Autofoto en el punto más alto de la ruta, cruce con la subida a la punta de la Selva

Vuelta a Cenarbe

BREVE RESUMEN DE LA SALIDA:

El día después, … muchos de nuestros compis estuvieron ayer en la Quebranta Huesos y  algunos de ellos la acabaron en menos de 8 horas, el domingo tocaba descanso para muchos de ellos.

Yo salía de una dolorosa gota y decidí darme una vuelta tranquiliza, para estrenar la nueva equipación de este año. Me fui a dar la vuelta a Cenarbe, un clásico, que ya hemos hecho alguna vez con el club.

Me calcé con cuidado la zapatilla en el pie gotoso, aflojando los cordones todo lo posible y comencé a pedalear, procurando no hacerme mucho daño y evitando presión excesiva en la zona inflamada. Parece que todo responde, aun a pesar de las paradas que he tenido con la tendinitis del tendón de aquiles y la posterior gota.

Subida por camino de santiago hasta Castiello y carretera garcipollera, como siempre. El día está fenomenal, el monte ha quedado precioso tras unas semanas de lluvias primaverales (lluvia a la tarde y sol por la mañana) y se ve todo de ese verde casi fosforito de la primavera.

En la barrera de Bescós, me sorprende encontrar un pastor elécrito, que cruza la pista. La bici cabe bien por debajo, se puede pasar sin problemas.

Desvío Bescós
Pastor eléctrico, en la barrera del desvío a Bescós

La subida por el bosque la hago con calma para evitar demasiada presión en la zona inflamada del pie. Despacito y buena letra, poco a poco voy subiendo, llegando a las dos fuertes rampas que yo identifico por tener una barrera con un desvío secundario a la izquierda.

Ojo si la hacéis de bajada, ya que hay un par de agujeros, … una especie de “alcantarillas” que se han abierto a la derecha de la pista según se sube. Si no bajáis con cuidado, os podéis calzar una pintacoda interesante.

Mientras subo voy recuperando sensaciones, … dos piñones y un ratito de pie, hasta recuperar el riego en las partes nobles y volver a sentarte en la máquina de tortura, … recuperar los piñones y otro ratito sentado, … buen ritmo y buenas sensaciones, aun a pesar del dolor del pie inflamado, de rato en rato.

Al llegar arriba de estas dos rampas, se acaban las zonas más duras, por lo que paro un poco a estirar la espalda y los riñones, … muchos días de inactividad.

Descansando tras el final de las rampas más durnas
Descansando tras el final de las rampas más duras

A partir de aquí la pista se va abriendo y cerrando, pasando de una vertiente a otra, algún falso llano, con unos claros que nos permiten mucha visibilidad y nos da la sensación de estar viajando entre valles.

Claro en el camino
Claro en el camino

La primavera parece que se resiste a abandonar este bosque, ya que lógicamente le llegó más tarde, por lo que de vez en cuando me voy parando a tomar fotos de algunas florecillas.

Aún queda una última subida, pero de rampas no tan pendiente como las anteriores y algo más cortas, con descansos entre unas y otras. Así, disfrutando de la montaña, llego al punto más alto de la ruta en el que me tomo un tiempo para comer y beber.

Me preparo con unas piedras una zona de apoyo del trípode de la cámara de fotos, para inmortalizar esa primera salida con la equipación del club de este año, … es chula, ¿eh?

Autofoto en el punto más alto de la ruta, cruce con la subida a la punta de la Selva
Autofoto en el punto más alto de la ruta, cruce con la subida a la punta de la Selva

Más oscurita para que no se vean tanto las manchas de barro y asi, de paso, se ve algo menos el michelín. ¡Ah! y la badana de lujo, mi culito lo agradeció, un año más una fantástica elección de la ropa.

La bajada está fenomenal, la pista estupenda, el airecito que refresca brazos y piernas mientras disfruto de la montaña de un verde eléctrico, entre los pastos altos del ganados de la zona, que se hacen sentir por el tañido de los tradicionales cencerros, incluso llego a avistar a algún buitre por arriba (hay un comedero de buitres muy próximo).

Bajada entre los pastos del ganado
Bajada entre los pastos del ganado

En la parte más baja ya se comienza a notar el aire más caliente, pero da igual, el día es de disfrute y tras la dura subida esta bajada la he saboreado despacito, como si no la hubiera hecho nunca. La pista está estupenda, salvo un bache donde el año pasado reventé una rueda, que sigue estando igual, justo en la subida encima de Cenarbe.

Vistazo atrás, dura subida, con buen firme
Vistazo atrás, dura subida, con buen firme

Bajando, en la ermita justo antes del viaducto del tren, me encuentro varios coches y un montón de gente, … gente mayor, familias con chiquillos, etc. al parecer estaban de tomaría desde Villanúa , hasta la ermita de S. Juan. Aproveché para entrar y me dejaron hace un par de fotos.

Iglesia de S. Juan, el día de la romería
Iglesia de S. Juan, el día de la romería
Iglesia de S. Juan, el día de la romería
Iglesia de S. Juan, el día de la romería

Al llegar al lado del río, el aire vuelve a ser más fresco, pero yo comienzo a notar que la salida se me ha hecho larga, ya que me comienza a doler el cuello, mucho tiempo de inactividad.

Poco a poco llegué a casa, lavar la bici, engrasar, anti-inflamatorio y pie en alto. Buen domingo.

MAPA:

Mapa con toda la ruta

Detalle de la vuelta

PERFIL:

Perfil de la vuelta a Cenarbe

ALGUNOS DATOS TÉCNICOS:

DISTANCIA: 36,55km

DESNIVEL + ACUMULADO: 1.080 m

DIFICULTAD: Moderado

TIEMPO: 3 horas y 8 minutos.

PUNTO MÁS ALTO: 1.433 m

FECHA DE GRABACIÓN DEL TRACK: 14/06/2.014 (no ha cambiado)

LINK DE WIKILOC:  Vuelta a Cenarbe

MÁS FOTOGRAFÍAS:

Foto de una florecilla
Foto de una florecilla
Asoma la torre de la iglesia
Asoma la torre de la iglesia de Cenarbe entre los árboles de la Garcipollera
Bajada hacia Cenarbe
Bajada hacia Cenarbe

0 thoughts on “Vuelta a Cenarbe

Deja un comentario

Compartir en: