquierdas un sendero que nos lleva a una trialera que baja hasta Villanúa.

Inicio del sendero de bajada hacia Villanúa
Inicio del sendero de bajada hacia Villanúa

Recordaba haberla hecho con Brasi y Cristóbal, un día que veníamos desde la Punta de la Selva, por lo que decidí aventurarme por ella (revisando esa entrada, puedes ver el track).

Conforme comencé a bajar ya vi que no tenía problema, estando además señalizada con pintura sobre las piedras con una línea blanca y otra amarilla.

Trialera hacia Villanúa
Trialera hacia Villanúa. Ver piedra con señalización, abajo a la derecha.

La bajada es bastante asequible, aunque tiene algunos escalones que prefiero hacer a pie, por si las moscas. Tras un primer tramo más abierto, se va metiendo en el bosque y empieza a ser cada vez más bonito.

Trialera hacia Villanúa
Trialera hacia Villanúa

Los árboles cubren sus troncos con unas cortezas cuarteadas, de donde salen unas ramas totalmente retorcidas, el firme rodeado de raíces y piedras cubiertas de un espectacular musgo, hojas y otro material vegetal descomponiéndose en el suelo donde comienzan a germinar pequeñas plantitas, hongos y setas van apareciendo por el camino, …

Fuente, junto a la trialera
Fuente, junto a la trialera

Cuando llegamos a la fuente, ya sabemos que nos queda poquito para cruzar la vía del tren y seguir bajando por otro tramo de sendero espectacular.

Sendero, que se va cerrando
Sendero, que se va cerrando

Aparecen multitud de arbolitos que luchan por buscar la luz y de vez en cuando me tropiezo con alguna rama que, al sacudirla, me llena de agua refrescándome y haciéndome disfrutar cada vez más de la bajada. Disfruto cada vez más, puliendo mi pésima técnica de bajada, mientras van goteando de la visera de mi casco las gotitas recogidas por las hojas amarillentas tras las última lluvias, hasta que llego al final del sendero, que suelo hacer a pie por precaución, especialmente por el último escalón.

Ultimo tramo de la trialera, llegando a Villanúa.
Ultimo tramo de la trialera, llegando a Villanúa.

Desde Villanúa, continuo bajando, por el paseo del Juncaral. Está el Pirineo precioso al inicio de este otoño, comienzan a caer las hojas amarillas que tapizan el camino, mientras las partes bajas de los arboles todavía están verdes, comenzando a perder la clorofila. El resultado, disfrutar de un maravilloso cuadro, desde cada hoja añada una pincelada de color a un espectacular paisaje, …

Paseo del Juncaral
Paseo del Juncaral

Tras pasar por debajo de las plataformas del parque de tirolinas, se pasa por algunos puentes sobre los canales del Juncaral, la última novedad de un fantástico Ecoparque que cada año va creciendo en interés y en visitantes.

Puente que pasa sobre los canales del Juncaral
Puente que pasa sobre los canales del Juncaral

Y así, sin muchas prisas, saludando a los senderistas que van equipados con sus cestas para recoger setas, a los jinetes que se dan un paseo a caballo, inclusos  otros ciclistas, voy a través del camino de Santiago, volviendo a Jaca, con las pilas totalmente cargadas.

Camino de Santiago, hacia Jaca
Camino de Santiago, hacia Jaca

TRACKS, MAPAS Y OTROS DATOS TÉCNICOS:

Pues, lamentablemente, esta vez no pongo nada de eso, por no tener la información necesaria.

Al llegar a casa e ir a parar el track de GPS, me di cuenta de que no lo había puesto a grabar en la salida, … Desde luego, estaba mejor a la vuelta.

No obstante, hablamos de rutas que hemos hecho otros días, enlazadas de otra manera. Siguiendo los enlaces que he ido poniendo a entradas anteriores, tenemos los tracks de esos mismos tramos.

Esta salida es más cortita y suave que la clásica vuelta a Cenarbe, por tener una referencia.

Deja un comentario

Compartir en: