“Escapada de Robert & friends 2017”, ¡¡¡¡¡Emocionante!!!!!

“El futuro no importa, lo que importa es con quien lo compartes”

La amistad es un sentimiento muy importante, mucho más que disentir en ideas o en cualquier otra cuestión. Es la base de nuestro verdadero patrimonio y con esta base nació el año pasado “La escapada de Robert & Friends”.

La idea nació con el objetivo de unir a un grupo de amigos que a pesar de estar todo el año compitiendo en las diferentes pruebas del calendario de mountain bike en España, tuvieran un espacio donde el dorsal fuera su nombre, donde el tiempo en la prueba no importara y donde el compañerismo y la complicidad entre todos fueran las notas predominantes, todo ello condimentado con buenas dosis de humor.

La elección de los bikers era complicada ya que en este mundo solo encuentras a muy buenas personas, pero si es verdad, que siempre conectas con alguien de manera más especial.

El año pasado al inicio todos estábamos expectantes. Yo era el único que conocía a todos, exceptuando a un par de referencias,  y solo esperaba que entre ellos se creara una gran amistad. Después de tres días de ensueño, la unión del grupo se fue fortaleciendo, consolidándose cada minuto y cada cuesta que superábamos. El vídeo que hicimos como recuerdo, es un fiel reflejo del ambiente que hubo el grupo.

Este año el hecho de que se conocieran entre ellos ya tuvo el primer impacto en el breafing, donde los abrazos y las risas hizo que empezáramos con un retraso importante, pero era muy bonito ver el reencuentro de grandes amigos y ante todo, grandes personas.

Ruta 1 Zona Zero, Ainsa.

Se presentaba una segunda edición donde el reto era superar a su antecesora, pero esta escapada no es un test ni un examen, solo somos un grupo de locos que queremos estar juntos, disfrutar y reírnos. No voy a negar que la logística para un grupo de estas características es complicada, y este año al establecer dos sedes, aún dificultábamos más la organización,  pero tengo la suerte de estar respaldado por grandes amigos que hacen que todo sea mucho más fácil par mí.

He titulado la edición de este año como “emocionante”, muy emocionante la verdad. Me llevo grabado un momento que no olvidaré jamás y que demuestra que este equipo es insuperable. Sábado 23 de septiembre, 8,05h, hall del Gran Hotel de Jaca y 40 bikers esperándote por sorpresa con la equipación de “La escapada de Robert & Friends”, fue algo único. Me decía Juan Carlos, “escribe lo que te salga del corazón”, pero no existen palabras para expresar determinados sentimientos, o por lo menos yo no las he aprendido. Eso es algo que se siente y punto. Hay que respirar fuerte, coger aire y dar gracias a la vida por poder vivir este momento al lado de este maravilloso equipo.

Muchas gracias amigos, sois lo más grande. Nunca olvidaré este momento

Gracias, muchas gracias a todos, os estaré eternamente agradecido. No merezco tanto cariño, pero si os digo que esta muestra de amistad la recibo y la comparto con todos vosotros, ya que realmente vosotros sois la fuerza y el motor de un equipo, ahora si podemos decirlo, sin límites.

Quiero agradecer a todo el equipo del club Bttava de Jaca su implicación y ayuda en el diseño de las etapas, así como su presencia en las mismas colaborando para que todo saliera como estaba previsto. Me consta que en algún caso habéis hecho un esfuerzo muy serio para poder acabar las etapas, estando muy pendientes de que a nadie le pasara nada. ¡¡¡¡¡¡Gracias equipo!!!!!!!.

¡¡¡¡¡¡¡Como no!!!!!!!, a nuestras chicas, Alicia, Marta y Sonia. Fotógrafas, asistentes en carrera, gestoras de todos los avituallamientos. Sin vosotras nada sería igual y vuestra colaboración ha sido fundamental para el éxito de este evento. Todos os queremos un montón, sois realmente ejemplares y no está pagado todo lo que nos habéis transmitido y ofrecido en esta escapada. Vuestra presencia no solo es necesaria, es absolutamente indispensable y no sabéis todo lo que os lo agradezco.

IMG_2469
Muchas gracias Alicia y Sonia

 

Ali-8431
Muchas gracias Marta

Este año como comentaba anteriormente como novedad incorporamos dos sedes, en Ainsa y en Jaca. Quiero agradecer a Luis, gerente del Hotel Dos Ríos en Ainsa, el trato dispensado y todas las facilidades ofrecidas para que tuviéramos una confortable estancia. El breafing pudimos realizarlo en una sala reservada para el grupo donde pudimos cenar el jueves y comer el viernes de manera exquisita. Las bicicletas con su estancia perfectamente segura hizo que todos estuviéramos tranquilos en todo momento. En definitiva un hotel perfectamente preparado para bikers exigentes.

No quiero olvidarme de Angel de Zona Zero por atender a nuestras preguntas y explicarnos como nació esta maravillosa zona para la práctica del mountain bike.

En Jaca, tenemos el lujo de disponer de un miembro del club Bttava Bikefriendly, como gerente de dos Hoteles muy importantes, El Gran Hotel y el Hotel Oroel. Todo lo que pueda decir de Pedro Marco es poco, no solo nos ha ayudado en la elaboración del breafing y los tracks, aspecto técnico muy importante para explicar a los bikers asistentes todos los detalles de las etapas, sino que también su preocupación para que todo saliera perfecto ha estado muy por encima de nuestras expectativas. Además el Gran Hotel tiene el sello Bikefriendly, por lo que dispone de todos los servicios especializados adaptados a los ciclistas.

Cuando se llega con hambre a un punto y se tiene un avituallamiento como el que tuvimos en la Borda Juan Ramón, es para quitarse el sombrero. Muchas gracias Dani, alcalde de la localidad de Borau, que nos invitó a un desayuno donde no faltaba de nada. Todos te agradecemos que subiéramos al refugio de Las Blancas con la tripita llena. No quiero olvidarme de Miguel al que quiero pedirle disculpas por el hecho de que llegáramos un poco tarde. La verdad es que estaba todo riquísimo.

Borda Juan Ramón
Borda Juán Ramón, sitio espectacular.

No puedo olvidarme de Fernando alcalde de Canfranc, que nos tenía preparada unas cañitas, que hubiéramos tomado bien a gusto, pero el tiempo se nos echaba encima, ya que habíamos quedado a comer unas migas en el Mesón de Castiello de Jaca. Muchas gracias Fernando por tu disposición, el año que viene nos tomaremos dos rondas, no lo dudes. Y muchas gracias a Esther por prepararnos unas migas espectaculares y por esperarnos y atendernos con tanta simpatía.

IMG-20170924-WA0190
El gran Juan Carlos, disfrutando de sus migas

Por último, muchas gracias a todos los que nos ayudáis limpiando las sendas para que disfrutemos a tope de las mismas, a los cazadores que esos días nos respetaron y nos dejaron pasar por todos los sitios sin ningún problema y a Sergio de Deportes Goyo por proveernos de material dañado durante las etapas, hecho que hizo que todos pudiéramos acabar las etapas programadas.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Ahhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!!!!!!!!!!!!, sonoras gracias a Hot & Roll, estuvisteis brutales el sábado por la noche y a pesar de que nos encontrábamos bastante cansados, nos hicisteis pasar un rato muy agradable. Sois unos fenómenos.

20170923_230745
Hot N´Roll

Y que decir de los bikers que habéis acudido este año y de los que estuvisteis el año pasado, pero que este año por diferentes motivos no habéis podido venir. Infinito y eterno agradecimiento por ser como sois. Somos todos muy afortunados de tenernos y de gozar de nuestra respetuosa y sincera amistad, es nuestro verdadero patrimonio y tenemos que cuidarlo con todo el cariño del mundo. Personalmente estoy muy orgulloso de vosotros y os quiero a todos la hostia, hablando claro.

Esta escapada tiene sentimiento y muchos me los demostrasteis el domingo cuando nos abrazábamos al despedirnos y eso amigos, es algo muy grande.

IMG_2918
¿Que desayunamos?. Kilómetrosssssssssssssssssssssssssssssssssss

Ya queda menos para “La escapada de Robert & friends 2018”. Haremos de nuevo una escapada con mucha inercia.

“La vida mola”

 

Leer Más

Recorriendo Ainsa…y las WorldSeries de Enduro. W2

Banda sonora, sofisticada.

Para los más entendidos, de edad consolidada entre los 40-50’s con un gusto musical selecto. Vamos, unos lamineros. Es lo que tiene ir cumpliendo años. Te vuelves más exigente. Por eso ya no nos conformamos con cualquier bocadito. Ahora seleccionas, separas y discriminas todo; una ruta, una cerveza, un grupo para relacionarte en el mundo de la bici. En definitiva ya no “estás p’a tontás”. Precisamente esto es lo que hemos hecho este finde en Ainsa.: “Pocas tontás”. La ruta nominada como W2 en el mapa de Zona Zero de Ainsa. Además de un flirt que nos marcamos por Espierlo.


Impresionante documento.

 
Allí estamos tod@s los convocados para la ocasión. Ruta que promueve el Club As Cimas, del que soy colaborador incondicional. Es un placer contar con un grupo de colegas que le pongan tanto ánimo, ganas de pasarlo bien, esfuerzo y nivel espiritual (de dudosa rectitud en el ámbito psiquiátrico). Por eso coincidimos a la perfección. Es justo. Pero no es correcto. Ya sabéis el dicho: “Un dedo entra justo en el …. pero no es correcto. Y tal, y tal. Pero asín son las cosas. Un remiendo para un roto, una ruta para un biker con ansia, un día de monte para solaz del alma, una salida de fin de semana para espíritus inquietos, una bici de enduro para una senda elegida a la medida de las posibilidades del piloto, una rocalla para un aberroncho. Y así el orden de las cosas en el universo va cuajando y asentando cada instancia en su lugar natural.  Coñioooo, parece el Rey León, jajaja.

 

En cualquier caso Ainsa tiene rutas de todos los niveles, soluciones técnicas al alcance de la mano, un punto de venta y taller como Intersport Ainsa, dirigido por el tío Angelón (Alias el Chéliz) con la colaboración de Oriol que te da un margen de maniobra excepcional. Aportaciones de los colaboradores y promotores de este Espacio Btt próximos y con ganas de agradar. Soluciones técnicas desde su página web que aportan calidad a nivel nacional y no me olvido del caché que da haber organizado una prueba del mundial de Enduro. Publicaciones en las revistas especializadas que dicen mucho sobre el trabajo realizado y ensalzan las cualidades de la zona. Promociones audio-visuales destacadas con una calidad reconocida, de la mano de Martín Campoy. Colaboraciones varias en ferias internacionales del mundo de la bicicleta. Proyectos de desarrollo de apps con relevancia y punteros a los cuales les auguro un éxito rotundo por lo novedoso de la idea. Amén de recibir personalidades del calado histórico como las visitas de Ned Overend entre muchos otros o corredores en activo del mundial en cualquier momento. Y no me olvidaré nunca de los voluntarios y todos aquellos que con su esfuerzo mantienen viva la llama de los viejos caminos, de los que desaparecieron y que han sido recuperados como de aquellos que se limpian y acondicionan. No creo que se pueda pedir nada más. ¿O sí? Añadiré como cuestión particular que además es punto de encuentro de portería y confraternización. Véase ejemplo de esta oportunidad de coincidir con otros colegas de la VIEJA TRONCA, (si es que alguna vez existió) como el tío Paco, –Globero de 3 al 4. Un abrazo pischa.

En definitiva que hicimos una ruta de las ofertadas en cartel. La W2. Ya la habíamos hecho antes, por qué no decirlo, creo que merece la pena repetirla en varias ocasiones. No cabe aquí descripción de la misma porque ya la tenéis en la página con datos técnicos y lo que es menester.
http://www.pirineosbtt.com/

Link general de acceso a la información
http://bttpirineo.com/es/rutas-btt-pirineo/ze04-maxiavalanche-v2-pena-montanesa

 

En concreto ésta fue la elegida para la ocasión.  Aquí sólo aportaremos impresiones y vivencias personales. Que por otra parte, y no la de atrás, no faltaron en un día de puro mtb y festejo. Nosotros hicimos una pequeña variante para ganarnos el bocadillo que consistió en subir a pedal desde Ceresa con una combinación de coches y así nos currábamos los 800 mtrs de desnivel positivo. Además para lucir hay que sufrir. Y en eso estamos.  Si no quieres estirar la lycra por la grasa acumulada y después cuando vayas a mear no reconozcas “la salida natural” ya me diréis. En fins, somos unos “fashion victims”.  A lo que estamos tuerta. Una vez en facha y después de darle dos collejas al “Maño Lento”, que es como una señorita y no hace más que dejarse cosas por todos lados, (véase el desorden mental según Freud) empezamos la ruta con todos los pertrechos. Pista p’arriba. Me suda hasta la goma la braga. Lamadrelperro qué larga se me hace. Y eso que sólo sube 500 m de tirón. Pero sin descanso. Un sinvivir. A base de portería se sobrepone uno a todo. Y así fue. En cuanto llegamos a la Collada desaparecieron todos los males.

Un poco de nieve para empezar y enseguida el disfrute de una senda limpia y cuidada para conectar con los tramos seleccionados para la carrera del mundial del año pasado. Una auténtica delicia, maravilloso fluir de los flujos a punto de nieve (que diría aquel) y el ansia viva de llegar al siguiente tramo, uno tras otro, a cuál mejor. Ora Planillé, ora Collado de los Muertos, ora Cresta del Cuervo. No sé qué elegir, la verdad.

 
Y como no teníamos bastante nos fuimos a otra zona, ya que “semos unas ansiosas”, para completar la jornada con otra delicatessen de la zona de Campodarbe, más “cocretamente” en Espierlo donde la bajada es un master en curvas sobre lajas, frenadas y trazadas interesantes que hacen las delicias de cualquier endurero. Un lujo de senda, cortita y divertida, sin peligro excesivo y buena guinda de un pastel delicioso.

 

Por eso y como colofón a una somera descripción de un día de monte, de sensaciones a flor de piel, me gustaría presentaros a algunos de los compañeros que por allí rondaron.

 
Los diez elementos a saber.

AlbertoAlmiroy”. Elemento disociado entre el pedal y monte. Más duro que el “Alcoyano”, siempre dispuesto a darle al “isostar de garnacha”. Fichaje imprescindible en cuestión de rutas endureras.

 

AdriánÑandú”. A éste no lo quisieron por aquellas tierras de Dios, del Sureste americano, y nos lo endilgaron a cambio de un par de medias que regalaban al comprar una caja de galletas. Por lo demás todo lo que sea actividad al aire libre está bajo su control.

Miguel “El Cirac”. Acabado de llegar al mundo proceloso del enduro, no ha notado ningún cambio en su mente todavía. Mala señal. Esperemos no tener que mandarlo al centro de reinserción porque se transforme en un aberroncho endurero irredento.

Jesús “Tarrino”. También apodado el “Tuercas” es el hombre reparación por excelencia. A éste le dejas un atornillador y una lata de sardinas y te monta el “Guguemjeim”. No digo más. Tampoco le gusta charrar. Cuidaros de ir a su lado porque entre eso y que está más fuerte que el vinagre acabaréis reventaos.

Miguel “Taladrinas”. Impresionante documento. En el viaje de ida acabó por crear un ambiente irreal de risión y montalbán donde los “haiga”. No tenemos diagnóstico psiquiátrico todavía pero puede ser que no tenga solución. Suponemos que en su infancia cayó de la cuna a una altura de la cual no hubo recuperación.

Manuel “El Gallego”. Entregado y dispuesto. Lo da todo. Incluso la empanada, que no es poco decir. Está aprendiendo a volar en el mundo del enduro y todavía hemos de conseguir que cambie de gallina –esto es otra historia-. Pero creemos que ya está perdido por el mtb. Un crack de la sutileza y el “savoir faire” en los bares de lujo. No digo más.

 

 

Javier “El Calas”. Pobre. Era buen hombre. Incluso parecía que se había adaptado pero descubrió el mundo del enduro y está ya envenenado de por vida. Podría llegar a hacer cosas insospechadas por el pedal, así que no os aproximéis mucho podría contagiar.

 

 

Rubén “Caspeman”. Buen zagal. Lo conozco poco pero en un esbozo diría que está perdido por el monte hace ya tiempo. Como buen biker cultiva la portería, arte al alcance de unos pocos privilegiados y en cola de pelotón es frecuente compartir subidas dada esta característica.

JoseLu “Mzungu” y otras cosas más. “The ryder with the lowest balls in the Kingdom” o “Le Biker avec les plus basses boules du Royaume”. Algún día os contaré por qué. Sin solución… con lo que él ha sido.

Alberto. “Lagartija”. Tiene que haber de todo en la Viña del Señor.

 

 

 

 

Y con esto y un bizcocho, (no me tiréis de la lengua).

Un abrizo y nos vemos en las sendas. Saludos de Tija, Lagar-Tija.

Leer Más

Maxiavalancha 1 + 2. ¡Hala a tutiplén!

b0

Una ruta de bajada.

Eso me dijeron.  aEntonces pensé yo que podría festejar la noche anterior y que tampoco supondría mayor problema.  Ese era el plan.  Bueno, pues así planteado pinta bien: Noche de Todos los Santos, un roneo, unas cervecitas, en plan familiar, perooooo, ya sabéis lo que pasa.  Total que me echo al coleto un par de estocadas dignas de un espadachín del diecisiete (s. XVII) y luego que pase lo que Dios quiera, asumiendo riesgo.  Allí soy yo.  Del mismo Norte, oiga.c  Al día siguiente viaje hacia Ainsa.  Descargamos material y justo durante el café matutino una variación inicial en la organización logística.  Fase I: Traslado en coche hasta El Casal y acto seguido (fase II) ascensión y descenso por tracción animal hasta el final de la ruta.  Buenoooooo.  Ya verás tú, ya verás.

El inicio se presenta lo suficientemente claro como para no retirarse, puesto que el día es magnífico, hay suficientes bikers, la bici está en condiciones y se prevé una bajada digna de mención.  Pues hala, hacemos de tripas corazón y subimos al tran-tran hasta la Collada.  Total ¿qué mal pueden hacer 650 mtros de tirón en desnivel positivo para calentar?  Dicho y hecho.  Mecagontoloquesemenea.  Qué sudada compays.  Hasta la goma de la braga se me había estirado.  Es lo que tienen las rutas “rápidas y sencillaaaaas”.d0

Después de todo, el enduro es un deporte sufrido… y ¿dónde vas a estar peor que en casa?  Frase mítica “donde las haiga”.  Nada, nada.  Emprendemos la vuelta desde este punto que se puede considerar el inicio real de la ruta o rutas (porque unimos dos) y con ello toda la parafernalia asociada a la bajada.  La Collada.  Fotos, comida, ponemos a secar la ropa, portería a tutiplén con los aborígenes que nos encontramos, puteo al perro de turno que estaba tocando los ***, y un largo etc de acciones previas.

d1

eHora de la verdad.  Ajustamos los settings.  Amortiguador caliente, en posición de tragar, frenos limpios, cambios en desarrollo largo y músculos tensos, incluidos aquellos de la parte posterior trasera justo bajo la espalda.  Ains qué angustia.

g

Supongo que la gente que no tiene contacto con este tipo de aventureros nos mirará como las vacas al tren, pero entiendo que ver a un marciano con la pinta que llevamos debe dar para una conversación frente al fuego y para más.  Cascos integrales, protecciones, botas, mochilas, máquinas de recorridos laaaaaaaaargos, y frenos del diámetro de una paella de 12 raciones, son para santiguar a cualquiera que no esté, como dice el puto anglo: “Ride your wave”.f

Tiraaaaaaaaaaaaaaaaaa, p’abajo.  Primer tramo de la Max V1.  Un buen descenso, técnico, sin nada que envidiar los bosques de Whistler que aparecen en los vídeos. Trazando las zetas y salvando las trampas tus antebrazos se desgastan en un breve espacio de tiempo para quemarse en menos que canta un gato. Están más socarrados que la moto de un hippie.  Con lo cual el tramo hasta el cruce de pista, desde donde se remonta, sirve para saber lo que te espera.  Puro flow.  Del auténtico, genuino masaje oregonés, aberroncho style.  Un pequeño remonte nos agrupa a la hora de afrontar el segundo tramo de descenso, o lo que sea.  La verdad es que también se pedalea bastante en la misma cota salvando obstáculos naturales, consecutivos, como gleras, raíces abundantes que hacen que tu suspensión se menee más que la compresa de una coja,  musgo, los buxos que son amigos tuyos, puesto que serán el freno a la hora de pararte en una hipotética caída montaña abajo desde la senda y un sin fin de vegetación arbustiva.

h

Largo tramo, sufrido y precioso.  Hasta la bajada.  Una recta que enderezas con la mente en blanco.  Recta de verdad.  Inclinada hasta lo peligroso te proyecta a velocidad absurda.  Bajas el culo y te pretas a la rueda para bajar el centro de gravedad lo suficiente (sin perder el control del manillar) porque llega a tal punto la velocidad que provoca más que adrenalina algo de mieditis.  A mí no me gusta hablar, pero a alguno no le cabía un pelo a martillazos por el culo.  En fin, tramo delicado que da paso al siguiente de pedaleo y traslado hasta la siguiente cota donde descender.  De aquí a Oncins y Torrelisa.  Un sendero maravilloso, jalonado por paredes de piedra, con un firme de bolos tamaño lavadoras y un feeling especial, sólo apto para endureros.

j

Habrá que parar a comer y a descansar. En todas las empresas se fuma.  Bajo una carrasca que nos flanquea.  Es el mejor sitio para encender los ánimos sosegados ya por el desgaste y platicar con los colegas sobre las incidencias técnicas.  Y todo esto pensando en que todavía estamos al 50% de la “bajada”.  Madremiadelamorhermoso.

k

Me tira la sisa, me duele hasta el aliento y estoy cansado.  No sé lo que me espera pero el ánimo lo mantengo como un jabato.  Más me vale.  El inicio de la bajada de la ruta 4 coincide con la Max V1, hasta Planillé.  IM-PRE-SIO-NAN-TE.  Al que no le gusten las emociones fuertes en forma de piedra:  Por favor que no vaya allí.  A mí se me peleaban los dientes por salir de la boca.  Pobre suspensión.  Así es, sin exagerar, a lo que vamos.  Enseguida se torna sendero ascendente y nos remonta a la última parte que conecta con la Max V2.  Ufffffffff.  Llevo todos los flujos a punto de nieve.  La temperatura del radiador sube por momentos y voy por la tercera camiseta.

l

Sabiendo que nos esperan dos tramos de la EWS, Enduro World Series y las margas características de Ainsa el personal se crece.  La primera conocida, de hace poco y la segunda, parte de tiempo atrás cuando estaba en plena forma porque ahora estoy en forma redonda (que también es otra forma).  Bueno, a lo que voy vengo.  Iniciamos el bosque y las curvas a ritmo infernal, con un goce que se me hace la boca “pesicola”.  Velocidad, adrenalina, control, vamos, que te gustas.  El resto del equipo a ritmo más que rápido.  Así hasta la Cresta del Cuervo donde frenamos por si las “flies”.  Nunca se sabe, una tollina aquí te cuesta un mes de hospital, mínimo.  Pero las fotos, las pasadas y los comentarios son necesarios para un biker-portera, así que lo pasamos a ritmo y disfrute.  Enseguida llega el barranco de salida hacia Ainsa y la zona final.  Con lo cual nuestro nivel de esfuerzo era tan alto, tan caro, que las fuerzas se contaban por jarras de cerveza a consumir con la llegada al coche.

m

Punto final en el Mesón de L’Ainsa.  Antes del puente.  De verdad.  Nadie ha podido guardar nada.  Más que venas, llevamos pantalones de pana en las piernas.  Brazos abatidos y cerveza para sosegar el desgaste.  Sólo falta recuperar los coches y comer algo para reponer.  La sensación que nos invade es de paz, de poder compartir el máximo nivel de esfuerzo y técnica, de saber hacer, sin incidentes, con prudencia dentro de un mínimo de riesgo y sobre todo de compartir una aventura de semejante calado.  No salieron más de 26 km ni tampoco se fue mucho por encima de 1000 m de desnivel positivo, pero las 3 horas y pico de pedaleo no te las quita ni Blas.  Y el día en comunión con el bosque otoñal, pintado, precioso, acogedor y primigenio te hace sentir en el paraíso.

Buen grupo, potente, sin estridencias entre niveles, una garantía de éxito en la ruta seleccionada y con final feliz en la pizzería.  Ya estoy pensando en la siguiente.  Por favor, que siga igual.  Da gusto compartir caballeros.  Ahora ………desearía que fuese en la Val d’Aragón que la echo de menos.  Un abrazo kiolllls, nos vemos en el monte.

x

Bikers:  Sylvestre, Ñandú, Tarrino, Mzungu, Zacarías y Lagartija. También tienen nombres como las personas, pero eso será otra historia.

Pan. Maxi Avalanche

Pz0 z1Pdta.  Menudo estreno de la Specilized Stumpjumper del tío Zaca.

z2  Os dejo un par de apuntes técnicos de la nueva máquina.  Véase botón de ajuste del desviador trasero (presionado avanza hacia delante) para aquellas reparaciones con la cadena tensa y carenado bajo el cuadro para evitar el giro completo del manillar (en teoría).

Fotos: Mzungu y Tarrino

Texto: Lagartija

Saludos actual 004

Leer Más

AINSA. EWS, Enduro World Series. 27 de septiembre de 2015

UN DÍA EN LAS CARRERAS.

AINSA.  EWS, Enduro World Series.  27 de septiembre de 2015

Tenía muchas ganas de subir a verlo en directo por primera vez.  No digo nada de lo que debe sentirse al correr infiltrado entre tantos pilotos buenos.  Por eso y en vista de que no iba a estar más que un día, era mi único tiempo disponible, debía compaginar todo lo que querría hacer durante el fin de semana con la visita a la EWS ENDURO WORLD SERIES.  Era condición indispensable montar en bici, ver a los colegas de la Vieja Tronca (si eses es su verdadero nombre) y además disfrutar de un día de carreras de lo más espectacular.  Todo concentrado en unas horas de la mañana del domingo.

La noche del sábado estaba realmente nervioso.  Según mi mujer pegaba botes en la cama y dí más vueltas que una pelota de goma en un frontón.  La noche se hizo larga pero por fin sonó el despertador.  No me había preparado nada y creí que por la mañana estaría más dispuesto a organizar todos los aperos.  En menos de un cuarto de hora ya había desayunado, hecho las faenas básicas necesarias y estaba montado en el coche dispuesto a afrontar los 150 km de distancia hasta Ainsa.  Esa misma noche había comunicado con mi colega Adán que me había citado a desayunar en el albergue Mora de Nui.  En un suspiro había llegado por fin a mi destino, salvando el sueño inicial y con la esperanza de que no me perdiera ningún acontecimiento importante.

Un cafelito.  Hay que desengrasar y acto seguido vestirme de romano para subir al monte.  Pero antes al albergue.  Todavía estaban en pleno desayuno cuando llegué.  Abrazos y apretones de mano por doquier a los colegas.  A algunos no los veía desde hacía mucho tiempo y eso se agradece, a otros los conocí allí mismo.  Despedida a los que se iban más lejos de vuelta a casa también y a los que se quedaban a iniciar el proceso de portería.

Enseguida nos fuimos a la plaza.  Era la salida de las chicas porque las especiales había dado comienzo de madrugada, ya estaban en el monte y como era claro no iba a llegar, pero sí al paso de los “pros”.  Mucho sarao había por allí.  En menos que canta un gato me junté con la afición para vitorear a la salida de las féminas mientras los más retrasados (mentalmente no, sólo perezosos) se atusaban para salir al monte con la bici.

Por fin partimos de la plaza.  La salida habitual por el sendero de bajada desde la Iglesia de Ainsa hasta la carretera es una compleja partida de marcianos.  Con más trampas que una película de chinos llegas debajo de una pieza a menudo de casualidad; pero hoy íntegro.

Reunión con el personal.  Parte de la VT, más recalcitrante estaba presente, es un gusto rodar con los viejunos otra vez.  Somos como el ejército de Pancho Villa, un completo cúmulo de ideas independientes, pero a la par en lo básico (jarra y pedal).

– “Nos vamos a la especial”

– Venga.

– A pedal hasta la entrada del barranco y luego dejamos la bici y continuamos hasta el tramo más espectacular que veamos.

– Pues tira kiolll.

– Chino chano.

Era la Cresta del Cuervo.  Sitio privilegiado para ver vuelos y piruetas con las bicis por parte de los más rápidos.  El tío Cedric García o eldelayeti, Richie Rude nos entregaron sus mejores poses sobre las margas con el regocijo de la afición entregada desde el primer momento.  Sólo pudimos llegar a ver a los más avanzados en la clasificación por motivos de tiempo.  El resto seguía corriendo.

12047172_892597044159799_2801236243229471576_n

Una vez conseguido enlazamos por el barranco siguiendo a los corredores en ascensión hasta el siguiente tramo.  Estaba bastante cerca y en suspiro y un par de sudadas llegamos hasta la curva en la que Angel (Intersport Ainsa) nos contó que habían acondicionado para hacer la bajada más espectacular.  Primero pasaron los últimos clasificados, luego las chicas, fue un placer ver la diferencia de conducción entre las primeras y las 10 últimas –un auténtico recital de trazadas y frenadas-, y luego los pros, con el nivel de adrenalina por los ojos.  Se nos pusieron los pelos como escarpias de ver cómo trazaban en plena curva para corregir en cuestión de milisegundos y cambiar el peso para reconducir la bici evitando las rocas y no matarse.  Un placer verlos.  Como dice mi amigo Bati:  “Una cosa es bajar con mayor o menor gracia y otra llegar al nivel de pilotaje de estos extraterrestres”.  Es otra liga.  Naturalmente.

Ya pegaba el sol en la chepa, calentando de lo lindo.  Así que fuimos como el perro que busca sombra en pos de la siguiente especial.  Algunos de nosotros también subimos a Cruz Corona para probar el tramo que les había ofrecido a los corredores y disfrutamos de lo lindo haciendo la bajada.  Aún combinamos con alguna ruta más (conocedores de la zona que somos) y llegar hasta el Pueyo y de allí a las margas para gozar de los saltos y los peraltes.  Enseguida hasta Ainsa, pero sin dejar de meterme en el barranco para poder gozar como cochino en charca y ponerme de agua y barro como los corredores.  Yo pasé de ir a Fornocal, próxima especial, tenía en mente prodigarme por ahí para saludar a los colegas que no había visto, dar una vuelta por los stands y también disfrutar del ambiente con una cerveza en la mano.  Vamos lo que viene siendo de toda la vida, “hacer portería a tutiplén”.

12063312_10153342905459830_3672158892596175227_n

Y está claro que lo hice.  Un gozadón de lado a lado.  Tocaba comer y si se terciara ver la última especial.  Primero lo primero.  Otra cervecita, que estábamos resequíos, y a por la paella.  Dimos cuenta del plato en un suspiro y entre conversación tranquila y vistazos y saludos sobre la plaza se consumió el tiempo inmediatamente.  Casi era la hora del café.  En esto estábamos cuando recibí el mensaje “desde el Alto Mando” reclamando mi presencia en el hogar, así que estaba claro, replegaba velas y entre despedidas a los compañeros y poco más declinaba la invitación de Coda Sartén, a la sazón última de las especiales del día y la más aérea.  Una pena.  Pero,  es lo que toca, recoger y para abajo.  Hoy he visto que no sólo había llovido sino que parecían los barrancos de Vietnam, con agua por todos los sitios y la carrera se complicó en extremo.  En fin, son circunstancias de la climatología.  Espero que no sirviera para ningún problema.

