Consultorio del enduro. Parte I.

New mental disorden.

 

CONSULTORIO BIKER

(Nueva especialidad)

PARTE I.

De cómo superar una fase de hipoxia y de la vida de un verdadero endurero

 

Para el mes de Mayo (el de las flores).  Oig ¡qué bonito!

El consultorio de mayo incluye varios comentarios: salidas, al gusto del que comenta, explica cómo se hacen o nacen los bikers y pone en su sitio a las famosas rajadas descerebradas que recomiendan la vida sana, la alimentación equilibrada y la práctica de la meditación Zen, el amor mundial y la paz del alma.  O yo qué sé, o lo que se me ocurra.   

En este consultorio vale todo: dudas mecánicas, enigmas sobre el monte, problemas psicológicos, cuestiones metafísicas y dramas de la vida contemporánea. Sólo tenéis que enviarme un mail a la dirección siguiente:   atomarpolculo.gmail.com. Responderé a vuestras preocupaciones el primer día de cada mes, salvo festivos, puentes, enfermedad grave o fallecimiento.  Todo esto si me sale de la junta de la trócola.

 

Sujeto 1.-Viriato: De un tiempo a esta parte parece que los gurús han empezado una cruzada contra el enduro aberroncho a favor de las carreritas, las rutas de “trail running”, el cuerpo sano, la alimentación y las chuminadas. También aumentan los artículos que no critican las salidas en blanco, sin final feliz con una buena cerveza, del tipo standard (jarra y pedal).  Les llaman “bombas de glucosa de efecto retardado” como el arroz. Ahora bien, en rarísimas ocasiones leo críticas contra el fofisano (elemento alicatado al sillón, opinando sobre deportes desde el relleno, sin el más mínimo pudor), cuando el  interfecto tiene un contenido de almidón en el cerebro que deja a los diabéticos temblando y aporta muy poco al mundo real. ¿Me pierdo algo? ¿Tienen estos mongolos unas propiedades excelentes que no he sabido ver o hay una especie de ‘lobby’ en las revistas que hacen que los habituales del monte eviten hablar del tema?  ¿Es mejor correr que volar?  ¿A qué huelen las nubes?  ¿A los peces de colores les entra agua en los ojos?

Querido Viriato, como hoy me tenéis hasta el mismísimo fondo del níspero con las consultitas sobre las rutas para correr por el monte, he puesto la tuya en manos de un experto. Hans Solo, de Star Wars Aberroched.  Explica que las carreritas están bien para ventilar pero que no seas cansino porque al final va a parecer la zona de bici un Corte Inglés en hora punta.   Así que al final el balance que hacemos todos se resume en una frase:  “¿Dónde vas a estar peor que en casa?”  Tira las zapatillas y súbete a la bici, kiollll.

Por otro lado, que no el de atrás, es cierto que el correr tiene menor índice de divorcios (velocidad a la que la parienta se aleja en función del cabreo o por el contrario, despegue de tu culo propiciado por un viaje expedido a puerta gallola, desde el lecho conyugal hacia la atmósfera). Pero hay otras circunstancias que influyen: “El acompañamiento, puesto que esta nociva presencia de amigotes y el ambiente en el que se desenvuelve el tema, se reduce; a una forma de vida en libertad, ya que las neuronas se evaden y se diluyen y es el tipo de vida habitual donde se suele olvidar todo para dar paso a una situación de nirvana vaporizado”. Resumiendo: ¿Qué esperáis después de una semana de mierda para salir con los colegas al monte a hacer lo que más os gusta?

Para dar cumplimiento a esta premisa anterior una salida por las Planas junto un montón de colegas de As Cimas, por los barrancos de Las Almunias, bajada por la Sangre – Media Tensión, Cabras deja un sábado niquelao.  El colofón del bar de Cuarte de Huerva propicia el marco apropiado para solaz de un grupo de sedientos camellos con más ganas de juerga que una despedida de solteros.  Y con esto y un bizcocho a casa manso, suave como un guante y con el fondo de los ojos como el Ben Johnson.  Maravilloso.  Buen finde último de abril.

 

Sujeto 2.- Mandriel: Hace unos años practicaba el yoga.  Luego me di cuenta de que me olían los pies hasta el punto que se me ponía el pelo verde y opté por el Montalbán, también llamado mtb.  Ahora no concilio el sueño si no hago 2 ó 3 salidas por semana en compañía de otros enfermos que tienen igual desorden mental que el mío.

Querido Mandriel, no tienes solución.  Has probado el deporte de verdad y ahora mismo estás enganchado.  Estás sumido en un angustioso estado de psicosis que sólo podrás superar metiéndote unos viajes por las bajadas de Ullé, Arguis Collarada, Biescas, etc,  y de bajada en bajada aprovecha para explicar a los mayores del lugar por dónde vas.  Si no te llevas un gorrazo acaba la jornada con una buena birra sentado en la Calle Zocotín o similares.  Eso sí bien fría.

 

Sujeto 3.-Ratiana: Mi marido vuelve a casa tarde y mal.  Últimamente sospecho que tiene “otra”.  Tal vez tenga algo que ver con el enduro (no sé ni siquiera qué es eso)

Querida Ratiana, tu pregunta me ha dejado medio cuerpo paralizado y el otro medio con convulsiones, así que le paso el marrón a nuestro especialista en psicología paranormal “Apu”.

Olvídate querida no puedes competir.  La “otra” es capaz de dar satisfacciones sin tener que llegar a la cuenta bancaria para entablar una negociación.  Accede a tus peticiones de forma voluntaria y además sin mucha frecuencia practica la fórmula del “Toro mecánico”. Esa en la que vuelas unos metros antes de sacudirte una buena órdiga contra el suelo.  Al final todo es amor y el boj es tu amigo. Pero chica, tampoco es para que te pongas “hecha un obelisco” si no puedes con tu enemiga únete a ella.

Un descubrimiento esto del enduro.  Señor, gracias por esta delicia. Si Dios existiera, debería destruir urgentemente a la persona que la ha inventado esos deportes tipo rugby subacuático, zorbing etc.  Y de paso, exterminar a toda la raza humana, para evitar que pueda surgir otro ser con ideas similares.

Sujeto 4.-Muesli: Sé que es un tema recurrente pero es que quedé tan en shock después de ver las traducciones que se habían hecho sobre términos ciclistas que tenía que compartirlas con vosotros.

Querida Muesli, gracias por ilustrarnos con esta joyita que compartes con nosotros. Me encantan los términos como runner, follower, hater, biker, etc, pero la traducción que mas me inquieta es la de “singermorning”.  Que es lo que más abunda.

 

HASTA AQUÍ LA PARTE I:

Os dejo que tengo visita en el psicólogo.  Volveré en breve con la parte siguiente y la iniciación de nuevos aberronchos al enduro.  Que Dios reparta suerte y nos vemos en las sendas.

See you little canal sparrows.  Soy Tija, Laga Tija.

0 thoughts on “Consultorio del enduro. Parte I.

  1. Tija, nos vemos pronto, ya se me acaban las salidas de esquí y en breves cambio el polvo blanco por el barro extremo.

    Este año los amigos del club BTTAVA me comentan que han “descubierto” senderos nuevos, alguno han limpiado y yo sigo con mi duda existencial sobre si dejar de bajar por sendas o “liarme la manta a la cabeza” y comprarme protecciones de una vez por todas.

    Sea como sea, por pistas o por sendas, lo que tengo claro es mantenerme fiel a mi estilo de salidas con chorizo, bota vino y unos pocos amigos, en lugar de ir con centenares de desconocidos ataviados con dorsales.

    Tus reflexiones me han dejado paralizado: ¿Qué esperáis después de una semana de mierda para salir con los colegas al monte a hacer lo que más os gusta? Jodo macho, … me has llegado al fondo de la patata. Aunque me tendrás que explicar mejor eso de que “La “otra” es capaz de dar satisfacciones sin tener que llegar a la cuenta bancaria”. Al meno en mi caso, la “otra” mira mi cuenta corriente con ojicos de cordero degollau.

    En fin, ya tengo la bici en el taller (mantenimiento suspensiones, etc.), he pasado por la farmacia a por tensoplás , mercromina e ibuprofenos, … como te decía al principio, nos vemos pronto.

    En cuento pueda, vuelvo a la carga con más sendas, tracks, mapas, fotos y además este año me compré una cámara de vídeo, con todas las pijadas para llevar en el casco, en el pecho, … u hasta en la punta de la tija. A ver si soy capaz de hacer algo potable.

    1. Espero haber cubierto todo el espectro biker con este consultorio (en formato de varias entregas) para poder compartir con el personal lo que en definitiva, y al margen del humor con el que se trata, nos interesa a tod@s. Los problemas que a veces surgen (desde los precios de los recambios a la disponibilidad familiar) y cómo los vemos y solventamos. Pero sobre todo, insisto, sobre todo el buen rollo y la forma de vivir. Nuestras sensaciones. Yo creo que compartimos esto último al 100%. Un abrazo pischa.

      Jodofloro. Me parece que es la primera vez que hago un comentario en serio. Prometo que no volveré a repetirlo.

Deja un comentario

Compartir en: