Resumen de un verano lleno de oxígeno.

Banda sonora de obligado cumplimiento. Larga vida al rock sureño.

 

Sobre lo que a continuación se relata querría fuera mostrado como un pequeño compendio de ilusiones y sensaciones. Durante los meses de verano he podido disfrutar de muchos km de sendas y montaña, hablando en modo ciclista,  de ahí el título que enmarca el pequeño escrito.  “Un verano…”.

Una gozada poder subir cada fin de semana al Pirinegro para hollar con nuestras ruedas las rutas elegidas.   Más adelante destacaremos alguna característica especial y un recorrido específico dentro del valle, que la hacen única.

Si destacamos alguna podríamos citar al Valle del Aragón con los Bacunes, en el de Hecho, Castillo de Acher, en la Gave d’Aspe, Larry, en Biescas, Bosque de Asieso, Pineta con Comodoto y Barrosa… y así de Este a Oeste completo nuestro macizo.

Maravilloso, es lo mejor que puedo resumir, con una sola palabra este verano de cicloalpinismo,  8 fines de semana ininterrumpidos de goce indescriptible,  impresionante, inconmensurable, in….lo que sea.

Siempre te dejas en el tintero rutas, salidas, proyectos.  Ansías poder acabar con todo lo que habías previsto pero casi prefiero tener incompleto mi cajón de “pendientes”.  Así las cosas no se me han pasado las ganas de continuar, aunque por un tiempo y para que mejore mi espalda (debido al porteo) volveré al enduro más purista y dejaré las cimas para otra temporada a la espera de nuevas ofertas con empresas y aventuras, unas alocadas y otras épicas, por las sierras.

No sabría elegir entre todas ellas, pero sí quisiera destacar una cualidad de cada una para que si algún día os decidís a ciclarlas sepáis lo podréis sentir.

Por ejemplo en el Valle de Hecho, destacaría en La Vuelta al Castillo de Acher, el buen acceso del porteo al collado del Achar de los Machos y la extrema dificultad en la bajada desde el hombro hasta el final de ruta debido a las raíces, saltos, escaleras de piedra, etc.  Una ruta extenuante y curiosa debido al contraste de colores y el espectacular color rojo de la tierra sobre los fondos verdes, por no mencionar el idílico valle de Aguastuertas.

De Tena, Asieso, ……….. que os llevéis cuerda y arnés para el descenso por el bosque.  Yo vi mi vida en diapositivas en dos curvas bajando alegremente.  Incluso pensé salir volando por encima de las orejas con una pista de aterrizaje varios metros por debajo del nivel de las ruedas.  Pero el Ángel de la Guarda hace horas extra y lo que se lo agradezco.  El amigo Andrés ha trazado una caja en la senda un poco delicada y no es apta para todos los públicos.  Atención.

De los Bacunes, Raca y Collarada,  ya sabéis, poco puedo aportar que no sepáis porque aquí uno se siente como un maharaja. “Para eso corres en casa”. La subida es dura hasta Bacún Norte, pero luego es pura delicia, hacia el Sur, Punta Selva y el bosque hasta 10 Campanas.  Flow, piedra y bosque a partes iguales.  Final feliz en el José en Villanúa y a recodar trazadas.

Igual os diría de todas las bajadas que se han currado los colegas de eamtb en la falda de Collarada que son la delicia de cualquier endurero y que por 2 ocasiones más hemos ciclado.

La Raca, pues, más de lo mismo, curveo intensivo con final feliz en el Camino de Santiago y mucha emoción en función de la velocidad, aunque no sea el mejor momento en el año para hacerla debido a los caminantes que se merecen todo nuestro respeto y con los que hemos compartido senda.

Nuestro eje hacia el Norte en el Valle de Aspe también tiene sus deliciosos bosques en Anich, Larry, Laruns, etc con su encanto salvaje y cuidada naturaleza que te van a poner un punto extra de sabor a la ruta “atlántique”.  Sólo un apunte.  Ya sabéis que no somos plato de gusto para todo el mundo en aquellas latitudes y es necesario tener mano izquierda para poder ciclar sobre todo en los límites del Parque.

En fin, a falta de volver a casa para empezar a rodar por las nuevas sendas de Ullé, Oroel y alrededores espero poder descansar un poco y recuperar las lesiones que se van produciendo.

Como colofón para esta ocasión he preferido confeccionar una lectura rápida y sin altibajos ni sobresaltos, más bien seria y sin ánimo de levantar “polvo”.

Espero que os inquieten y sobre todo os motiven las rutas señaladas para que con ello podamos compartirlas un futuro cercano.

 

 

Nos vemos en las sendas.  Saludos.  Lagartija.

 

 

 

 

 

 

Leer Más

CICLOALPINISMO EN BIELSA

FIN DE SEMANA DE  CICLOALPINISMO EN BIELSA

Pico Barrosa y Comodoto.

Pero qué necesidad, “Frase mítica”.

Parte 1.- Parzán-Puerto Viejo-Pico de Puerto Viejo-Pico Barrosa-Circo de Barrosa.

Https://www.youtube.com/watch?v=gc7EEjnZtUE&list=RDvJtmILV5nRA&index=4

Pero ¿esto es realmente necesario? Frase mítica que todo montañero  y/o ciclista habrá pensado alguna vez (embarcada mediante) y que aquí se ajusta como dedo al culo, que es justo pero no es correcto.

Las modas nos van a matar. Hoy estoy tranquilo en casa. Veo todo fluir despacio. La vida no tiene velocidad. La sucesión de acontecimientos me ha dejado casi exhausto. Tranquilo. Yo diría que me hacía falta llegar al equilibrio y necesitaba una soba de las que te hacen llegar casa manso y … no ha sido para menos. Suave como un guante voy por mis dominios. Os preguntaréis de qué “órdigas” estoy hablando. Pues en menos que canta un gato… en el “Valle de Bielsa “.

Desde hace ya unos años nos juntamos un grupo de amigos, solemos hacer alguna cima, alguna ruta -con la bici- un poco más especial de lo habitual, estilo al Chemin de la Mature, El GR de Bielsa a Biadós por el Puerto De La Madera o como este año El Puerto Biello y Comodoto. En fin, no apto para todos los paladares pero sí algo más que una salida al uso en bicicleta de montaña.

A pesar de prepararlo con escasa antelación nos reunimos unos cuantos aberronchos con ganas de liarla parda. El resultado es volver a ciclar juntos compañeros que habitualmente no nos vemos, pero que nos echábamos en la falta y por tanto es razón suficiente como para llevar a cabo dicha empresa.

Tras esta breve introducción debéis saber que en estas fechas está todo hasta la bandera y que las reservas en cualquier zona del Pirineo son cosa delicada así que sólo una semana de antelación bastante tuvimos con que nos alojaran en el albergue de Sin. Lugar privilegiado en el valle de Gistaín.

El municipio se forma inicialmente en la década de 1960, para conocer los años más prósperos de este rincón del Pirineo aragonés;  desde los años 20 del siglo pasado, momento en el que se inicia la construcción de la Central Hidroeléctrica y su población alcanza casi los 1.000 habitantes. A finales de siglo, entre los años 1973 y 1980 la construcción de la carretera de Barbastro – Ainsa – Francia (a través del túnel de Bielsa-Aragnouet), acompaña a la despoblación rural que aquí se inicia.

Una pequeña píldora descriptiva y nos ponemos en harina. Por fin. Viernes y con ganas de marcha. Yepaaaaaaaaaaaaaaaa. Jajajajaja. Ya estamos, semos la revolución, sí señor, sí señor. Al coche y a dormir a Sin. No puedo soportar un segundo más la rutina que me ahoga cada día. Tanto bienestar, nos va a matar. Necesito monte. Si dura un día más no llego Enterrarme en el Mediamarkt.

Llegas al Prepirineo y ya empieza a oler a monte, a pino y a oxígeno puro. Coche cargado, lleno de material, ropa, bicis en la parrilla y dentro los geipermanes del escombro y del tomillo. Ansia viva por llegar a nuestro entorno. En un santiamén habíamos desembarcado en el Hotel Arnal en Escalona. No hay nada mejor que una chuleta con patatas y un par de ambars (reglamentarias, de tercio, naturalmuerte). Estamos ya en faena. Poco nos queda  para llegar a destino. Una vez en el pueblo tomamos posesión del alojamiento y descubrimos que era suficiente para un FIN-DE de MONTE. Sin barniz de civilización, sin convenios sociales ni cultura que impregnan unas relaciones normalizadas por la sociedad post-moderna. Aquí hemos venido a disfrutar en comunión con la montaña, con su fuerza y ​​su belleza.

Poco hicimos esa misma noche, salvo tomar aire puro y soñar con el día siguiente. Poco. Jodofloro. Dos de nosotros no sabíamos que estábamos conviviendo con EL OSO . Lamadredelamorhermoso. Si alguno no sabe de qué hablo que pase por la UNIDAD DEL SUEÑO del Hospital Clínico Universitario. Cómo ronca el cacho perro. No vuelvo a dormir con el tío Óscar. Ni gaseándolo en modo ráfaga nocturna pudimos con él.

Pero a lo que voy vengo Al día siguiente en la gasolinera de Parzán nos esperaban el resto de los amigos.

A disposición del guía (aborigen de Escalona) y con la mente puesta en el día de autos, nos pusimos ruedas a la obra para subir por carretera tomando como inicio el Hospital de Parzán. 4 km y estábamos en la boca Sur del túnel de Bielsa-Aragnouet. A partir de aquí empieza la hégira hacia “la parte alta”. Tira del ramal y empuja por el sendero. Literal. Me sube un ardor por la canaleta de tanta emoción. Enseguida me enfrento y recapacito porque la primera hora es dura, aunque llevadera, pero cuando sabes que te falta otra empiezas a calcular. Por si acaso. La temperatura empieza a bajar, el paisaje se vuelve agreste y entras en la zona de alta montaña. En un ambiente duro, para gente aguerrida, pastores, aborígenes del lugar, montañeros y amantes de las sensaciones puras, como decía Iñaki Ochoa de Olza. Es un no parar. Comentarios y buen rollo alpinista, según el  gusto del ciclista de montaña y de gente curtida. Al hilo del desarrollo del camino es natural que surjan las conversaciones, en particular sobre los hechos acaecidos aquí, como el exilio del pueblo de Bielsa por las veredas que nos conducen en la misma dirección que aquellos que hollaron sus pasos hacia Francia y por los mismos que conducen hacia la libertad temeraria en nuestro caso y real en tiempos pasados.  ​​Coincidiendo con el 70 aniversario de la ocasión y como recuerdo os pongo algunos enlaces que acreditan y documentan con mayor rigor y sobre todo con perspectiva histórica los hechos de “La Bolsa de Bielsa”.

Https://www.youtube.com/watch?v=aBbHWABLBlA   (La Ronda de Boltaña)

Http://www.foroporlamemoria.info/noticia_pdf.php?id_noticia=4111

Http://www.elmundo.es/television/programacion-tv/programas/3511993_documental-la-bolsa-de-bielsa-el-puerto-de-hielo.html

Http://www.bajoaragonesa.org/elagitador/lalala/

Paréntesis salvado volvemos a la hipoxia. Mi mamá quería que fuera de tuno pero yo amaba la fórmula 1. ¿Qué digo? Yo qué sé, después de 2 horas empujando ya me falta el aire. Menos que ha llegado a Puerto Biello de Bielsa o de L’Agulleta a 2.393 m. Necesitamos recuperar un poco de energía y protegernos del aire frío. Qué mejor que el  Vallon de la Gela, el paso histórico del Puerto Viejo, la placa conmemorativa y las imágenes encontradas junto al refugio y los prados de invierno para encontrar abrigo.

Aquí está el punto de no retorno.  Javi sin dudarlo un momento carga la burra a la espalda y empieza la ascensión en modo “no way”, en aragonés “tirap’arriba kiolll”. Es el porteo propiamente dicho. Hasta ahora solo se ha hecho una aproximación. Chúpame un pie Marifé. Yo me ingreso en un policlínico miserable. De verdad que sí. Una hora de porteo hasta Pico del Puerto Viejo (2.742 m). Lo que no era habitual, era puro sufrimiento. Se nota  el esfuerzo y la sangre en el paladar. Dale gas y tira. Solo subes porque tu cabeza te dice que necesita llegar pero las piernas se niegan, tu espalda cruje, las tabas cantan por bulerías y te falta el aire. Todos suben a ritmo de esclavo enganchado a una cadena invisible que nos guía hacia la cima. Salvo Óscar y yo que nos retrasamos el ritmo era asequible.

 

 

Incluso debo decir aquí, para no faltar a la verdad, que el tío Tanano bajó en busca de la bici de Zaca, para aliviar la presión; y la mía, ya casi en la parte superior, se la diligenció el tito Fon.  No sabéis lo que se lo agradecí. Cima. Visión increíble del Pirineo, sus crestas, valles, restos glaciares, naturaleza sin fronteras humanas ni divisiones arbitrarias, libertad a cada respiración. Te sientes bien. Y ya que estamos aquí ¿por qué no subimos al Barrosa? Total técnicamente estamos (frasecica del tío Tanano).  Pero era la mejor opción y en menos de lo que canta un gato estábamos arriba comiendo y refrescándonos con la bota de vino mientras posábamos nuestra visión sobre la ladera de enfrente viendo el Circo de la Pinara, el Puerto de la Forqueta y un sinfín de crestas y altozanos . Delicioso lugar. Nuestras caras lo decían todo. Estábamos felices y cansados. Pico Barrosa 2.772 m.

La bajada nos espera. Nos vigilan los ibones de Barrudes, el Puerto de Barrosa y las ruinas de la casa de las Pardas. Descenso por la piedra descompuesta, flotando sobre la luna, sintiendo como la suspensión y las ruedas avanzan sobre algo que no es firme y se parece más al esquí que  la bici lo que nos  pone los flujos a punto de nieve. Es genial y curioso, navegar por cotas de 2500 m de altura sobre las nubes.

Cansados ​​y excitados llegamos a la senda que nos conduce hasta destino. Pero falta mucho todavía. El Circo de Barrosa no es gratuito. Te engorilas y allá vas, como un camión. Hay que pisar fuerte para conseguir llegar de una pieza por un camino con más trampas que una película de chinos. Con piedras como lavadoras y lajas que te amenazan con contarte las ruedas y aun más. Nosotros con cuidado sobre nuestras monturas como viajando en la Estrella de la Muerte hacia el Lado Oscuro descendiendo a velocidad de la luz hasta que …………… me limpié con la capa de Dark Wader. Jodééé, tollina al canto. Mantener la rueda dentro de la tría es difícil pero hacerlo con flow, velocidad y swag es para tener un máster en pedrolos. No pasa res. Salvo alguna que otra incidencia sin importancia como pérdidas de memoria y camino, nada que tenga a destacar. Risas a costa de pisar mierdas del tamaño de un sombrero de un picador o incluso un adelantamiento más de la cuenta con salida de camino. Todo con tal de que no te llamen julae como un Martin Mc Flae.

Sed. Mucha sed. Agua y aún queda un poco de pista, más guarra que el agua de fregar, pero deliciosa para los sentidos y la conducción. Nos aguardaba la sorpresa en forma de senda entre el bosque, entre árboles, plantas, ramas. Nunca fui vegetariano ni nunca lo seré y acabaré comiendo lechón en Segovia, pero hay que ir más despacio. Jodé qué duro es el suelo, y qué poco me gusta comer hierba. Cereales ni mierdas, ni wiskises ni na. Viva el rock and roll. Hay que bajar. He disfrutado, de verdad. Estoy cansado.

En la recta final estoy. Mis compañeros de ruta ya bajan más sueltos que la Lucía Pina. Estamos en los últimos coletazos y oímos los coches por la carretera, el HRP ha concluido. Llegamos por fin al coche. Necesito cambiarme la ropa, totalmente mojada y acartonada. Una cerveza que habíamos pillado en la Mercarroña y guardamos en la nevera a temperatura óptima nos abre la posibilidad de disfrutar de la fiesta final. Increíble, multinatural, no tengo palabras. Puro ska.


Abrazos y sonrisas torvas, rostros sudados y cansados ​​pero en los ojos un fondo de luz y alegría que hace brillar las pupilas. Se siente gozo y paz en el ambiente. Está hecho y logrado en un lugar emblemático, un lugar romántico y hasta triste, cargado de historia y acontecimientos que no deben caer en el olvido, de paz y de guerra, desde luego nada indiferente para los espíritus inquietos con ansias de saber de nuestros abuelos, de nuestra vida y de las vivencias acontecidas en un pasado no muy lejano. Aun diría que a veces melancólico.  Lee e imagina lo que fue, luego piensa en lo que se vivió y los ojos que vieron lo mismo que los nuestros. Desde el momento en que ha sido algo mágico, compartido con un grupo que ha estado en un nivel que se separa de lo normal; creo que es un placer comer, sudar, gritar, sufrir, empujar y sobre todo vivir en vuestra compañía. Deseo que continúe esto y no acabe el verano, sigan las rutas,  corran los kilómetros y los metros de desnivel acumulado hasta que mis piernas digan basta.

Os deseo lo mejor. A los que gusten del cicloalpinismo os la recomiendo encarecidamente. A los demás simplemente que vivan el disfrute de un soplo de aire puro. Pura vida. Gracias.

Ahora toca volver al albergue de Sin y a recuperar para el día siguiente en el Comodoto. Ah, estoy pensando que soy una fiera para el descanso

 

Parte 2.-Camping de Pineta -Espierba-Comodoto-Camping de Pineta.

EL COMODOTO. Iniciación a las cicloalpinas.

No querías taza… pues toma taza y media. Hoy pintan bastos. Me levanto dando un salto mortal, dando volteretas he llegado al baño, …. Y tira, que te faltan 1300 por subir … Basta ya de power-flowers y perroflautismo, a sudar, a ciclar desde El Camping de Pineta. Somos hombres de Norte, igual que auténticos vikingos remontaremos, gritaremos pico y bajaremos, como si no hubiera pasado nada. O eso creía yo.  Lo que realmente pasó es que nos encontramos con Paco en el camping y se propuso hablar de remonte en coche a Espierba… Menos mal que al final nos lo pasamos por el “Arco de Triunfo” y subimos a pedal. Pero costó, vive el Cielo que sí. Y además nos echó la bronca. Con razón.  Si es que ya no quedan hombres, sólo ratones.

En esta ocasión no nos acompañaron ni Edu, ni Javi, ni Miguel, pero seguro que estaban todavía con nosotros. Ahora bien, un aberroncho “cum laude” se incorporó a filas para la ocasión. El tío Sylvestre.

Preparados, listos, ya. Por carretera hasta Espierba y de allí por la pista del Valle de Pineta que recorre la falda de la Sierra de Espierba. Un clásico de iniciación al ciclomontañismo que se plantea como bocado inicial a todos los que no han probado de este manjar. Realmente la ascensión es cómoda (como su propio pico parece indicar) pero después de una soba previa la cosa cambia bastante. No hay ningún lugar donde apoyar …. entre el centro del hojaldre y el escroto, digo. Yonkis sobre ruedas. Los km se hacen más largos que una meada en moto, pero sabes que no te queda otra. La diagonal es larga, larga, larga, pero se lleva bastante bien mientras el firme es bueno y hay sombra entre el bosque. Una vez coges el GR hacia el Pico de la Estiba la cosa cambia bastante.

 

La ascensión agradable se complica cuando no hay huevos de poner el culo en pompa a Rocko Sigfredi, ni de jugar al twister con Carmen de Mairena, ni de colocar la parte delicada de nuestra anatomía  sobre el sillín. Y cuando menos te lo  esperas llegas a un valle verde, pelado, sin complicaciones y se torna una delicia rodar sobre la hierba, casi en descenso. Pero … .. es solamente un espejismo que lleva hasta la base de la mole de piedra.

Ves perfectamente el camino que indica el lugar exacto donde empiezan la cuesta. Aquí ya no hay solución o subes de tirón o te bajas a lo “Moon Walker”. Tiraaaaaaaaaaaaaaaaaaa. Todo p’a ti Trini.

A ver qué pasa en el maravilloso tiempo de porteo (que ronda la hora aprox) para subir a la cima del cerro. (Comodoto 2,370 m). Incluso aquí nos encontramos con un colega de Utebo, el tío Brutetero (Jorge) que hacía tiempo que no veía. Un placer charrar por estas latitudes.

Y luego de mucho sufrir y cambiar de hombro la bici y otra parafernalia cicloalpinista, llegó la recompensa de la cima. Sobre una ladera con inclinación más que regular, recomendamos que: “Majestad tenga cuidado con la gravedad”.  Si se te cae algo rodando no para hasta  abajo.  Para las rampas y los desniveles. Las vacas tienen que pegarlas con velcro para que no se caigan. No digo más, puede dejar caer el casco y no para hasta 750 m más abajo en desnivel.

.

Toca bajar. Ay amijo, amijo. Empieza la fiesta sobre una ladera descompuesta que te ponen los pelos como escarpias. El bogavante te coge por detrás y te coge por delante y te agachas y te echa el guante. Agárrate bien porque lo tienes crudo. Las primeras rampas son de escándalo aunque se transforman en un sendero maravilloso cuando entras en el bosque después de haberte zurrado una sardina de tirada sobre hierba, que habrían puesto los cuádriceps a punto de estallar.

Todo tiene recompensa. Esto también, por el sendero, es maravilloso y la salida hasta Espierba gloria bendita. Un sendero que nos encontramos en Espierba, justo junto a la valla de corte de la pista y en bajada fue el colofón a día de lujo que no habría podido acabar mejor. El bosque de Farngorn, los Ents y los Orcos, los gnomos y toda la parafernalia de Pineta estaban allí, hayas, helechos, setas, ortigas (las muy putas), hierba. De todo. Una gozada. Y por fin llegó el final y amanecimos en la carretera del Parador.

Un placer. Un placer. Que voy a decir Un fin de semana que terminó en el Camping de Pineta con una comida.   El resultado se convirtió en una revelación.   Habíamos estado en lo más alto y acabado en el valle  con un chaparrón con piedra (mientras comemos) que reveló a la postre que ese día estábamos tocados por los Dioses Del Pedal.

 

 

 

Sta Biela de Hollowtech II intercedió por nosotros y de hecho con su capa de poder nos protegió de las inclemencias del tiempo, de los accidentes y de todo lo malo que pudiera haber pasado. Esto también, el próximo día a Zacarías lo ponemos en otra habitación. Jodotú.

Bikers a saber.   Personal: Javi “Le Comandant”, Miguel “Cirac”, Eduardo “Amnesias”, Oscar “Zacarías” también “El Oso”, Joselu “Mzungu”, Fernando “Tanano”, Joaquín “Dunauto”, Alfonso “Fon” y para El Comodoto intervención del tío Paco “Sylvestre” y el que suscribe, una segura servidora: Alberto “Lagartija”.

Ruta1: https://www.relive.cc/view/1097938687?r=wa

Ruta2; Https://www.relive.cc/view/1096240293?r=wa

Y con esto y un bizcocho, … paso de la rima que es muy fácil. Nos vemos en las sendas. Un abrazo de vuestro colega Lagartija.

 

 

 

 

 

Leer Más

Consultorio de enduro. Parte III.

Y al final llego el final.

https://www.youtube.com/watch?v=wJHDMY4vu0M&list=RDwJHDMY4vu0M

 

CONSULTORIO BIKER

(Última entrega)

PARTE III.

De cómo superar una fase de hipoxia y de la vida de un verdadero endurero

 

El consultorio de mayo incluye varios comentarios: salidas, al gusto del que comenta, explica cómo se hacen o nacen los bikers y pone en su sitio a las famosas rajadas descerebradas que recomiendan la vida sana, la alimentación equilibrada y la práctica de la meditación Zen, el amor mundial y la paz del alma.  O yo qué sé, o lo que se me ocurra.

En este consultorio vale todo: dudas mecánicas, enigmas sobre el monte, problemas psicológicos, cuestiones metafísicas y dramas de la vida contemporánea. Sólo tenéis que enviarme un mail a la dirección siguiente:   atomarpolculo.gmail.com. Responderé a vuestras preocupaciones el primer día de cada mes, salvo festivos, puentes, enfermedad grave o fallecimiento.  Todo esto si me sale de la junta de la trócola.

 

Sujeto 9.- Er Pisha.  Todas las semanas suelo leerme y consultar en el trabajo todos los stravas y grabaciones de las rutas del finde.  Así como las fotos y las crónicas de los colegas, el Facebook y hasta el Hola.  Al día siguiente de la lectura, ya por el mediodía mi cerebro se ha convertido en una plasta de algas de esas que se acumulan en la orilla de la playa, y lo que antes era una máquina de pensar más o menos estable, ahora se parece más a una especie de líquido premenstrual acumulándose en el fondo de un cubo. ¿Cómo hago para que mi cabeza llegue fresca al viernes sin tener que pasar por una lobotomía?  ¿Es posible el entreno entre semana? ¿Son más placenteras las salidas a escondidas de los demás para ponerme fuerte?

Querido Pisha, lo que te pasa es normal.  No des importancia a los stravas de los “máquinas” que van a full en los tramos delicados porque si no acabarás con tu boca como una escombrera.  No te digo más, tus dientes se acabarán peleando por salir de la boca.  Así que paz, disfruta cuando salgas y cuanto más salgas mejor.  Luego siempre tienes la posibilidad de decir: “Pero si yo no entreno”.

 

Sujeto 10.- Caroline Chafon: He trazado muchas veces los peraltes. Y rabiaba porque mis curvas no me salen siempre igual. Por eso al ver los vídeos del Danni MacAskill flipé como un pollo. Pero el problema es que no está detallada la explicación de cómo hace para no endilgarse una tollina. ¿El tomate rallado y la cebolla rallada son los ingredientes del sofrito? ¿La sepia va cortada muy pequeña? ¿El ajo se añade también al sofrito? Parece en el vídeo que se da algunas vueltas de campana como los gatos en la sección de tomas falsas.  Gracias de ante maño.

Querida Caroline, los ingredientes del sofrito son el tomate, la cebolla, los ajos y la sepia. La sepia la trocean a dados pequeños y la sofríen con unos ajos y el tomate. Para cuando vuelvas de montar en bici, a pesar de ser un paquete y no hayas conseguido trazar ni una curva, mira en la nevera y busca unas cigalas y también unas gambas. Las marcas y les das un par de vueltas breves en el aceite caliente para que suelten un poco de jugo. Añade el refrito y pégale fuego a la bici.  Lo tuyo es el parchís.  Cada uno tiene un nivel y es feliz de poder llegar a casa sano y salvo para poder dedicarse a lo suyo sin hacer gasto de hospital.  Sigue así.  Los de los vídeos son profesionales y tu gorra del Red Bull es del rastro.

 

Sujeto 11.- El Andova: ¿Puede ser alguien en el ambiente con una bici sarnosa? ¿Se puede ser así un referente del enduro?

Querido, claro que se puede. He conocido algún cara-anchoa con la piñata bastante tocada por el tabaco, el alcohol y la cocaína, que como sabrás no son sustancias recomendadas por 10 de cada 9 dentistas. Feos como un tiro de mierda en un cristal.  Con bicis normales.  Pero vamos, que sí, con lo que tengas puedes llegar a lo más alto del ciclismo con un retrete por boca o con una bici fulera.  La flecha y el arquero son conceptos diferentes.  Normalmente un buen arquero hace milagros monte en lo que monte (ya sea bici o no).

 

Sujeto 12.- Ardián. : Me he propuesto reducir el consumo de piezas del foromtb, de segunda mano. Incluso del cambio las que ya tengo por otras más ligeras, ya que mi tensión arterial diastólica siempre está al límite, y a veces un poco alta del peso que arrastro con la bici  No sé si por el stress consumista o porque soy un poco lerdo y tengo que comprar para sentirme vivo.   He visto que existe un producto alternativo y zasca, allí estoy yo para comprarlo. Me hallo un poco receloso ante esta situación y de aquí mis dudas que quizá con ayuda de este consultorio queden solucionadas. ¿Es totalmente seguro? He leído que da un sabor amargo a la vida. ¿Es cierto? ¿Me puedo quita el catéter que me puso la tienda para traspasarle mi nómina? ¿Pasarnos de potasio no tiene también sus consecuencias? ¿Puede ser peor el remedio que la enfermedad? ¿Soy disléxico o lo guisante?  ¿Son las Calmas de Arguis tan bonitas como dicen o están sobrevaloradas?

  

Querido Ardián, como veo que te fías de este consultorio biker parece indicar la presencia de un cerebro dentro de tu cráneo, te dejo pues en manos de nuestro oráculo Cletus Spuckler. (Es el tonto del pueblo de Springfield. Posee muy poca capacidad intelectual, y habla con acento sureño, pero para esto vale)

Antes de nada has de saber que Las Calmas es una de las bajadas más emocionantes del panorama pirenaico de la actualidad.  Hay que agradecerle a Pedro, al tío Toño Toño, etc, entre otros colegas, que hayan recuperado un camino tan bonito como el viejo entre Nueno y Arguis.  Es una auténtica bendición.

https://www.youtube.com/watch?v=VYkjI4giPpc&feature=youtu.be

https://www.facebook.com/LaHoyaEnduroBike/videos/1009235212554356/

Apenas un tercio de los mortales endureros se perderán una ruta como ésta.  De hecho no es que sea famosa ya, nada más nacer, yo incluso diría que si no la haces no evolucionarás hacia la verdadera fe.  Las actuales perspectivas apuntan más hacia la importancia de las carreras entre colegas que los “macroeventos superfisnos y de alta alcurnia”.  Aquí tienes un ejemplo.

El segundo consejo es que dejes de hacer el canelo con tanta compra y dedícate a salir con los colegas siempre que puedas.  Más pedal y menos comprar. Si finalmente decides cambiar de piezas hazlo siempre asesorado por un profesional sanitario y bancario que conozca tus circunstancias particulares. Me explico.  Con respecto al sabor amargo, es un hecho bastante contrastado cuando te sales del presupuesto te aticen con el amasador del pan en la cabeza hasta alcanzar dicho sabor.  Nunca es recomendable.  De ahí lo del sanitario y las finanzas.

No obstante y volviendo al asunto de las Calmas debo decir que fue probada por segunda vez personalmente el 7 de mayo junto a los colegas (entre un batiburrillo de compañeros endulerdos de Huesca y Zaragoza que rondaban por la zona preparando la carrera o por pura diversión.  Vimos por ejemplos a colegas de Enduro x Zaragoza, al tío Gabriel Torralba, al Rober, a las colegas Azu y Elena, etc) y esta vez resultó auténtico placer.  Una delicattessen.  ¿Por qué?  Pues sencillamente porque una vez arriba tras coronar el collado y la última diagonal que posee gran desnivel el premio se te entrega en forma de descenso vertiginoso sobre un manto de hojarasca y tierra que posee un grip fuera de lo normal –en seco- y que resultará del agrado de todo aberroncho con ganas de exudar adrenalina hasta por las córneas.

Una vez dentro de la senda ya no hay solución.  Pretas el culo y dejas correr la bici tanto como seas capaz de soportar.  Es más que probable que en la zona de las terrazas, con un par de saltos naturales del 15, no te quepa por el culo un pelo  ni a martillazos, pero tranquilo, es normal, aquí está la clave de la bajada.  Una serie de curvas enlazadas rodeando los árboles en uno y otro sentido te hará perder la razón y al final comprenderás el dicho que “tienes menos elasticidad que un azulejo”.  Te lo juro por el poder de “Playschool”.  Todo, te duele, todo.  Sigues hasta el final de la senda con el precipicio final y aquí es el momento en el que te quitas el casco y luces una sonrisa profidén que te rilas.  Vuelves al coche junto con los colegas y desde ese momento sabes que vas a tener conversación de la ruta para muchos días.

Por lo demás habrás gastado ferodo como para una boda y necesitarás la máquina de strikar nalgas junto al condensador de fluzo para volver a dejar tu bici en estado original.  Aguantan mucho, sí, pero para estas rutas hay que llevarlas impecables y con los settings totalmente ajustados si quieres sobrevivir.

A ver man, lo que cuenta en definitiva es si has llegado a rozar el “flow”.  Si lo has visto.  Casi.  El unicornio blanco.  El mito endurero.

P.D.  Y como colofón, me despido de todos vosotros-ustedes, antes de que entren los Geos en mi despacho y me desbaraten el cebollo a base de tratamientos de porra. Cierro  esta sección, que tanto placer me ha dado y con la que espero hayamos  reído en alguna ocasión.  Se ha intentado hacer crítica, en clave de humor, de cuantas facetas del mtb están de moda o se han puesto gracias a los medios especializados, los bikers de postal y los escaparates “trending”.  En resumen no es más que un reflejo de multitud de situaciones habituales que nos suceden a todos en el día a día y podemos constatar a menudo en nuestras salidas. Montalbanguorld.

 

Ha sido un placer.  Un abrizo para todos.  Nos vemos en el monte.  Soy Tija.  Lagar – Tija.

 

Leer Más

Consultorio de enduro. PARTE II

https://www.youtube.com/watch?v=K0lWgY0u-jI

 

 

CONSULTORIO BIKER

(Nueva especialidad)

PARTE II.

De cómo superar una fase de hipoxia y de la vida de un verdadero endurero

 

El consultorio de mayo incluye varios comentarios: salidas, al gusto del que comenta, explica cómo se hacen o nacen los bikers y pone en su sitio a las famosas rajadas descerebradas que recomiendan la vida sana, la alimentación equilibrada y la práctica de la meditación Zen, el amor mundial y la paz del alma.  O yo qué sé, o lo que se me ocurra.

En este consultorio vale todo: dudas mecánicas, enigmas sobre el monte, problemas psicológicos, cuestiones metafísicas y dramas de la vida contemporánea. Sólo tenéis que enviarme un mail a la dirección siguiente:   atomarpolculo.gmail.com. Responderé a vuestras preocupaciones el primer día de cada mes, salvo festivos, puentes, enfermedad grave o fallecimiento.  Todo esto si me sale de la junta de la trócola.

 

Sujeto 5.-ManoloCabezaBolo: Estimados amigos me dirijo a vosotros porque tengo dudas sobre la nutrición (zumos, barritas,etc) relacionada con el ciclismo y en particular con la juerga endurera (ex post).  Lo que vulgarmente se conoce con el nombre de: “Cariño, llegaré un poco más tarde.  Hemos tenido una serie de problemas que nos han retrasado”.

Querido ManoloCB.  Ya veo que sí, que estás más retrasado que los coj***es de un tigre. Pero no pasa res.  Esto es siempre relativo y atañe simplemente a tu subconsciente de “retarder” y además sin solución de continuidad, hasta la muerte.  Por eso y por nada más debes saber esto:

Aclaremos primero que cada uno hace con su cuerpo lo que da la gana: si queréis atiborraros a zumos, batidos o cócteles de orujo con salfumán es vuestro problema, no el mío (aunque me dolerá un poco que una microscópica parte de los impuestos que pago se dedique a costear los gastos sanitarios de vuestra inconsciencia, tampoco os voy a engañar).

Lo cierto es que una buena ruta con celebración a base de ámbars a tutiplén y dobles de papas bravas + calamares a la romana es lo que viene siendo definido como JARRA Y PEDAL.  Afición compartida por muchos de nosotros, los cuales además proponemos esta modalidad del duathlón como olímpica.

En cuanto a las barritas te las puedes poner “en el conducto habitual” porque donde esté un buen bocata longaniza, de paté de olivas negras con tortilla, un trozo de pizza sobrante del día anterior o similares se pueden quedar todos los aportes y complementos vitamínicos en el estante de la gran superficie.  Por mí como si comes alpiste.  Chúpame un pie Marifé.

 

Sujeto 6.- Josezaluis de todos las Fuentes: Suelo comprar arcilla en polvo para hacerme mis buenas mascarillas faciales caseras. Recientemente, en las instrucciones de una de ellas, leí que era “apropiado para el uso interno”. Como no sabía qué significaba eso, lo busqué en internet y, para mi sorpresa, descubrí que hay arcilla que puede comerse. De hecho, hasta donde he averiguado, hay varias actrices famosas/locas del mindfulness que recomiendan su consumo. Os pido por favor que nos ilustréis sobre este nuevo manjar. ¿De verdad puede comerse la arcilla? ¿Cómo se prepara? ¿Podéis darnos alguna receta? ¿Es bueno para el Montalbán? ¿Llegaré algún día a ser como la Dama de Elche? ¿Carne o pescado?

Bien.  Querida Josezaluis, comer arcilla es sanísimo. Y comer cemento, también. ¿No has probado los ladrillos molidos? Están muy de moda, y desintoxican el organismo. Aunque lo más de lo más es romper un cristal, meterlo en la Vitamix con un poco de kale y de chía, y tomártelo todo en plan batido. Tú sigue al pie de la letra todas las mongoladas que digan las famosas del mindfulness que ya verás qué rápido estás criando malvas. Yo, por mi parte, no pienso recomendar a nadie la práctica de la bucarofagia, muy de moda en la España del siglo XVII, pero tan arcaica en el XXI como la tuna.

Estimada amiga, a este consultorio han escrito toda clase de pervertidos, pero nunca nadie como tú. Gracias por completar ese hueco. Nos hemos puesto en contacto con los Servicios Sociales, pero se han negado a darnos cita, salvo en el frenopático. Así que una de dos: o te vas a comprarla allí, o te sigues esnifando todo el jardín.

Sujeto 7.  Marcos de Andrés Antonio: Estoy con ganas de que mis pequeños sigan la estela de su padre.  No me refiero a la privación de libertad y el régimen abierto, sino más bien que salgan al monte con la bici de enduro a rodar y entre ponte bien y estate quieta llegar a conseguir el estado de Zen en casa.  Vamos, en definitiva, que no me encorra la parienta con la escoba en ristre.  (Alguna vez la he visto al llegar a casa en la puerta de la entrada con los rulos y las pantuflas y allí mismo con un par le he plantao : “¿no te arranca la escoba o es que has visto las pelis del Jarri Poter?”  Con lo cual se ha liado una de cristo y no te menees).  Ayúdame Master, plis.


    

Querido M.A.A. (para abreviar), quiero pensar que tu correo forma parte de un complot para acabar con mi persona. Alguna oscura organización quiere destruirme, y te ha pedido que me envíes un mail que me desmoralice, me haga pensar que mi trabajo como periodista endulerdo es inútil y me lleve a perder las pocas esperanzas que tengo en el futuro de la humanidad. Digo que prefiero pensar eso porque la otra opción es deducir que eres un “monguer integral” y que tu falta de sentido común no te ha llevado a pensar una solución simplísima para tu problema: Llevarte al niñ@ al monte es obligatorio borrego.  Dónde va a estar peor que en casa.  Y si no pregúntale a los míos, a los del vecino o a cualquiera que tenga ya las manos en forma de espátula de aguantar la play, la consola, o cualquier artilugio electrónico.  Sería poco darte 30 latigazos en los ojos y echarte un poco de sal.  Los críos son como nosotros en pequeño (aunque no lo sepan) y es más si salen contigo además tendrás excusa si llegas tarde.

Esto no es una prédica en el desierto.  Sin ir más lejos el otro día, en el puente de mayo, salimos con los zagales al monte por los alrededores de la Ciudad del Zierzo hacia la Plana de María.  Y en menos que canta un gato bajamos el barranco de Las Almunias con un remonte por la pista y retomar de bajada el barranco de las Cabras.  Y qué sorpresa, -no para mi colega, ni para mí- los dos chavales que acompañaban a los dos padres nos dieron la satisfacción infinita de que esto del enduro se lleva dentro.  Bajaban como si fuera cualquier cosa, relajados, fluía de dentro la trazada y sorteaban los obstáculos como si estuvieran hechos para ello.  En definitiva que es la salida natural al monte para que se vayan iniciando en nuestra religión.  Por no mentar el ágape post ruta que se metieron entre pecho y espalda como unos campeones del mundo.

Espero haber sido claro, ¿cuándo demonios se acabará la horrible moda de las máquinas electrónicas?  Ahora bien, como no lo hayas entendido espero no llegar a conocerte en persona porque te arreo una órdiga que vamos a morir los dos, tú de la hostia y yo de la onda expansiva.  Niños al monte YA.

 

Sujeto 8.- Fray Gel del Súper.  Últimamente veo que se está casi demonizando mi vida.  Creo que hasta sueño con las sendas que hice el sábado pasado.  ¿Hasta que punto debo flagelarme por mi comportamiento?

Uf.  Llegamos a un punto culminante.  Creo que has alcanzado el nirvana del enduro.  A partir de este momento consideraría seriamente la opción de vivir de esto o también convertirte en el gurú del barrio en el enduro.  Yo cambiaría de ropa y probaría a hacerme llamar con un nick. Me llenaría de tatuajes todos los miembros de mi cuerpo y andaría como los negros del Bronx. Naturalmente me compraría un cassetto de 2×2 con bafles de 200w.  Si además te publican tus peripecias en una revista, llegado ese caso, te animaría a tirarte por el balcón para convertirte en un mártir auténtico.

Pdta. Crítica ácida a los miles de gurús y modas absurdas surgidos a lo largo y ancho del mundo del btt.

 

 Saludos. Enseguida nos vemos en la próxima entrega.  Que el Señor os pille confesaos.  See you gurriones.

 

FINAL DE LA PARTE II.

Leer Más

Consultorio del enduro. Parte I.

New mental disorden.

 

CONSULTORIO BIKER

(Nueva especialidad)

PARTE I.

De cómo superar una fase de hipoxia y de la vida de un verdadero endurero

 

Para el mes de Mayo (el de las flores).  Oig ¡qué bonito!

El consultorio de mayo incluye varios comentarios: salidas, al gusto del que comenta, explica cómo se hacen o nacen los bikers y pone en su sitio a las famosas rajadas descerebradas que recomiendan la vida sana, la alimentación equilibrada y la práctica de la meditación Zen, el amor mundial y la paz del alma.  O yo qué sé, o lo que se me ocurra.   

En este consultorio vale todo: dudas mecánicas, enigmas sobre el monte, problemas psicológicos, cuestiones metafísicas y dramas de la vida contemporánea. Sólo tenéis que enviarme un mail a la dirección siguiente:   atomarpolculo.gmail.com. Responderé a vuestras preocupaciones el primer día de cada mes, salvo festivos, puentes, enfermedad grave o fallecimiento.  Todo esto si me sale de la junta de la trócola.

 

Sujeto 1.-Viriato: De un tiempo a esta parte parece que los gurús han empezado una cruzada contra el enduro aberroncho a favor de las carreritas, las rutas de “trail running”, el cuerpo sano, la alimentación y las chuminadas. También aumentan los artículos que no critican las salidas en blanco, sin final feliz con una buena cerveza, del tipo standard (jarra y pedal).  Les llaman “bombas de glucosa de efecto retardado” como el arroz. Ahora bien, en rarísimas ocasiones leo críticas contra el fofisano (elemento alicatado al sillón, opinando sobre deportes desde el relleno, sin el más mínimo pudor), cuando el  interfecto tiene un contenido de almidón en el cerebro que deja a los diabéticos temblando y aporta muy poco al mundo real. ¿Me pierdo algo? ¿Tienen estos mongolos unas propiedades excelentes que no he sabido ver o hay una especie de ‘lobby’ en las revistas que hacen que los habituales del monte eviten hablar del tema?  ¿Es mejor correr que volar?  ¿A qué huelen las nubes?  ¿A los peces de colores les entra agua en los ojos?

Querido Viriato, como hoy me tenéis hasta el mismísimo fondo del níspero con las consultitas sobre las rutas para correr por el monte, he puesto la tuya en manos de un experto. Hans Solo, de Star Wars Aberroched.  Explica que las carreritas están bien para ventilar pero que no seas cansino porque al final va a parecer la zona de bici un Corte Inglés en hora punta.   Así que al final el balance que hacemos todos se resume en una frase:  “¿Dónde vas a estar peor que en casa?”  Tira las zapatillas y súbete a la bici, kiollll.

Por otro lado, que no el de atrás, es cierto que el correr tiene menor índice de divorcios (velocidad a la que la parienta se aleja en función del cabreo o por el contrario, despegue de tu culo propiciado por un viaje expedido a puerta gallola, desde el lecho conyugal hacia la atmósfera). Pero hay otras circunstancias que influyen: “El acompañamiento, puesto que esta nociva presencia de amigotes y el ambiente en el que se desenvuelve el tema, se reduce; a una forma de vida en libertad, ya que las neuronas se evaden y se diluyen y es el tipo de vida habitual donde se suele olvidar todo para dar paso a una situación de nirvana vaporizado”. Resumiendo: ¿Qué esperáis después de una semana de mierda para salir con los colegas al monte a hacer lo que más os gusta?

Para dar cumplimiento a esta premisa anterior una salida por las Planas junto un montón de colegas de As Cimas, por los barrancos de Las Almunias, bajada por la Sangre – Media Tensión, Cabras deja un sábado niquelao.  El colofón del bar de Cuarte de Huerva propicia el marco apropiado para solaz de un grupo de sedientos camellos con más ganas de juerga que una despedida de solteros.  Y con esto y un bizcocho a casa manso, suave como un guante y con el fondo de los ojos como el Ben Johnson.  Maravilloso.  Buen finde último de abril.

 

Sujeto 2.- Mandriel: Hace unos años practicaba el yoga.  Luego me di cuenta de que me olían los pies hasta el punto que se me ponía el pelo verde y opté por el Montalbán, también llamado mtb.  Ahora no concilio el sueño si no hago 2 ó 3 salidas por semana en compañía de otros enfermos que tienen igual desorden mental que el mío.

Querido Mandriel, no tienes solución.  Has probado el deporte de verdad y ahora mismo estás enganchado.  Estás sumido en un angustioso estado de psicosis que sólo podrás superar metiéndote unos viajes por las bajadas de Ullé, Arguis Collarada, Biescas, etc,  y de bajada en bajada aprovecha para explicar a los mayores del lugar por dónde vas.  Si no te llevas un gorrazo acaba la jornada con una buena birra sentado en la Calle Zocotín o similares.  Eso sí bien fría.

 

Sujeto 3.-Ratiana: Mi marido vuelve a casa tarde y mal.  Últimamente sospecho que tiene “otra”.  Tal vez tenga algo que ver con el enduro (no sé ni siquiera qué es eso)

Querida Ratiana, tu pregunta me ha dejado medio cuerpo paralizado y el otro medio con convulsiones, así que le paso el marrón a nuestro especialista en psicología paranormal “Apu”.

Olvídate querida no puedes competir.  La “otra” es capaz de dar satisfacciones sin tener que llegar a la cuenta bancaria para entablar una negociación.  Accede a tus peticiones de forma voluntaria y además sin mucha frecuencia practica la fórmula del “Toro mecánico”. Esa en la que vuelas unos metros antes de sacudirte una buena órdiga contra el suelo.  Al final todo es amor y el boj es tu amigo. Pero chica, tampoco es para que te pongas “hecha un obelisco” si no puedes con tu enemiga únete a ella.

Un descubrimiento esto del enduro.  Señor, gracias por esta delicia. Si Dios existiera, debería destruir urgentemente a la persona que la ha inventado esos deportes tipo rugby subacuático, zorbing etc.  Y de paso, exterminar a toda la raza humana, para evitar que pueda surgir otro ser con ideas similares.

Sujeto 4.-Muesli: Sé que es un tema recurrente pero es que quedé tan en shock después de ver las traducciones que se habían hecho sobre términos ciclistas que tenía que compartirlas con vosotros.

Querida Muesli, gracias por ilustrarnos con esta joyita que compartes con nosotros. Me encantan los términos como runner, follower, hater, biker, etc, pero la traducción que mas me inquieta es la de “singermorning”.  Que es lo que más abunda.

 

HASTA AQUÍ LA PARTE I:

Os dejo que tengo visita en el psicólogo.  Volveré en breve con la parte siguiente y la iniciación de nuevos aberronchos al enduro.  Que Dios reparta suerte y nos vemos en las sendas.

See you little canal sparrows.  Soy Tija, Laga Tija.

Leer Más

Rock & Roll tentation. Valle de Tena-Biescas

Miña terra tensina.

Oros Alto, Oros Bajo, Betes, Aso y Oliván ♫

Cachapurriña, María, Fita ♫

Ron, ron, ron, la botella de ron. ♫

Léase con la entonación suficiente como para salir de potes.

Reminiscencias aberchalebaturrasgallegas de los 80’s

El mundo se va a la mierda.  O no.  O yo qué sé.  Lo único que digo es que lo mejor de cada semana se pasa rápidamente.  Llega el viernes y puedes estar un rato más con la familia, otro ratico entre sendas/pinos con los colegas, haciendo ese deporte estrafalario del montanbaic; tampoco se le hace ascos a unas cervezas entre amigos para compensar tanto aire puro con el personal del pueblo…y “prau”, de vuelta a la rutina.

Magnífica estampa bucólico-pastoril en el pueblo de Oliván.

Total que entre ponte bien y estate quieta aquí estamos de vuelta pensando en la siguiente.  Personalmente creo que voy a estar unos días “a buen recaudo” porque temo por mi integridad física y mental a consecuencia de un exceso “de aire puro”.  Ejem. Ejem.  Sólo digo que: Bonus consumido.  Si no fuera porque mi “Santa” tiene una paciencia infinita esto sería un no parar pero así las cosas; casi mejor soltar un poco y “hacer bondad”, si no de la primera órdiga que me endilga me deja el morro como la Mari Trini.  Y a mí no me gusta hablar.

Una pandilla de histéricas.  Eso somos.  No podemos dejar pasar ni una senda.  El otro día alcahueteando por el feisbuc leí que el tío Quiri había probado una parrillada de sendas por el Alto Gállego que aportaban flow en un nivel apropiado  Acto seguido un mensaje colocado  en su chat y con la rapidez de un rayo recibí  la respuesta, lo cual me hizo rayar la mesa con los dientes a la espera de poder subir a comprobarlo.  Ya está preparada la ruta.  Es necesario ciclarla o moriré de ansia.  Gensanta, un sinvivir.  Me picaba todo el cuerpo, la mente distraída, me retorcía como un mariquita con lombrices, pedaleaba bajo el escritorio sin conciencia, madreeeeeeeeeeeeee.  Poco me costó decidir los bártulos que me llevaría porque con anticiclón, las opciones son todas buenas y en menos que canta un gato ya estaba liada parda.  Destino: Ruta 30 del Alto Gállego.  Pirineos mtb, había trabajado y estaba a punto de ofertar uno de los recorridos destacados de la zona.  Buen trabajo pischas.

Aquí tenéis el enlace donde encontrar las rutas y todo lo que es menester para una salida por la zona.  Ésta en concreto tendrá que esperar unos días, pero se está cocinando ya.  No os la perdáis.

http://www.bttpirineosaltogallego.com/es/vive-la-aventura.aspx

Un par de llamadas de teléfono (porque semos unas antiguas) y se había organizado la salida dominical.  Nervio y ansia que decía el romano.  Bicis al coche, pertrechos al maletero y carretera y manta.

Un día magnífico el del domingo pasado.  Desayuno en Biescas.  A todo trapo.  Qué más se puede esperar.  ¡Ah sí!  Nuestro aborigen favorito.  El tío Tanano.  La Norma Búbal preferida por la multitud.  El último hombre nacido en Búbal, residente en la capital del Cierzo y afincado en Tierra de Biescas.  Vamos, un aberroncho del lugar, conocedor de cada uno de los vericuetos del valle y explorador incansable de senderos

.

He aquí el aborigen.  Tanano.

Pues ya estamos listos.  A una hora prudencial partimos en busca de la aventura.  De la ruta poco puedo descubrir hasta que los amigos de Pirineos den por cumplido el trámite de subirla a la web, descrita como R 30, pero sí puedo adelantar que Andrés y sus colaboradores han hecho un buen trabajo.  En la línea de lo que están haciendo últimamente, lo que supone una gran satisfacción para nosotros, por lo cual estamos agradecidos del buen hacer de este equipo.

 

Parezco San Roque, con la vara, sólo me falta el perro.

Partiendo de Biescas ya no podíamos esperar.  El tío Mzungu tiene “que pillar wifi”.  Somos perores que las mujercicas.  Allí junto a una femera contribuyó con su sello personal a la elaboración del compost casero.  “AhívaelEbrokiolllls”  Me río del entorno de una central nuclear.  Se le veía el esqueleto como a las sardinas.  Verde radioactivo.  Los peces que por la acequia pasaron a estas alturas tendrán tres ojos.  Como el pez de los Simpson.  En finssss.  Creo que todavía se puede mejorar mucho la raza.  Esa civilización sofisticada, delicada-moderna-avanzada-tecnológica etc, creo que no va con este grupo.  Yo lo describiría como: “natural”. Jejejeje.

 

Muy satisfechos nos quedamos, cierto es, (sobre todo el interfecto anterior)  Me refiero también a la ruta.  Aderezada con algunos senderos extras aportados por el tío Tanano, con visitas a lugares emblemáticos como Oliván, Casbas, Susín, la torre de vigilancia de Larrede, 

que pocas veces frecuentas.  Afloran recuerdos de anteriores razzias; emotivos algunos, divertidos los más, consumiendo el día en un entorno maravilloso.  Conversaciones como la que tuvimos con Teresa en Susín, hablando entre otros temas de Angelines o recuerdos en las ruinas de Casbas, en su fuente, o de oyentes en un discurso didáctico de una persona sobre arte aragonés, a los pies de la iglesia de Oliván, o las vistas maravillosas desde la falta del Oturia.  “Superbe” que dirían nuestros vecinos del Norte.

 

 

 

Seguramente estuvimos bastantes bikers disfrutando a la vez del mismo entorno, ya que el día acompañaba, y así nos encontramos con colegas del Valle del Aragón con los cuales compartimos un ratico de la ruta, charla y un descanso a la fresca.  Saludos a Koldo y compañía.  Seguro que tuvisteis un buen día por la falda del Sobrepuerto.  Nos vemos en las sendas.

 

Total que entre ajustes y settings, preparación y un pinchazo consumimos un día de intenso ciclismo de montaña.  Oquémeséyo.  Una “gossadera” de monte y de post ruta en el “Pepe” de Biescas a base de sus racioncicas e isostar de cebada que alimentan cuerpo y alma para un día de desgaste y sol como si fuera de primavera.

 

El reposo del guerrero en el Bar de Pepe. Biescas. Recomendable por las raciones y por el sitio para descansar, tranquilo y con las bicis a la vista.

Otra opción de calidad con rutas para todos los niveles.  Mucho ánimo a la gente de Pirineos mtb Alto Gállego.  Seguir igual zagales.  Gracias.

Echa un vistazo a mi entrenamiento en bicicleta en Strava: https://www.strava.com/activities/934684220/shareable_images/map_based?hl=es-ES&v=1491743097

 

De lo demás poco debo decir.  Grupo aberroncho de nivel “toterreno” formado por el tío Tanano, el tío Cirac, el tío Mzungu y el tío Lagarto.

 

 

 

 

 

Salud y mucha senda kiolls.

Leer Más

Recorriendo Ainsa…y las WorldSeries de Enduro. W2

Banda sonora, sofisticada.

Para los más entendidos, de edad consolidada entre los 40-50’s con un gusto musical selecto. Vamos, unos lamineros. Es lo que tiene ir cumpliendo años. Te vuelves más exigente. Por eso ya no nos conformamos con cualquier bocadito. Ahora seleccionas, separas y discriminas todo; una ruta, una cerveza, un grupo para relacionarte en el mundo de la bici. En definitiva ya no “estás p’a tontás”. Precisamente esto es lo que hemos hecho este finde en Ainsa.: “Pocas tontás”. La ruta nominada como W2 en el mapa de Zona Zero de Ainsa. Además de un flirt que nos marcamos por Espierlo.


Impresionante documento.

 
Allí estamos tod@s los convocados para la ocasión. Ruta que promueve el Club As Cimas, del que soy colaborador incondicional. Es un placer contar con un grupo de colegas que le pongan tanto ánimo, ganas de pasarlo bien, esfuerzo y nivel espiritual (de dudosa rectitud en el ámbito psiquiátrico). Por eso coincidimos a la perfección. Es justo. Pero no es correcto. Ya sabéis el dicho: “Un dedo entra justo en el …. pero no es correcto. Y tal, y tal. Pero asín son las cosas. Un remiendo para un roto, una ruta para un biker con ansia, un día de monte para solaz del alma, una salida de fin de semana para espíritus inquietos, una bici de enduro para una senda elegida a la medida de las posibilidades del piloto, una rocalla para un aberroncho. Y así el orden de las cosas en el universo va cuajando y asentando cada instancia en su lugar natural.  Coñioooo, parece el Rey León, jajaja.

 

En cualquier caso Ainsa tiene rutas de todos los niveles, soluciones técnicas al alcance de la mano, un punto de venta y taller como Intersport Ainsa, dirigido por el tío Angelón (Alias el Chéliz) con la colaboración de Oriol que te da un margen de maniobra excepcional. Aportaciones de los colaboradores y promotores de este Espacio Btt próximos y con ganas de agradar. Soluciones técnicas desde su página web que aportan calidad a nivel nacional y no me olvido del caché que da haber organizado una prueba del mundial de Enduro. Publicaciones en las revistas especializadas que dicen mucho sobre el trabajo realizado y ensalzan las cualidades de la zona. Promociones audio-visuales destacadas con una calidad reconocida, de la mano de Martín Campoy. Colaboraciones varias en ferias internacionales del mundo de la bicicleta. Proyectos de desarrollo de apps con relevancia y punteros a los cuales les auguro un éxito rotundo por lo novedoso de la idea. Amén de recibir personalidades del calado histórico como las visitas de Ned Overend entre muchos otros o corredores en activo del mundial en cualquier momento. Y no me olvidaré nunca de los voluntarios y todos aquellos que con su esfuerzo mantienen viva la llama de los viejos caminos, de los que desaparecieron y que han sido recuperados como de aquellos que se limpian y acondicionan. No creo que se pueda pedir nada más. ¿O sí? Añadiré como cuestión particular que además es punto de encuentro de portería y confraternización. Véase ejemplo de esta oportunidad de coincidir con otros colegas de la VIEJA TRONCA, (si es que alguna vez existió) como el tío Paco, –Globero de 3 al 4. Un abrazo pischa.

En definitiva que hicimos una ruta de las ofertadas en cartel. La W2. Ya la habíamos hecho antes, por qué no decirlo, creo que merece la pena repetirla en varias ocasiones. No cabe aquí descripción de la misma porque ya la tenéis en la página con datos técnicos y lo que es menester.
http://www.pirineosbtt.com/

Link general de acceso a la información
http://bttpirineo.com/es/rutas-btt-pirineo/ze04-maxiavalanche-v2-pena-montanesa

 

En concreto ésta fue la elegida para la ocasión.  Aquí sólo aportaremos impresiones y vivencias personales. Que por otra parte, y no la de atrás, no faltaron en un día de puro mtb y festejo. Nosotros hicimos una pequeña variante para ganarnos el bocadillo que consistió en subir a pedal desde Ceresa con una combinación de coches y así nos currábamos los 800 mtrs de desnivel positivo. Además para lucir hay que sufrir. Y en eso estamos.  Si no quieres estirar la lycra por la grasa acumulada y después cuando vayas a mear no reconozcas “la salida natural” ya me diréis. En fins, somos unos “fashion victims”.  A lo que estamos tuerta. Una vez en facha y después de darle dos collejas al “Maño Lento”, que es como una señorita y no hace más que dejarse cosas por todos lados, (véase el desorden mental según Freud) empezamos la ruta con todos los pertrechos. Pista p’arriba. Me suda hasta la goma la braga. Lamadrelperro qué larga se me hace. Y eso que sólo sube 500 m de tirón. Pero sin descanso. Un sinvivir. A base de portería se sobrepone uno a todo. Y así fue. En cuanto llegamos a la Collada desaparecieron todos los males.

Un poco de nieve para empezar y enseguida el disfrute de una senda limpia y cuidada para conectar con los tramos seleccionados para la carrera del mundial del año pasado. Una auténtica delicia, maravilloso fluir de los flujos a punto de nieve (que diría aquel) y el ansia viva de llegar al siguiente tramo, uno tras otro, a cuál mejor. Ora Planillé, ora Collado de los Muertos, ora Cresta del Cuervo. No sé qué elegir, la verdad.

 
Y como no teníamos bastante nos fuimos a otra zona, ya que “semos unas ansiosas”, para completar la jornada con otra delicatessen de la zona de Campodarbe, más “cocretamente” en Espierlo donde la bajada es un master en curvas sobre lajas, frenadas y trazadas interesantes que hacen las delicias de cualquier endurero. Un lujo de senda, cortita y divertida, sin peligro excesivo y buena guinda de un pastel delicioso.

 

Por eso y como colofón a una somera descripción de un día de monte, de sensaciones a flor de piel, me gustaría presentaros a algunos de los compañeros que por allí rondaron.

 
Los diez elementos a saber.

AlbertoAlmiroy”. Elemento disociado entre el pedal y monte. Más duro que el “Alcoyano”, siempre dispuesto a darle al “isostar de garnacha”. Fichaje imprescindible en cuestión de rutas endureras.

 

AdriánÑandú”. A éste no lo quisieron por aquellas tierras de Dios, del Sureste americano, y nos lo endilgaron a cambio de un par de medias que regalaban al comprar una caja de galletas. Por lo demás todo lo que sea actividad al aire libre está bajo su control.

Miguel “El Cirac”. Acabado de llegar al mundo proceloso del enduro, no ha notado ningún cambio en su mente todavía. Mala señal. Esperemos no tener que mandarlo al centro de reinserción porque se transforme en un aberroncho endurero irredento.

Jesús “Tarrino”. También apodado el “Tuercas” es el hombre reparación por excelencia. A éste le dejas un atornillador y una lata de sardinas y te monta el “Guguemjeim”. No digo más. Tampoco le gusta charrar. Cuidaros de ir a su lado porque entre eso y que está más fuerte que el vinagre acabaréis reventaos.

Miguel “Taladrinas”. Impresionante documento. En el viaje de ida acabó por crear un ambiente irreal de risión y montalbán donde los “haiga”. No tenemos diagnóstico psiquiátrico todavía pero puede ser que no tenga solución. Suponemos que en su infancia cayó de la cuna a una altura de la cual no hubo recuperación.

Manuel “El Gallego”. Entregado y dispuesto. Lo da todo. Incluso la empanada, que no es poco decir. Está aprendiendo a volar en el mundo del enduro y todavía hemos de conseguir que cambie de gallina –esto es otra historia-. Pero creemos que ya está perdido por el mtb. Un crack de la sutileza y el “savoir faire” en los bares de lujo. No digo más.

 

 

Javier “El Calas”. Pobre. Era buen hombre. Incluso parecía que se había adaptado pero descubrió el mundo del enduro y está ya envenenado de por vida. Podría llegar a hacer cosas insospechadas por el pedal, así que no os aproximéis mucho podría contagiar.

 

 

Rubén “Caspeman”. Buen zagal. Lo conozco poco pero en un esbozo diría que está perdido por el monte hace ya tiempo. Como buen biker cultiva la portería, arte al alcance de unos pocos privilegiados y en cola de pelotón es frecuente compartir subidas dada esta característica.

JoseLu “Mzungu” y otras cosas más. “The ryder with the lowest balls in the Kingdom” o “Le Biker avec les plus basses boules du Royaume”. Algún día os contaré por qué. Sin solución… con lo que él ha sido.

Alberto. “Lagartija”. Tiene que haber de todo en la Viña del Señor.

 

 

 

 

Y con esto y un bizcocho, (no me tiréis de la lengua).

Un abrizo y nos vemos en las sendas. Saludos de Tija, Lagar-Tija.

Leer Más

8 en el 8 de Ibirque

Banda sonora para la lectura, reparadora del alma.

 Los 8 jinetes de la Poca-Lisis.

Y parece que fue ayer.  Han pasado ya tres días y no me quito de la cabeza el buen rato del que disfrutamos el sábado.  Empiezo después de un pequeño parón a darle al pedal con más voluntad que fuerzas.  Una ruta de las que crean afición:  El 8 de Ibirque.  Clásica donde las haya.  Nunca te dejará con ganas de haber hecho algo que tuvieras en mente y se quedara en la recámara.  La verdad es que posee todos los tipos de trazas y pistas que se pudiera imaginar: Subida fuerte por sendero, tramos técnicos de raíces, coladas de piedra donde surfear (Guara style), zona de bosque y un recorrido y desnivel que a la postre te va a dejar manso.  Dicho esto pasemos a recrearnos primero en el entorno y posteriormente en el día de btt.

Sábado 18 de marzo de 2017.  Hora zulú 8.00 am.- Destino Gésera.  (Chésera charrao n’aragonés)  Una pequeña localidad perteneciente al municipio de Sabiñánigo, en el Alto Gállego. En el entorno se encuentran otras villas, pardinas y monumentos megalíticos destacados, como Lasaosa; en proceso de repoblación, en la que se están reconstruyendo casas e intentando regenerar las infraestructuras. Cuenta con una iglesia en ruinas y una vieja abadía, también derruida que data del siglo XVI. Algunos edificios singulares se mantienen, como es la antigua herrería o el horno de pan.  En las cercanías se encuentra el Dolmen de Lasaosa, (o de Ibirque) también conocido como ”la caseta d’as bruxas” o “casa de las brujas”, llamado así por ser creencia que allí se refugiaban, tiene una antigüedad superior a  4.000 a.C. siendo un claro monumento neolítico altoaragonés.  Otro lugar destacado a mi juicio y base de muchas razzias endureras es Ibirque.  Se encuentra situado al extremo sur del término municipal al que pertenece, Sabiñánigo, ya en el límite con el término municipal de Nueno.  Encontrándose en plena Sierra de Belarra, en la vertiente norte de la Sierra de Guara, y en el interior del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara.  Emplazado a 1.330 m de altitud, en una ladera que vierte al río Flumen, se trata del pueblo situado a mayor altitud de toda la Guarguera.

Poseía una iglesia parroquial en estilo románico, hoy en ruinas, aunque todavía sigue en pie la bóveda del altar.  Su planta es de nave única, destacando su torre, parcialmente aún en pie.  Igualmente es de interés la arquitectura popular del pueblo, destacándose la llamada Casa Otín, con su correspondiente escudo de armas fechado en 1801.  Y poco más puedo describir de un paraje solitario y abandonado ya hace más de 3 décadas y que actualmente se mantiene a costa de recibir ganado que escasamente entra hasta alguna borda anexa.

 

Zona de clima suave, pero con veranos calurosos e inviernos fríos (con temperaturas que bajan de los -10  C), con continuas heladas y algunas nevadas. Los días soleados son también frecuentes en invierno, como el nuestro en cuestión.  En alternancia con olas de frío y lluvia, frecuentes en otoño y en primavera. El verano es seco y con escasez de agua, secando el barranco y muchas de las antiguas fuentes, y aunque caluroso suele ser fresco por la noche.  Dicho esto tómese como referencia a la hora de pensar cuándo hacer el recorrido más allá de los tiempos descritos o fuera de temporada.

El terreno cercano está cubierto por pinos y numerosos robles, también hay hayas y enebros. De forma significativa aparece el boj amén de un nutrido manto de “cojines de monja” o erizones.  El otoño dibuja un agradable paisaje de colores sobre las colinas del valle de la Guarguera.

Para vosotros lectores endureros, así como tantos conocedores de esta zona privilegiada de asueto de aberronchos del pedal, están de más estas explicaciones porque lo tenéis más que trillado, conocido y amado.  Otros lugares destacados son San Esteban de Guarga, Cuello Bail, Cambón, y la bajada a Gésera por el GR.

En cuanto a la ruta, el planteamiento está visto en torno a dos subidas y dos bajadas.  Una primera fase de sufrimiento y adaptación al medio y una segunda subida más llevadera por la carretera asfaltada que asciende desde Nocito a Cuello Bail para desembocar en la Guarguera.

Pero esto no es más que una somera descripción cuasi-técnica de una ruta que da mucho de sí, no sólo una simple descripción fría y sobre plano, es una vivencia o …yo qué sé.  Agora veremos la versión menos apta y más divertente de una ruta apta para los paladares más exigentes.

Lo dicho.  9.00 am. Gésera.  8 aberronchos dispuestos a partir el día de autos.  Con ganas de pasarlo bien.  No digo más que echamos un trago de la bota de vino para ponernos en situación.  La temperatura más que agradable nos hace dejar en los coches la ropa de abrigo.  Incluso los más lamineros pedían que se les “aplicara” crema para el sol.  A mí no me gusta hablar pero…..con llana de obras les iba a dar yo la crema, guarros.  Enfinssss.

Salimos por el barranco marcado como ruta del Alto Gállego –RUTA 23 GÉSERA- http://www.bttpirineosaltogallego.com/es/rutas.aspx  con dirección Lasaosa.  Todo paz.  No nos molesta ni el perro, ni el gato ni las macetas de los helechos.  No se oye ni mú.  Esto es vida, aquí no hay paredes, aquí se vive y se sueña.  Dale al pedal para arriba por las margas.  Cruza el arroyo.  Contempla las tapias semi-derruidas de los lindes de los campos.  Vive.  Con la cafetera a punto de nieve en algunas rampas de losa llegamos por el sendero al pueblo que va tomando forma entre ruinas y casas reconstruidas, margines y losas, lajas acopiadas para fabricar lo que antaño fueron tejados.  Y al poco de atravesarlo por fin una pequeña senda flanqueada por piedras da salida a la carretera de subida a cuello Bail.  Senderos para los amantes, caminos de los caminantes, no dejéis nunca que se pierdan.  Restos de nuestros abuelos y parte inseparable de nuestra vida.  Inoxidable mi querer no puedo pasar sin esto.

Pero a lo que voy vengo.  En menos que canta un gato, a ritmo más o menos vivo subimos por la carretera hasta el primer hito del día.  Una sudadica regular y por fin nos volvemos a meter en tierra.  Pura portería mientras se pedalea.  Gozas vida?  Tope Bwana.  Nos separan 500m del Dolmen de Ibirque.  Así queeeeeeeeee, adelante.  A comer el bocata matutino.  Y no digo más porque duró menos que un pastel en la puerta de un colegio.  Bocata profesional.  De tortilla francesa con paté de olivas, sándwiches varios, lamines a tutiplén.  Pero……………..cagónchós. 

El tío Manuel tiene una avería.  No problemo.  Mc Giver (Tarrino) con esa destreza que le caracteriza y ese arrojo y valentía que nos puso los pelos del culo a punto de nieve, se lió a cortar el cable, a desmontar un cambio XTR, que en aquel momento entre dientes yo le di la extrema unción, y con ese desparpajo y nivel lo dejó como salido de fábrica gracias a que llevábamos material y herramienta.  Eso sí, el tío Manu ya nos puede invitar a una birra por el despliegue técnico (incluso con la recuperación de un muelle perdido en el abismo).  Total que todo listo.  Recuperamos la marcha.  Dirección Ibirque por la pista.  Allí llegamos enseguida entre portería y risas.

Aquí, a la sombra de la iglesia toca decidir la bajada entre todas las posibles.  A la vista de las explicaciones Adrián propone al grupo recuperar la senda de Cambón ya que algunos no la conocían y es realmente divertida y a tramos técnica.  No se hable más.  Por allí.  Por el Serengeti de tus sendas mis ruedas son leones hambrientos.  Gozoso.  Alucinante los pasos de piedras en escalera, las curvas complicadas con desnivel y trampa.  No hubo ni siquiera un disgusto.  Perfecto.  Pura diversión hasta la carretera de Nocito.  Glorioso.  Un acierto al 100% sobre la elección del tramo.  Yo diría que tan 5 estrellas como la que mejor.

Los 8 enteros y con una sonrisa que mordemos los pendientes.  Pero falta la subida.  Es verdad que ahora no tiene tanto desnivel pero las fuerzas menguan.  Este bálsamo no cura cicatrices pero está bien mentalizarse para el remonte hasta el Dolmen por segunda vez.  Y así, china chano llegamos hasta la entrada de la senda de Gésera frente a Ibirque.  Subimos a la parte donde se inicia el descenso y nos pertrechamos dispuestos a todo.  Ahora los sentidos sienten sin miedo.  Se abren los settings, los amortiguadores pretan el culo pensando en lo que viene y los frenos resoplan.  Gensanta.  Viene lo mejor.  8 Peces de ciudad buceando a ras de suelo, surcando las losas, trialeando la raíz, el boj, el peralte del surco abarrancado.  Me encomiendo en alguna curva a todos los santos (que se siente como Google, sólo me acuerdo de ellos si necesito algo, más bien freno) y entre frenadas, saltos, derrapajes y sustos controlados llegamos al final del mar de piedra anterior al cruce del torrente inferior.  Por Dios, qué gozada.

Salvo un pequeño incidente que dio con Ramiro en un barranquillo y un pequeño desperfecto nada destacable.  Un día 10.  Llegamos al coche mansos, tranquilos, sudados.  No se puede pedir más.  Abrazos y risas al 50%, toca recuperar a base de isostar de garnacha, limpio trago de vino, que rule la bota que huele a uña.  Genial.  Y a recoger.  Gésera..  Hasta las suelas de mis zapatos te echan de menos.

Razzia compartida por la peña de As Cimas.  A saber.

Adrián (Ñandú), Jesús (Tarrino), Alberto (Almiroy), Manuel (Gallego), Ramiro (Pte), Öscar (Zacarías), Joselu (Mzungu) y Alberto (Lagartija).

https://www.strava.com/activities/904977171/shareable_images/map_based?hl=es-ES&v=1489852398

Os facilito todos los datos técnicos suficientes para la realización.

“Coge el tiempo en una mano y en la otra ……el track” 

Un placer, a gusto.  Nos vemos en las sendas.  See you little canal sparrows.

NOTA.  Disculpad pero no he encontrado el formato para los párrafos.

Leer Más

Patoexploranda por Guara “guan mor taim” (Una vez más)

La banda sonora de hoy recuerda cómo me siento, jejeje…

Me duelen los brazos.  Tengo agujetas en los tríceps, bíceps y todo lo que acabe en ceps.  Hasta en las pestañaceps.  Es lo que tiene el tirar del ramal durante más de 3 kms cuesta arriba y superar cerca de 350 m de desnivel positivo empujando la burra.  ¿Por qué?  Os preguntaréis los más avezados. Pues sencillamente porque este deporte combina a la perfección la hipoxia con el uso de los mapas, la patoexploranda o la versión moderna del ….¿por aquí a dónde iremos? y una suerte de ciclismo en montaña que poco o nada tiene que ver con los que la gente normal tiene por idea.

Así y con todo…empieza la aventura.  La patoexploranda por Lúsera.  Versión:  2.0 Versión Oregonesa: P’habernos matao.

Hace un suspiro me hallaba en mi casa, tirando en un sofá, arrellanado entre la manta y el cojín.  Vamos de aquellas formas en las que os veis cuando estáis en la fase de total pereza.  Con las uñas negras de rascaros los…..  Eso.  Pues eso.  Y de repente un “guasal” que te invita a moverte y a salir al día siguiente.  Un aberroncho que cansado de vegetar propone una salida “a muerte”.  ¡Bah!  Para qué quieres más.  Ya está hecho.  Me apunto.  Ni siquiera preguntas el destino porque en el fondo te da igual.

img-20170210-wa0019

Sólo falta la hora de salida.  En menos que canta un gato ya está puesta en el chat.  Pues sí que está el personal con ganas, sí.  Y eso que algunos están por el Norte haciendo nieve.  Pero dicho y hecho.  Ya tenemos grupo para salir.  Me voy a cortar un poquito para no ponerme zorro como un tocino y a la cama pronto.  Mañana puede ser un gran día, plantéatelo asín.

Hora zulú.  Todos listos.  Joerrrrrrrr qué feos son así vestidos de ciclistas.  Bueno, es igual, ya que he quedado no les voy a fallar.  Vamos a los coches y sobre la marcha, delante del café nos curramos una ruta.  Dirección Hotel Monrepós.  Ah!!! Qué recuerdos!!! Qué magdalenas!!!

Total que entre ponte bien y estate quieta pillo wifi y debo dejar a mis colegas un momento solicos pidiendo en la barra.  Es lo que tiene poseer un cuerpo tan cinco estrellas, adaptado a las circunstancias.  Tomo posesión, me libero del espíritu maligno y vuelvo.  Por fin, presto y dispuesto para la batalla.

Ready, que diría el puto anglo.  Abrigadicos, pertrechados y listos para darle a la senda.  Si es que nos gusta más el barro que a un tonto un lapicero.  ¿Dónde estamos?  Donde vamos a ir, maño mío, a Guara.  Más croquetamente a Lúsera.  Pueblecico abandonado de la zona de la Sierra, allende la civilización de Arguis, más allá de Belsué y sobre una loma dominando el pantano del mismo nombre.  Ahora toca decidir si subimos por el GR, o nos vamos a….img-20170212-wa0009  Ya estamos.  La ruta en el último suspiro queda definida.  Seguimos el GR de subida a Orlato y luego Dios dirá.  Senda adelante.  La que nos espera.  Una marca en el suelo, piedras poco ordenadas, desnivel inacabable, ramas, algo mojado el suelo, con un poco de barro y por fin, llegó el fin.  Después de más de 1 hora de marcha de ascenso y coincidiendo con el cartel indicador de “Ibirque  1h45’” llegamos al pueblo.  Lamadrelperro.  Joé qué bien puesto está el cartel.  Poco menos nos costó.  Ni una pedalada en subida.  Sólo algún repecho de bajada (en dos ocasiones contadas) nos hizo disfrutar de la máquina.  Pero es lo que tiene el montanbai y la patoexploranda.

“No pain, no gain”.  Como recompensa y a cambio nos llevamos una grata sorpresa porque esa bajada puede incorporarse a una ruta como guinda espectacular de bajada.  Pero eso será para otra historia.

Ibirque.  Otro de los pueblos abandonados de la Sierra, en continua destrucción por el efecto del clima.  El deterioro es evidente por el abandono y nulo mantenimiento.  Cementerio de ilusiones, de vida, a día de hoy simplemente aprovechado de manera esporádica para guardar ganado.  Eso es lo que queda de lo que en algún día fue un enclave de familias aragonesas que luchaban por sobrevivir a pesar de las condiciones duras,  de la montaña agreste y de un clima de montaña.  Gente rancia, curtida, luchadora que no tuvo más oportunidad que emigrar en la segunda parte del siglo anterior en busca de algo más que mejorara su existencia.

img-20170212-wa0008

Y en estas nos vemos nosotros disfrazados de marcianos endureros.  Con nuestras monturas (más raras que un perro verde) por esos caminos de Dios, hollando el sitio que otrora fuera paso de personas y animales, autóctonos, con un sentido distinto del uso del territorio.  Pero es bueno recordar.  Nosotros también.

Hala que con tanto divagar, se me va el santo al cielo.  A cantar, porque se supone que nos dirigimos de vuelta.  “Con los 30 metros que tiene el piso te voy a tener que ponerte de velcro, niano, niano”  Alegría que bajamos.  Piedra, más piedra, un salto. Olé, qué bonica la senda flanqueada de muretes de piedra.  Mira una rama…………..ieeeeeeeeeeeeojoooooooooo que te dejas la boca como la Mari Trini.  Uy.  Justo.  Casi me como el árbol por hacer portería.  (Acuérdense vuesas mercedes de la ruta por Santolarieta)  Bien.  Ahora un porteo, ahora un vadeo, ahora un ascenso por la piedra “aspra” de Guara.  Preciosa ruta, vive el Cielo.  Por fin pedaleamos.  Aunque sea con un esfuerzo potente y duro, pero continuo.  Esto es un sinvivir.  Y de repente…la zona de bosque nos depara una sorpresa.  Divertida, curiosa y a la par muy espectacular.  Por una pista de sacar ganado, totalmente helada, patinamos-ciclamos hasta el final del tercer tramo (de los cuatro posibles) de nuestra improvisada ruta.  A lomos de las “burras” discurrimos por el bosque tranquilo y frondoso dirección a las fuentes del Flumen, en la parte superior de Manzanera.

img-20170212-wa0007El lugar es sobrecogedor.  Increíble.  Pasamos los metros luchando contra el firme y a la vez disfrutando de la una precaria estabilidad en busca de la bajada prometida.  Y es que cualquier tiempo pasado fue anterior, en esta ruta, digo.  –Os recuerdo que llevamos una porteada de órdago-  Por tanto ahora o bajamos o morimos.  Y en éstas que estamos ¡zasca! Aparece la bajada de Manzarera.  Bendito.  Confirmado.  Por fin bajamos y casi nada la del ojo y lo llevaba en la mano.  Sonrisas, abrazos, protecciones y settings ajustados.  Uffffff qué bueno.

De la bajada ni os digo.  Tanano, Zacarías, Miguel y yo.  Sin complicación.  A nuestro aire.  Poco os puedo contar porque en esta parte sólo toca disfrutar y recrearse en la técnica, tanto de conducción como de material.  Una gozada las curvas, las contracurvas, los pedazos de piedras que hacen enrojecer las suspensiones y calientan los frenos hasta el límite de la ventilación.  Ni recrearme quiero en las barderas por las que pasábamos como los cochinos jabalines.  Debiera ser obligatorio para todo ser humano, una asignatura de cumplimiento incluida en los planes de estudio.  Saber revolcarte en el barro es un valor.  Por eso nosotros, guarretes que somos, bordamos estos conocimientos.  Y en un suspiro sin darnos cuenta nos metemos en la parte inferior de la senda, junto a la pardina de Ascaso.  Poco falta.  Es verdad.

img-20170212-wa0010 Las gradas de Sta María de Belsué, poco aptas para elegantes y finos rallymanes, pero diverttente y gozoxa para aberronchos del enduro.  Un par de vadeos por el Flumen nos devuelven por fin al coche y la conclusión se ha hecho material.  Abraxo, abrizos, abrazos.  Menuda ruta.  No puedo más. Me duelen hasta las pestañas.  Fin.  Vámonos a tomar una caña y un pincho que estoy más seco que la mojama.  Gracias compays.  Esta ruta hay que trabajarla un poco para orientarla según fue sacada del wikiloc, del tío Roberto Clemente, para maquetarla al gusto.  Pero en origen está bien parida y es una buena oferta al personal.  Ojo.  Con cuidado que no es apta para todos los gustos.  Sobre 850 m. de desnivel positivo dan para consumir al más fornido si se hace todo por senda.  Y las 4 horas de ruta no te las quita ni Blas.  Así que a disfrutar.

La ruta:  https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=16092223

Del tío Roberto Clemente.  Un valor seguro.

temporary_file-575339706

Un saludo de Tija, Lagar-Tija.  Nos vemos en las sendas.   See you, little canal sparrows.

firma-blog-btt_albertolagartija

Leer Más

Guara oriental y tal y tal.

Banda sonora de la Ruta:  De Ibirque a Lúsera en Guara.

El fin de semana pasado fue la salida del Club con As Cimas.  Como siempre un lujo de vuelta.  Buen rollo y buen rutón por los aledaños del Parque.  No faltaron los cañones y barrancos interiores de la zona del Flumen.  El resultado fue increíble.  Un placer poder disfrutar de un día casi completo de monte con los aberronchos del enduro, y también por todo lo que ello conlleva, desayuno, risas, hipoxia, etc.  Bien por el Salto de Roldán.

img-20170129-wa0008

Veníamos con los planes cambiados a última hora debido a las inclemencias del tiempo y decidimos de forma improvisada cambiar de escenario.  De la Sierra de Vicort, con sus maravillosas sendas por la alfombra pedregosa del Parque Natural de Guara.  Apostamos sobre seguro, bastante trabajo supone organizar algo para que luego cuadre y además acertar en la decisión.  Así que “a tiro hecho”.  Por supuesto, todos contentos.  Y de la ruta ni hablamos.  La ya conocida subida al Salto de Roldán y bajada por la senda que lleva dirección a Apiés.  Un placer oiga, tanto por el día, como por la bajada y de…………..órdigas repartidas a todas caras y de todos los colores.  Madremíadelamorhermoso.  Un elenco de tollinas cum laudem.  El reparto fue múltiple y a discreción.  Yo me llevé lo mío y lo de inglés.

16426168_1644036942279032_8622930986276604129_n

En concreto las de un servidor se materializaron en: Una salida de senda por hacer portería y mirar donde no debía; asunto nada baladí que me costó un golpe en el costado junto al corazón, el cual me dejó bastante maltrecho y con dolores hasta en las pestañas.  Posteriormente como consecuencia de lo anterior me pillé un “no hands” por encima del manillar que muchos saltimbanquis ya quisieran hacer.  Total, premio Muflón de Oro para Lagartija.  Balance: Costillas tocadas, reposo, no respirar en una semana -si puede ser-, no a los enfriamientos y consumir mucha agua (con el asco que me da a mí este líquido, donde hacen el amor los peces), un dedo machacado y esguince de otro.  Vamos un parte de lesiones digno de cualquier accidente de personicas mayores.  En fin Serafín.  Asín son las cosas.  Pero esto qué es para un hombre con pelo……….en pecho.  Digoooooooo.

16266060_1644034685612591_7345597620412570133_n

            No me voy a quedar en casa.  Colocada así la reflexión junto al cerebelo trasero ya no hay lugar para otros pensamientos.  Este finde me voy de nuevo al monte.  La carretera queda descartada.  Venga pues.  ¿Dónde echamos el body serrano? Pues………….. Igual a la zona más oriental del Parque.  Por Lúsera, Ibirque, etc.  Bien.  No hay problema.  En menos que canta un gato estamos organizados.  No hay color.  Pero bien es cierto que hay un problema – GORRRRRRRRRRRRDO y es que no sé si voy a poder ciclar.  Tengo dolores, no puedo hinchar el pecho, me duelen las muñecas y músculos que no sabía ni que existían.  Hasta el aliento me duele.

img-20170129-wa0024Decidido.  Vamos a la nieve.  Aquí no me molesta ni el perro, ni el gato ni las macetas de los helechos.  Esto es pura vida.  Sin pensar, como siempre ya estamos 4 patas para un banco dispuestos a disfrutar del enduro.  El tío Mzungu, el tío Cirac, el tío Fon y una servidora.  Dispuestos a llegar hasta el límite de lo ciclable pensamos seguir la ruta del tío Roberto Clemente, para marcarnos una ruta sobre seguro, pero….como siempre nos embarcamos en una gloriosa “PATOAVENTURA”.

16426129_1644034095612650_1760588813585437028_n

            No somos muy exigentes, pero sabemos apreciar lo bueno.  Esta ruta lo tiene.  La subida por el sendero de Ibirque, directo desde Orlato, tiene su aquel.  No apta para todas las bocas y la verdad es que se hace poco ciclable ascender por ella hasta el pueblo.  La visión y el paisaje son inconmensurables.  Deliciosas.  Indescriptibles.  Guara nevado. 16406689_1644034988945894_3384188930217589714_n El suelo con dos palmos de nieve.  Los rincones de las fuentes, helados y la vegetación harta de nieve con un colorido blanquecino y navideño.  De postal de felicitación.  Así pues, toca nieve.  Maravillossssso.  Inoxidable mi querer, no puedo separarme de los senderos de Guara.  Aquí se disfruta al 100%.

Pero no todo es subida.  Desde Ibirque toca ciclar con presteza dirección al Oeste.  Hacia Lúsera.  Por las rampas de nieve y piedra, lajas mojadas e innivadas, por los ventisqueros que atraviesan el camino de piedra y las sendas holladas por cientos de personas que antaño recorrían estos tramos flanqueados por muretes de piedra, vadeaban arroyos sobre piedra tallada que hacía las veces de vado y puente y entre los árboles que en verano protegían del sol abrasador.

16300424_1644035102279216_757721321635799351_oNo todo podría ser duro, aunque de hecho lo era, alguna cosa buena también habría.  Guara, ¿qué les has hecho a mi corazón que parece que siempre es domingo?

            Caminando sobre el track, cargado a los efectos, en los GPS’s de los compañeros, por el Serenguetti de tus sendas, mis ruedas son leones hambrientos devorando cada metro en busca de la trazada perfecta.  Sobre la nieu.  Y eso que a pesar de todo y al ser nieve polvo avanzas bastante bien, eso sí, te meneas más que una coja en un baile.  Pero tiene su encanto.  Y así sin más ni más, consumiendo segundo a segundo bocados de vida nos plantamos en el cruce del camino a Lúsera.  Enclave decisivo para bajar o continuar hacia Santa María de Belsué.img-20170129-wa0020

En un alarde de decisión sin límites y de hipoxia a flor de piel, a pesar que de pensábamos hacer lo correcto, nos equivocamos senda abajo.  Por un tapiz de piedras como la cabeza de un taustano nos echamos monte abajo flotando sobre sus puntas, haciendo trabajar la suspensión al límite y forzando los sentidos que a estas alturas ya sienten sin miedro.  El dolor pasa.  La adrenalina fluye.  Y el sendero acaba.  Por fin Lúsera.  Poco dura la alegría en casa del pobre.  Sólo se bajan 3oo metros de desnivel negativo.

16265585_1644035278945865_7163727103577441365_n

            Poco se nos hace.  Hemos recortado y tenemos mono de monte que parece un mandril.  ¿Qué podemos hacer?  Solución.  Subimos y bajamos de Lúsera por un par de senderos y completamos.  Dicho y hecho.  Un par de ascensos y un par de trialeras y “a fan culo”.  De vuelta a casa.  O no.  O yo qué sé.  En fin, falta la portería, la cerveza de después y el piscolabis que tomamos siempre.

16388014_1644037155612344_8044410289192047392_n

            Qué más se puede pedir.  Un día vivido como si no hubiera un siguiente.  De los que te hacen sentir vivo.  Grache primos.

https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=16092223

 

16299412_1644036688945724_8068329211457482371_nUn placer.  Nos vemos por las sendas, kiollllls.  Un saludo de Tija-Lagar-Tija.

 firma-blog-btt_albertolagartija

Leer Más