Por lo demás, qué decir, un ambiente espectacular, coches infinitos, (aún leo el mensaje de Jorf pidiendo voluntarios para la última especial para organizar el tráfico), gente a tutiplén, montones de conocidos del mundo de la bici, de todas las partes de la geografía habían acudido a presenciar tan maño evento.  Un placer.  Recurro a una frase del tío Roberto –Jabalí Enduro Crew- que me parece muy acertada y que define perfectamente lo que sentíamos en ese momento:  “Todo el que tiene algo que decir en el mundo del enduro está aquí”.  Cierto.  Turismo, ambiente, carreras, sensaciones a flor de piel y diversión a partes iguales, buen rollo y mucha portería.  Sólo siento no haber podido estar en más sitios y haber visto a todos los participantes, en especial a los más cercanos que iban en otro horario no compatible con mi organización, pero que luego reviso en la clasificación.  Un placer haber podido estar con mis antiguos colegas de bici, que ya cumpliendo muchos años, desde el inicio del enduro, en múltiples batallas y con anécdotas que todavía nos hacen reír.

12036904_10153559104401291_5250787407466583792_n

Sólo me resta felicitar a la organización, en concreto a los que se han volcado altruistamente, ya que conozco a varios de ellos –incluso saludé y abracé- que lo dan todo por este mundo de la bici, a los “cabeza de cartel” que han estado a un nivel estelar, gracias, y a esos otros que también están aunque no quieran salir en primera línea y que me alegro de haber coincidido con ellos  en la carrera.

Un día de carreras.  Ojalá hubiera más para poder acudir y yo de tiempo que disponga.  Un acontecimiento único y especial.

En el Facebook tenéis cientos de vídeos, cortos, etc, de cien autores diferentes con resúmenes de la carrera y de momentos estelares, desde Pinbikes a MtbPro.  Recomiendo también entrar en la página de Zona Zero donde tendréis información de todo tipo sobre la EWS y las rutas.  De los vídeos de promoción me quedo con éstos:

https://www.youtube.com/watch?v=jgd7V85V88A

https://www.youtube.com/watch?t=338&v=j6xM6pBtacQ

Os pongo un enlace con imágenes espectaculares.

http://esmtb.com/2015/09/28/enduro-world-series-zona-zero-ainsa/

 

Un saludo a todos.  Esto traerá mucha cola e información así que disfrutarla.  El reportero del Reyno desde Ainsa.

Saludos.  Lagartija.firma-blog-btt_albertolagartija

 

Leer Más

ZONA ZERO, Ainsa. Por la Selva de Irués.

Bon giorno.

Qué dura es la vuelta.  Y qué bonica también.  Una vez subido en la bicicleta empiezas a tener conciencia de lo duro que es este deporte.  También sabes lo que va a ser sufrir, en la medida que eres consciente de tus limitaciones, con tu punto de forma por el suelo.  Como solemos decir siempre: “La forma redonda, también es una forma”.  Y si no que me lo pregunten a mí.  Jodo Floro, qué de kilos extra me he echado a la espalda.  Tanta ámbar, tanto frito, tanto ji-ji-ji, ja-ja-ja, al final zasca que la lycra se estira hasta que pide ayuda y se ven las letras de la propaganda tan separadas que parece un luminoso de propaganda en una marquesina.  Ainsssss.  En fin Serafín, que a lo que voy vengo.  Este finde ….salida por la Zona Zero.

Allí estamos.  La salida del Club As Cimas, que amablemente nos ha invitado a través de su coordinador en saraos de btt y a la sazón organizador de empandullos varios, ha tenido a bien contar con nuestra compañía para ejercitar la bici y la portería*..(*Dícese de aquella actividad que consiste en darle más a la lengua que al pedal).  Un día con los colegas del club de montaña para poder convivir a ritmo humano de la subida a la Collada, en plena Peña Montañesa y su consiguiente bajada.

Así es.  Un día de monte visto desde la perspectiva de los hombres de enduro pero sin olvidar en ningún momento de dónde venimos, todos montañeros irredentos.  Por eso es bueno salir siempre en compañía y con diferentes grupos.  Cada uno entiende este deporte de una forma distinta y cada cual tiene sus razones y argumentos los cuales son la base de sus motivaciones con respecto al btt.  Yo suscribo también la forma de entender el deporte que tienen estos compañeros.  La montaña es el destino, pero también el fundamento que basa nuestro sentimiento colectivo.  La bici es el medio.  No el fin último.  Ahora bien, qué bueno es poder estar en condiciones y hacer una especialidad tan completa como el enduro con plenas garantías.  No es fácil.  No sólo hacen falta medios y buen material, también son necesarios los conocimientos en monte, orientación, mecánica, improvisación, resistencia, técnica sobra la máquina, valor, etc.  Y mucho sentido común.  Por eso salir al monte es algo más que echarse con la bici y las alpargatas a la buena de Dios.  Es bueno destacarlo porque este grupo cuenta con las cualidades descritas y es necesario que se tenga presente para que cuando en un futuro se forme el grupo de enduro (Dios Menguante) que dependa de esta organización, se sigan los planteamientos originales que a mi gusto son los correctos.

Pero ahora a lo que nos interesa.  Salida por la Selva de Irués.

As Cimas.  Sept-2015.  Zona Zero.  Ruta ZZ008

Salida de Escalona.  A buena hora.  Sin forzar.  Ya serían bien entradas las 10 de la mañana.  Y con cafelito “inside” en el body serrano.  Tocar marro en el pueblo y el tío Joselu, (el biker con los güevos más bajos del enduro aragonés, -algún día os contaré por qué-) necesita hacer un reajuste ………de intestinos.  No problemo.  Al bar.  Lamadrequeparioapaneteyasuprima.  No hacemos más que entrar en el servicio y casi se nos va la color.  Un profesional había pasado por allí.  Gensanta.  Nuestro ídolo.  A mí me costó echar un pisporris cero coma.  Sin aliento me quedé, oiga.  Así que la espera casi ni se notó.

Volvemos al grupo y nos juntamos los tres elementos que salimos de la ciudad del Cierzo.  El tío Fernando –Tanano-, el tío Joselu –Mzungu- y una servidora –Lagartija-.  Ya estaban prestos o casi, el grupo de As Cimas.  Puntuales que son y bastante más responsables que nosotros en ese sentido.  El tío Adri –Ñandú, Jesús –Tarrino- Ramiro –Ramisktm- y Miguel.  Hasta un total de 7 ansiosos hombres de monte.  Con ganas empezamos, es verdad, pero también con calma.  Desde Escalona hay que seguir la carretera que lleva a Laspuña y sufrir la subida de asfalto y a partir de allí las vivencias son distintas.  Por la pista asfaltada que lleva al Casal el sufrimiento es la nota destacada, pero al tomar la pista de tierra y piedra la cosa cambia radical.  Aquí es pleno disfrute por el bosque.  A pesar de la subida y los porcentajes altos de inclinación positiva sabemos que a la postre son simplemente un trámite que nos llevará al desenlace esperado.  No hay más.  Subida y sudor.  Camisetas totalmente caladas y pañuelos a tope de agua.  “Sal de mi cuerpo ámbar, maldita”.  No sé si toda pero menuda sudada.  Por otra parte, que no la de atrás, sabemos que la ruta tiene dos fases, la subida hasta la Collada y la parte de bajada que no conocemos… y que todos esperamos con ansia viva.

ZZ008-1ZZ008-2

Una vez arriba y con el bocata aparcado entre las costillas, las consiguientes fotos y los vítores de rigor dan paso a las “mañorámicas” y fotos de postureo.  Ahora toca bajar. ZZ008-4 Qué disfrute.  Tomad el sendero de Foricón y bajar hasta el refugio.  ZZ008-6Desde aquí y a la izda llegaréis sin mucho pistear hasta el desvío de la Fuente Fornos y allí apretaos las cinchas.  Ahora toca enduro del bueno.

Hasta ahora habíais calentado.  Ajusta los empastes, tira de pantalón y ponte protecciones que llega lo bueno. ZZ008-7 Una senda a derecha con más trampas que una película de chinos te va a recibir con las raíces abiertas.  Pura delicia oiga.  Saltos, curvas reviradas con raíces, losas, peraltes, pasos recios de hombres sin miedo y poco talento, hasta llegar a desniveles imposibles en los que tienes fe o comes tierra.  Una bendición para los frenos y los brazos mejor templados.  Si tienes las cosas claras disfrutarás como cochino en charca, si no, ya puedes hacer ceprén hasta con el culo porque la galleta está asegurada.
El pobre Miguel que se está haciéndose a estos menesteres puede dar fe de esta redacción, menos mal que sin consecuencias.  Una vez en la Fuente de Fornos y cruzado el arroyo empiezan los kms de sendero más duro y divertido de toda la ruta.  Aquí hay que echar el resto.

ZZ008-9Duro no durísimo.  Con desnivel, técnicos, raíces, lajas, contra-peraltes sobre losas cortantes que son una auténtica delicia para los sanitarios de urgencias.  Así me fue que tanto arriesgar me costó dar más volteretas que un gato en un paso de éstos y mi hombro se quedó con la huella.  Sin consecuencias irreparables.

Imprescindible este sendero para un día de enduro.  Una vez en Badaín, nos metemos en el GR-19 que surca la ribera del Cinca y con unos cuantos avatares y esfuerzos llegas sin peligro a Laspuña, ya de vuelta.

ZZ008-12 No os equivoquéis, es duro este tramo, pero no es técnico y merece la pena como iniciación.

En general una ruta muy completa y técnica en su parte de sendero.  Preciosa.  No se puede pedir más.   Bueno sí, las cervezas de Escalona y la conversación post-ruta.  Algo inherente a todo buen endurero.  Un poco de relax y a comprar un regalo para los que esperan en casa y así suavizar la ausencia.  ZZ008-8Y qué mejor que unos chuletones de vaca denominación de origen Sobrarbe.  Buenísima.  De postre una mariconada de la pastelería y a tomar por saco todo el entrenamiento.  Eso sí, que nos quiten lo bailao.  Un placer compartir este poco tiempo con ustedes-vosotros que sentís lo mismo que nosotros hacia la montaña.  No será la última ni mucho menos y que sea pronto la siguiente.  Un saludo.

ZZ008-11

Os adjunto también las reseñas de la ruta porque están publicadas en la página de la Zona Zero (a la que os invito a entrar encarecidamente ya que es soberbia y contiene mucho y muy buen trabajo) y os matizo que nuestra ruta fue una variante sobre la base de la ruta ZZ008.  Al final de la corrida salieron sobre 40 km y 1250 m de desnivel positivo.  Buen bagage para un inicio de temporada.  A seguir así.

Lo bueno de esta ruta es que se puede adaptar desde el enduro más extremo a una salida ralillera total haciendo el descenso por pista hasta el Brocal y bajando por el refugio y la pista de Laspuña. Eso sí, el marco incomparable.

http://www.bttpirineo.com/es/rutas-btt-pirineo/zz-008-selva-irues

Nos vemos en el monte.  See you little canal sparrows.  Lagartija.

AS CIMASClub de montaña.

Inicio

http://ascimas.forogratis.es/

  ZZ008-3

 

Firma Blog BTT_AlbertoLagarTija

Leer Más